casco insumissia fusil roto

BBC Mundo

Cascos azules de la ONU acusados de abuso sexual infantil

Cascos azules de la ONU acusados de abuso sexual infantil

Mike Williams, BBC World Service

La ONU tiene desplegados en Haití unos 6.000 soldados.

La BBC descubrió nuevos alegatos de abuso sexual infantil por parte de las fuerzas de paz de Naciones Unidas.

Una investigación puso de manifiesto la existencia de varios casos de prostitución de menores y violaciones por parte de integrantes de las misiones en Haití y Liberia, dos de las más grandes que actualmente tiene el organismo internacional.

Niñas informaron que mantuvieron encuentros regulares con soldados de las fuerzas de paz, que las obligaban a tener relaciones sexuales a cambio de alimentos o dinero.

Una alta funcionaria de la ONU aceptó las acusaciones como creíbles.

Se han escuchado versiones de que los miembros de las misiones de paz en distintas partes del mundo han abusado de su posición, ofreciendo dinero y alimentos a cambio de sexo a las personas más pobres, vulnerables y desesperadas de nuestro planeta, muchos de ellos niños.

Cuando le preguntamos sobre esta situación a Jane Holl Lute, la segunda al mando de las operaciones de paz de la ONU, ella dijo que las acusaciones parecían creíbles y admitió que cada una de sus misiones presenta casos similares o puede llegar a presentarlos.

Fallas en el sistema

En Haití, por ejemplo, donde la ONU tiene desplegados más de 6.000 soldados, hablamos con una niña de 14 años quien nos contó de un soldado que le ofreció dulces y unos pocos dólares a cambio de mantener relaciones sexuales con ella y su amiga, una niña de 11 años.

Y en las oscuras calles de la capital, Puerto Príncipe, vimos cómo funcionarios de la ONU levantaban prostitutas.

Un trabajador de una organización no gubernamental describió la explotación de los soldados como una de las peores formas de violación y traición.

Los soldados de la ONU tienen inmunidad respecto a las leyes locales y depende de sus países el que sean castigados con sanciones.

La mayoría de las veces simplemente son repatriados y la ONU tiene luego muy poca información de lo que sucede con ellos, en caso de que sus respectivos gobiernos hagan algo.

Lute dice que la inhabilidad de la ONU para imponer castigos es una falla y admitió que la organización no cuenta con un sistema de justicia que todos puedan reconocer como justo e igualitario.


Más información:
- Informe de Amnistía Internacional sobre Liberia

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

  • 3 de diciembre de 2006 19:01, por JJSister

    En Haití hay también Cascos Azules españoles, ¿no?.

    ¿Qué cuentan ellos en todo este tinglado?

    Responde este comentario

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración