En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Antimilitaristas madrileños se encaraman a un autobús de reclutamiento militar

Correo Tortuga - Sara López

Sección:Desobedece a las guerras
Viernes 4 de marzo de 2005 0 comentario(s) 1525 visita(s)

Esta tarde, un grupo de activistas antimilitaristas han llevado a cabo una acción en pleno centro de Madrid, en la Puerta del Sol.

Divididos en dos grupos, los activistas del primero se han subido a un autobús de reclutamiento del Ejército, desplegando una pancarta sobre el autobús con el lema «Ningún ejército construye la paz». El segundo grupo ha rodeado el autobús, desplegando una pancarta con el lema "Sé listo, no te alistes". La policía ha identificado a los activistas, pero por ahora no ha habiido detenciones.

Aquí está el texto que explica la acción. Seguiremos informando:

Campaña «Desobedece a las Guerras»

Ningún ejército defiende la paz, aunque intenten utilizar excusas como la «guerra humanitaria» o la «guerra contra el terrorismo». Da igual que no existan armas de destrucción masiva, como en Irak. Da igual que las «intervenciones humanitarias» dejen el país peor de lo que estaba, como en Haití. Cuando se pone en marcha la maquinaria bélica es imposible pararla.

Los ejércitos y las guerras matan, mutilan y torturan. No se diferencian en nada de esos «terroristas» que dicen combatir. Pero además de eso, la Campaña «Desobedece a las Guerras» quiere recordar que el ejército NUNCA es una buena opción, ni siquiera laboral.

¿Por qué el Ministerio de Defensa pondrá en marcha un plan para evitar la fuga de soldados profesionales de los tres ejércitos?

¿Por qué más de 2.000 militares despedidos en el 2003 acusan al Ejecutivo de «engaño» y piden empleo público?

¿Por qué Defensa ofrecerá a los soldados jubilarse a los 40 años y con la mitad de la pensión?

¿Por qué una institución tan racista como el ejército se ve obligada a reclutar extranjeros en Asturias por falta de efectivos?

SAQUEMOS LA GUERRA DE LA HISTORIA Y DE NUESTRAS VIDAS. SOLDADO, DESERTA, UTILIZA LA CABEZA.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.