casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Ni un hombre, ni una mujer, ni un céntimo para la guerra

Diagonal analiza la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar vista por Alternativa Antimilitarista-MOC

Diagonal analiza la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar vista por Alternativa Antimilitarista-MOC

Periódico Diagonal

COMIENZA LA CAMPAÑA DE OBJECIÓN FISCAL CONTRA LOS GASTOS MILITARES

Otro tipo de desobediencia

Cuando se abre el plazo para realizar la Declaración de la Renta, un año más se inicia la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar (OFGM). Llevada a cabo por una serie de grupos antimilitaristas, unidos en Alternativa Antimilitarista-MOC, la OFGM cuestiona los presupuestos generales del Estado y sus partidas para la preparación de las guerras.

F. Javier Aguayo
Redacción

El pasado 3 de abril el Gobierno daba comienzo a la Campaña de Renta y Patrimonio 2006. Al mismo
tiempo, varios colectivos de
todo el Estado, agrupados en la
coordinadora Alternativa Antimilitarista-MOC, iniciaban un año
más una de las propuestas de desobediencia
civil más antiguas del
Estado, la Objeción Fiscal al Gasto
Militar. Esta iniciativa se realiza
desde hace décadas en distintos
lugares del mundo. En el
Estado español, la Asamblea
Andaluza de la Noviolencia la puso
en marcha hace 24 años con el
objetivo de convertirla en una
campaña antimilitarista.

La OFGM es una forma de
desobediencia civil que consiste
en deducir una parte del dinero
que se entrega al Estado en la
Declaración de la Renta y así negarse
a pagar lo que éste destina a
preparar y mantener el ejército, y
desviarlo a un destino alternativo.

Generalmente no existen inconventientes
una vez realizada la objeción.
Es posible que Hacienda ponga
alguna traba e interprete la negativa
como un error. Sin embargo, en
el 90% de los casos lo admite de hecho
y no llega a reclamar nada.
Algunas veces puede comunicar
que existe un fallo. En ese caso, y si
se trata de una declaración positiva,
Hacienda podría enviar una declaración
paralela con un recargo del
7%. O posteriormente, si tampoco
se paga, del 20%. Si se llegara a esta
circunstancia todavía se puede acudir
a los tribunales exigiendo el derecho
a la Objeción Fiscal. No sería
la primera vez. En este sentido, el
Tribunal Superior de Justicia de
Catalunya sentó un precedente histórico
al reconocer el derecho de un
objetor a desviar una cantidad de
dinero hacia una ONG en su declaración
de 1998. La decisión, en palabras
del tribunal, se basaba en “la
existencia de un vacío interpretativo
y, por tanto, en este caso no se
pueden poner sanciones”.

Las trabas administrativas suponen
la mayor dificultad que encuentra
el MOC para impulsar la
objeción. A ello se suma, según este
movimiento, “la complicación
que reviste el hacer la declaración,
cada vez más informatizada y en
manos de asesorías y sucursales
bancarias”. Si bien, no obstante,
desde el MOC se incide en que “todos
los obstáculos que pone Hacienda
son fácilmente superables”.

El objetivo de la objeción

La culminación del proceso de
OFGM llega con la desviación del
dinero de la declaración que se objeta
hacia grupos antimilitaristas a
nivel local e internacional. En esta
línea, desde los diferentes colectivos
que trabajan en la objeción fiscal
se fijan cada año algunos objetivos
de solidaridad internacional,
normalmente grupos de índole antimilitarista
que trabajan en lugares
de conflicto. No obstante, desde
el MOC aclaran que “normalmente
animamos a las personas objetoras
a que determinen sus propios destinos”.

Y los proyectos no faltan:
desde iniciativas de contrainformación
como el propio DIAGONAL,
hasta colectivos internacionales como
la Red de Comunidades Campesinas
Resistentes de Colombia o
el programa para la recuperación
de niños forzados a ser soldados
en Sierra Leona, pasando por
proyectos ecológicos como la cooperativa
agrícola Bajo el Asfalto
está la Huerta! (BAH!).

Sin embargo, advierte el MOC,
“lo que se persigue principalmente
no es la obtención de fondos para
apoyar solidariamente causas que
merecen la pena.
Ésta, en todo caso
es una consecuencia deseada y
positiva, pero que no debe desviar
nuestra atención del objetivo principal”.

Para el MOC, debe quedar
claro que "lo que se persigue es,
por una parte, generar un debate
social en torno al escándalo del imparable
Gasto Militar
-que además
se calcula por parte del Estado de
forma interesadamente incorrecta,
restándole muchas cifras que le corresponden- y la militarización de
nuestra sociedad, buscando dificultar
la existencia de la institución
militar”. “Y por otra parte”, se añade,
“crear una conciencia preocupada
por estas realidades, que
descubra la herramienta de la
Desobediencia Civil como un acto
político legítimo”.

Cuesta medir la cifra de personas
que realizan la Objeción
Fiscal. El MOC lo confirma: “A
pesar de algunos esfuerzos realizados
hasta la fecha, no se le ha
dedicado a este tema la atención
suficiente por parte tanto de los
grupos promotores como de las
mismas personas objetoras para
poder contar con datos solventes.
Esta cuestión está cambiando y
ahora todos los grupos se esfuerzan
de forma coordinada en recopilar
esa información”. No obstante, para
contar con unas cifras globales
del impacto real de la campaña es
importante que el objetor envíe
una encuesta a este grupo con los
datos de su objeción.


JOSÉ TORIBIO
Y ANTONIO ESCALANTE

La Objeción
Fiscal
a debate

El 24 de junio de 2005 ERC
presentó en el Parlamento
español una Proposición
de Ley para que se reconociera
el derecho a la Objeción Fiscal
(OF) a la parte porcentual del IRPF
asignado al Ministerio de Defensa -que no al gasto militar, aunque así
rece en el título de la Proposición, y
que como bien sabemos, es sustanciosamente
superior al del Ministerio
de la Guerra. Para gestionar esta
OF proponían crear una Oficina
por la Paz y la Solidaridad, encargada
de gestionar la partida presupuestaria
que resultara del derecho a la
OFGM. Este organismo contaría con
miembros del Ministerio de AA EE,
de la Asoc. Esp. para la Coop. Internac.
(AECI) y de la CONGDE.

Propuestas como ésta, que se alejan
bastante de la idea de OF que se
tiene desde el antimilitarismo, deberían
impulsarnos a realizar algunas
reflexiones que sirvan para revisar
nuestras prácticas políticas y su influencia
en el “imaginario social”.
¿Sirve tal cual está planteada la
OFGM para los objetivos que se propone?

Las personas que hacemos o
hemos hecho OF nos encontramos
con la paradójica situación de no detraer
recursos al GM: esto NUNCA
ocurre, ya que incluso cuando
Hacienda acepta la OF -porque no
se entera o hace la vista gorda para
evitar un frente de confrontación político-, el Estado ingresa menos dinero,
pero mantiene intactas sus
previsiones de gasto militar.

Así las cosas, ¿no se está, en parte,
convirtiendo la OF en un magnífico
instrumento de financiación de
asociaciones y sindicatos que, en no
pocos casos, no abogan por una sociedad
realmente desmilitarizada,
llegando incluso al extremo de que
algunos tienen representación en las
grandes industrias de armamento?

Un instrumento de lucha

Tampoco parece que hayamos sabido
dar una respuesta adecuada
al hecho de que en la actualidad,
por la nueva forma de recaudación
del IRPF, son muy pocos los
casos de personas que realmente
tengan opción a practicar la OF,
sencillamente porque sus declaraciones
no resultan “a pagar”.

Estas y otras cuestiones de más
calado -que no caben en estas pocas
líneas- nos llevan a plantear
la necesidad de abordar una profunda
reflexión con objetivo de reconvertir
la OFGM en un instrumento
de lucha que cortocircuite
la actual escalada militarista que
acontece en multitud de frentes.
Para ello debemos repensar las
categorías con las que actuamos,
abandonar inercias poco fructíferas
y volver a hacer uso de nuestra
principal herramienta, la imaginación.

¿Abrimos el debate?

