En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Carta-Denuncia del Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua

Sección:Mujeres y antimilitarismo
Miércoles 25 de octubre de 2006 0 comentario(s) 2129 visita(s)

Señores:

En momentos que el actual gobierno llega a su fin y los candidatos presidenciales manifiestan sus propósitos ante la ciudadanía, hemos comprobado con estupor, que desde los principales poderes del Estado y por quienes pretenden detentar el máximo poder de la nación en pocos meses, han coincidido en un nuevo pacto de caudillos, esta vez dirigido a terminar con la vida de las mujeres.

Ignorando el carácter laico del Estado establecido por la Constitución Política de Nicaragua desde 1893, en los últimos quince años las jerarquías religiosas han presionando a todas las instituciones, y logrado que funcionarios públicos elaboren leyes, políticas y programas que evidencian la influencia religiosa que impera en la política nacional. Todas las decisiones del Estado relativas a educación, salud, sexualidad o familia se han adoptado basadas en creencias particulares o bajo el tráfico de influencias con los jerarcas religiosos.

En el marco de la actual campaña electoral, ustedes, sin distinción alguna han manipulando un tema que compete a las decisiones privadas de las personas, como es el aborto terapéutico, cuya aplicación permite la defensa de la vida de las mujeres, que no están obligadas por ninguna ley nacional, ni por ninguna convención internacional, a renunciar a su propia vida.

Al unísono, como candidatos se han manifestado “a favor de la vida”, condenando la excepción del Aborto Terapéutico establecida en nuestra legislación desde hace mas de 100 años. Desde los movimientos y organizaciones sociales nos preguntamos: ¿a qué defensa de la vida se refieren?

Este nuevo pacto de caudillos se suma a la creciente miseria en que vive la población y específicamente las mujeres de Nicaragua, a consecuencia de las políticas económicas de exclusión social que han aprobado de conjunto; ¿qué vida defienden si han dejado a casi un millón de niñas y niños fuera del sistema educativo cada año; si el presupuesto de salud no alcanza ni para que las mujeres embarazadas tengan acceso a mínimos exámenes, vitaminas o tratamientos; si enmascaran en las estadísticas los suicidios por embarazos no planificados, donde mujeres adultas y adolescentes sufren intoxicaciones por uso de pesticidas, tóxicos, medicamentos y raíces venenosas; si han mantenido un silencio cómplice y han propiciado la impunidad frente a la creciente violencia que se abate sobre las mujeres y la niñez, con un promedio de 10 delitos sexuales diarios, el 95.9% en mujeres y niñas?

Nos hablan de vida cuando la sociedad sabe que las mujeres pierden la vida a consecuencia de las componendas que mantienen con los jerarcas religiosos, cuando nunca solicitaron que al Parlamento investigue la corrupción, castigue a violadores o frene el femicidio que crece vertiginosamente ante la indiferencia de ustedes.

El Ing. Bolaños, quien prometió ser el mejor Presidente de la República, ha perdido la última oportunidad de demostrar que respeta la Constitución al acarrear ante la Asamblea Nacional la misma iniciativa de los jerarcas religiosos para condenar a las mujeres de Nicaragua a la muerte. Está dispuesto además, a trastocar el orden legislativo con un trámite de urgencia. Urgencia que nunca tuvo para frenar la corrupción de su gobierno o terminar la crisis energética que tiene al país en la penumbra o investigar el saqueo de sus privilegiados banqueros o dotar de un presupuesto adecuado a salud y educación para que la gente pobre no muera. Nos preguntamos ¿es esto defender la vida?

Es igualmente LAMENTABLE y ANTI JURIDICO que los diputados en nombre “de la vida” acepten la petición de los jerarcas, les ofrezcan “las señales” de un procedimiento expedito para eliminar el Aborto Terapéutico, aunque proyectos de ley como el Código de Familia, Ley de Igualdad de Derecho y Oportunidades o Ley de Paternidad y Maternidad Responsable, aguardan por años a la espera de un trámite regular.

La voluntad de arrancar a las mujeres el derecho fundamental a la propia vida, siendo ustedes candidatos, demuestra que todos representan una sola voluntad totalitaria y que votar por cualquiera de sus personas y partidos, es votar contra la democracia, la libertad y los derechos humanos. Es votar por la institucionalización del atropello y la violencia.

POR ESAS RAZONES, rechazamos todas sus iniciativas y los denunciamos ante la comunidad nacional e internacional como los principales violadores de los derechos humanos de las mujeres. Exigimos el respeto a las siguientes Convenciones firmadas por el Estado de Nicaragua y que constituyen por lo tanto, leyes de la República:

Declaración Universal de Derechos Humanos; Convención Americana de Derechos Humanos; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW); Convención Internacional de Derechos del Niño; Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial.

Campaña 28 de septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe

Movimiento Autónomo de Mujeres

Asociación de Hombres contra la Violencia

Comité Latinoamericano y del Caribe de Defensa de los Derechos de la Mujer

Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe

cc: Amnistía Internacional

Procuraduría para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos

Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH

Ing. Enrique Bolaños, Presidente de la República de Nicaragua

Señor Eduardo Gómez, Presidente de la Asamblea Nacional

Señor René Núñez Téllez, Vicepresidente de la Asamblea Nacional y candidato a diputado por el FSLN

Señores y señora Integrantes de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional

Lic. Eduardo Montealegre, Candidato presidencial por la Alianza Liberal Nicaragüense

Lic. José Rizo Castellón, Candidato presidencial por la Alianza Partido Liberal Constitucionalista

Sr. Daniel Ortega Saavedra, Candidato presidencial por el Frente Sandinista de Liberación Nacional

Lic. Orlando Tardencilla, Candidato a Diputado por el Partido Alternativa por el Cambio

Managua, Nicaragua, 17 de octubre 2006

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.