En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El Fusil Roto No 71

El Boletin de la Internacional de Resistentes a la Guerra

Sección:Comercio y producción de armas
Jueves 31 de agosto de 2006 0 comentario(s) 2350 visita(s)

Editorial

Esta edición de El Fusil Roto se enfoca en los especuladores de las guerras. Durante la Conferencia Globalizando la Noviolencia de la Internacional de Resistentes a la Guerra, tuvimos un grupo de tema y actividad que trabajó el tema de la especulación de la guerra. Este grupo de tema y actividad fue un paso esencial en el desarrollo de la Iniciativa Global Contra Los Especuladores de las Guerras de la IRG. El primer articulo de El Fusil Roto describe cómo las corporaciones influencian a las estructuras de decisiones de los gobiernos que deciden las políticas militares y los respectivos contratos, y también se refiere a qué podemos hacer para deternelas. Durante la última semana de Agosto se estará realizando un encuentro en Colombia organizado por La Red Juvenil de Medellin en iniciativas antimilitaristas e intervención norteamericana en la región, y estará analizando cual es el rol que juegan las corporaciones en la región. Un articulo escrito por los/as organizadoras del encuentro revela como estas grandes corporaciones tienen sus manos sucias en Colombia. Al final de septiembre una conferencia de grupos de bases trabajando para detener a los “mercaderes de la muerte”, organizado por la Liga de Resistentes a la Guerra, se estará desarrollando en Minneapolis EUA. Comenzando con un estudio de caso sobre el proyecto Honeywell que tenia como base Minneapolis, vemos cómo campañas noviolentas pueden ser efectivas contra los especuladores de las guerra. Te invito a leer esta edición de El Fusil Roto con un ojo en cómo puedes tú involucrarte en campañas contra los especuladores de guerra.

Javier Gárate

Especuladores de la guerra

Los especuladores de las guerras dependen principalmente de contratos de gobiernos. Imaginense que sería de Lockheed Martin sin su contrato del Pentagono! Al mismo tiempo estos gobiernos necesitan de una excusa para gastar estas tremendas sumas de dineros ej. “guerra contra el terrorismo”, “seguridad nacional”, “fuerzas de paz”,etc.

Como los especuladores de las guerras dependen de contratos de gobiernos, necesitan estar en posición de influenciarlos. A lo largo de los años se han posicionado para tener un inmenso poder político con los gobiernos, y disfrutann de accesos privilegiados con quiénes toman las decisiones, algo que el público solo puede soñar a tener. Para poder vender sus productos, los especuladores de las guerras necesitan acceso a información, y acceso a los diferentes cuerpos de decisiones. ¿Cómo lo hacen? Por medio del llamado factor puerta giratoria, y por medio de un fuerte loby.

El termino “puerta giratoria” se refiere al movimiento de empleados entre gobiernos y corporaciones. Ex generales militares o miembros de ministerios de defensa se mueven a altas posiciones en la industria militar. Al moverse como“contratistas de defensa” llegan con todas sus conecciones e información desde adentro, de cómo obtener esos preciados contratos. La puerta giratoria funciona también en la otra dirección, cuando ex-empresarios trabajando para especuladores de las guerras se mudan al departamento de defensa o otros cuerpos de decisiones de gobierno y defensa, donde están en la mejor posición para influenciar a cuales compañías se le entregan los contratos. Hay muchos casos de la puerta giratoria, siendo Dick Cheny el más famoso de ellos, cuando paso de ser Secretario de Defensa a gerente general de Halliburton a ser vicepresidente de EUA. Pero no es el único! Solo pare mencionar dos en el Reino Unido: Julian Scopes es el mayor negociador político para BAE Systems, y un ex servidor del Ministerio de Defensa. Es sabido que Scopes mantuvo su pase para todas las áreas del Ministerio de Defensa, donde contaba de fácil acceso a información confidencial. BAE no ha confirmado ni negado, si es que otros miembros o trabajadores de planta cuenta con un acceso similar. En otro caso Lord Inge, Comandante del Personal de Defensa entre los años 1994 -1997, se convirtió en Presidente No-ejecutivo de Aegis Defence Services.

Un fuerte loby sucede cuando las compañías cuentan con un rol oficial, dictaminando políticas y decisiones sobre contratos.Si examinamos a la Unión Europea para ver cómo esto funciona, vemos que por muchos años la industria militar trató de influenciar fuertemente a quiénes tomann las decisiones en Bruselas, para promover el concepto que una Europa militarmente fuerte necesita una fuerte industria de armamentos. Mientras se escribía el borrador para la Constitución, el grupo de trabajo en defensa de la Convención Europea invitó a un número de personas “expertas” para dar su recomendación sobre qué debiera de estar incluído en el texto del tratado. Tres de los trece expertos representaron los intereses de la industria armamentista: Corrado Antonini, Presidente del Grupo de Industria de Defensa Europea, Anthony Parry de BAE Systems y Jean-Louis Gergorin de EADS. El mensaje de una industria armamentista podrosapara una Europa militarmente poderosa estaba allí.

Una situación similar existe en EUA, con el Defense Policy Board, el cual fue creado en 1985, compuesto por 30 o más representantes de contratistas de la industria de tecnología militar. El Defense Policy Board se reúne cuatro veces al año para recomendar al Secretario de Defensa qué sistemas de armamentos comprar, qué países son “amenazas”, dónde necesitamos un “ataque preventivo”, qué países deberían de ocupar. Por ejemplo, en el 2006 el Defense Policy Board incluye a Jack Sheehan quién estuvo en las fuerzas especiales del ejército de Estados Unidos, fue General de la OTAN, Comandante Supremo de los aliados en el Atlántico, quién dejó el ejército para asumir como Vicepresidente de Bechtel. Bechtel es uno de los mayores grupos contratistas en el mundo, y tiene uno de los mayores contratos en Irak, para trabajar en su “reconstrucción”.

En muchos países los especuladores de las guerras puede legalmente donar grandes sumas de dinero a candidatos políticos, esperando su fidelidad con su voto para sistemas armamentistas. Por supuesto que la corrupción también toma lugar. En EUA existen muchos casos en que el Congreso vota por contratos que el Pentágono ni siquiera ha pedido, pero las corporaciones tiene algún “amigo/a especial” en el Congreso que empuja hacia adelante el contrato de defensa.

Manufactureros de armas son ya tan poderosos que pueden decirle a los gobiernos qué es lo que quieren y qué es lo que no quieren. BAE Systems (Anteriormente llamada British Aerospace) le ha dicho al gobierno del Reino Unido que si no le compran a ellos, se retirarán del Reino Unido y se irán a EUA. Según el Departamento de Defensa de EUA, BAE Systems (retiraron la palabra British para ser más transnacionales) fue el séptimo mayor proveedor de equipos al Pentágono en el 2005.

Las compañíaas explican que le dejan las decisiones morales a los gobiernos, y que están solo haciendo su “deber patriótico” respondiendo a lo que el gobierno necesita. ¿Qué podemos hacer?

Un importante paso para detener a los especuladores de las guerras, es detener sus poderosas influencias sobre el gasto gubernamental en armamento. ¿Cómo podemos hacer esto? El poder de los especuladores de las guerras parece tan inmenso, más poderosos incluso que a los poderosos gobiernos a quienes les venden.

Debemos buscar una estrategia común anti-corporaciones, el boicot, es difícil con los especuladores de las guerras, porque las mayores compañías no cuentan con productos civiles. Los que cuenta con ellos - aerolineas, proyectos de construcción- no son productos de consumo, y son comprados por corporaciones o municipalidades.

Ann Felthan de Campaña Contra el Comercio de Armas sugirió que “atacáramos esto desde la periferia” discutimos muchas de estas estrategias durante el Grupo de Tema y Actividad sobre Especuladores de las Guerras, durante la Conferencia de la Internacional de Resistentes a la Guerra “Globalizando la No-violencia”.

* Monitorear las compañías y sus comités de políticas y directorios en que se discuten estos temas. La visibilidad es su vulnerabilidad, debemos exponerlos como especuladores de las guerras. Describir los efectos de sus armas, y las violaciones a derecho humanos en los países a los cuales se les vende. * Educar a los pagadores de impuestos, en tanto el hecho de que el gobierno está usando su dinero para financiar a estos especuladores. * Denunciar la corrupción que sucede en el mundo de la especulación de la guerra. Hay muchos casos, y necesitan ser conocidos por el público. Esto puede ser hecho de forma tanto creativa como dramática. * Poner presión en los gobiernos para regular estas compañías, demandando transparencia y la responsabilidad de las corporaciones. * Mirar al rol que bancos y Agencias de Créditos de Exportación juegan apoyando y subsidiando la industria de guerra con préstamos y créditos, y al hacerlo saben que el negocio es completamente seguro tanto para el gobierno como para la industria. ¿Cómo pagadores de impuestos y depositantes de bancos se sienten cuando su dinero es usado para la producción de armas?

Tanto organizaciones como individuos pueden comprar acciones en estas compañías. Los accionistas pueden poner presión a las corporaciones por medio de resoluciones de accionistas durante sus respectivas reuniones anuales. O promover que fondos de pensiones, universidades y municipalidades des-inviertan en compañías que profitan con la guerra.