  • 2 de mayo de 2006 00:53, por Pablo

    Toribio y Escalante:

    Llamáis la atención acerca del NINGÚN alcance de la OFGM para restar dinero al Gasto Militar.

    Sembráis la sospecha acerca de intencionalidades ¿lucrativas? por parte de colectivos que recogen el dinero desviado, colectivos sobre algunos de los cuales levantáis el dedo acusador.

    Preguntáis si queremos que iniciéis o que iniciemos (tod@s, imagino) un debate.

    Y digo yo:

    Es cierto que la OFGM tiene muchos aspectos a mejorar, algunos de ellos relacionados con las cosas que decís.
    Pero evidentemente también tal como se plantea actualmente, y con las nuevas líneas que están surgiendo las últimas campañas, algún aspecto positivo tiene su práctica. A mí me parece además que son muchas sus virtudes. En un artículo de opinión que habéis PUBLICADO en un medio de comunicación, y titulado "la Objeción Fiscal a Debate" me resulta sorprendente que no citéis un sólo aspecto positivo.

    Además, me sorprende todavía muchísimo más que siendo vosotros dos personas que procedéis del movimiento antimilitarista hayáis elegido justo este momento del año para lanzar semejantes torpedos a la línea de flotación de la campaña. Imagino que sabéis que a lo largo de estas semanas multitud de grupos nos estamos pegando el gran curro para animar a la gente a practicar OFGM. Vuestra valoración únicamente negativa de la campaña en este momento a mí me parece todo menos oportuna. Esto dicho dentro de un mes, da para hablar todo lo que haya que hablar teniendo un año por delante y pudiendo corregir lo que haya menester.

    Y por último, ese debate que proponéis, ¿qué personas o grupos lo proponen, y en qué ámbito estáis pensando que ha de tener lugar?

    Lo digo porque en el movimiento al que yo pertenezco (AA-MOC) este debate se viene teniendo con mayor o menor intensidad de forma permanente por parte de numerosos grupos organizados y coordinados.

    Saludos

    • 2 de mayo de 2006 01:17, por Pablo

      Ah, y si tenéis alguna idea CONCRETA que pueda mejorar la campaña o redefinirla, por favor no os la guardéis. Este es un buen espacio para que la podamos conocer.

      • 2 de mayo de 2006 04:30

        El grupo antimilitarista tortuga de Alicante

        http://www.nodo50.org/tortuga/

        ha impreso pegatinas y dipticos sobre la
        objecion fiscal, con un diseño bastante
        "avanzado y elegante". Y un contenido
        informativo impecable.

        Deberiamos pedirles unos cientos por correo (enviando unos eurillos para
        ayudar), y repartilos en la puerta
        de la delegacion de hacienda mas cercana, a los contribuyentes que
        acudan a hacer su declaracion.

        Esto les hara pensar. Y eso es lo que se busca en esta campaña: Despertar a la gente y conseguir que piense...

        !Y que el Manolo discuta con la Concha!
        ¿El ejercito es bueno? ¿Sirve realmente
        para defendernos? ¿Gasta demasiado?

        Hacer que la gente piense...

        ¡Ahi es nada!

        internete
        1234567

  • 2 de mayo de 2006 04:11

    La objecion fiscal tiene mas de medida propagandistica que de restar efectivamente dinero a los militares.

    No se trata de quitar dinero a los militares, ya que si gastan 58 millones
    de euros diarios, les daria igual que
    unos pocos miles de personas dejasen
    de entregar al estado unas pocas decenas
    de miles de euros al año, que al final, como bien decis, llegaran igualmente a los militares, porque el estado se los
    entregara como figura que debe hacerlo
    en sus presupuestos generales.

    NO. La campaña de objecion fiscal no
    va por ahi. A mi humilde parecer,
    en este tema, de lo que se trata es
    de implicar a la gente a que DESOBEDEZCA a hacienda. A que recupere la conciencia de que HACIENDA SOMOS TODOS, cosa que deberia ser algo mas que un eslogan.

