En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Trabajamos para desmilitarizar su vida. Disculpen las molestias.

Alternativa Antimilitarista.MOC

Sección:Comercio y producción de armas
Sábado 25 de junio de 2005 5 comentario(s) 4751 visita(s)

Un grupo de Ciudadan@s procedentes de distintas partes del Estado español, convocadas por la campaña «Desobedece a las guerras» en la que participa Alternativa Antimilitarista.MOC, hemos realizado un acción directa noviolenta en la zona del puerto de Santander para denunciar la exportación e importación de armas que se lleva a cabo desde el mismo. Nos gustaría denunciar especialmente que, aún cuando la legislación española recoge la posibilidad de denegar la exportación de armamento cuando existe conflicto armado en el país de destino, o bien considere que se vulneran los derechos humanos, desde los puertos del Estado español, y más concretamente desde el puerto de Santander, se exportan e importan armas (Birmania, Turquía, Marruecos, Irán, Venezuela y un largo etcétera).

Previamente a dicha actuación, tres grupos de personas han recorrido las calles de Santander, cambiando el nombre de aquellas que, por su nomenclatura ensalzan los valores militares y de dominación ciudadana.

Tras una concentración en la plaza de Velarde manifestando el rechazo frontal contra todas la guerras (y no sólo la guerra de moda) hemos acudido al embarcadero donde unas personas se han subido a la grúa de piedra, y han desplegado una pancarta, al tiempo que un barco simulaba el abordaje del comercio de armas, a la vez que se desplegaban pancartas por la zona y se repartían trípticos informativos sobre el comercio de armas.

Tras un llamamiento a la ciudadanía a reclamar el puerto de Santander para su reconversión en un espacio de todos, ocho activistass han saltado la valla que rodea el mismo coreando canciones antimilitaristas y exhibiendo una pancarta de denuncia, todo ello desde un ambiente festivo y noviolento Tras un periodo de tiempo dentro de estas instalaciones, se ha procedido al abandono del recinto y a la finalización de la acción sin que se haya registrado ningún incidente.

Continuaremos reivindicando para uso civil el puerto y otras instalaciones que colaboren con las guerras.

Atentamente, un saludo.

Más detalles, más información.

Acción antimilitarista en el puerto de Santander por ciudadan@s desobedientes.

Correo-e: desobedecealasguerras(nospam)hotmail.com

Aunque una inspección de la ONU decretó que en Iraq no existen armas de destrucción masiva, recientes informes ciudadanos han detectado la presencia de un peligroso virus militar en nuestras calles y valles de Cantabria, por lo que nos declaramos en cuarentena contra este virus militar.

Alerta: Detectado virus militar en Cantabria.

Contra el comercio militar de armamento.

Ante el secretismo de este comercio criminal un grupo de ciudadanas y ciudadanos hemos decidido pasar a la acción y manifestarnos hoy sábado 25 de junio en el puerto de Santander para expresar de forma activa y noviolenta nuestro rechazo a colaborar con ninguna guerra, con ningún ejército y a reclamar el cese de toda actividad militar desde el puerto de Santander (comercio de armas, escalas de buques de la OTAN, navíos de guerra en jornadas de puertas abiertas...) Y para reclamar su conversión en puerto de solidaridad con otros pueblos.

Sobre las once horas de la mañana, tres diferentes manifestaciones recorrieron el centro de la capital cántabra alertando de forma simbólica sobre la presencia del virus militar en estas tierras y mares.

Estas tres manifestaciones estaban compuestas por un equipo de desinfección antimilitarista, que a la vez que limpiaba las zonas de “virus”, se dedicaron a cambiar el nombre de las calles, edificios y monumentos de contenido autoritario o bélico por otros mas cercanos a la ciudadanía. Por ejemplo la calle Falange española, fue sustituida por “calle de la Aldea Global”, la estatua de Franco por “Paquito el chocolatero” y la Fundación Emilio Botín por “El Furgón del Dioni”.

Las tres manifestaciones confluyeron en una concentración en la plaza Velarde, donde se leyó un comunicado, y posteriormente los asistentes se dirigieron al puerto de Santander donde tuvieron lugar diferentes acciones:

Dos personas escalaron a la grúa situada en la entrada del puerto y desplegaron una pancarta que hacia alusión a la complicidad de este organismo civil con el comercio de armas .

Al mismo tiempo partió una barcaza pirata con la sana intención de abordar las guerras, lo cual efectuaron desembarcando en la zona portuaria, zonas de acceso prohibido a la ciudadanía. Simultáneamente otro grupo saltó al interior de dicho recinto por encima la valla que lo aísla del resto del puerto. Desde allí dicho grupo invito a la ciudadanía a entrar en el recinto, con el objetivo de recuperarlo de forma temporal para uso público.

Todas estas actividades se produjeron bajo la mirada atenta de diferentes cuerpos militarizados del Estado: Guardia Civil, Policía Marítima, Policía Local y Policía Nacional, que sorprendidos por el tono lúdico y festivo del asunto, no fueron capaces de reaccionar ante la protesta ciudadana.

Denunciamos que el gobierno español vulnera su propia legislación y la de la Unión Europea cuando desde el puerto de Santander se continúan vendiendo armas a países en guerra, militarizados o empobrecidos, así como a gobiernos denunciados por violar los derechos humanos más elementales (condenas de muerte, torturas a defensores de derechos humanos, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales ...

NO AL TRÁFICO DE ARMAS.
EL PUERTO DE SANTANDER EXPORTA ARMAS.
DESOBEDIENCIA A LAS GUERRAS.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • > Trabajamos para desmilitarizar su vida. Disculpen las molestias.

    26 de junio de 2005, por cuti

    ¡un diez por la acción!

    Enhorabuena a todos.



    • > Trabajamos para desmilitarizar su vida. Disculpen las molestias.

      26 de junio de 2005, por Chema

      Y así,poco a poco, las ciudadanas y

      los ciudadanos dejaron/dejarán de

      financiar la producción de armamento,

      los ejércitos y las guerras.Un gran

      abrazo.



  • > Trabajamos para desmilitarizar su vida. Disculpen las molestias.

    26 de junio de 2005, por mediana

    Pero qué envidia me habéis dado!!! y yo aquí currando... Felicidades, que sois todxs unxs fieras.


  • > Trabajamos para desmilitarizar su vida. Disculpen las molestias.

    27 de junio de 2005, por  tarragona.tinet.org">Josep Maria

    Felicidades! Felicitats desde Tarragona!

    que no se preocupen los del puerto de aquí. NO nos habeis dado ninguna idea!

    Un abrazo.



  • > Trabajamos para desmilitarizar su vida. Disculpen las molestias.

    27 de junio de 2005

Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.