En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Crónica y fotos de la VIII marcha contra el complejo biológico y químico militar de La Marañosa

Plataforma contra el complejo químico-militar de La Marañosa

Sección:Desobedece a las guerras
Domingo 28 de mayo de 2006 0 comentario(s) 4444 visita(s)

El pasado domingo 21 de mayo tuvo lugar la VIII Marcha a La Marañosa. Convocamos a la gente a las 11:30h en Perales del Río, para quien no tuviera vehículo, y a las 12:00 en el km 10,500 de la carretra M301 de Madrid a San Martín de la Vega.

A eso de las 12:15, unas 55 personas comenzamos a recorrer el trozo de carretera que va desde la M301 hasta una de las dos puertas del recinto. Éramos todo gente muy distinta: había desde niños a ancianos, antimilitaristas, ecologistas, sindicalistas, vecinos y vecinas, madrileños y vallisoletanos... un crisol de gentes unidos por nuestro común rechazo al Complejo Militar de La Marañosa.

El recorrido este año era corto, apenas un kilómetro y medio. Al llegar a la puerta la encontramos cerrada
 como todos los años- y detrás de ella una decena de guardias civiles nos observaba. Estuvimos un buen rato, más media hora, coreando lemas y cantando, y después de leer el manifiesto, seguimos coreando y cantando. En total, entre ir, gritar consignas y volver tardarmos una hora y pico.

Depués desandamos lo andado, y al lado de la carretera, en el monte público de la Torrecilla atamos nuestra pancartas a los pinos, para que las viera quien por allí pasara y nos dispusimos a comer nuestros bocadillos, beber la sangría colectiva y las magníficas rosquillas que aportó un amigo. Algunos nos quedamos allí hasta bien entrada la tarde y de vez en cuando los coches que pasaban, atraidos por las pancartas nos pitaban y saludaban. También aprovechamos para hacer una tertulia muy interesante sobre noviolencia, antimilitarismo y acciones

Todo transcurrió en un ambiente reivindicativo y festivo: tanto que hasta un par de coches de la Guardia Civil se despidieron cuando se iban ¿querrá esto decir que la Benemérita nos apoya? ¿acaso será el principio del fin de La Marañosa? Lo primero no lo sabemos, de lo segundo estamos seguros.

Podéis informaros sobre esta peligrosísima instalación en las cercanías de Madrid a través de la web de la plataforma

MANIFIESTO VIII MARCHA CONTRA LA MARAÑOSA

La PLATAFORMA CONTRA EL COMPLEJO MILITAR DE LA MARAÑOSA, ante la existencia en este lugar de un complejo de investigación de armamento NBQ (nuclear, biológico y químico) y los planes para su ampliación, manifestamos públicamente lo siguiente:

 La fábrica de La Marañosa fue creada en 1923 para producir armas químicas que se usaron contra la población civil del Rif en la guerra de Marruecos. El ejército español fue el primero del mundo en usar armas químicas contra población civil. La Marañosa llegó a fabricar ingentes cantidades de gas mostaza que se empleó indiscriminada y sistemáticamente contra civiles, sobre mercados, arrasando y contaminando cultivos, matando ganado y envenenando ríos. Desconocemos para cuántos conflictos bélicos habrá podido ser utilizada la fábrica de La Marañosa a lo largo de sus más de 80 años de existencia.

 La Marañosa está acreditada oficialmente como Laboratorio de Verificación de Armas Químicas para trabajar con agentes químicos altamente peligrosos tales como iperita, nápalm, sarín, tabún y otros compuestos recogidos en los listados de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. La Organización Mundial de la Salud advierte que dosis ínfimas de estos compuestos bastarían para causar la muerte de decenas de miles de personas. Sin embargo, no existe ni se va a crear ningún plan de emergencia para los cientos de miles de habitantes de los municipios circundantes densamente poblados como Arganda, Rivas, Pinto, Getafe, San Martín de la Vega, Ciempozuelos, Morata de Tajuña y Madrid capital. Sin olvidar el grave peligro para los propios trabajadores, y el poblado y el colegio que se hayan en el interior del recinto. A esto hay que añadir el riesgo del transporte de las sustancias, que necesariamente ha de hacerse por carretera. Por estas razones, vecinos, asociaciones, el Consejo de Barrio de Perales del Río, e incluso algún ayuntamiento como el de Arganda se han opuesto a su existencia.

 Los militares justifican su existencia con fines preventivos y profilácticos. Sin embargo es bien sabido que ante un hipotético ataque con armamento NBQ, no habría prácticamente nada que hacer, como reconoció el anterior jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Félix Sanz Roldán.

 La Marañosa es la única fábrica militar que sigue dependiendo directamente del Ministerio de Defensa y que tiene como director a un teniente coronel del ejército en activo. Las actividades que se realizan en su interior están sometidas al mayor de los secretismos, garantizados porque un 25% del personal es militar: el que ocupa todos los cargos técnicos de responsabilidad.

 La fábrica de La Marañosa está dentro del Parque Regional del Sureste, junto a la zona de máxima protección. Su existencia, su funcionamiento, los efectos de sus actividades y de las maniobras militares afectan a zonas muy importantes por su gran valor natural como los pinares y los cortados yesíferos, y a diversas especies de aves estrictamente protegidas como las últimas parejas de halcón peregrino que quedan en Madrid, a los cernícalos primilla y a otras aves como azores, milanos negros, ratoneros, etc. Durante las maniobras militares, el permanente tránsito de vehículos pesados y las prácticas de tiro provocan deforestación, procesos erosivos del suelo y pérdida de fertilidad, multitud de residuos y una alta contaminación acústica que se deja sentir en kilómetros a la redonda. Además, los supuestos errores que se producen de vez en cuando, han provocado importantes incendios en la zona. Hasta el momento tampoco tiene una depuradora de las aguas residuales que se vierten a la cuenca del Jarama.

 Actualmente el complejo se está remodelando para transformarlo en el Instituto Tecnológico de La Marañosa, un gran centro de guerra química, nuclear, bacteriológica y radiológica, que también contará con laboratorios de armamento convencional del Ejército de Tierra y de la Armada. Aquí serán trasladadas las actividades de otros cuatro centros tecnológicos militares actualmente existentes. El proyecto está presupuestado en 50 millones de euros y supone la realización de grandes obras en el corazón del parque regional, además de la demolición de edificios altamente contaminados. El ministerio de la guerra impuso este proyecto a la Junta Rectora del Parque Regional, eludiendo los informes de viabilidad ambiental, amparándose en una supuesta «utilidad pública». El proyecto sigue sin contemplar la creación de un plan de emergencia.

 La Marañosa mantiene diversos convenios de colaboración con organizaciones militares como la UEO y la OTAN, que previsiblemente se acrecentarán con su ampliación. Hay que recordar que algunos de los estados pertenecientes a estas organizaciones, con las que colabora el complejo, no han dudado en utilizar armamento biológico y químico. Tal es el caso de Estados Unidos durante la Guerra del Golfo, y de Turquía en la represión permanente que mantiene contra el pueblo kurdo.

 La preparación de la guerra supone una sangría injustificable de recursos humanos y económicos que necesita nuestra sociedad. El presupuesto de los centros tecnológicos que se integrarán en La Marañosa para el pasado año 2005 ha sido de más de 21 millones de euros. Por ello, participamos en la campaña «No A La Investigación Militar», suscrita por decenas de Asociaciones, Universidades y otros centros, y cientos de Investigadores. Exigimos con ellos la reorientación de los recursos dedicados a la investigación para la guerra y su utilización para la investigación y desarrollo socialmente útiles. En esta línea, proponemos que los millones de euros destinados a La Marañosa por el ministerio de la guerra se empleen para fines como la jubilación pagada a sus trabajadores o la recolocación en la zona, la recuperación y restauración del espacio natural, la mejora de la agricultura local, el impulso a la producción civil fuera de las áreas protegidas, el apoyo a la vivienda digna y asequible, etc.

 La guerra es un crimen contra la humanidad. El pueblo español manifestó de forma inequívoca sus aspiraciones de Paz, con motivo de la participación del ejército español en la guerra contra Irak. Exigimos a los poderes públicos que se hagan eco de esta imperiosa demanda para reorientar su política hacia la consecución y el mantenimiento de la Paz, que es fruto de la Justicia. Denunciamos la existencia de la OTAN y la permanencia de nuestro país en esta estructura militar. Nos solidarizamos con todas las acciones que con motivo de la campaña «Mayo desobediente contra la guerra global. Reclama las bases», promovida por Alternativa Antimilitarista.MOC, se están llevando a cabo durante estos días, con la aspiración de conseguir la abolición de los ejércitos:

La Marcha al polígono de tiro aéreo de Las Bardenas (Navarra)
La 7ª Marcha por la desmilitarización del Campo de San Gregorio el pasado domingo, 14 de mayo
La 4ª Inspección ciudadana a la base de la OTAN de Bétera, ayer sábado, 20 de mayo
La 21ª Marcha a la base de Rota que se realiza hoy.
Y la 3ª Marcha por la desmilitarización de la sierra de Aitana (Alicante) también hoy, domingo 21 de mayo de 2006.

Nos unimos también a la convocatoria de las marchas al cuartel general de la OTAN en Retamares y la base de Torrejón, que tendrán lugar el próximo otoño

PLATAFORMA CONTRA EL COMPLEJO MILITAR DE LA MARAÑOSA.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.