En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

La Paz y la Guerra: es curioso como necesitamos de la guerra cuando hablamos de la paz

Kaosenlared - Nebera

Sección:Varios
Lunes 17 de abril de 2006 0 comentario(s) 6438 visita(s)

Nebera - Intxaurrondo

La Paz y la Guerra

Nos amenaza a todos con sus muchos sin sabores y sus carencias, la paz aunque les extrañe es, muchas veces, mas peligrosa y caprichosa y la propia guerra.

La guerra en contraposición con la paz es mas humana en cuando no necesita del doble vocabulario que engaña y justifica.

La humanidad se ha distinguido, así nos lo han dejado escrito, por periodos de paz y guerra mas o menos virulentos y mas o menos declarados.

La guerra no siempre ha sido declarada y no siempre ha sido admitida por mas que su presencia haya sido tan real como los muertos y los estragos de la misma en la sociedad donde ha morado.

La paz como ausencia de toda guerra se ha mostrado tan estéril como impotente cuantas veces ha sido declarada.

Aunque no lo crean no estoy haciendo demagogia barata o falsa, solo estoy mirando a la realidad que me ha tocado vivir y repasando un poco la historia o historias que he tenido que leer.

El 1 de abril de 1.939 estallo la paz, titulo de un libro de Girondella, en el Estado Español y con ella los muertos se multiplicaron en cualquier camino y por cualquier razón de los ganadores. De ganadores y vencidos hemos, han mejor dicho, llenado siempre la justificación de las muchas paces declaradas.

Las cárceles nunca tuvieron más inquilinos y las cunetas mas muertos que una vez declarada la paz.

El 20 de marzo del 2.003 los ejércitos de Estados Unidos y Gran Bretaña con el voto sumiso del presidente del Estado Español José Maria Aznar llevaron a cabo la invasión de Irak en una guerra anunciada y consentida desde la no intromisión por el resto del mundo.

La misma onU cuya resolución 1441 dejaba entrever tímidamente la violación del Derecho Internacional de la invasión, la guerra para entendernos, justificaba en otra resolución 1511 la permanencia de las fuerzas militares invasoras en Irak.

El 1 de mayo del 2.003 el presidente George Bush declaro unilateralmente el final de la guerra.

Desde el final de la guerra, es decir en paz, han muerto de forma violenta y por los mismos agentes que la guerra justifica más inocentes y soldados que en ella misma.

Los intereses del gran enemigo mundial de la Paz continúan estando en tierras irakies, el petróleo, y en sus propias fronteras, armamento, y eso condena al pueblo a morir en paz reventado, torturado, encarcelado, tiroteado, hambriento y enfermo.

La paz se ha forjado sobre mentiras paralelas a la justificación de la guerra misma.

En Irak y en paz murieron miles de niños por un bloqueo que no necesito revestir sus intenciones para validar sus intereses, petróleo por alimentos y medicamentos. Mis intereses, los de los países que sustentan la onU, por tus necesidades llenaron de pequeñas fosas las tierras irakies y de dólares las multinacionales del petróleo y sus derivados.

En Cuba el bloqueo feroz y rabioso de Estados Unidos solo ha podido ser atajado por la voluntad de los cubanos de no volver a ser parte del trasnochar y los vicios yanquis. Sus muchas carencias solo son entendidas desde el recuerdo de ese ayer no tan lejano.

Ahora Irán parece estar en la diana genocida del soldado intencional Bush y los silencios onU. La justificación es la insolencia de producir en tierra propia, Irán, lo que ellos, Rusia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, India, China, Pakistán, Corea del Norte...., producen sin control en sus terrenos patrios para uso no siempre particular.

Stephen King. “Matar por la paz es igual que follar por la castidad”.

Ghandi. “Ojo por ojo y el mundo acabara tuerto”.

Cicerón. “Siempre la mala paz es mejor que la mejor guerra”.

Y desde entonces, Cicerón, y muy a pesar de los pacifistas, Ghandi, y del terror, King, el mundo ha continuado generando muertos por la paz y por la guerra.

La paz no es la mejor opción a la bomba atómica, la mejor de las opciones continua siendo el no a la propia bomba: Ningún ejercito que posea, y son muchos, la mencionada bomba estará libre de su uso o de la amenaza que su uso conlleva.

Alguien dijo que un buen ejército era la mejor de las justificaciones para la paz y lo hizo desde su condición de general. Solo pequeños países que pasan de bombas y ejércitos han logrado permanecer ajenos a esas guerras que alguien las bautizo como mundiales.

Es curioso como necesitamos de la guerra cuando hablamos de la paz.

En Euskal Herria, por razones obvias en el Estado Español y el Estado Francés, estos días se esta hablando mucho de la paz, de ese marco irreversible que el Alto el fuego permanente declarado por ETA ha abierto como posibilidad hacia la paz que el Presidente de la CAV no duda en escenificar pidiendo colaboración y ayuda a Europa o el Presidente de la CFN ha dicho no negociar por territorios.

De una guerra no declarada, ni admitida nace una paz que todos, menos UPN y PP según parece y declaran, quieren hacer suya.

Si el Alto el fuego puede conllevar un proceso irreversible cuya meta es la propia paz esta claro, o debería estarlo, que lo que antes había en estas tierras, insisto en lo de Estado Español y Estado Francés, era una guerra.

Si a la respuesta del mundo islámico por la invasión de Afganistán o Irak se le etiqueta como terrorismo internacional en tanto la onU corre a dictar resoluciones que justifiquen la guerra, después del final de la misma, a favor del invasor no seremos nosotros los que declaremos la paz muerto a muerto. Ni quienes etiquetemos su respuesta como terrorismo por el peligro que conlleva este dialogo de sordos.

No voy a justificar los atentados del 11S, del 11M o del 7J por los muchos muertos que los mismos se cobraron, porque no existe justificación valida para los mismos y porque, siempre a titulo personal, no creo en el dialogo de las bombas, ni en los ejércitos de paz.

No los voy a justificar pero si soy de la opinión que estos son la respuesta a esas guerras o a esa paz que día tras día continúa haciéndonos imposible la vida misma en este gran campo de batalla que las multinacionales de la guerra han convertido el mundo entero.

El último Zutabe, ahora parece que no es delito de Apología el tenerlo o tener acceso al mismo, de ETA insiste en el respeto a la voluntad del pueblo como solución al conflicto, guerra o paz según prefieran, junto a la expulsión o desactivación de las fuerzas policiales especiales existentes.

Y es que en tiempos de paz parece paradójico el mantener fuerzas policiales tan prestas a declarar la guerra, tribunales especiales tan propicios a condenar por indicios, leyes especiales de aplicación continuada y habitual, dudas mas que razonables sobre la tortura, cotas a la libertad de expresión,fuerzas políticas ilegalizadas o presos sin presunción de inocencia hasta el limite legal de la prisión preventiva.

Y es que en tiempos de guerra las libertades individuales quedan abolidas hasta que la paz sea declarada y mucho mas allá de esta las razones de estado y gobernabilidad las encasilla e interpreta según convenga.

Y es que, siempre dependiendo del bando donde te situé la realidad diaria, hay paces y guerras que confunden mucho mas que el dialogo y las declaraciones del antes y el después.

Así entre la Paz y la Guerra me vuelvo a quedar con el espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos (1976) consciente de que entre su articulado se encuentran las razones validas para no confundir guerra y paz.

2.006 abril 12
Intxaurrondo (Euskal Herria)

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.