En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Aumentan las irregularidades en los reclutamientos del Pentágono

Insurgente

Sección:Instituciones militares
Domingo 20 de agosto de 2006 2 comentario(s) 2488 visita(s)

Bush ha sacado su lazo tejano para cazar inmigrantes indocumentados, jóvenes marginales, pequeños delincuentes, y completar así, con razias pentagonales ilegales, un reclutamiento que se les está volviendo imposible. Los reclutadores del Ejército y de la Infantería de Marina no consiguen mano de obra para asegurar los relevos en Afganistán y, sobre todo, en Iraq. El Washington Post acaba de denunciar métodos de alistamiento que empiezan a parecerse a los que provocaron motines en la ciudad de New York durante la guerra de Secesión.

Prensa Latina.- Presionados por el déficit de soldados para hacer frente a los despliegues de tropas en Iraq y Afganistán, los reclutadores del ejército estadounidense multiplicaron sus violaciones de normas en los procesos de captación.

Según un informe de la Oficina Gubernamental de Contaduría (GAO por su sigla en inglés), citado hoy por el diario The Washington Post, el número de irregularidades de ese tipo aumentó en 50 por ciento en el último año.

De acuerdo con el Post, las transgresiones son un reflejo de la creciente presión que soporta el Pentágono para tratar de llenar los vacíos y cumplir las metas de captación «en tiempo de guerra».

Precisa que los cuatro mil 400 casos de violación de reglas registrados en el año fiscal 2004 se elevaron a seis mil 600 en el sucesivo período, cuando la entrada de nuevos efectivos, sin embargo, experimentó un retroceso.

Pese al rosario de irregularidades, el número de reclutas se desplomó de 250 mil en 2004 a 215 mil en 2005.

Entre las malas prácticas utilizadas se menciona el ejercicio de la coerción sobre muchas personas, como recurso para lograr su vinculación a las fuerzas armadas.

Además, una buena cantidad de reclutadores ocultaron informaciones que inhabilitarían a candidatos e incluso falsificaron documentos.

Funcionarios de la GAO consideran que la cifra de anomalías podría ser mucho mayor que la reportada por la institución, ya que el Departamento de Defensa carece de un método apropiado para rastrear todas las violaciones.

Los datos acopiados, no obstante, evidencian que el mayor número de contravenciones se produce en días cercanos a las fechas topes de los reclutamientos.

The Washington Post considera que el llenado de las cuotas se torna difícil, sobre todo para el Ejército, ya que los candidatos «saben que probablemente serán enviados a Iraq y Afganistán».

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.