En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

«The New Yorker» afirma que la CIA no ha hallado pruebas de que Irán tenga un programa nuclear secreto

Fijo que bombardean, como en Irak, al grito de: «si no lo encontramos es porque lo tienen muy bien escondido»

Sección:Informativa
Sábado 25 de noviembre de 2006 0 comentario(s) 1205 visita(s)

Efe. Washington DC (EEUU).

Lunes, 20 de noviembre de 2006

Un análisis secreto hecho por la CIA en torno a la capacidad nuclear iraní revela que no hay pruebas concluyentes sobre la existencia de un programa atómico secreto, según publica el semanario The New Yorker en su último número. «La CIA no encontró pruebas concluyentes de un programa secreto de armas nucleares en Irán que esté en marcha de forma paralela a las operaciones civiles (nucleares) de las que Irán informó al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA)», señala el artículo.

Los agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) plasmaron esta conclusión en un borrador secreto elaborado con información de inteligencia recopilada por satélite y con otras «pruebas empíricas» como las hechas a muestras de agua para medir su radiactividad, y a columnas de humo de fábricas e instalaciones energéticas. Fuentes de espionaje citadas por la revista precisan que la CIA también recibió información por medio de aparatos muy sofisticados de detección de radiactividad que fueron colocados en sitios clave, cerca de las plantas nucleares iraníes, por agentes clandestinos estadounidenses e israelíes.

No obstante, «no se hallaron cantidades de radiactividad significativas», precisa el artículo, escrito por el conocido periodista de investigación estadounidense Seymour Hersh. Según él, la Casa Blanca no hizo demasiado caso a las conclusiones de la CIA y se mostró incluso «hostil» al recibirlas, porque no concuerdan con su convencimiento de que el régimen iraní trata de hacerse con una bomba nuclear.

Cheney ignoró el análisis

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, y sus colaboradores más cercanos «no tuvieron en cuenta» el análisis de la CIA en el que, según Hersh, se alertaba de que sería un error pensar que el hecho de no encontrar un programa nuclear secreto significa que las autoridades iraníes consiguieron ocultarlo realmente bien.

Las fuentes citadas por el semanario precisan, sin embargo, que algunos pesos pesados de la administración estadounidense, incluido el propio Cheney, piensan que «la falta de pruebas significa que deben tenerlo (el programa nuclear secreto)».

La Casa Blanca reaccionó por medio de una portavoz, Dana Perino, quien afirmó que el texto publicado por The New Yorker es uno más «erróneo» de «una serie de artículos inexactos sobre la administración» del presidente George W. Bush. Perino arremetió contra el periodista, al afirmar que «la Casa Blanca no va a dignificar el trabajo de un autor que ha degradado brutalmente a nuestras tropas y cuyos artículos se basan constantemente en falsedades rotundas para justificar sus propias opiniones radicales».

Seymour Hersh ha escrito varias informaciones sobre las relaciones de Washington con Teherán, incluida alguna en la que aseguraba que el gobierno de Bush quiere librarse por la fuerza del actual régimen iraní y prepara una supuesta acción militar contra ese país. «Da igual lo que haga Irán. Creo que, a corto plazo, algunos temen que el presidente (Bush) decida pasar a la acción, como ocurrió en Iraq», dijo el reportero y premio Pulitzer en declaraciones recientes a la BBC.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.