En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Militares, policías y jueces son incapaces de juzgar a los antimilitaristas que bloquearon el tren de la OTAN

Suspendido por tercera vez el juicio

Sección:Desobedece a las guerras
Jueves 11 de mayo de 2006 1 comentario(s) 3021 visita(s)

Por tercera vez ya desde que fueron detenidos por bloquear con sus cuerpos la salida de un tren con material de la base de la OTAN de Bétera que iba a salir hacia unas maniobras en Zaragoza, por decisión del juez se ha suspendido sin fecha el juicio contra los 4 antimilitaristas, esta vez nuevamente por incomparecencia de los tres policías nacionales y el guarda jurado de RENFE citados desde hace 6 meses como testigos de la acusación.

Según ha manifestado el fiscal, uno de los funcionarios públicos ha «excusado» su ausencia alegando que estaba «de vacaciones», y el otro diciendo que «estaba en un curso». El guarda de seguridad se encuentra en paradero desconocido. Todo ello a pesar de que recibieron la citación hace ya 6 meses.

Los intentos anteriores tuvieron lugar el 3 de noviembre de 2004 (suspendido porque ni la base de la OTAN ni RENFE proporcionaron a tiempo los horarios de los trenes militares solicitados por el juzgado), y el 30 de noviembre de 2005 (también suspendido por el juez en la propia sala por la incomparecencia de los 3 policías nacionales y el guarda-jurado). El juez ha expresado que la próxima vez el juicio se celebrará aún sin la presencia de los policías y les ha amenazado con acusarles de «desobediencia».

Con estos antecedentes, todo apunta a que los testigos del fiscal están obedeciendo órdenes superiores, siguiendo una estrategia consciente para evitar la celebración de la vista lo máximo posible. El objetivo podría ser causar un perjuicio independiente del resultado del juicio a los y las antimilitaristas, que tienen que seguir a la espera, porque todo parece indicar que el proceso acabará con la absolución o una pena simbólica. Con esta estrategia están consiguiendo obligar a los activistas durante este período a mantenerse al margen de otras acciones de desobediencia civil antimilitarista, como por ejemplo la próxima edición de la INSPECCIÓN CIVIL A LA BASE DE LA OTAN DE BÉTERA, el próximo sábado 20 de mayo a las 11 horas desde la alameda de Bétera, en la que nuevamente como desde hace cuatro año un grupo de personas se introducirán dentro del recinto militar sorteando las alambradas, o la III MARCHA POR LA DESMILITARIZACIÓN DE LA SIERRA DE AITANA, el 21 de mayo, todo dentro de la campaña Reclama los espacios militares.

Para los cuatro miembros de la Campanya antibase y de Alternativa antimilitarista-MOC, está táctica demuestra que la acción noviolenta está dejando «fuera de juego» a la actuación represiva iniciada contra ellos. La legitimidad como participación democrática de la desobediencia civil noviolenta entra en conflicto con la ilegitimidad de la maquinaria militar que prepara y ejecuta las guerras, representada en Valencia por la base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN Bétera, o la base de blindados en Marines. El juicio a los pacifistas se ha convertido en una «patata caliente» y se hace difícil la mera aplicación de la ley vigente, llevar a cabo con normalidad el juicio. Para ellos, esto demuestra que existe reconocimiento social tanto de sus argumentos por el desmantelamiento de la estructura militar como propuesta para acabar con las guerras, como de sus métodos de desobediencia civil noviolenta.

Continúa abierta la campaña de apoyo y solidaridad iniciada poco después de esta acción directa noviolenta para demostrar tanto al fiscal y al juez como al resto de instituciones implicadas que los métodos y las motivaciones de estas personas cuentan con una amplia aceptación social. La campaña consiste en el envío de cartas, faxes y correos electrónicos tanto al juzgado, como al ministerio de Defensa y a la base de la Fuerza de Respuesta de la OTAN en Bétera. Hasta ahora se han entregado en el registro del Juzgado cerca de 1100 cartas de apoyo y 230 autoinculpaciones de personas que declaran haber participado en la acción de desobediencia civil. En las últimas semanas se ha extendido la respuesta a las redes pacifistas internacionales.


MILITARS, POLICIES I JUTGES SÓN INCAPAÇOS DE JUTJAR ALS ANTIMILITARISTAS QUE VAN BLOQUEJAR EL TREN DE L’OTAN

Per tercera vegada ja des que van ser detinguts per bloquejar amb els seus cossos l’eixida d’un tren amb material de la base de l’OTAN de Bétera que anava a eixir cap a unes maniobres a Saragossa, per decisió del jutge s’ha suspès sense data el judici contra els 4 antimilitaristas, aquesta vegada novament per incompareixença dels tres policies nacionals i el guarda jurat de RENFE citats des de fa 6 mesos com testimonis de l’acusació.

Segons ha manifestat el fiscal, un dels funcionaris públics ha «excusat» la seua absència al·legant que estava «de vacances», i l’altre dient que «estava en un curs». El guarda de seguretat es troba en parador ignorat. Tot això a pesar que van rebre la citació fa ja 6 mesos.

Els intents anteriors van tenir lloc el 3 de novembre de 2004 (suspès perquè ni la base de l’OTAN ni RENFE van proporcionar a temps els horaris dels trens militars sol·licitats pel jutjat), i el 30 de novembre de 2005 (també suspès pel jutge en la pròpia sala per la incompareixença dels 3 policies nacionals i el guarda-jurat). El jutge ha expressat que la pròxima vegada el judici se celebrarà encara sense la presència dels policies i els ha amenaçat amb acusar-los de «desobediència».

Amb aquests antecedents, tot apunta que els testimonis del fiscal estan obeint ordres superiors, seguint una estratègia conscient per a evitar la celebració de la vista el màxim possible, amb l’objectiu de causar un perjudici independent del resultat del judici als i les antimilitaristas que han de seguir a l’espera. Tot sembla indicar que el procés acabarà amb l’absolució o una pena simbòlica i amb aquesta estratègia estan aconseguint obligar als activistes durant aquest període a mantenir-se al marge d’altres accions de desobediència civil antimilitarista, com per exemple la pròxima edició de la INSPECCIÓ CIVIL A LA BASE DE L’OTAN DE BÉTERA, dissabte que ve 20 de maig a les 11 hores des de l’albereda de Bétera, en la qual novament com des de fa quatre any un grup de persones s’introduiran dins del recinte militar sortejant els filats, o la III MARXA PER LA DESMILITARITZACIÓN DE LA SERRA D’AITANA, el 21 de maig, tot dins de la campanya Reclama els espais militars.

Per als quatre membres de la Campanya antibase i d’Alternativa antimilitarista-MOC, aquesta táctica demostra que la seua acció noviolenta está aconseguint deixar en «fora de joc» la resposta respressiva. La legitimitat com participació democràtica de la desobediència civil noviolenta entra en conflicte amb la ilegitimidad de la maquinària militar que prepara i executa les guerres, representada a València per la base de la Força de Resposta de l’OTAN Bétera, o la base de blindats a Marines. El judici als pacifistes s’ha convertit en una «creïlla calenta» i es fa difícil la mera aplicació de la llei vigent, portar a terme amb normalitat el judici. Per a ells, açò demostra que existeix reconeixement social tant dels seus arguments pel desmantellament de l’estructura militar com proposta per a acabar amb les guerres, com dels seus mètodes de desobediència civil noviolenta.

Continua oberta la campanya de suport i solidaritat iniciada poc després d’aquesta acció directa noviolenta per a demostrar tant al fiscal i al jutge com a la resta d’institucions implicades que els mètodes i les motivacions d’aquestes persones conten amb una àmplia acceptació social. La campanya consisteix en l’enviament de cartes, faxos i correus electrònics tant al jutjat, com al ministeri de Defensa i a la base de la Força de Resposta de l’OTAN a Bétera. Fins a ara s’han lliurat en el registre del Jutjat prop de 1100 cartes de suport i 230 autoinculpacions de persones que declaren haver participat en l’acció de desobediència civil. En les últimes setmanes s’ha estés la resposta a les xarxes pacifistes internacionals.


Más información:
http://www.antimilitaristas.org/article.php3?id_article=2450

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • EU-Entesa reclama la inmediata retirada de los cargos contra cuatro pacifistas que pararon un tren militar en 2004

    21 de mayo de 2006

    SIGLO XXI
    Política
    11 de mayo de 2006

    Redacción / EP

    La diputada valenciana en el Congreso por EU-Entesa, Isaura Navarro, considera que el juicio que empieza hoy, tras cuatro aplazamientos, contra los cuatro pacifistas que pararon un comboy militar de transporte ferroviario en octubre de 2004 es «un ataque contra la cultura de la paz y la no violencia» y reclamó «la retirada inmediata de todos los cargos y una disculpa pública a los pacifistas procesados».

    Además, Navarro catalogó la petición por parte de la fiscalía de un año de prisión de «desproporcionada» «y totalmente fuera de la realidad» y señaló que «a quien se debería juzgar es a los responsables de que en nuestra tierra continúe existiendo una base de la OTAN que no hace más que recordarnos que continuamos a las órdenes de los Estados Unidos y en permanente guerra contra la paz, la justicia y la convivencia pacífica».

    «Los cuatro activistas —afirmó la diputada valenciana— lo que merecen es un homenaje de la sociedad civil porque, con su acción de denuncia, han conseguido desenmascarar el negocio de la guerra, de acuerdo con la opinión de la inmensa mayoría de ciudadanos y ciudadanas que salieron a la calle contra la agresión al pueblo iraquí».

    Navarro señaló que «el gesto del Gobierno socialista retirando las tropas de ocupación de Irak fue la única respuesta razonable a las grandes movilizaciones sociales», y añadió que «desde aquel momento el Ejecutivo no ha hecho más que contradecir las primeras medidas adoptadas».

    «Desde entonces el Gobierno español ha continuado enviando tropas de ocupación a otros lugares como Afganistán o Haití y, lo que es más grave, permitiendo que en suelo del Estado español aterrizaran aviones de la CIA que transportan detenidos ilegales en la guerra sucia que mantienen contra el mundo entero» los estadounidenses, dijo.

    La diputada de izquierdas señaló también que «no tiene ninguna justificación que en el siglo XXI unas personas que se convierten en referentes sociales para el resto sean juzgadas como delincuentes».

    http://www.diariosigloxxi.com/notic...



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.