En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Informativa
  Movimiento 15M
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Japón también retira sus tropas de Iraq

Fracaso total: abandona el aliado más rico y más incondicional de los EEUU

Sección:Iraq
Miércoles 12 de julio de 2006 1 comentario(s) 2004 visita(s)

inSurGente(A.M.).- País por país, Japón es sin duda el aliado más rico de todos cuantos tiene EEUU en Iraq. Dada su distancia a Mesopotamia el contingente japonés tenía que ser necesariamente pequeño. Por otro lado, fue enviado violando la constitución japonesa que prohíbe el envío de tropas al exterior. La importancia de la presencia militar de Tokio en Iraq es, no obstante, extraordinaria. En primer lugar por su enorme valor simbólico: demostraba que Iraq se estaba “pacificando” y “democratizando”. En segundo lugar porque extendía la guerra antiterrorista al Extremo Oriente a través de un país “pacífico”. En tercer lugar porque Japón recogería inteligencia estratégica para colaboraciones enormemente importantes en países como Filipinas o Indonesia. La retirada del país del “sol naciente” representa más que el fracaso militar de los EEUU su absoluto fracaso político. Los analistas tendrían que investigar sobre la enorme seguridad y aislamiento en la que vivieron los militares japoneses, sobre la composición y calificación del grupo, y sobre sus actividades.

Japón- El anuncio esperado

Prensa Latina (Por: Doris Calderón*).- La retirada del primer contingente militar japonés desplegado en un escenario bélico desde finales de la II Guerra Mundial es ya un hecho. El primer ministro Junichiro Koizumi hizo el esperado anuncio de manera oficial, aunque todavía no está clara la fecha.

Los 600 soldados nipones acantonados desde enero de 2004 en la sureña ciudad iraquí de Samawa estaban dedicados a las labores de reconstrucción y no tenían derecho a participar en acciones bélicas, de acuerdo con lo estipulado en la Constitución pacifista de 1947.

Esos efectivos pertenecían a las Fuerzas de Autodefensa, lo más parecido a un Ejército que los vencedores de la guerra mundial permitieron tener a Japón como garantía para contener sus aventuras militares.

La protección del contingente japonés se encontraba en manos de las tropas británicas y australianas, que también tienen previsto abandonar Iraq próximamente.

Hemos terminado este capítulo, señaló el primer ministro japonés al decir que la medida se adoptó después de consultas con los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia.

El control de la seguridad en esa región será asumido por las fuerzas iraquíes, por primera vez desde la invasión encabezada por Estados Unidos y Gran Bretaña en marzo de 2003.

Japón se suma así a la lista de 16 países que hasta el momento retiraron a sus militares de Iraq tras formar parte de la coalición internacional que ocupó ese territorio del Medio Oriente.

España, Singapur, Nicaragua, República Dominicana, Honduras, Filipinas, Noruega, Tailandia, Nueva Zelanda, Tonga, Hungría, Portugal, Moldavia, Holanda, Ucrania y Bulgaria ya han abandonado la nación árabe.

El primer ministro japonés, fiel aliado del presidente estadounidense, George W. Bush, se comprometió a continuar con su asistencia financiera por medio de donaciones y préstamos.

Koizumi indicó además que mantendrá el apoyo logístico y el abastecimiento de suministros a las tropas aliadas en Iraq, labores a las que se dedica un grupo de 200 efectivos que permanecen en Kuwait.

El envío de militares a ese país generó un profundo malestar en amplios sectores del archipiélago, que advirtieron sobre una flagrante violación del artículo nueve de la Carta Magna.

Ese inciso prohíbe la participación de Japón en conflictos bélicos en el exterior, aún en tiempos de posguerra, por lo que partidos opositores alertaron que la herencia pacifista de la Constitución podría quebrantarse.

El despliegue polarizó a los japoneses, que en su abrumadora mayoría expresaron su preocupación por la misión más riesgosa y ambiciosa de este Estado asiático.

La población pacifista pretendía rechazar cualquier papel militar de Japón y también temía por la inseguridad que enfrentarían los soldados nipones en Iraq, donde se registran a diario ataques contra las fuerzas de ocupación.

Lo más notable es que el envío de esas tropas con vehículos blindados y armas antitanques tenía como telón de fondo un debate sobre la temida reforma de la Constitución.

El gobierno nipón considera que es hora de que la segunda economía del mundo, después de la de Estados Unidos, modifique la cláusula que le prohíbe participar en conflictos en el exterior.

Sin embargo, dicha reforma podría provocar el resurgimiento del Japón que atacó a sus vecinos de Asia antes de ser derrotado por las fuerzas aliadas en 1945.

Las atrocidades cometidas por el ejército nipón durante aquella contienda bélica aún generan asperezas en las relaciones de Tokio con sus vecinos, en especial con China y Corea del Sur.

La retirada de Japón es anunciada, junto a la de Rumania e Italia, cuando la resistencia iraquí mantiene a las tropas de Estados Unidos en constante jaque.

*La autora es periodista de la Redacción de Asia de Prensa Latina.

E-Mail: serviex prensa-latina.cu

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Japón también retira sus tropas de Iraq

    5 de septiembre de 2010, por  hotmail.com">Francis Saucedo Zavala

    México, D. F. a 4 septiembre de 2010..

    EFECTOS DESTRUCTIVOS POR EL DESCONOCIMIENTO A LOS DERECHOS HUMANOS

    SEÑOR DIRECTOR:

    La inspiración que llevó a la realización de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas se debe a un solo hecho: la recuperación de la dignidad humana y la paz mundial.

    Con la remembranza de las dos guerras mundiales, podemos llegar a la conclusión de que cualquier guerra, (la que sea) acaba con poblaciones enteras; y hoy en día un hecho trascendental y favorable para la humanidad acaba de ocurrir: los Estados Unidos de Norteamérica está retirando a sus tropas de Irak (2003-2010), donde según fuentes el número de personas muertas fluctúan entre más de 150.000 a más de 1 millón de personas, con un alto costo financiero de más de 3 a 5 billones de dólares; luego entonces, si miramos más profundamente, y como reza el segundo párrafo del Preámbulo de la Declaración Universal: “…que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para a conciencia de la humanidad..” es vital que cada niño, joven o adulto nos involucremos en la educación de este tema.

    Aquí y ahora, como se expresa en el epílogo de la Obra titulada: La Historia de los Derechos Humanos por la United For Human Rights (Unidos por los Derechos Humanos): Ha llegado la hora de que todos los hombres y mujeres trabajen codo con codo en pos de la paz y la libertad frente al odio racial, religioso y étnico. El premio es un mundo de paz y cordura en el que la búsqueda de la felicidad sea algo factible”.(www.HumanRights.com )

    Por último, y como lo ha expresado el Escritor y Humanista L. Ronald Hubbard: los derechos humanos deben ser una realidad no quedarse en un sueño idealista.

    Atentamente,

    Licenciada Francis Saucedo Zavala Directora de Comunicación Social de Scientology México Balderas 27, Colonia Centro México, D. F. 52 11 40 04



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.