En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

35.000 personas mueren al día en el mundo porque la industria farmacéutica dice que padecen «enfermedades no rentables»

Insurgente

Sección:Anticapitalismo
Domingo 21 de mayo de 2006 0 comentario(s) 1847 visita(s)

Agencias/inSurGente.- La organización humanitaria Médicos sin Fronteras denunció ayer que cada día mueren en el mundo más de 35.000 personas por falta de acceso a medicamentos existentes en los países llamados ricos, y lamentó que las compañías farmacéuticas pasan por alto las necesidades de los pacientes de países en vías de desarrollo porque las enfermedades que padecen «no son rentables». El capitalismo tiene sus reglas de oro, esa es una de ellas, un negocio que no obtenga beneficios, no se hace. Y ni la salud ni la educación son una excepción.

La organización humanitaria Médicos sin Fronteras denunció hoy que cada día mueren en todo el mundo más de 35.000 personas por falta de acceso a medicamentos existentes en los países ricos y lamentó que las compañías farmacéuticas pasan por alto las necesidades de los pacientes de países en vías de desarrollo porque las enfermedades que padecen «no son rentables».

Por ello, MSF reclamó en rueda de prensa a los Gobiernos que se reunirán el lunes en la Asamblea Mundial de la Salud que examinen la forma en que se prioriza y financia la investigación y desarrollo en materia de salud.

En este sentido, respaldó la resolución «histórica» presentada por Kenia y Brasil, en la que se propone la creación de grupos de trabajo para lograr un «marco global sobre I+D esencial en salud». Esta iniciativa obligaría a los Gobiernos a financiar públicamente y a través de alianzas público-privadas las necesidades prioritarias de los países más pobres, y se podrían producir nuevos fármacos para las llamadas enfermedades «olvidadas».

Según esta organización, las enfermedades olvidadas afectan sobre todo a los países en desarrollo y comercialmente «no representan un mercado viable para las compañías farmacéuticas». Sólo el uno por ciento de los medicamentos que han salido al mercado en las últimas tres décadas van dirigidos a tratar enfermedades olvidadas, como la enfermedad del sueño, el kala azar, el dengue o la tuberculosis. Además, el 90 por ciento del dinero que se gasta en investigación de salud se invierte en problemas de salud que afectan a menos del 10 por ciento de la población mundial.

El responsable de comunicación de MSF, Javier Sancho, explicó que el objetivo de la resolución es «no dejar la I+D en manos de compañías farmacéuticas privadas exclusivamente».

En este sentido, la portavoz de la campaña de acceso a medicamentos esenciales, Carmen Pérez, destacó el impulso dado en los últimos años a las PDP, consorcios públicos y privados que tienen como objetivo desarrollar nuevos medicamentos, pruebas diagnósticas y vacunas para enfermedades olvidadas. Se estima que en el próximo lustro podrían sacar al mercado cerca de una decena de medicamentos. Pérez lamentó que sólo el 18 por ciento de su financiación procede de los gobiernos y el resto, de organizaciones filantrópicas.

RETICENCIAS

Sancho destacó que existen reticencias por parte de algunos países para sacar adelante esta resolución, así como por parte del propio Secretariado de la OMS, que trata de «frenar» su aprobación. En el caso del Gobierno español, la responsable de relaciones institucionales de MSF, Consuelo López Zúñiga, dijo que la posición es «bastante incierta» y que a día de hoy no ha habido respuesta a la solicitud de apoyo que le realizó Médicos sin Fronteras para la citada resolución. Por ello, instó al Ejecutivo español a apoyar esta iniciativa en línea con la política de cooperación impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Finalmente, MSF destacó que algunos ejemplos recientes han demostrado «hasta qué punto la voluntad política puede asegurar la asignación de recursos para investigar y desarrollar medicamentos».

En concreto, se refirió al brote de SARS, la falsa alarma por el ántrax en Estados Unidos o la reciente amenaza de la gripe aviaria, «una urgencia que desafortunadamente desaparece cuando se trata de enfermedades de pacientes pobres de países en vías de desarrollo».

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.