casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Escrito por Pelao Carvallo y publicado por su asesor de prensa

Amnistía a remisos, el nuevo negocio en Chile

Amnistía a remisos, el nuevo negocio en Chile

Antes de ayer fue publicada en el Diario Oficial una nueva ley de amnistía para los remisos de los procesos de conscripción desde junio del 2000 hasta abril del 2006. Otras amnistías de este tipo se han dictado antes y es un negocio recurrente para la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN). Con ellas se pretende “normalizar” la situación de quienes incumplen la ley de reclutamiento.

Esta amnistía en particular viene a “fortalecer” la reforma al Servicio Militar Obligatorio (SMO) en tanto pretende “despejar” los asuntos pasados. Entre ellas despejar las acciones de los insumisos que, en cuanto a la legalidad militar, caben en la calidad de infractores o remisos.

La nueva ley de SMO, con sus proceso “automáticos” de inscripción necesitaba despejar fiscalía militar para tramitar todo lo que tenga que ver con el rechazo masivo al reclutamiento. Rechazo que los constantes aplazamientos del logro del “objetivo” del 100% de voluntariedad viene a ratificar.

Esta amnistía coincide con la campaña publicitaria desplegada por el Ejército para conseguir “voluntarios” para el servicio militar. Un nuevo SMO que aparece “amable” con los jóvenes, entretenido, como un “reality”. De hecho la televisión estatal ha estado reforzando la publicidad militarista con un reality de índole militar. Pero no sólo se trata de un negocio publicitario y político. Es además un gran negocio comercial.

Ser amnistiado significa en la práctica concurrir a un cantón de reclutamiento por un certificado de amnistía, el cual tiene un valor (que se reajusta semestralmente) de $5.880. Esto es 10, 7 dólares USA o 8,3 euros. Corresponde a dos días de sueldo mínimo juvenil. El subsecretario de guerra, García, reconoció cerca de 40.000 infractores a la ley que requerirían esta amnistía. La cifra que recibirá la DGMN por este nuevo negocio se empina por sobre los $ 235.200.000 (US$ 430.700 dólares aprox., o euros 332.000 aprox.). Con esos ingresos buenas campañas publicitarias se financian.

La amnistía, rechazada desde el MAOC y no asumida, pues no necesitamos perdón sino reconocimiento de nuestro derecho, es simplemente un negocio lucrativo en lo político y en lo monetario.

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración