En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

A través de la guerra y el terror.

Sian Glaessner. Peace News, nº2460, Abril de 2005. Traducido por C.O.A-M.O.C.

Sección:Varios
Sábado 15 de octubre de 2005 5 comentario(s) 9021 visita(s)

Mientras el gobierno ruso continúa su ofensiva en Chechenia, bajo el disfraz de “guerra interna contra el terrorismo”, Sian Glessner reflexiona sobre las realidades de la vida cotidiana en esta tierra y nos pide que escuchemos a las personas que tienen el valor de ponerse en acción.

“Los dos montones de heno habían sido quemados; el melocotonero y el cerezo que había plantado y criado estaban rotos y chamuscados; y peor todavía, todas las colmenas y las abejas estaban quemadas. El gemido de las mujeres y de los niños que lloraban con sus madres, se mezclaban con el mugir del ganado hambriento para el que no había comida. Los niños mayores no jugaban, sino que seguían a sus mayores con ojos asustados. La fuente estaba contaminada, evidentemente con el objetivo de que el agua no pudiera ser usada. Nadie hablaba del odio de los rusos. La sensación que tenían todos los chechenos desde el más joven al más viejo, era más fuerte que el odio.” Leon Tolstoy. Hadji Murat, 1904.

“¿Quien recordará a los judíos después de todo... quién recuerda hoy a los armenios?”. Adolf Hitler.

Mientras la información de la muerte del comandante de los rebeldes chechenos Aslan Maskhadov llenaba los medios de comunicación rusos a comienzos de Marzo del 2005, un anuncio igualmente sensacional del Ministro de Defensa Sergei Ivanov pasaba inadvertido.

La presencia militar rusa en Chechenia se aumentó en 5.000 hombres, llegando a un total de 80.000. Lo que está en directa contradicción con la retórica rusa de la retirada.

Los tres últimos años, Putin y sus ministros han repetido con gran énfasis que ellos se han retirado del conflicto, dejándolo en las manos capaces del Gobierno Chechenio “independiente”.
Ellos hacen que suene como que el Gobierno Chechenio tiene el control y la guerra no es sino un recuerdo distante. En realidad, pocas cosas han cambiado desde que la segunda ofensiva fue lanzada por el Gobierno Ruso contra Chechenia en Octubre de 1999.

El juego de los números.

De acuerdo con las estadísticas rusas la Federación Rusa perdió 1.000 personas en Chechenia en el 2001 y 250 en el 2004. Los Ministros difundieron estos datos ante la prensa en un intento de distraer la atención de la continuación de la guerra. Menos personas mueren, afirman, por eso, ustedes pueden ver que está habiendo una pacificación y para las víctimas chechenas, incluso estamos pagando una compensación.

La sede central operativa de operaciones antiterroristas en el Norte del Cáucaso promulgó órdenes acerca de la reconstrucción de áreas residenciales y pago de compensaciones a las víctimas de la guerra. Pero al hablar con Oleg Khotin, jefe de la unidad provisional de la policía federal en Chechenia, nos dice que 532 de sus hombres han sido asesinados o heridos en el primer cuarto del 2004. El no habla de éxito, paz o normalidad.

El Gobierno Chechenio depende totalmente de la presencia de las tropas federales que toman cada vez más medidas punitivas contra la población de un país que ha sido llevada a la guerra y al terror por los sucesivos regímenes rusos, en un desarrollo de los hechos que supone una extraña nostalgia del primer intento del Imperio Ruso por “pacificar” la región.

Los desaparecidos.

Si Putin nos asegura continuamente que no hay más guerra en Chechenia ¿Para qué están estas tropas allí? No para la reconstrucción, como el mando operativo declara orgullosamente en su página web; las fuerzas rusas están activamente comprometidas en una campaña de “terrorismo de estado” contra la población civil de Chechenia. Human Rights Watch ha explicado esto en una reciente informe( http://hrw.org/backgrounder/eca/chechnya0305/3.htm_ ), a disposición de la O.N.U. y la Unión Europea. Human Rights Watch ha informado de 43 casos de personas desaparecidas en 2004, y cita datos del gobierno para casos similares desde 1999 de entre 3.000 y 5.000, pero el total real probablemente es mucho más alto.

Tanto si las fuerzas atacantes hablan ruso(como fue el caso de la mayoría de las desapariciones que tuvieron lugar en el período 2001-2002) o chechenio(cada vez más), los ataques actuales se desarrollan según un modelo standard como en este ejemplo tomado del informe de Human Rights Watch: “(...)en la noche del 3 de Julio de 2004, una amplio grupo de soldados llegaron al pueblo de Assinovskaia en el Oeste de Chechenia. Los soldados que, según testigos presenciales, estaban borrachos, buscaron la casa de la familia Ilaev y se llevaron a todos los hombres que estaban esa noche en la casa(Adlan Ilaev(nacido en 1987), Inver Ilaev(nacido en 1982), Rustam Ilaev(nacido en 1974) y Kazbek Bataev(nacido en 1983). También se llevaron dinero, joyas, un neumático de repuesto y una batería de coche que encontraron en la casa. Los familiares y cercanos supieron de forma no oficial que quienes llevaron a cabo la operación fueron miembros de la ““unidad nº 12 de la inteligencia militar”” y que el cuarto hombre desaparecido había sido visto en Agosto de 2004, con otros detenidos en la base militar de Khankala, localizada a las afueras de Grozny. Aunque la fiscalía local abrió un caso criminal por secuestro, hasta ahora la familia no ha recibido información oficial del destino de los detenidos o el paradero”.

No hay compensación para las víctimas, pocos procesos judiciales avanzan y muchos miles de familias son incapaces de averiguar si sus familiares, habitualmente hombres entre 18 y 60 años, están vivos o muertos. Sobre el terreno, en Chechenia, los grupos de derechos humanos(rusos o internacionales) ven su trabajo obstruido diariamente por las amenazas e intimidaciones del ejército ruso y el Gobierno ruso les acusa de estar al servicio de organizaciones terroristas internacionales.

No puede esconderse.

Las críticas de las O.N.G. u organismos internacionales parecen tener poco peso con un Presidente rodeado por un círculo cerrado de agentes del antiguo KGB que le acusan de ser demasiado liberal. Siente poca presión por las críticas de Estados Unidos o Gran Bretaña que han sido desatendidas por el ataque y la ocupación de Irak. Europa depende de Rusia por su petróleo y el suministro de gas y, por eso, Putin puede estar confiado “Ellos se lo compraban a Breznev, ellos me lo comprarán a mí”.
Al Gobierno ruso le gustaría que nos olvidáramos de que la vida en Chechenia es así. Ellos no quieren que sepamos que la ley marcial es la norma y que todo el mundo vive con miedo a la siguiente ronda de desapariciones, torturas y violaciones que son llevadas a cabo por oficiales con tanta facilidad y regularidad.
La resistencia crece.

Pero a lo largo de la Federación Rusa y otras antiguas repúblicas soviéticas, la gente se niega a seguir tragando. Se niegan a la manipulación de la propaganda antichechena que inunda con noticias dramáticas el panorama de la televisión. Demasiados reclutas han vuelto a la Madre Rusia mentalmente enfermos, físicamente mutilados o en ataúdes. Demasiados han desaparecido en combate en los campos de batalla empapados de petróleo.

Desde San Petersburgo ha Vladivostock hay constantes protestas antiguerras. La juventud de Rusia, inspirada por la “revolución naranja” de Rusia y asustados por los planes del gobierno para acabar con las exenciones por estudios para el servicio militar, se están movilizando de forma nunca vista.
Los estudiantes formaron parte de las protestas de los jubilados que causaron semanas de alteraciones en toda Rusia, en Enero; crearon páginas web que conectaban a los grupos de lugares donde estuvieran en acción y socavar los intentos del Gobierno de abandonarlos.
En el 2008, Putin debe abandonar o romper la constitución. Hay rumores de que él la reescribirá para permitirle seguir otra vez o crear un estado unificado con Bielorrusia. Es probable que después de la cumbre del G-8 en Moscú en el 2006, reformará la constitución rusa en un nuevo giro autoritario.
Debemos reconocer el excelente trabajo que se está haciendo a lo largo de toda Rusia para oponerse a esto y escuchar a quienes se atreven a ponerse en acción contra el genocidio en el Cáucaso.

Ver http://ags-cpcd.narod.ru/ (La versión inglesa).

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • > A través de la guerra y el terror.

    15 de octubre de 2005, por Crates diderot

    En el oceano de manipulación, la Red Voltaire también ofrece alguna información sobre estas cuestiones a navegantes antimilitaristas.



    • Cosas de fechas.

      16 de octubre de 2005, por Crates diderot

      Coincidiendo con las acciones rusas denunciadas en el artículo que encabeza este hilo, nos encontramos noticias como ésta:

      Rice fracasa en obtener apoyo de Rusia en caso Irán/Sábado 15 de Octubre, 2005 8:06 GMT. - Por Saul Hudson. MOSCU (Reuters) - La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, fracasó el sábado en su intento por obtener el apoyo de Rusia para remitir a Irán al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, si la república islámica se niega a reanudar las conversaciones sobre su supuesto programa nuclear.

      Pero Rice dijo que Washington todavía esperaba poder remitir a Irán al Consejo de Seguridad "en el momento en que nosotros decidamos," si los esfuerzos diplomáticos fallaran.

      La secretaria estadounidense viajó a Moscú en un sorpresivo viaje para presionar al presidente Vladimir Putin para que se comprometa a apoyar la acusación de Irán ante el Consejo de Seguridad, que podría aplicarle sanciones, si Irán continúa desafiando a Occidente, dijeron diplomáticos.

      Pero con Rusia reticente a tomar medidas punitivas contra un país con el cual mantiene fuertes lazos comerciales, Putin se mantuvo imperturbable y reafirmó la posición rusa de que la agencia de control nuclear de Naciones Unidas (IAEA, por sus sigla en inglés) lidie con Irán.

      Rice reconoció que Putin no cambió de idea y decidió aceptar el compromiso de Moscú para trabajar en persuadir a Irán de volver al diálogo con la Unión Europea para detener su programa.

      "Está bien, eso es lo que pueden hacer en este punto y espero que puedan tener éxito," dijo Rice a los periodistas tras las conversaciones.

      "Los rusos prefieren permitir las negociaciones y las discusiones con los iraníes para avanzar (...) Sin que ellos insinúen que hay un tiempo específico (para la remisión)."

      Sin embargo, más tarde dijo al canal de televisión británico BBC que todavía espera asegurar la remisión de Irán al Consejo de Seguridad si la diplomacia falla.

      "Estoy bastante segura que cuando llegue la hora habrá una remisión. Pero nuestra esperanza es que Irán tome ventaja de este período de tiempo para negociar una solución razonable," dijo en una entrevista después de llegar a Londres.

      "La remisión (de Irán) sucederá en el momento en que nosotros escojamos, cuando la diplomacia haya hecho lo suyo."

      CORTEJANDO A RUSIA. - Washington ganó un voto el mes pasado en la Agencia Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas, de 35 miembros, amenzando a Irán con enviarlo al Consejo. Pero Rusia se abstuvo, no se fijó ninguna fecha y no se sabe cuánta voluntad internacional existe para remitir este caso.

      Rusia fue el segundo de tres países con veto en el Consejo de Seguridad, donde Rice mantuvo conversaciones durante tres días en un esfuerzo por conseguir apoyo contra Irán, antes de la nueva votación el mes próximo.

      Rice cortejó a Putin al interrumpir un viaje previamente programado a Francia y Gran Bretaña, en un gesto que apuntó al sentimiento de orgullo de Rusia y reflejó la creciente conciencia de Washington de la necesidad de su ayuda en el caso de Irán.

      Pero el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que la IAEA, que ha investigado los programas iraníes por casi tres años, debería realizar una inspección a sus emplazamientos nucleares.

