En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Greenpeace pide al Gobierno un compromiso firme con el desarme nuclear

La organización presenta en Gernika, declarada por la UNESCO Ciudad por la Paz, la campaña para el desarme nuclear que llevará a cabo en 2005, año en que se conmemora el 60 aniversario de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki

Sección:Varios
Miércoles 9 de febrero de 2005 0 comentario(s) 2724 visita(s)

Desde que en 1970 entrara en vigor el Tratado de No Proliferación (TNP) por el que las potencias nucleares -Francia, Reino Unido, Estados Unidos, China y Rusia- acordaban deshacerse de sus arsenales y evitar que nuevos países se hicieran con armas nucleares, los avances hacia el desarme nuclear han sido muy escasos. Tres países más disponen de armas nucleares -India, Pakistán e Israel- y varios más suscitan dudas, mientras aumenta la preocupación por que este tipo de armamento pueda caer en manos de terroristas. Los esfuerzos se centran en impedir que países como Corea del Norte o Irán lleguen a poseer armas nucleares y en fortalecer los controles para evitar que éstas caigan en «manos equivocadas». Pero, según Greenpeace, si las potencias nucleares no cumplen con sus propios compromisos de desarme la consecuencia es, como estamos viendo, que cada vez más países están o quieren estar en el «club de la bomba atómica».

«Es un escándalo que el año en que se cumplen 60 años de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki aún no se haya tomado en serio el objetivo de conseguir un futuro libre de armas nucleares y que se utilicen excusas como la guerra contra el terrorismo para justificar pasos atrás» -ha declarado Juan López de Uralde, Director Ejecutivo de Greenpeace.

La próxima Conferencia de Revisión del TNP1, que se celebra cada cinco años, tendrá lugar en Nueva York el próximo mes de mayo. En la anterior, que tuvo lugar en 2000, se acordó un programa de 13 pasos prácticos hacia el desarme nuclear, entre ellos lograr la entrada en vigor del Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, reducir el papel de las armas nucleares en las políticas de seguridad y mejorar los mecanismos de verificación. Sin embargo, los avances han sido muy escasos y las potencias nucleares, con Estados Unidos a la cabeza, parecen decididas a consentir, cuando no promover, retrocesos. En opinión de Greenpeace, la Conferencia de Revisión no debe renegociar ni debilitar esos 13 pasos prácticos sino, por el contrario, reforzarlos, incluyendo un acuerdo para comenzar inmediatamente a negociar un plan de acción para la eliminación total de las armas nucleares.

Actualmente 188 países son parte del Tratado, es decir, todos menos Israel, Pakistán e India, además de Corea del Norte que se retiró en 2003; es el acuerdo de desarme más universal. Ver la propuesta completa de Greenpeace en http://www.greenpeace.org/desarme/i...

«Los gobiernos de todo el mundo, y no sólo los de las potencias nucleares, tendrán oportunidades en 2005, empezando por la revisión del TNP, para avanzar de modo efectivo hacia el desarme nuclear. También el Gobierno español tiene su parte de responsabilidad y Greenpeace le pide que se comprometa firmemente con ello. Desde Greenpeace animamos a todos los ciudadanos a sumarse a esta petición a través de nuestra página www.greenpeace.org/desarme y que se dirijan al presidente del Gobierno para exigir este compromiso» -ha afirmado Eva Suárez-Llanos, responsable de la Campaña de Desarme de Greepeace. Además, en esa página web los cibernautas pueden encontrar información sobre las consecuencias de la explosión de una bomba atómica, informes para los gobiernos participantes en la Conferencia de Revisión y otras propuestas para actuar a favor del desarme nuclear.

Greenpeace pide a las ciudades que digan no a las armas nucleares

Como parte de su campaña, Greenpeace apoya el trabajo de la red internacional de Alcaldes por la Paz (Mayors for Peace) promovida por el alcalde de Hiroshima para la eliminación de las armas nucleares. Barcelona, Cádiz y Gernika-Lumo forman parte de esta red junto a más de 680 ciudades de más de 100 países, que contará con una representación en Nueva York con motivo del comienzo de la Conferencia de Revisión del TNP para pedir a los delegados de los Estados miembros del Tratado un compromiso para un plan de desarme que culmine en el 2020.

La red de Alcaldes por la Paz quiere alcanzar la cifra de 1.000 ciudades el próximo mayo. Para contribuir a ello, el Teniente Alcalde de Gernika, Imanol Zubizarreta, ha anunciado en el acto de presentación de la campaña de Greenpeace que su ayuntamiento promoverá la red dirigiéndose a los regidores de los municipios vascos a través de EUDEL. El alcalde de Barcelona, Joan Clos, que no ha podido estar presente en el acto, ha enviado una declaración a favor del desarme nuclear y se ha comprometido también a promover la red de Alcaldes por la Paz, especialmente a través de la organización «Ciudades y Gobiernos Locales Unidos». Por su parte, la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, ha hecho llegar un mensaje a Greenpeace en el que expresa el compromiso de su ciudad con la búsqueda de la paz y su decidido apoyo al trabajo de la red de Alcaldes por la Paz, a la que Córdoba va a adherirse de inmediato.

«Animamos a todos los alcaldes y alcaldesas a seguir este ejemplo y sumarse a los esfuerzos del alcalde de Hiroshima para acabar con la amenaza de las armas nucleares. A través de ellos, los representantes de los gobiernos que revisarán el TNP sabrán, cuando se reúnan el próximo mes de mayo, que millones de ciudadanos les están observando»-añadió López de Uralde.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.