Para desafiar efectivamente a los especuladores de las guerras necesitamos campañas que ataquen los diversos nexos en la cadena de cómo las corporaciones obtienen los contratos militares. Para hacer esto tenemos que coordinarnos entre los grupos que trabajamos en contra del comercio de armas, instituciones financieras y agencias de créditos de Exportación que apoyan la venta de armas, y el movimiento amplio antimilitarista no-violento.

Joanne Sheehan y Javier Gárate

Colombia: Especuladores de la Guerra Contribuyendo a Precisar «Quiénes» Son

El fondo de la palabra especuladores, es la pregunta por quiénes son los traficantes de la guerra y cuáles las motivaciones y las finalidades que los impulsan.

En esta medida los especuladores no son solamente los que se benefician de la industria armamentista, sino todo aquél que de alguna manera maquina la guerra, elabora una estrategia pensada para sacar provecho y ganancia. Entre ellos: Las grandes corporaciones privadas.

Entendemos como corporaciones a las transnacionales y multinacionales que necesitan del dominio y control de nuestros recursos naturales y de nuestro territorio, para asegurar su proyecto hegemónico en el mundo y para que no se fortalezcan relaciones económicas y políticas solidarias que permitan el desarrollo de los países latinoamericanos.

También son especuladores porque su estrategia se basa en la agudización del conflicto y la consolidación de los actores militares y paramilitares en pro de imponer los megaproyectos a través de los cuales ellos se adueñan de nuestro país.

Las siguientes son algunas de las corporaciones que intervienen como especuladores en nuestro país:

Corporación Megaproyecto Coca-Cola Reservahídrica del macizo colombiano (La Represa, Hidroelétrica) Nestle Ganadería y Leche en el Valle del Cauca, Caquetá y Putumayo Amoco, Texaco, Esso Gasoducto que atraviesa Colombia, Venezuela y Panamá La Drummond Explotación Carbonera y de gas metano en La Loma, Magdalena La Monsanto Recursos Hídricos en el la Vega, Cauca (triple frontera)

Con la globalización ellos compran las empresas públicas, se apropian del petróleo, agua, oxígeno, niquel, leusita, plutonio y mercurio. Estos últimos cuatro sonpropios para la producción de la industria armamentista.

Las consecuencias de los megaproyectos son la expropiación de las tierras a las comunidades que viven en los sitios de ejecución de los mismos, la mano de obra barata, maquinizada y la agudización del conflicto porque con ellos se profundizan las causas estructurales de la pobreza y la desigualdad. Las entidades financieras

Las entidades financieras respaldan la guerra de dos formas: una, mediante el préstamo de dinero que se invierte en la guerra; la segunda, a través de la abrumante acumulación de riqueza en sus manos, que profundiza las causas estructurales de la guerra en Colombia: la pobreza nacional es de 21.9 millones de personas, o sea; 49.2% de la población, ubicándose en la línea de pobreza extrema el 6.6% y de indigencia en 14.7%.

Se puede mencionar al Banco Santander y la BBVA (actual dueña de bancafe), que hoy lidera el crédito hipotecario y es la tercera entidad financiera en el país, a nivel de cobertura. Estas empresas a nivel internacional son socias de industrias militares en Europa, además de prestar recursos para la inversión militar. Los Estados:

Las potencias: a través de la intervención -económica, política, militar- en otros países buscan obtener el control de riquezas y territorios de estas regiones. Este seria el caso de EE.UU que invierte mas de US $ 350 millones anuales en la guerra irregular colombiana; además, organismos multilaterales como el B.M, el F.M.I, el B.I.D, y la O.M.C, destinan prestamos a los estados aumentando el endeudamiento interno y externo, e imponiendo como requisito y forma de control a las deudas reformas a sus economías en el marco del modelo económico neoliberal.

Y los tercermundistas, a través de políticas de seguridad, defensa y desmovilización que profundizan el conflicto, introduciendo el orden público en detrimento de los derechos fundamentales. Aún más, después en la década de 1990, con la apertura económica a través de políticas neoliberales como el consenso de whashington que minimizan el estado de derecho y de bienestar por un Estado de mercado -inactivo- que cede su papel a Corporaciones, transnacionales y en general al gran corporativismo mundial de la privatización de la protección y la vida.

También con la creación y permanencia de estructuras paramilitares, bien sea como política de Estado -el caso colombiano- o en confabulación con los intereses privados mundiales.

