En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

20 años de antimilitarismo en la bahía de Cádiz

Sección:Historia del antimilitarismo
Sábado 28 de octubre de 2006 2 comentario(s) 2402 visita(s)

Cuando se vuelve la vista atrás y se intenta observar el camino recorrido a lo largo de los años, es habitual una sensación de extrañamiento, no puede ser que el tiempo transcurra de un modo tan sigiloso, como de puntillas, sin que nos enteremos muy bien de qué es lo va pasando. Y cuando uno se sienta a hacer balance de modo “científico”, buscando fechas para rellenar el calendario del pasado, descubrimos un mapa que antes desconocíamos, ¿cómo es que nunca habíamos descubierto, hasta entonces, las conexiones entre tantos hechos en apariencia diversos entre sí y tan dispersos?

También descubrimos que hay infinitas formas de contar la misma historia, porque los hechos los llevamos a cabo las personas con nuestros particulares puntos de vista.

Poco después del referéndum sobre la pertenencia de España a la OTAN, un grupo de personas empezó a reunirse en El Puerto bajo el nombre de Movimiento de Objeción de Conciencia, movimiento que llevaba algunos años existiendo en el resto del país y que aquí tomó un segundo nombre de resonancias clásicas, Grupo pacifista Elaia, por ser el olivo el árbol asociado a la Paz desde hace ya un buen puñado de siglos. El logotipo del grupo son dos brazos que rompen un fusil mientras del arma brota una rama de olivo.

Veinte años dan para mucho y tendremos tiempo para recordar a lo largo de los próximos meses, acudirán a nuestras mentes la colaboración con muchas personas y muchos colectivos portuenses, amas de casa, asociaciones de vecinos, sindicatos, parroquias y partidos...

A través de nosotros han visitado El Puerto insumisos navarros, pacifistas colombianos, desertores yugoslavos... Hemos organizado campañas de objeción fiscal y las cantidades recogidas han ido a proyectos estatales e internacionales. Estuvimos presentes en campañas de solidaridad, en plataformas ciudadanas que intentaban responder a graves problemas relacionados con los derechos humanos o conflictos internacionales. Trabajamos durante años en las Marchas Rota, nos opusimos al servicio militar obligatorio y tuvimos entre nosotros varios insumisos (entre ellos, uno que fue juzgado, condenado y encarcelado), apoyamos a otros insumisos de la provincia antes y después de sufrir juicios y condenas a prisión, fabricamos juegos antimilitaristas, unidades didácticas sobre la noviolencia, dimos charlas en centros educativos, organizamos talleres para jóvenes, desde principios de los noventa proyectamos películas bajo el título “Cine para la Paz”...

Hemos sido un colectivo ambicioso y a la vez humilde, presente en muchos eventos pero casi nunca acaparando protagonismo, muchas veces ignorado por los medios de comunicación, ninguneado y menospreciado en alguna que otra ocasión a pesar de nuestra trayectoria. Eso no nos ha llevado al desánimo: no trabajamos de cara a la galería.

Pero si ha habido una idea ambiciosa que creció poco a poco en el seno del grupo fue la de que en El Puerto existiese un Centro de Documentación para la Paz que tras quince años de funcionamiento es uno de los más importantes de Andalucía: libros, revistas, música y películas, carteles, fotos, documentos que tratan de recoger las distintas facetas del pacifismo y el antimilitarismo. Los objetivos de su creación eran varios, pero destacaremos tres de ellos:

1. Ayudar a reconstruir la historia de las luchas pacifistas y antimilitaristas en todo el mundo, pero especialmente en nuestro entorno más cercano, la Bahía de Cádiz.

2. Ser una herramienta indispensable para la investigación en diversas temáticas, desde conflictos internacionales a la noviolencia, de los derechos humanos a la educación para la Paz...

3. No ser un mero archivo, sino un taller vivo de búsqueda de materiales, de selección, recopilación y de difusión de los materiales más valiosos.

Durante algunos años tuvimos un pequeño apoyo económico de la Administración (Instituto Andaluz de la Juventud) pero el pasado año retiraron dicha ayuda porque al parecer no está bien trabajar año tras año los mismos temas, o quizá porque creen que lo del “No a la guerra” fue una moda pasajera, ¿por qué seguir diciéndolo de forma permanente? Ahora es el momento de preguntarnos si es verdad lo que dice el tango, “que veinte años no es nada”.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • 20 años de antimilitarismo en la bahía de Cádiz

    30 de octubre de 2006, por Crates documental

    Pues si os quitan la subvención, que se la coman con patatas y que les aproveche, que a las inteligentes les aprovechan los centros de documentación. ¡Aupa ese MOC-Elaia!


  • 20 años de antimilitarismo en la bahía de Cádiz

    4 de noviembre de 2006, por  yahoo.es">Paco Cuevas

    Hola, compañeros/as del Moc-Elaia, aqui el Paco Cuevas, acabo de ver vuestro artículo.

    Yo puedo hablar de cómo el pacifismo en Jerez (ciudad pegadita a El Puerto) tuvo una trayectoria muy cercana a la vuestra, hemos compartido muchas luchas, y hay que quitarse el sombrero por vuestra constancia y solidez. Aquí en Jerez, el grupo referente del pacifismo, Taller de Paz, acabó disolviéndose el año pasado (después de 12 años de funcionamiento), y sólo quedan los restos, disgregados en otros colectivos no especificamente antimilitaristas.

    Yo sigo aportando mi grano de arena desde el Colectivo Buenaespina, aunque nuestra área específica es la Educación para la Paz y la Resolución de Conflictos (también trabajamos otras áreas, como la animación sociocultural).

    Así que, aunque no tengáis subvención, llevad la cabeza bien alta porque sois los supervivientes de un naufragio, y estáis con vida, que es lo primero.

    Ah, y que circulen esa camisetas guapas que habéis hecho.

    Salud, Paz y pa’lante,

    el Paco Cuevas



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.