    A que todo el mundo se de cuenta de que
    los que pagamos SOMOS LOS CLIENTES Y
    TENEMOS DERECHO A QUE NUESTRO DINERO
    COMPRE SERVICIOS PUBLICOS UTILES Y SENSATOS.

    A que se den cuenta de que, al menos
    en teoria, aqui el que manda es el pueblo, y que si las leyes o normas son injustas, podemos no cumplirlas y hacerlo con la cabeza bien alta.

    Y no hace falta hacerlo con ningun tipo
    de violencia, insulto o amenaza.

    Aqui esta el quiz de la cuestion,
    se trata de provocar al estado,
    para no dormirnos y seguir tragando
    cada dia mas basura militarista.

    De hecho lo importante no es "escaquearse de pagar a hacienda".

    De lo que se trata es de burlarse
    de ella, y a ser posible con escarnio publico para que se entere bien y,
    una de dos, o esconde la cabeza bajo el ala, o nos castiga, cosa que incluso viene bien para aumentar el "jaque" y llevarlo a los tribunales, que de hecho ya hay precedentes de juicios ganados.

    TODO ESTE RUIDO ES LO QUE SE BUSCA
    REALMENTE, porque de el saldra la
    conciencia del pueblo que volvera a
    preguntarse... ¿58 millones de euros
    diarios... para que?

    Conque solo se lo pregunte una vez
    cada cierto tiempo, ya se consiguen
    cambios. Tarde o temprano se llega
    al punto critico en el cual la
    gente se harta y exige cambios.

    Es cuestion de cabezoneria. Y este
    año todos los antimilitaristas que
    llevamos años dale que te pego,
    tenemos que unirnos para que todo
    el mundo se entere de que puede ser
    desobediente y no pagar tanques y
    misiles que no sirven para nada.

    Tengo la sospecha de que este año
    la campaña tendra mas resonancia que
    otros.

    Bueno, la otra opcion es pagar esos
    gastos militares obedientemente, y
    por lo menos reclamar que se usen estos
    tanques y misiles para bombardear,
    no se, se me ocurre... ¿Portugal?

    ¡Asi pareceremos mas yanquis!

    ¿No os parece, apañeros?

    internete
    1234567

  • 3 de mayo de 2006 11:04, por David

    Así las cosas, ¿no se está, en parte, convirtiendo la OF en un magnífico instrumento de financiación de asociaciones y sindicatos que, en no pocos casos, no abogan por una sociedad realmente desmilitarizada, llegando incluso al extremo de que algunos tienen representación en las grandes industrias de armamento?

    ¿Quién decide que organización aboga o no una sociedad "realmente desmilitarizada"? Estaría muy bien que los señores Toribio y Escalante (¿en que colectivo están estos señores? suponemos que donde ellos trabajan son colectivos antimilitaristas fetén) fueran un poco más explícitos en la denuncia de que la OF se está convirtiendo "en un magnífico instrumento de financiación de asociaciones y sindicatos...".

    Si es una alusión a la CGT y a su campaña de OF,
    sólo querría resaltar que en ningún caso se plantea una financiación de la CGT, sino apoyar la okupación y un caso de represión sindical.

    No sé si este tipo de afirmaciones parten de la ignorancia o del intento de erosión a una organización como CGT, que colabora activamente en el movimiento antimilitarista, en campañas como la OF, MAyo Caliente (Jornadas y Marcha a Rota) etc etc

    Recomendamos la lectura del dossier sobre antimilitarismo en el Libre Pensamiento , la revista de debate de CGT, especialmente el artículo sobre CASA.

    Salud.

  • 3 de mayo de 2006 12:47, por David

    Impecable artículo de Cthuchi Zamarra

  • 11 de mayo de 2006 02:20, por Pablo

    El prolongado silencio de los señores T y E (a quienes se ha convocado a este debate a través de su propia dirección de correo electrónico) me parece tan decepcionante como ilustrativo.

    Imagino que no somos dignos/as de sus argumentaciones, reservadas posiblemente para el papel de imprenta de alguna publicación que les dé más lustre.

    Y la Objeción Fiscal al Gasto Militar como campaña tampoco debe ser digna de recibir sus aportaciones.

    En fin, con estos bueyes hay que arar...

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración