En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

José Antonio Alonso:

20 Minutos

Sección:Instituciones militares
Martes 7 de noviembre de 2006 3 comentario(s) 2181 visita(s)

20 Minutos

Mientras la misión militar en el Líbano discurre sin complicaciones, los peligros en Afganistán han aumentado exponencialmente. El ministro de Defensa sostiene que es un error vincular la seguridad a número de efectivos: «No por tener más soldados estaremos más seguros».

¿Cuál es la diferencia entre una misión de guerra y una de paz?

La principal está en la legitimación de origen: si se va o no con las Naciones Unidas. Por definición las misiones de Naciones Unidas, y esto es algo aceptado por todo el mundo, son misiones de paz. Además de esta legitimación, el Gobierno pide autorización al Parlamento y busca, por tanto, el respaldo de los ciudadanos.

¿Cree usted que un civil afgano sería capaz de distinguir entre la misión de guerra de EE UU y su Libertad duradera y la misión de paz de la ISAF en la que participa España?

He estado en el oeste de Afganistán, que es donde se ubican las tropas españolas, y allí queda clarísimo que la misión de las Naciones Unidas es doble: la parte militar trata de asegurar sobre el terreno que la parte civil haga su trabajo en condiciones. Allí estamos haciendo un hospital, una carretera, un puente, los propios militares han hecho redes de tendido eléctrico, canalizaciones de agua, etc. La finalidad de la misión es la reconstrucción civil del país y eso lo perciben los ciudadanos afganos, evidentemente.

Después de reconocer que el avispero de Afganistán se había revuelto y que el peligro ahora es mayor, ¿es prudente no aumentar el número de soldados en la zona?

BIO Nació en León en 1960. Casado y con un hijo. Licenciado en Derecho. Ingresó en la carrera judicial por oposición en 1985. Ha sido portavoz de Jueces para la Democracia y vocal del CGPJ. Diputado por León en 2004, fue el primer ministro del Interior del Gobierno de Zapatero.

Nosotros tenemos el número de efectivos que exige la naturaleza de nuestra parte de la misión. El número de efectivos no se debe, en ningún caso, vincular con la seguridad. No por tener más soldados estamos más seguros. El ejemplo, los británicos: tienen siete veces más efectivos y han tenido muchísimas bajas.

España lleva en Afganistán desde 2002 y acaba de llegar al Líbano. Aventure una fecha para el regreso de las tropas.

Cuando pedí autorización para el envío de fuerzas al Líbano ya dije que dentro de un año someteríamos la misión a una revisión y a una reflexión política para ver cómo evolucionan las circunstancias. En estos momentos sería arriesgado adelantar nada sobre Afganistán.

Ha sido ir usted a ver a Donald Rumsfeld y reactivarse la intención estadounidense de comprar aviones a CASA. ¿Es una compensación por la malograda venta de aviones a Venezuela?

Ni siquiera hablé con Rumsfeld de los contratos de los aviones. Es una cuestión que ni ha estado ni estará en mi agenda. Yo no me dedico a hacer operaciones empresariales.
Han ampliado al 9% el cupo de extranjeros en el Ejército y han subido los sueldos, pero persisten las dificultades para conseguir el objetivo de 80.000 soldados.

Estamos corrigiendo la tendencia descendente que nos encontramos al llegar al Gobierno. Todavía nos queda algo para llegar al número óptimo, pero los resultados en la recluta de los dos últimos años son buenos.

Dice usted que el control de la inmigración no es función del Ejército, pero la propia Directiva de la Defensa Nacional incluye la afluencia masiva de inmigrantes entre las amenazas a la seguridad nacional...

La Directiva de Defensa permite que el Ejército ayude a Interior en el control de los flujos de inmigración ilegal, pero la gestión y la responsabilidad es de las autoridades civiles del Ministerio del Interior.

¿Es previsible que haya malestar en el Ejército por la negociación con ETA?

En el proceso con ETA estamos tratando, como Gobierno, de acabar desde la Constitución y las leyes con un problema que no se merece este país. Ni el Ejército ni nadie puede sentirse molesto ni perturbado ni inquieto, ni nada por el estilo.

Igual se decía del Estatuto de Cataluña y tuvieron que destituir a varios mandos militares.
Hay que distinguir los episodios que se producen en cualquier colectivo de las trayectorias de ese colectivo, que en el caso de los militares son plenamente democráticas y que no merecen quedar empañadas por sucesos del pasado.

¿El Ejército se lo piensa mucho antes de decidir hacer maniobras en el País Vasco?

Tanto como para hacerlas en Asturias, en Valencia o en Madrid.

¿Hasta cuándo ondeará la bandera española en el castillo de Montjuich?

Es un compromiso del Gobierno. La bandera tiene que seguir en el castillo de Montjuich; es uno de los requisitos de la cesión.

La futura ley de la carrera militar debería democratizar el acceso a la oficialidad. ¿Un militar profesional va a poder llegar a general sin pasar por las academias?

Sí. La ley va a poner énfasis en tres puntos muy claros. Respecto a la promoción profesional va a atender más al mérito y a la capacidad que a criterios automáticos como es la pura antigüedad. Desde el punto de vista de la formación, la que ya reciben en las academias es buena y queremos mejorarla. Se va a potenciar, además, la figura de los suboficiales, que son los que están sobre el terreno con la tropa y la marinería y quienes la mantienen bien entrenada.

Han dejado para otra ley el catálogo de derechos y deberes de los militares. ¿Estará incluido el derecho de asociación?

No. La ley orgánica de derechos y libertades no está madura, por lo tanto no podría anticipar ningún criterio de esa ley. Si se refiere a cualquier cosa parecida a la sindicación, no, de ningún modo. No va a haber sindicatos dentro de las Fuerzas Armadas.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Ningún ejército defiende la paz...

    9 de noviembre de 2006, por Truman Show

    «Mientras la misión militar en el Líbano discurre sin complicaciones ...»

    Noticias PYME - 7 Nov 2006

    - La TV libanesa culpa a las tropas españolas de extralimitarse -

    Aunque resultó no ser un ataque, sino un accidente, las tropas españolas en misión de paz desplegadas en Líbano reaccionaron alerta tras recibir unos disparos en un puesto de control en la localidad de Hula. Esto les llevó a entrar en un edificio alto de la ciudad para otear la zona, lo que hizo que la televisión libanesa New TV acusara a los soldados españoles de haber despertado «cólera entre la población». Los disparos se produjeron en un puesto de control de militares españoles de la fuerza de paz de la ONU en el Líbano (FINUL) en la localidad de Hula, próxima a la frontera con Israel. Tras los disparos, se produjo un incidente al ir los soldados a registrar a algunas personas en las inmediaciones, según dijeron fuentes militares libanesas. No está claro por el momento si las balas iban dirigidas contra los soldados españoles, mientras fuentes militares libanesas dijeron que podría tratarse simplemente de un cazador que se encontraba en la zona. Estas fuentes explicaron que el jefe de la posición española desplegó a sus hombres en la zona en busca del presunto agresor. Las mismas fuentes se extrañaron de que los soldados españoles no siguieran el protocolo marcado por la resolución 1.701 y no avisaran antes al oficial de enlace libanés, que es el que tiene que decidir lo que hacer en estos casos. Por su parte, portavoces de la misión española en el Líbano confirmaron que «hubo un incidente», pero aclararon que «los cascos azules no hicieron registros de domicilio ni entraron físicamente a ninguna casa».

    La televisión libanesa New TV se hizo también eco del incidente y aseguró que la actitud de los soldados españoles había despertado «cólera entre la población» de Hula.



  • José Antonio Alonso: «Al Ejército el proceso con ETA no puede molestarle»

    11 de noviembre de 2006

    Para todos los que quieran firmar por la retirada de las tropas españolas de Afganistan y por el desmantelamiento de las bases norteamericanas en españa:

    http://www.basesfuera.org

    internete 1234567



    • José Antonio Alonso:«Al Ejército el proceso con ETA no puede molestarle»

      21 de noviembre de 2006, por  hotmail.com">LILIA MERÈ

      no se puede acceder a la pàgina donde se firma pero desde Mèxico, vaya que firmoooo....y apoyo la salida de las tropas españolas en Afganistàn.


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.