casco insumissia fusil roto

Poema popular palestino

Los Cuidadores de Semillas

Los Cuidadores de Semillas

Quemad nuestra tierra

Quemad nuestros sueños

Verted ácido en nuestras canciones

Cubrid con serrín la sangre de los nuestros, asesinados,

Ahogad con vuestra tecnología

El clamor de todo lo que es libre, salvaje e indígena

Destruid, destruid nuestra hierba y nuestro suelo

Asolad alquerías y aldeas,

que nuestros mayores construyeron.

Los árboles las casas, los libros y las leyes,

toda la equidad y a armonía.

Arrasad con vuestras bombas los valles.

Borrad con vuestros editores nuestro pasado,

nuestra literatura, nuestra metáfora.

Desnudad los bosques y la tierra

hasta que ni el insecto, ni el ave ni la palabra

encuentre rincón alguno donde refugiarse.

Haced eso y aún más.

No tengo miedo a vuestra tiranía

No desespero nunca

Y es que guardo una semilla

Una semilla pequeña pero viva

Que voy a guardar con cuidado

Y a plantar de nuevo.

  • 12 de diciembre de 2006 10:41, por artillero_shingo

    no tiene ni idea de lo k dice sta persona.yo soy militar e manejado tantas armas....pero aun mas he colaborado y ayudado a personas tercermundistas k t lo agradecen.ay personas k solo saben criticar desde afuera,pero ay k estar dentro para poder opinar xke yo,lo pase mal y merecio la pena xk pude ver la sonrisa de un niño k xprimera vez reia...Opinen sobre las armas pero no de nuestras acciones....(super_shingo@hotmail.com)

    Ver en línea : Los Cuidadores de Semillas

    • 12 de diciembre de 2006 23:19, por María González Cañadas

      Supongo que super Shingo está respondiendo al tono general de la web, y no a este poema popular que es un himno de la resistncia palestina.

      Aún así, no puedo evitar señalar las contradicciones de su discurso. Shingo.

      ¿Si realmente lo que quieres hacer es ayuda humanitaria, por qué no dejas las armas y te dedicas a estudiar las dinámicas que causan el sufrimiento para luego intervenir sobre ellas?

      Con el dinero derrochado en una persona entrenada para el combate hiciera sonreir a un niño se hubiera podido hacer reir a mil, pero más aún, se hubiera podido evitar que lloraran otros diez mil. ¿A cuantas personas has matado, Shingo, a cuantas vas a matar? Ya sé, para tí los "enemigos" no son personas, son sólo terroristas... eso pensaban los que hicieron que un niño riera por primera vez al recibir ayuda de un militar.

      No das el pego, estás entrenado para matar, con la violencia, sólo se consigue sufrimiento.

      Ah, y no pienses que no hemos visto el cotarro desde dentro, que es precisamente la voz de la gente que está dentro la que tratamos de mostrar en esta web.

    • 7 de enero de 2007 09:42, por Juanjo

      Coincido con María en que es propósito de esta web dar también voz a quienes estáis dentro del aparato militar (el que es más explícito).
      Según te expresas parece que tienes un gran dilema dentro de ti, si ten conmueve la sonrisa de un niño. El caso es que seas consciente de que para tu ejército, para tu gobierno, no eres más que una herramienta para imponer por la fuerza su "saber estar" en el mundo, para imponer "su" justicia, que no es otra cosa que sus intereses, sean económicos o de otra índole.
      Ánimo con ese trabajo interior.

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración