En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

¿Vuelve la energía nuclear? (José Santamarta Flórez)

World Watch

Sección:Medio Ambiente
Miércoles 28 de febrero de 2007 2 comentario(s) 2538 visita(s)

Sólo el 12% de los europeos apoya el uso de la energía nuclear, cifra que en España se reduce al 4%, pero un día sí y otro también los medios de comunicación sólo recogen los argumentos de los defensores de la opción nuclear que es, sin lugar a dudas, la peor de las fuentes energéticas, lo diga James Lovelock, Joaquín Almunia o Loyola de Palacio.

Las razones que esgrimen los pronucleares son conocidas: reducen la dependencia del petróleo y el gas natural, no emiten dióxido de carbono, permiten cubrir las necesidades crecientes de electricidad, son seguras, también baratas y se obvia el problema hoy irresoluble de los residuos radiactivos, la gravedad de un cualquier accidente (como demostró Chernóbil) y la grave proliferación nuclear, puesta de manifiesto por Irán y sus intentos de hacerse con armas nucleares, o las más de 30.000 cabezas nucleares.
La central nuclear de Vandellós en la provincia de Tarragona, donde el 19 de octubre de 1989 se produjo un accidente en un reactor de tipo grafito-gas, es la única central nuclear que hasta ahora se ha cerrado en España, pero el 30 de abril de 2006 se cerrará Zorita y Garoña pronto seguirá sus pasos. El gobierno del PSOE prevé abandonar la energía nuclear en los próximos años, aunque algunos sectores presionan para relanzar la energía nuclear.

Es probable que el cenit de la producción mundial del petróleo y gas natural llegará en 20 o 30 años, y que ello empuje los precios al alza, pero hay tiempo más que suficiente para realizar la transición ordenada hacia un modelo energético más eficiente, menos intensivo energía y en donde las energías renovables vayan sustituyendo paulatinamente a los combustibles fósiles, sin necesidad de recurrir a la energía nuclear, la fuente más peligrosa y la que nos dejará una herencia de residuos radiactivos y armas nucleares.

Pero los avances reales de las energías renovables son ignorados y despreciados por el sector pronuclear. Ha bastado el corte del suministro de gas natural de unos días de Rusia a Ucrania, por una discusión sobre los precios, para que vuelvan a la carga con renovados bríos, mientras ignoran los intentos de Irán por acceder a la bomba atómica, el acuerdo nuclear entre Estados Unidos e India firmado por George W. Bush, el 20 aniversario del accidente de Chernóbil, o cualquier otra noticia contraria a sus intereses, como el auge de la eólica, la solar fotovoltaica o la solar termoeléctrica.

Pero la historia es terca. George W. Bush lleva promoviendo en Estados Unidos desde hace seis años la energía nuclear, pero no ha iniciado ninguna, y en toda la Unión Europea, sólo Finlandia está construyendo una nueva central nuclear. En 1990, en lo que ahora es la Unión Europea de 25 países, había 164 centrales nucleares, mientras que ahora hay 147; en todo el mundo, en los últimos doce años se han clausurado 33 centrales nucleares y se han inaugurado sólo 54, menos de dos reactores al año.
Las razones de la oposición son varias:

- Económicas: es la fuente más cara, si se analiza el ciclo completo, desde la cuna a la tumba, desde la minería del uranio, su enriquecimiento, las propias centrales nucleares, el reprocesamiento del combustible, su desmantelamiento y la gestión de los residuos, que seguirán siendo radiactivos y peligrosos dentro de 250.000 años. La inversión de una central nuclear es de más de 2.000 euros por kW, mientras que en las centrales de ciclo combinado de gas natural es de 450 euros por kW y de 900 euros el kW eólico, que no requiere combustible ni genera residuos radiactivos durante miles de años. Hay poco uranio extraíble a precios aceptables, y aumentará la dependencia energética, económica y tecnológica.

- Seguridad: Chernóbil demostró que es la fuente más peligrosa. Los usos pacíficos y la proliferación nuclear van de la mano, y hoy, gracias a la energía nuclear el mundo es más peligroso que nunca, con nuevas potencias nucleares, como Israel, India, Pakistán y Corea del Norte, y en un futuro próximo también Irán. ¿Y que pasaría en caso de un atentado terrorista contra una central nuclear?-sólo producen electricidad y nunca sustituirán al petróleo, pues sólo un porcentaje ínfimo y cada vez más pequeño de derivados del petróleo se destina a la generación de electricidad. El bioetanol y el biodiésel, y a medio plazo el hidrógeno obtenido a partir de energías primarias renovables, son la alternativa al uso de los combustibles fósiles. La electricidad puede producirse a partir de muchas otras fuentes con un impacto muy inferior.

- Riesgos ecológicos: las centrales nucleares apenas emiten dióxido de carbono y otros contaminantes atmosféricos (dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno), pero tampoco la energía eólica o las diferentes aplicaciones de la energía solar. Las nucleares contaminan en todas las fases, partiendo de las mismas minas de uranio, donde liberan gas radón y otras sustancias radiactivas, como radio y polonio, y destruyen grandes superficies de terreno. La radiactividad emitida a lo largo de todo el ciclo de vida se concentra y acumula en la cadena trófica, no pudiéndose hablar de dosis mínimas admisibles, pues todas son peligrosas.

- Residuos para la eternidad: lo lógico es que los costes los asumiesen las empresas propietarias, que son las que nos han embarcado en la opción nuclear y han facturado los kWh producidos. ¿Y qué dicen los defensores de la energía nuclear de esta patata caliente que son los residuos radiactivos de alta, y que nadie quiere ni sabe como solucionar?

- Proliferación nuclear: parte de su éxito se debe a sus aplicaciones militares, para lo que basta dominar el enriquecimiento o el reprocesamiento, extrayendo el plutonio. Un mundo sin centrales nucleares será mucho más seguro y pacífico. La proliferación nuclear sigue presente y es una amenaza mucho mayor y más inmediata que el cambio climático.

José Santamarta Flórez es director de World Watch.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • ¿Vuelve la energía nuclear? (José Santamarta Flórez)

    1ro de marzo de 2007

    No estoy de acuerdo en que el cenit del petroleo se vaya a dar dentro de 10 o 20 años. Es mucho mas cercano. Incluso hay quien afirma que ya hemos topado con el techo de producción y ahora viene la bajada de produccion y los precios disparados hacia arriba.

    Si alguien quiere saber mas sobre estos temas, la web crisisenergetica.org es
    un foro especializado muy dinamico.

    internete
    1234567



    • ¿Vuelve la energía nuclear? (José Santamarta Flórez)

      10 de marzo de 2007, por ExpoNo

      Según el documental "Fin del sueño americano" el cenit se alcanza entorno al 2010.

      Documental que no hay que perderse.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.