      "Nosotros pensamos que la situación actual nos permite trabajar activamente con Irán a través de la IAEA," dijo Lavrov junto a Rice. "Nosotros no vemos motivos para pasar esto a otros organismos."

      Frenar los programas nucleares de Teherán es una de las prioridades de la política exterior de Rice, debido al temor estadounidense a que una bomba atómica iraní amenace a los aliados de Estados Unidos en Oriente Medio.

      Irán niega los cargos estadounidenses de querer construir bombas atómicas y dice que los programas están destinados a la generación pacífica de electricidad.


    • El gaseoducto que cambiará la política de Europa

      6 de noviembre de 2005

      El gasoducto que cambiará la geopolítica de Europa.

      El gasoducto que cambiará la geopolítica de Europa /Alfredo Jalife-Rahme
      (www.lajornada.com.mx)

      NO SON LOS MEJORES tiempos del acorralado y perturbado Baby Bush. A sus
      graves problemas domésticos se sumó el nuevo posicionamiento
      geoestratégico de Rusia como la primera potencia en el espacio al haber
      probado por sexta vez y en forma exitosa el misil balístico
      intercontinental RS-M Topol-M (conocido en la clasificación de la OTAN
      como el SSX-27) y que "somete (sic) el proyecto de defensa en el espacio
      de Estados Unidos a un costo de 50 mil millones de dólares" (Pravda, 2
      de noviembre).

      DE UN PLUMAZO, el sistema balístico ruso Topol-M, de "trayectoria
      impredecible que lo hace inmune (sic) a la destrucción" (incluyendo los
      impactos electromagnéticos), acabó con el sueño defensivo estadunidense
      y su dispendioso costo del sistema misilístico defensivo, como lo había
      predicho Scott Ritter, anterior inspector estadunidense en Rusia y en
      Irak ("Rudo despertar", The Christian Science Monitor, 4 de enero de
      2005). El excelso inspector estadunidense Ritter, quien exhibió las
      supercherías de la dupla Bush-Cheney en Irak, se merece ya un Premio
      Nobel de la Paz o, mínimamente, el Premio a la Veracidad que debe ser
      instalado en medio de tanta desinformación de los multimedia
      anglosajones (el penúltimo poder que les queda), que tienen obnubilado
      al mundo con sus mentiras y engaños.

      LA GEOPOLITICA EUROPEA cambió dramáticamente el pasado 8 de septiembre
      en Berlín, con la firma de un acuerdo histórico para la construcción del
      gasoducto del siglo, entre el presidente ruso Vladimir Putin y el
      canciller alemán Gerhard Schroeder.

      AL PERIODICO BRITANICO The Guardian (8 de septiembre de 2005) no se le
      escapó el alcance geoestratégico del gasoducto del mar Báltico, que
      "alterará la geopolítica de Europa del norte".

      DIAS ANTES A la celebración de las elecciones alemanas, que acabaron en
      un empate, el zar ruso Vladimir Putin firmó la futura construcción de un
      gasoducto en el mar Báltico, que conecta a Rusia directamente con
      Alemania y evita el obstáculo terrestre de las repúblicas bálticas y
      Polonia, que se han vuelto insolentemente irreverentes frente a sus dos
      poderosos vecinos (Moscú y Berlín) al ser azuzadas por el gobierno
      bushiano, que no les puede dar nada salvo espejismos.

      LAS TONTERIAS EN geopolítica suelen ser muy costosas, y hoy las
      repúblicas bálticas y Polonia, que quizá tengan razón en la mayoría de
      la exposición de sus traumas pasados, llevaron demasiado lejos sus
      querellas atávicas con Moscú, que prefirió emplear las ventajas
      estratégicas que le confiere ser el país más grande del mundo para
      vincular su producción gasera con Alemania directamente por la vía
      marítima, lo cual trastocará por un buen periodo (el tiempo que dure el
      dominio del gas ruso y la dependencia energética de Europa del norte) la
      geopolítica europea.

      EN EFECTO, EL gasoducto tendrá una extensión de mil 200 kilómetros desde
      la ciudad de Vyoborg, al noroeste de Rusia, hasta la ciudad de
      Greifswald, al noreste de Alemania, cuya construcción empezará este
      otoño con el fin de entrar en funciones en los próximos cinco años, con
      una capacidad anual de 27.5 miles de millones de metros cúbicos.
      Incluso, un segundo gasoducto en estudio puede duplicar su capacidad; el
      costo de ambos gasoductos será de 4 mil millones de euros. En su primera
      etapa será financiado por Gazprom, la principal gasera del planeta (que
      equivale a las nueve empresas gaseras que le siguen en la extracción,
      incluidas las anglosajonas) con las alemanas BASF y E.ON. Por primera
      vez Alemania tendrá acceso a los campos rusos que abastecen al gasoducto
      y será un centro de distribución para alimentar al resto de Europa
      occidental con gas ruso.

      SERIA MUY SIMPLISTA concebir al gasoducto del siglo como un mero
      proyecto económico que de facto resguarda una alianza política entre
      Rusia y Alemania. Vytautas Landsbergis, miembro lituano del Parlamento
      Europeo, señaló correctamente que la nueva alianza ruso-germana tiene el
      propósito de "cambiar el mapa político de Europa". ¿Hasta ahora se dio
      cuenta? Quizá el diputado lituano no exagere cuando alerta que el
      gasoducto dejaría a los países bálticos y a Polonia "a la merced de
      Rusia"; le faltó agregar Alemania.

      EL PRESIDENTE SALIENTE de Polonia, Alexander Kwasniewski, quien en forma
      inmadura trae pleito comprado con Rusia, describió el gasoducto
      ruso-germano como la "versión gasera" del "pacto Molotov-Ribbentrop"
      (léase: la alianza efímera entre Stalin y Hitler): "con el apoyo de
      Alemania, Rusia puede dominar amplios territorios y dividirlos como le
      plazca". Cuando un país admirable y con un doloroso pasado geopolítico
      como Polonia se querella de nuevo con sus dos poderosos vecinos,
      significa que algo anda mal en la brújula del poder en Varsovia, que
      apostó su suerte a las falsas promesas del septuagenario Donald
      Rumsfeld, polémico secretario del Pentágono, quien se burló de la "vieja
      Europa", que ahora le cobra muy caro sus insultos.

      EN LA FASE del "fin de la era del petróleo", un gasoducto puede
      trastocar la historia de las naciones. Pero no solamente saldrán
      seriamente afectados los diminutos países bálticos muy envalentonados y
      Polonia, sino también Ucrania (donde la "democracia" de la "revolución
      naranja" hace agua), quienes cesarán de percibir jugosos dividendos por
      el tránsito en su suelo. Solamente Ucrania descuelga 20 por ciento del
      importe del valor del petróleo y gas de Rusia: 13 por ciento por
      tránsito y 7 por ciento de gasto por "mantenimiento de la presión" del
      gasoducto. Más que Europa del este, la gran derrotada es la política
      bushiana, que sucumbe con su inventada "nueva Europa" ante la "vieja
      Europa".

      COMO MUY BIEN expresa Igor Tomberg (RIA Novosti, 5 de noviembre), "Rusia
      volteó la mesa". Más importante aún: Tomberg apunta el aserto descarnado
      del ministro de Energía británico Malcolm Wicks durante su visita a
      Moscú de que el "abastecimiento de energía a Europa en las próximas
      décadas dependerá de las relaciones con Rusia", confesión proferida
      justamente después del trascendental acuerdo ruso-germano. Gran Bretaña
      no tiene amigos sino sólo intereses, como muy bien definió Palmerston, y
      su ministro de Energía se desvivió para acentuar la "cooperación
      energética" que entablará con Rusia, que abastece 50 por ciento del gas
      europeo.

      LLAMO PODEROSAMENTE la atención que en forma inteligente el gasoducto
      ruso-germano incorpore a Finlandia, a los países escandinavos, así como
      a Holanda y Gran Bretaña (estas dos, propietarias de BP y Royal
      Dutch-Shell, dos de las cuatro principales petroleras anglosajonas del
      mundo), lo que aporta mayor crédito a la tesis del "pico del petróleo"
      (agotamiento del petróleo convencional), en particular en el Mar del
      Norte, al borde de la extinción petrolera.

      STRATFOR (3 DE NOVIEMBRE), centro de pensamiento israelí-texano
      vinculado a la plutocracia petrolera anglosajona, da por hecho que el
      proyecto del gasoducto noreuropeo "avanzará" debido al sentido de
      "seguridad energética" y atraerá no solamente a Alemania sino también a
      "otras naciones europeas occidentales". En su visita a Holanda el pasado
      2 de noviembre, Putin recibió ofertas de las principales empresas
      energéticas holandesas (Shell y N.V. Nederlandse Gasunie) para
      "participar en el consorcio y profundizar la cooperación energética con
      Gazprom". El gasoducto ruso-germano se expandiría así hasta Holanda, en
      cooperación con Gazprom y BASF. Los bancos holandeses ABN Amro e ING
      financiarían parte de los proyectos relacionados con el gasoducto
      germano-ruso. Hasta la empresa italiana ENI se ha subido al proyecto, y
      parece ser la más entusiasta.

      A JUICIO DE Stratfor, el gasoducto es "imparable" cuando el régimen
      bushiano pasa por severas perturbaciones internas y externas: el "deseo
      casi universal de las naciones de Europa occidental de participar de
      alguna forma en el proyecto del gasoducto noreuropeo y recibir más gas
      de Rusia está dictado por sus intereses nacionales, principalmente la
      búsqueda de seguridad energética. Cuando las reservas energéticas del
      mar del Norte se secan (sic) en forma gradual y con las graves
      preocupaciones sobre la seguridad del abastecimiento energético de los
      países volátiles (sic) musulmanes (sic) del sur al este, Europa
      occidental ve (sic) a Rusia como única esperanza real para asegurar la
      entrega energética en las próximas décadas". ¿Se volvió Gran Bretaña
      dependiente del abasto energético ruso? ¡Qué vueltas da la vida,
      Mariana!

      LAS IMPLICACIONES Y complicaciones geoestratégicas del gasoducto
      ruso-germano son enormes.

      CAUSA HILARIDAD Stratfor al referir que la "volatilidad" provenga de los
      "musulmanes" y no del torturador unilateralismo bushiano, el hacedor del
      caos global. Según Stratfor, la oposición en bloque de los países
      bálticos fue abandonada y solamente queda "aislada Polonia", por cierto,
      librada a las fauces de las fieras geopolíticas por la dupla anglosajona
      de Bush-Blair, en la que apostó fatalmente. Hasta cierto punto porque el
      presidente Jacques Chirac puede rescatar todavía a Polonia (que puede
      equilibrar la situación gracias al triunfo presidencial del "gaullista"
      Lech Kaczynski, muy cercano a Francia, la tercera aliada del eje
      Rusia-Alemania) para encaminarla en el sendero de la sensatez
      geopolítica y cesar de servir de cuña para los aviesos proyectos
      anglosajones de múltiples balcanizaciones en las fronteras de Rusia y
      Alemania. Antes habrá que desintoxicar a Polonia de su patológica
      adicción neoliberal en la que sucumbió, para que después tanto Rusia
      como Alemania puedan ser generosas en recibir al hijo pródigo en su seno
      energético, donde tiene mayor futuro que en el espejismo anglosajón en
      franca decadencia global. Decir que hasta la revista The Economist (4 de
      noviembre), vocero del neoliberalismo financiero global, no tiene más
      remedio que aceptar que el "mundo está cansado de la globalización",
      como si fuera una gran novedad.



  • A través de la guerra y el terror.

    22 de julio de 2011, por fdsa

    If you spin the iPhone 180 degrees from how I put it in, the headphone jack will be accessible download DVD to iPad I recommend you to download another converter, video converter, since this can only illegally download media I use Buddy -.?No problem with this change??



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.