casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Guerra Eterna

El Ejército llama a filas a YouTube

El Ejército llama a filas a YouTube

Guerra Eterna

Llámalo guerra 2.0. O bien, déjalo en la vieja propaganda de
siempre que elige el instrumento más adecuado para cada misión. Sea una
cosa u otra, no cabe duda de que de entre todos los campos de batalla
YouTube es el más incruento y uno de los más peligrosos si se deja en
manos del adversario.

El mando militar norteamericano en Irak ya tiene su propio canal en YouTube. No ha renunciado a las conferencias de prensa, las entrevistas y las visitas guiadas, pero con este pequeño gesto
admite que no pueden seguir ignorando el potencial del vídeo. Lo han
hecho bastante tarde, pero no mucho más que los medios de comunicación.
Los grandes poderes no se caracterizan por su rapidez de movimientos.

Desde los tiempos en que las patrañas

de Rumsfeld eran recibidas con sonrisas por los periodistas
norteamericanos, se ha extendido la idea de que los grupos insurgentes
y yihadistas dominan el mercado de la imagen en Internet. Lo único que
ocurre es que el monopolio ya no está restringido a los Gobiernos y a
los influenciables periodistas. La guerra de la propaganda cuenta con
muchos más combatientes que antes.

Al comienzo de la guerra, el Ejército también recibió con interés la
noticia de que muchos militares destinados en Irak se habían animado a
escribir sus propios blogs.
Podía ser un interesante contrapeso a las crónicas de los enviados
especiales, esos desalmados que piensan que una masacre con 20 muertos
por un atentado suicida es más importante que el hecho de que una
escuela abra sus puertas por la mañana.

Los militares norteamericanos tienen la tendencia de quejarse por la
imagen que los periodistas dan de la guerra de Irak. A veces parece
que, al igual que en la época de Vietnam y las Five o’clock Follies, lo único que importa es que los generales puedan controlar el mensaje, no que ese mensaje sea creíble.

Con los blogs militares, la desconfianza también se ha impuesto. Primero, se supo que los estaban vigilando y después impusieron normas tan estrictas que muchos de los uniformados que se habían apuntado al blog optaron por cerrarlo para ahorrarse problemas.

Con el vídeo puede ocurrirles lo mismo. Como bien sabe cualquier
director de antena de una cadena de televisión, al final todo depende
de la programación. Ya hay tantas pantallas disponibles que no vale con
existir como alternativa. Las ensaladas de tiros de rigor que aparecen
en el nuevo canal ya llevan algún tiempo circulando por la red.

Es la ley del ’prime time’. No puedes impresionar a la audiencia con reestrenos y películas de relleno.

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración