En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

¿Por qué Israel sí y Corea del Norte no?

Bitácora de nodo50

Sección:Instituciones militares
Miércoles 11 de octubre de 2006 1 comentario(s) 1750 visita(s)

Noticia original con muchos enlaces

Por lo visto Corea del Norte ha cometido una agresión contra la humanidad al llevar a cabo una explosión nuclear controlada. Efectivamente es una mala noticia. Una pregunta, así, al vuelo: ¿por qué Israel puede hacerlo y Corea del Norte no?. Según la comunidad internacional Irán tampoco debe desarrollar un plan nuclear. Aunque los iraníes afirman que su finalidad es civil, Bush los asocia al eje del mal y no les confiere el derecho que si otorga a otros con los que es claramente tolerante. ¿Cómo puede ser que nadie se escandalice por el hecho de que un estado criminal como el israelí haya producido extraoficialmente cerca de 400 cabezas nucleares? Todo el mundo sabía que Israel trabajaba en la construcción de bombas atómicas incluso antes de que Mordejái Vanunu lo hiciera público afirmando que el estado judío era una pontencia nuclear.

Recordemos que la reacción de Israel contra el mandela israelí no se queda corta en relación a como se las puedan gastar los norcoreanos: «Una espía del Mosad se lo ligó en Gran Bretaña y le convenció para viajar con ella a Italia. Allí fue drogado y otros agentes lo introdujeron en un barco de carga que lo llevó a Israel. Allí permaneció 17 años en la cárcel hasta que hace unos meses, en abril de 2004, fue puesto en libertad con severas limitaciones que incluían el tener contacto telefónico o personal con extranjeros, ni entrar en embajadas, acercarse a fronteras, puertos y aeropuertos, usar internet o un teléfono móvil.».

El desprecio por la vida y los más elementales derechos humanos hace tiempo que ha igualado moralmente al estado de Israel con el gulag o el holocausto. No es una cuestión de grado, sino de cualidad, aunque las magnitudes se vayan acercando, día a día, miserablemente. Por alguna extraña y compleja combinación de partículas el ser humano es un animal que llevando al extremo su racionalidad, ha puesto en juego un cúmulo tal de fuerzas destructivas que, irracionalmente, coloca en el abismo la capacidad de supervivencia de la especie. Algo aparentemente muy poco racional en relación a lo cual modernidad y capitalismo tienen bastante responsabilidad. Capaz de preguntarse (sin obtener respuesta) por el sentido de su existencia, desarrolla al tiempo una tecnología que ,entre otras varias, pone en peligro su continuidad como especie sin preguntarse seriamente por las consecuencias éticas y morales de su aplicación.

Hiroshima y Chernobil despejaron la distinción analítica entre su uso civil o militar. Mientras el capitalismo hace tiempo ha demostrado no saber qué hacer con el juguete, el estalinismo se ha embarcado en una estrategia de emulación defensiva que le permite entrar en un juego de suma cero en el que ya se sabe: nadie gana. Esa es la base «racional» de la carrera de armamentos.

¿Estamos en condiciones de defender sanciones contra Corea del Norte y no exigirlas de la misma manera contra Israel? ¿Qué distingue a Pakistán y le pone a salvo de la crítica internacional? ¿Será acaso su respeto escrupuloso por los derechos humanos, la dignidad de las mujeres y la vida de sus ciudadanos?

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Entrevista sobre Corea del Norte

    19 de octubre de 2006, por Kim Il Crates

    Enlace a una interesante entrevista: El mundo se enfrenta a una nueva guerra de Corea

    Kim intentó seriamente una vía reformista en 2002: un comienzo de liberalización al estilo chino. Pero eran reformas parciales, basadas en la liberalización de los precios y de los salarios, que trajeron consigo una espantosa inflación: entre 2002 y 2006 los trabajadores calificados han perdido el 80% de su poder adquisitivo. Se han creado zonas económicas especiales, pero os beneficios para el país son muy limitados. En China, Deng transformó a los generales en administradores delegados, a fin de implicarles en las reformas: pero en Corea del Norte faltaban los recursos para hacer algo semejante. Kim Jong il esperaba que, además de hacer despegar la economía, las reformas lograrían el reconocimiento de Occidente como signo de un nuevo curso: pero no, ni por parte americana, ni por parte europea. Finalmente, los militares echaron en cara a Kim su fracaso: su apertura no trajo beneficios económicos ni el beneficio político al que aspiraban los norcoreanos, es decir, la garantía de seguridad: que los EEUU no intentaran invadirles o provocar un cambio de régimen. De modo que los militares volvieron a su idea de la “amenaza disuasoria”.

    Jong y los norcoreanos acusan a Pekín de no haber sabido convencer a los americanos para que levantaran las sanciones financieras en octubre de 2005, y en general, de haber puesto suficiente empeño diplomático. La prueba nuclear tal vez haya sido más una seña a China que ala comunidad internacional.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.