En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Parando la violencia y creando justicia en el Cáucaso.

Traducido por COA-MOC

Sección:Varios
Domingo 18 de diciembre de 2005 0 comentario(s) 2125 visita(s)

Discurso del profesor Mohammad Adel Shishani presentado en la Conferencia del Parlamento Europeo en Bruselas. Titulado: “Parando la violencia y creando justicia en el Caucaso”. Organizado por el grupo EFA de los verdes en el Parlamento europeo y el Congreso Mundial sobre Chechenia. Diciembre 2005.

Buenos días señoras y señores; En nombre del Congreso Mundial sobre Chechenia, me gustaría dar las gracias al Sr. Bart Staes y a su partido Los verdes, junto a Pax Cristy Flanders y al Grupo de Acción por organizar esta Conferencia, también agradecer a la dirección del Parlamento Europeo por acoger esta Conferencia.

El 11 de diciembre de 1994, tres columnas de tanques rusos y vehículos blindados invadieron la República chechena de Ichkeria por tres direcciones diferentes. Esperaban una victoria rápida, pero la guerra dura ya once años y no se divisa final para el sufrimiento de las víctimas humanas y de l@s supervivientes.

Las víctimas de esta guerra han sido: cerca de 250.000 civiles asesinados incluyendo 42.000 niñ@s y cientos de miles de personas han sido desplazadas a otras repúblicas caucásicas vecinas. Han sido el producto de los bombardeos indiscriminados realizados por la aviación y la artillería, las cuales consiguieron reducir la ciudad de Grozny a un montón de escombros. Las fuerzas de ocupación rusas y el gobierno títere local, han utilizado métodos brutales contra toda la población con la excusa de acabar con formaciones ilegales. Desafortunadamente el mayor número de víctimas han sido civiles chechen@s.

Organizaciones occidentales y rusas, tienen evidencias del uso desproporcionado de la fuerza contra civiles, el ataque indiscriminado contra civiles, extorsiones, secuestros con rescate, extorsiones de dinero para el retorno de los cuerpos de la gente asesinada, operaciones de “limpieza” que conllevan saqueos y violaciones, ejecuciones y fosas comunes y “Campos“ donde la tortura era la tónica del día.

En el 2005, las evidencias de estos abusos son tan palpables que incluso los funcionarios de los Derechos Humanos pertenecientes al gobierno títere de Chechenia mantienen que se han encontrado 52 fosas comunes y se han confirmado decenas de miles de desaparecid@s desde 1999.

Organizaciones internacionales de prestigio han realizado el análisis legal de los crímenes cometidos por la fuerzas rusas en Chechenia y han llegado a la conclusión de que el abuso sistemático ha sido un patrón tan extendido que los hechos se pueden calificar de “crímenes contra la humanidad”. El comité de conciencia del museo “Memoria del holocausto” afirma que la nación entera de chechenos está bajo la amenaza del genocidio.

Las fuerzas federales rusas han violado repetidamente las Convenciones de Ginebra y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Las Naciones Unidas deberían hacer cumplir los artículos de la Convención sobre el Genocidio de Naciones Unidas adoptada por la asamblea general del 9 de diciembre de 1948, y ratificada por la antigua URSS en 1954.

Artículo I: “El Genocidio es un crimen bajo la ley internacional, debe de ser prevenido y castigado por ambas partes”.

Artículo II:” En la presente Convención, Genocidio es alguno de los siguientes actos realizados con la intención de destruir, totalmente o en parte, una nacionalidad, una etnia, un grupo religioso o una raza mediante: a) Asesinando a miembros b) Causando daños corporales o mentales graves a miembros c) Imponer deliberadamente condiciones de vida dirigidas hacia la destrucción física total o parcialmente.

La población chechena ha sido víctima de las fuerzas de ocupación rusas en las tres condiciones anteriores, y podemos decir que el genocidio de la población chechena sigue en aumento. Por ello, hacemos un llamamiento a la Comunidad internacional para que haga cumplir los Artículos de la convención y salve al pueblo checheno de la aniquilación.

Rusia niega todas estas acusaciones y proclama que la revuelta armada fue extinguida en 2003 y que Chechenia está en proceso de reconstrucción y de crecimiento económico; lo cual yo digo que no es cierto. Afirmo que el porcentaje de desempleo en Chechenia es del 70% y que tod@s l@s ciudadan@s están bajo la amenaza de tortura, desaparición y muerte. Entre el 2003 y el 2004 l@s chechen@s fueron, dentro del mundo industrializado, los que más buscaron asilo. Entorno a 50.000 personas. El 35% de la tierra en Chechenia está muerta debido a la contaminación por el petróleo. Enfermedades contagiosas como la tuberculosis están muy extendidas. Según un informe de salud uno de cada cinco niñ@s que nacen en Chechenia tienen serias patologías (manifestaciones anatómicas o funcionales de enfermedades). En Grozny uno de cada dos recién nacid@s está enferm@. Ataques al corazón y apoplejías son comunes en la gente joven de Chechenia, debido al estress diario y las condiciones miserables de vida.

La respuesta de la Comunidad internacional a estas flagrantes violaciones de los Derechos Humanos contra la población chechena, ha ido disminuyendo de forma vergonzosa y despreciable. Las democracias que lideran el mundo han olvidado que el respeto de los Derechos Humanos, para todas las personas, entra a formar parte de sus Constituciones y que son firmantes de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de las Convenciones sobre genocidio de Ginebra y Helsinki.

La indiferencia de la comunidad internacional ha sido la causa de crearse condiciones permisivas para el aumento de violaciones. Cuando prevalece la impunidad, reina el terror y la población chechena es la víctima. Los burócratas occidentales justifican su pasividad hacia los abusos de Rusia en Chechenia, por las relaciones económicas de petróleo y gas que mantienen con Rusia. La moral de los argumentos esgrimidos es la siguiente: cuando hay que elegir entre los Derechos Humanos de otros pueblos y los intereses económicos propios, se quedan con lo último. ¡Este argumento es totalmente erróneo! Las consecuencias futuras de esta política serían desastrosas para estos países, por lo tanto los gobiernos que mantienen esta corta mira deberían de condenar esta política y reclamar, en alto y con fuerza, a sus gobiernos que Rusia cumpla las Convenciones de los Derechos Humanos.

El honorable Lord Frank Judd, el anterior mediador por la Paz, aludiendo a este asunto dijo (y yo ratifico) “los Derechos Humanos no son una opción extra, sino un asunto básico para promover la seguridad global. Si los derechos Humanos son objeto de abuso, habrá problemas. No hay que conducir a que la gente tome las armas (refiriéndose a los grupos armados) debido a su frustración. La falta de respuesta de los gobiernos y de las organizaciones internacionales provocan el tipo de cosas que nos preocupan, porque el terrorismo actúa más eficazmente cuando se crea un clima ambivalente”. Al final de la cita. Lord Judd rascándose la cabeza nos muestra la raíz del problema del terrorismo y nos hace no olvidar que la respuesta al terror es siempre terror.

En mi opinión, hay dos tipos de acciones terroristas:

1- Las cometidas de forma individual o por grupos pequeños. 2. Las realizadas por el Estado.

El mundo ha sido testigo de numerosos actos terroristas del tipo 1 y los condena todo el mundo. El secuestro de Beslan en el Norte de Osetia entraban en esta categoría. Lo que el gobierno ruso ha estado haciendo durante 11 años en Chechenia, lo clasifico como terrorismo de estado puro, con todas los artilugios del poder a su disposición. El terrorismo de estado se justifica por el estado que lo comete con algunos de estos términos, “Luchar contra el Terrorismo Internacional o “Restaurar el orden Constitucional” o “Preservar la integridad y la soberanía del Estado”. En el terrorismo de estado las víctimas son demonizadas y vilipendiadas y siempre se asume que son culpables. ¡¡¡Me pregunto qué pasa con las víctimas del terrorismo de estado!!!”.

¿Tienen algún derecho?¿porqué ellas merecen arrestos, palizas, campos de concentración, violaciones y ejecuciones sumarias en la impunidad?¿No son seres humanos como nosotros con emociones y sentimientos?¿No creen que las madres chechenas tienen instintos y sentimientos maternales, quieren a sus enfermos, se asustan ante sus niños hambrientos o por sus hijos jóvenes y maridos que son golpeados delante de sus ojos o reciben disparos en la cabeza, a sólo unos pocos metros de sus propias casas por no obedecer órdenes. ¿Nos importa de verdad cómo se sienten cuando oyen los gritos de sus hijas adolescentes que están siendo violadas en la habitación de al lado por soldados rusos que les han visitado al amanecer, con la excusa de revisar la documentación de la familia?.

La cuestión que planteo es: ¡son consideradas estas víctimas de terrorismo de estado como seres humanos! y si deben ser protegidas por las convenciones de Derechos Humanos y si lo son, ¡como llevan sufriendo un tratamiento inhumano durante los últimos once años y nadie ha hecho nada por aliviar su sufrimiento!. Y ustedes, la buena gente de Europa que vive en sociedades democráticas, con constituciones que consagran los principios de justicia, igualdad y respeto por los derechos humanos, ¡ustedes creen que tienen alguna obligación moral para exigir de sus gobiernos que pidan al gobierno ruso que paren las violaciones de los derechos humanos de las víctimas de Chechenia!.

Rusia no cambiará su política de terror en Chechenia mientras el Occidente mire a otro lado y disimule entender que la guerra en Chechenia es una guerra contra una banda de terroristas islámicos internacionales.

El Señor Putin ha demonizado y vilipendiado a la resistencia armada chechena y no los considera como seres humanos y por consiguiente, no tienen derechos; deben ser perseguidos brutalmente y asesinado. En una conferencia de prensa en Ámsterdam, en Noviembre de 2005, con el primer ministro holandés, Jan Meter Balkenende, Putin se refirió a los luchadores por la libertad en Chechenia como: “Bestias disfrazados de seres humanos” y dijo textualmente acerca de los líderes europeos que los defienden: “Quieren ser más musulmanes que el profeta Mohamed”.

A Putin le gusta insinuar que la guerra en Chechenia es una guerra entre cristianos y musulmanes y por ello, la Europa cristiana debería apoyar sus acciones en Chechenia. Sr. Putin: déjeme recordarle que la guerra en Chechenia es una guerra de liberación nacional para ser libres de la dominación extranjera y ejercer el derecho de la autodeterminación como está reconocido por la Declaración de las Naciones Unidas de 1993 sobre los derechos de los pueblos indígenas. ¡Asesinando a presidentes chechenos no terminará la guerra en Chechenia, porque hay muchos Dudayev, Yanderbayev y Maskhadov, esperando para tomar el mando y porque esto es así!. Porque una guerra de independencia apoyada por la mayoría de la población nunca se pierde. Todos los gobiernos del mundo han fracasado con el pueblo chechenio y ningún gobierno se ha ofrecido para defender el problema del perseguido pueblo chechenio.

Sólo organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch, Amnistía Internacional, la Sociedad de Amistad Ruso-Chechena y el Grupo Moscú-Helsinki han dado pasos adelante y han llevado el seguimiento e informado a organizaciones internacionales, de los abusos contra los derechos humanos cometidos por las Fuerzas Federales Rusas y sus seguidores en Chechenia. Pero estas O.N.G se frustran por la inacción de las organizaciones internacionales responsables de incumplir varias convenciones sobre derechos humanos como la comisión de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, el Consejo de Europa y la Unión Europea. Activistas por los derechos humanos denuncian que los rusos juegan duro con las organizaciones internaciones relacionadas con los derechos humanos. Un activista explicaba las presiones ejercidas por los rusos en las Naciones Unidas. Decía que al comenzar la segunda guerra en 1999, cuando la O.N.U. estaba interesada en comprometerse, se lanzaron mensajes en los que los rusos decían que “si ustedes llevan a Chechenia al Consejo de Seguridad, vetaremos todo”.

La respuesta oficial de Occidente a estas amenazas y chantajes ha sido el consentimiento y la entrega a estas intimidaciones y justificar esta retirada e inacción diciendo que Europa depende de la importación del petróleo y el gas ruso y quieren preservar sus relaciones económicas bilaterales con Rusia. También anuncian que quieren comprometerse con los rusos más bien que alejarse de ellos. Los rusos deducen de esto que los americanos y europeos aprueban sus acciones en Chechenia y continúan su brutal tratamiento de los civiles chechen@s que genera reacciones extremas del lado chechenio y el ciclo de la violencia continúa.

Creo que este ciclo de violencia parará sólo, cuando los europeos y americanos se planten ante las tácticas de acoso empleadas por los rusos en las reuniones internacionales e ignoren su amenaza de interrumpir el suministro de energía a Europa y amenacen a Rusia con el embargo comercial y económico a no ser que respeten los derechos humanos del pueblo checheno. Debe dejarse claro al gobierno ruso que las violaciones de los derechos humanos no es una opción y no es aceptable bajo ningún pretexto y, por otra parte, deben cumplir con todos los artículos de los derechos humanos y la convención de Ginebra. Debe dejarse claro a los rusos que no hay solución militar al problema checheno y la única solución aceptable y lógica es a través de negociaciones políticas entre los defensores de la independencia y el gobierno ruso.

Plantear referendums fraudulentos, organizar elecciones parlamentarias y presidenciales injustas y poco democráticas y prometer la paz y la prosperidad al pueblo no tendrá éxito para lograr la pacificación del pueblo checheno que está sufriendo diariamente, para sobrevivir en condiciones infrahumanas. Ha habido bastante derramamiento de sangre en Chechenia y no se por cuanto tiempo el pueblo checheno tolerará la humillación y la constante ansiedad de vivir en esas condiciones infrahumanas.

Creo que el pueblo checheno está en el tic-tac de una bomba y a no ser que el mundo atienda el llanto de la mayoría de las mujeres cuerdas y contemple las miradas aterrorizadas de los niños y ancianos, que han perdido la esperanza en la vida y en la decencia de los seres humanos que les dieron la espalda a sus continuas súplicas de ayuda y los dejaron solos esperando la muerte cada día, algunos de ellos se hundirán y llegarán a la conclusión de que si no hay nadie que se preocupe por ellos, entonces, no deberán preocuparse por nadie y se vengarán contra la sociedad sobradamente. Esto sucede cuando los seres humanos pierden la esperanza y siente que nadie se preocupa por lo que les suceda. Entonces es cuando la frase “El terror engendra terror” llega a hacerse realidad.

El pueblo checheno quiere vivir en paz y prosperidad en su propio país independiente y le gustaría tener buenas relaciones de vecindad con Rusia y con todos los países. Los chechen@s tienden una rama de olivo al pueblo ruso sin rencor y les pide que convenzan a su gobierno para parar la guerra en Chechenia y vivir en paz, armonía y mutuo respeto con sus vecinos chechenos. Señoras y señores: para terminar, agradezco su participación en esta Conferencia y me gustaría decir “Dios os bendiga a todos” y “Dios bendiga a la República Chechena de Ichkeria”. Muchas gracias.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.