Algunas formas de la especulación en Colombia:

* Proyecto presidencial: que tiene como bandera el estado comunitario, según el cual los derechos son servicios. la mafia que permea las estructuras militares a través del narcotráfico y sus nexos con los grupos paramilitares. En tanto la proliferación de actores armados, reduce las posibilidades de empleo en Colombia a labores que tienen que ver con la militarización y la guerra. * El gobierno colombiano y el gobierno de EE.UU a través del plan Colombia y plan patriota luchan contra el narcotráfico y en segundo lugar por la eliminación de las guerrillas?. Sin embargo esta guerra es dirigida a la parte más débil de la cadena, los sembradores de coca, los productores de pasta y la población civil victima de la aspersión con glifosfato, y no sobre los traficantes reales, terratenientes, políticos y personajes públicos que manejan el mercado y la circulación de la droga. Política de defensa, que prima por encima de los derechos fundamentales, aumentando el presupuesto en gasto militar en detrimento de la inversión en salud, educación y DD.HH. * El Ministerio de defensa: que además de contar con el presupuesto de la nación tiene un pool empresarial integrada por 21 empresas, en las que se destacan indumil (industria militar), hotel tequendama y la Universidad militar. Funciona como un fondo rotatorio cuyas ganancias se invierten en seguridad democrática... ¿dónde irá el excedente que se obtiene? * El Ministerio del interior y el proceso de reinsersión a la vida civil de los 43.000 desmovilizados que hay actualmente. La estrategia de “paz” pretende captar recursos, mientras en los dos primeros años del nuevo mandato de Uribe se consolida las FF.MM. y el discurso de la guerra. * Las empresas de vigilancia privada que contratan a paramilitares desmovilizados en oficios de vigilancia, igualándolos a su trabajo en la confrontación armada.

Y para asegurar la finalidad de esos proyectos, se dan diferentes estrategias diseñadas en los EEUU con la completa complacencia del gobierno colombiano:

* Plan Colombia: es una estrategia militar, que se reafirma en el documento octubre “ley de la estampilla”, y se fortalece con el I.R.A (iniciativa regional andina), la cual busca que los estados se revaliden a través de las estructuras armadas, manteniendo el circulo vicioso de la economía de guerra. * Plan patriota y la iniciativa regional andina que busca frenar la consolidación de la triple vía (Ecuador, Colombia y Venezuela), además de reafirmar el Amazonas como corredor de patentes biológicas. * Plan Houston, Puebla - Panamá, Bogotá... que reza sobre sembrado de eucalipto para la explotación y la integración de Colombia a la economía mundial a través del canal interoceánico en el Chocó, la terminación de la vía panamericana en el Darién, y el gasoducto que atraviesa a Panamá, Colombia y Venezuela

Los medios de comunicación:

Porque juegan un papel como mercaderes de la información, la guerra y el conflicto en Colombia, convirtiendo los hechos reales en mercancía para el negocio de las agencias de comunicación; además de su parcialidad en la información que legitima el estatus quo, consolida a las FF.MM; dando a entender a través de la guerra mediática a la opinión general que cualquier oposición es terrorismo o rebelión, vendiendo de manera positiva el proyecto de seguridad democrática del gobierno, el proceso de desmovilización paramilitar, la promoción de la vigilancia privada y la intervención extranjera para la apropiación de los recursos.

Concretamente en Colombia, los massmedia que especulan con la guerra son: RCN por que su información es parcializada y favorece los intereses políticos de partidos y personajes que impulsan la guerra; concretamente en la campaña presidencial no impulsó el debate público entre candidatos y partidos, sino que se dedicó a hacer proselitismo político del candidato que representa el interés de los gremios económicos. No es gratuito que los dueños de este medio sean el grupo Ardila Lule cuyos intereses son perfectamente compatibles con los del proyecto uribista.

En general, una serie de programas de aval a las fuerzas militares, entre ellos, la radio policía Nacional, la emisora del ejército, el programa de TV contacto en el canal institucional, Impacto en el canal UNO y hombres de honor (serie documental que busca trasbordar a la gente a un imaginario positivo de las FFMM, llevando a la sociedad a pensar que la militarización del país es la vía para resolver el conflicto). Estas estrategias de comunicación captan recursos del estado, además de ser entes descentralizados que tienen gestión propia para la consecución de capital que permita ampliar el accionar de su militarización social.

Por ultimo, lo publicitado de la seguridad y las FF.MM:vallas , pendones, carteles...generando en las personas el sentirse “seguros”; el cierre de las calles periféricas a los batallones, cuarteles y comandos y los carros de los policías y militares ocupando el espacio público de la ciudad, generando una sociedad de control desde lo militar sobre la cotidianidad de los centros urbanos

Y tendría que llegarse a la ineludible conclusión de que especular la guerra es mejor negocio que ser actor en ella y que estos señores de la especulación son más maquiavélicos que los propios marciales. Manejan los delgados y finos hilos del poder y la muerte, pero no se untan, no ejecutan.

FOKA Acción Kolectiva Por la Objeción Fiscal

Un paso hacia globalizar la noviolencia La 24 Conferencia Trienal de la Internacional de Resistentes a la Guerra

Entre el 23 - 27 de julio la 24 conferencia “Trienal” de la IRG tuvo lugar en Eringerfeld, Alemania. ”.Claramente, la participación fue más global que en las recientes conferencias de la IRG. Con más de 200 participantes de todos los continentes y de más de 30 países. Eso si, la regulación de visas alemanas no permitieron a Samiira Jama-Ebli de Somalia realizar su presentación en la conferencia, ya que el consulado Alemán en Addis Ababa rehuso su visa. Más participantes de Nigeria, Mali y Senegal no pudieron participar por problemas de visas.

Los objetivos de la conferencia eran:

* hacer más central a la noviolencia en el movimiento global de resistencia a la guerra y a la dominación económica * adaptar el analisis y la estrategia noviolenta a los desafios que enfrentamos en nuestro días * consolidar y revivir nuestra red global antimilitarista y noviolenta

Puede ser cuestionado si es que fue posible lograr todos estos -claramente grandes- objetivos. Pero sí la conferencia fue un paso en esta dirección, y contribuyó al entendimiento de estos temas por la IRG. Uno de los momentos destacados y muy oportuno con los tiempos fue la plenaria sobre Israel-Palestina, con Dorothy Naor de New Profile, Israel, Sheerin Al-Ajab de Palestina y Angie Zelter de International Women’s Peace Service. La discusión entre Jai Sen de la India y la ex-Presidenta de la IRG Joanne Sheehan sobre la relación entre el movimiento de globalización desde las bases y el movimiento contra la guerra se refirió a la variedad de visiones frente al Foro Social Mundial, y los problemas dentro de los procesos del FSM. Es muy temprano para reflexionar sobre los logros de la conferencia. Mucho nuevos contactos fueron hechos, y fue impresionante ver como personas de diversas realidades - culturales y políticas- discutian sobre nonviolencia y globalización en una forma constructiva. Eso si, se lograron algunos planes en concreto en la conferencia:

Una declaración sobre Israel y el Libano salió de la reunión del Consejo de la IRG. La declaración existe en castellano, inglés, alemán, hebreo, francés, holandés/flamenco y turco. La puedes descargar desde http://wri-irg.org/statemnt/lebanon.... Un esfuerzo cordinado para que la IRG este presente y visible en el próximo Foro Social Mundial en Kenia en Enero del 2007, con seminarios promoviendo la noviolencia y el antimilitarismo. Cualquier persona interesada en unirse a esta iniciativa por favor contactar la oficina de la IRG a info wri-irg.org.

Una nueva red o grupo de trabajo de la IRG en intervenciones militares, o resistencia a la intervenciones, enfocada en acciones en Europa. Por favor contactar a Hans Lammerant de Forum voor Vredesactie si te quieres involucrar en este proyecto (hans vredesactie.be) Iniciativa Global contra los Especuladores de las Guerras Informe del grupo de tema durante «Globalizando la Noviolencia»

Durante la Conferencia Internacional de la IRG “Globalizando la Noviolencia” tuvimos un grupo de tema y actividad dedicado a la especulación de la guerra. Reuniéndonos cada día de la conferencia pudimos realizar un proceso de aprendizaje sobre los especuladores de las guerras, campañas contra ellos, y explorar cómo la Iniciativa Global Contra los Especuladores de las Guerras de la IRG puede ayudar a grupos en este tan importante trabajo.

Los objetivos del grupo de tema y actividad eran:

* Aprender de grupos trabajando en el tema * Crear nexos entre los grupos que ya están trabajando con los especuladores de las guerras y grupos e individuos que son nuevo en el tema * Identificar el rol que la IRG puede jugar en campañas contra los especuladores de las guerra a un nivel internacional * Identificar estrategias. Salir con ideas concretas para trabajar en el futuro

Comenzamos describiendo a los especuladores de las guerras y analizando oportunidades estratégicas para detenerlos. Ann Feltham de Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT por sus siglas en inglés) del Reino Unido, comenzó explicando que existen dos tipos de comercio de armas: armas cortas/ligeras y armas de gran escala, ella se enfocó en las grandes compañías que producen sistemas de armas agran escala y con componentes de alta tecnología. Siendo que estas armas pueden matar, muchas nunca son usadas. Pero incluso aunque los productos no son usados, estos pueden dar respaldo moral a violadores de derecho humanos, dañar economías, el medioambiente, y ayuda que continúe el mito militar. Estas armas son compradas por cualquier gobierno con dinero.

Tikiri, activista francés explicó el fenómeno de los contratistas privados en los ejércitos - cómo compañías privadas profitan proveyendo servicios que antes eran realizados por los militares. Estos entran en tres categorías: 1) servicios generales como lavandería, catering y transporte. Provistos por compañías como Sodexho y Serco. 2) Desarrollo tecnológico, provisto por manufactureros de armas - Lockheed Martin y Northrup Grumman. 3) Compañías de militares privados, proveen guardias de seguridad y mercenarios, sacaos de las fuerzas de elite por compañías como Blackwater y CACI.

La reconstrucción es una nueva forma de especulación en la guerra. Una presentación de Simón Harak de la Liga de Resistentes a la Guerra, con su campaña contra los mercaderes de las guerras en EUA, explicó que compañías como Bechtel y Halliburton sacan grandes ganancias de contratos por“reconstruir” Irak después que las bombas de otros especuladores de guerra lo han destruido.

Mich Crols de Forum voor Vredesactie, Jan Capelle de Proyecto Gato los dos de Bélgica y Marijn Paperkamp de Campaña Contral el Comercio de Armas de Holanda compartieron sobre su trabajo con instituciones financieras privadas y las Agencias de Créditos de Exportación que están involucradas en negocios con manufactureros de armas. Los bancos tienen acciones en la industria armamentista, o la apoyan con prestamos/créditos para transacciones en el comercio de armas. Las Agencias de Créditos de Exportación son agencias de gobierno o semi-gubernamentales respaldadas públicamente, las cuales dan garantías financieras a compañías operando en el extranjero, incluyendo la venta de armas. Son la fuente mayor de apoyo de pago de impuestos para compañías del sector privado y entregan al público el riesgo financiero de sus negocios en el Sur y en Europa del Este.

Todos/as las exponentes nos mostraron como el factor de la “puerta giratoria” es una factor crucial para los especuladores de las guerras, ayudando a compañías a llevarse incluso mayores ganancias de los gobiernos. Las personas que están tomando las decisiones sobre los contratos de armas representan en estos acuerdos fuertes intereses corporativos.

Estudios de casos de campañas nos ayudaron a entender cuales son las buenas estrategias para trabajar contra los especuladores de las guerras. Varias campañas fueron presentadas. Escuchamos sobre la Campaña contra la Organización de Servicios de Exportación en Defensa en el Reino Unido, la cual existe para vender armas para compañías y para hacer lobby para la exportación de armas con el gobierno. “Mi Dinero Conciencia Tranquila” es una campaña belga que pone presión a bancos para des-invertir en productores de armas, como un primer paso en hacerlos des-invertir de la producción de armas controversiales. De las campañas contra Agencias de Crédito de Exportación tanto en Holanda como en Bélgica, aprendimos que el objetivo general de estas campañas es de acabar con el apoyo financiero a la exportación de armas, ya que sin este apoyo se haría casi imposible la exportación de grandes y costosos sistemas de armamentos a países en desarrollo. Aprendimos también del Proyecto Honeywell, una campaña no-violenta en EUA contra una compañía que hizo bombas de racimo usadas contra el pueblo de Vietnam.

Aprendimos de estos estudios de casos que una campaña exitosa tiene que combinar objetivos claros, una buena investigación sobre las compañías y un entendimiento de la situación, y con una diversidad de tácticas. Es importante enfocarse en la naturaleza destructiva de las armas y hacer visible como las corporaciones realizan sus negocios (Ej. Influencias internas, corrupción, excesivas ganancias a partir de los pagadores de impuestos), cuestionar la reputación de ser “buenas corporaciones”. Las campañas necesitan proveer oportunidades para que personas puedan unirse a esfuerzos organizados para eliminar el poder de las corporaciones.

Durante el grupo de tema y actividades están haciendo acordamos que la IRG necesita jugar un rol de coordinar e intercambiar información de lo que están haciendo los diferentes grupos, y promover su trabajo hacia el movimiento amplio antimilitarista no-violento. La IRG necesita proveer recursos como por ejemplo, estudios de casos para ayudar a grupos a desarrollar estrategias para campañas no-violentas, para construir una iniciativa contra los especuladores de las guerras exitosa. La IRG necesita saber cuales son vuestras necesidades y cómo podemos ayudarles en el desarrollo de su campaña. Si estas haciendo este tipo de trabajo o quieres comenzar a desarrollar esfuerzos para detener a los especuladores de las guerras, por favor contáctanos!

Joanne Sheehan y Javier Gárate

El Proyecto Honeywell Una esperiencia práctica de campaña contra especuladores de las guerras

La Honeywell Corporation fue fundada en Minneapolis, Minnesota, EUA. Honeywell fabrica bombas de racimo (bomblets), pequeños rodamientos de acero alojados en una carcasa de acero. Cuando este arma anti-persona explota, los rodamientos salen disparados a unos 2400 km/h. Honeywell también fabrica otras armas y productos civiles.

Varias cosas inspiraron al público a fijarse en esta corporación. En 1967 el Bertrand Russell War Crimes Tribunal celebrado en Estocolmo, condenó el uso de bombas de racimo contra los civiles vietnamitas. En el número de octubre de 1968 del Liberation Magazine, Staughton Lynd escribió un editorial instando a la gente a enfrentarse a las corporaciones que estaban implicadas en la producción de armas, especialmente aquellas implicadas en la guerra de Vietnam.

En diciembre de 1968 personas de Minneapolis comenzaron el Proyecto Honeywell (Honeywell Project). Desde el comienzo tenían claros sus objetivos:

1. Detener la investigación, desarrollo y producción de bombas de racimo y otras armas. 2. Reconversión a usos pacíficos sin pérdida de empleos.

Hubo un compromiso con la noviolencia desde el inicio. Los fundadores también hicieron un análisis de clase, considerando que era importante dirigir la presión hacia la gente que se beneficiaba, constatando que son los directivos, no hacia los trabajadores. Marv Davidov, uno de los fundadores, animaba al grupo: “No lo hagamos si no podemos hacerlo durante 5 años.”

Comenzaron investigando durante 6 meses para averiguar todo lo que pudieran, localizar oficinas y plantas, reunirse con los trabajadores, centrados en la mentira de que las bombas de racimo eran usadas contra combatientes, no contra civiles.

En el espíritu de la noviolencia, los organizadores se reunieron con Jim Benger, Presidente de la Junta de Honeywell, que formalizó relaciones con Marv Davidov, coordinador del Proyecto Honeywell.

El Proyecto Honeywell comenzó repartiendo panfletos en las dos plantas donde se fabricaban las bombas de racimo.

En abril de 1969 cincuenta activistas se manifestaron en el exterior de la junta anual de accionistas de Honeywell haciendo visible la horrible realidad de las bombas de racimo. Se les concedieron 10 minutos para hablar en la junta. La respuesta de la corporación fue que “el gobierno acude a nosotros, es nuestro deber ciudadano.” La publicidad de estos hechos dio como resultado una ejecutiva sindical y progresivamente la gente se acercaba al Proyecto.

El Proyecto Honeywell creó una organización de 14 grupos regionales y locales. La gente compró acciones para acudir a las juntas de accionistas. En abril de 1970 el Proyecto Honeywell organizó a 3000 manifestantes dentro y fuera de la junta anual de accionistas de Honeywell, que duró sólo 14 minutos. La prensa nacional estaba allí para cubrir esta nueva estrategia del movimiento contra la guerra.

Las giras de charlas inspiraron otras campañas corporativas. En 1971 dos grupos nacionales se unieron a la campaña para detener la fabricación de bombas de racimo por Honeywell. Según Marv Davidov, “Nos organizábamos localmente y teníamos un alcance global”. La organización local incluía manifestaciones estudiantiles contra los reclutadores en los campus y a un catedrático que investigaba sobre las posibilidades de reconversión a usos pacíficos.

La atención sobre las bombas de racimo creó una situación tal que varias personas dejaron de trabajar para Honeywell. La corporación se volvió más sofisticada. Elaboraron un panfleto de 4 páginas respondiendo a cada cuestión que el Proyecto Honeywell ponía en evidencia y lo distribuyeron a sus 100.000 trabajadores en todo el mundo. Enviaron comunicados a los trabajadores exhortándoles a no hablar con los manifestantes, advirtiéndoles que amenazaban sus empleos. Honeywell empezó a hacer más donaciones a la comunidad. Crearon anuncios que afirmaban que “hacían cosas buenas”. Claramente estaban notando la presión.

En abril de 1975 terminó la Guerra de Vietnam. Desde 1975 hasta 1980 la campaña estuvo inactiva excepto por un pleito.

La Unión de Libertades Civiles de América (ACLU) demandó a Honeywell y al FBI por conspiración para denegar los derechos constitucionales a miembros del Proyecto Honeywell y a otros grupos pacifistas locales. El FBI tuvo informadores en su grupo de 1969 a 1972, lo admitieron pero nunca admitieron que hubieran hecho nada incorrecto. El caso se saldó en 1985 con una indemnización de 70,000$. El Proyecto Honeywell donó dinero al proyecto Shovels for Laos (Palas para Laos) que permitía a los campesinos cavar lentamente y detenerse cuanto tocaban el metal de las bombas de racimo.

En 1981 el Proyecto Honeywell se reagrupó. En la junta de accionistas de 1982 la oposición a los contratos del misil MX dominó el debate. En 1982 el Proyecto Honeywell también descubrió que Honeywell fabricaba las bombas de racimo utilizadas por el ejército de Israel que bombardeaba Beirut. Aquel año 36 personas fueron detenidas en una acción noviolenta en la sede central de la compañía. El Proyecto Honeywell creó una estructura participativa para organizar grandes manifestaciones. El entrenamiento en noviolencia era importante. Los discursos incorporaban un componente cultural. En 1983, 577 personas fueron detenidas ante el despliegue de los misiles Cruise y Pershing en Europa Occidental, bloqueando la sede central durante un día. Los juicios formaban parte de la estrategia. Servían para plantear el asunto del daño causado por estas armas y mantenían ocupado el juzgado durante un año.

Desde 1982 hasta 1990, dos veces al año el Proyecto Honeywell organizó acciones noviolentas de desobediencia civil. Escribieron resoluciones de accionistas para detener la fabricación de bombas de racimo y para la reconversión económica. Su estrategia se basaba en la organización local, a la vez que se hacía trabajo en red regional, nacional e internacional. La presión nacional e internacional era importante.

Incrementaron su visibilidad durante la década de 1980 con la participación de personas famosas. La cobertura mediática era buena, aunque se centraba más en historias de interés humano que en el asunto de la reconversión económica. “60 minutes”, un popular programa de noticias de los EUA, grabó un reportaje sobre la Honeywell Corporation pero sucumbió a la presión y recortó el enfoque sobre el Proyecto Honeywell.

Jim Benger fue el Presidente de la Junta de Honeywell desde 1968 hasta 1975. Las reuniones con los directivos de Honeywell acabaron cuando él se fue. El nuevo Director Ejecutivo consideró que la moral de los trabajadores era baja debido a décadas de protestas y rehusó reunirse con el grupo.

En 1984 la Honeywell Corporation celebró un foro sobre “Perspectivas para la Pacificación” para demostrar que estaban interesados en la consecución de la paz. Se reunieron con otros grupos pacifistas y rehusaron reunirse con el Proyecto Honeywell.

No se había promovido un boicot a los productos de Honeywell, aunque muchos decidieron no comprar productos hechos por fabricantes de armas.

En 1989 Honeywell trató de vender la división de armamento, pero nadie quiso comprarla. Cuando no pudieron vender la división de armamento, crearon otra corporación: Alliant Tech Systems.

Honeywell afirmó que la liquidación de su división de armamento se debía a una combinación de factores económicos que incluían el “fin de la guerra fría”. Pero en lugar de disolver dicha división crearon una exitosa nueva compañía. Allian Tech es el mayor productor de minas terrestres y balas del mundo. Honeywell dijo que las manifestaciones no tuvieron efecto, pero sus acciones lo contradicen. En 1995 se creó Allian Action.

El Proyecto Honeywell puede atribuirse varios éxitos - todo el mundo supo lo que era una bomba de fragmentación, este tipo de armas no seguirían siendo invisibles. Esto alimentó la oposición al uso de tales armas y a las guerras en que se empleaban. El Proyecto Honeywell ayudó a hacer visible el papel de las corporaciones en las guerras, se convirtió en un modelo para otras campañas anti-corporación, especialmente en el uso de acción directa noviolenta. La organización dio pie a un fuerte movimiento progresista en Minneapolis que todavía continúa.

Pero a pesar de estos éxitos, la producción de bombas de racimo sigue. Nuestro reto es encontrar formas viables de detener a estos mercaderes de la muerte. Según el fundador del Proyecto Honeywell, Marv Davidov, “Dada la economía de guerra permanente, el movimiento ha de ser local, regional, nacional e internacional para ser efectivo.” Joanne Sheehan Traducción: Pedro Ballesteros

El Fusil Roto

El Fusil Roto, es el boletín informativo de la Internacional de Resistentes de la Guerra y se publica en Inglés, Castellano, Francés y Alemán. Este septiembre del 2006 es la edición número 71° del Fusil Roto y viene provisto de información de la campaña contra los especuladores de las guerras y fue producido por Javier Gárate.

Agradecimientos especiales para Joanne Sheehan y Acción Kolectiva por la Objeción Fiscal (FOKA) y tod@s l@s demás que aportaron la información usada en esta edición.

Si deseas copias extras de esta edición no dudes en contactarte con la oficina de la IRG o descarguelo de nuestro sitio web, GRACIAS.

War Resisters’ International 5 Caledonian Road London N1 9DX Gran Bretaña tel + 44-20-7278-4040 fax + 44-20-7278-0444 info wri-irg.org http://wri-irg.org/pubs/br71-es.htm

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.