En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

España: El PP retira su veto y acepta pactar la Ley de la Carrera Militar

Mira tú que en esto PP y PSOE sí se ponen de acuerdo. ¿Por qué será?

Sección:Instituciones militares
Sábado 24 de marzo de 2007 1 comentario(s) 1825 visita(s)

Populares y convergentes apoyan el proyecto de Alonso frente al rechazo de IU y ERC

MIGUEL GONZÁLEZ - Madrid

La Ley de la Carrera Militar, la primera firmada por José Antonio Alonso como ministro de Defensa, puede convertirse en la última gran reforma legal de esta legislatura consensuada por el PSOE y el PP. La norma que regula la trayectoria profesional de los militares, desde su ingreso en los centros de formación hasta el retiro, inició ayer su tramitación en el Congreso con el apoyo, siquiera tácito, de PSOE, PP y CiU, y la oposición de IU y ERC.

La decisión del Grupo Popular de retirar su enmienda a la totalidad del proyecto fue tan sorpresiva como su presentación. Al menos media docena de reuniones mantuvieron altos cargos de Defensa, encabezados por la secretaria general técnica, María Victoria San José, con representantes del PP, especialmente los diputados Asunción Oltra y Héctor Esteve, para negociar el proyecto. En la última reunión, el 12 de marzo, se pactaron el 80% de los asuntos y los diputados del PP anunciaron que no presentarían enmienda a la totalidad, según fuentes conocedoras de la negociación. Al día siguiente, sin embargo, el PP pidió la devolución del texto al Gobierno, al igual que Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Catalunya.

Bastaron dos conversaciones telefónicas entre el ministro José Antonio Alonso y el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, para que el PP volviera a cambiar de opinión el miércoles por la tarde y retirase el veto que había formulado ocho días antes.

¿Qué compromiso adquirió Alonso con Zaplana? «El de realizar un nuevo esfuerzo por alcanzar un acuerdo», dijeron fuentes de Defensa y del PP. No podía ser de otra forma, pues ni Alonso, ni mucho menos Zaplana, estaban en el detalle de una ley tan compleja, como evidencian sus 135 artículos y 29 disposiciones.

La trayectoria del PP en materia de Defensa en esta legislatura podría calificarse al menos de zigzagueante: no presentó enmienda a la totalidad de la Ley de Defensa Nacional, pero acabó votando en contra; presentó enmienda a la totalidad de la Ley de Tropa, pero terminó apoyándola; y ahora ha presentado y retirado su veto a la Ley de la Carrera.

El ministro Alonso tendió ayer la mano a todos los grupos con la oferta de llegar a un consenso y el argumento de que las diferencias son «fundamentalmente técnicas», pues la ley «no contiene ninguna dificultad política que no se pueda superar».

Y es verdad que las críticas no se centraron exclusiva ni principalmente en el propio texto.

Gaspar Llamazares, coordinador de IU, basó su rechazo en una crítica global a la política de defensa, con especial énfasis en la misión de Afganistán y en el incumplimiento del compromiso político y del mandato legal de aprobar una ley de derechos y deberes de los militares. Joan Puig, de ERC, también se refirió a incumplimientos: los de dos proposiciones no de ley aprobadas en su día por el Congreso para homenajear e indemnizar a los veteranos de los conflictos de Sidi-Ifni y Sáhara, en un caso, y para computar a efectos de pensión de jubilación el tiempo pasado en la mili.

Pique entre ERC y CiU

La proximidad de las elecciones municipales quedó patente en la rivalidad entre Puig y el portavoz de CiU, Josep Maldonado, quien aseguró que había llegado a un pacto con el Ministerio de Defensa para reconocer a los veteranos de Sidi-Ifni y Sáhara los beneficios que ERC reclamó sin éxito. Además, se mostró complacido de que se haya desbloqueado la entrega a Barcelona del castillo de Montjuïc, como anunció el alcalde Joan Hereu. Puig había calificado de partidista el anuncio del alcalde barcelonés, que gobierna en coalición con ERC.

Finalmente, las dos enmiendas a la totalidad de la Ley de la Carrera fueron rechazas con nueve votos a favor (ERC e IU), 11 abstenciones (Coalición Canaria, PNV y Grupo Mixto) y 284 en contra (PSOE, PP y CiU).

La Ley de la Defensa fue aprobada en su día por todos los grupos, salvo el PP; y la de Tropa y Marinería, por unanimidad. La de la Carrera inició ayer su singladura con el apoyo de dos grupos de oposición y la oposición de dos socios del Gobierno. «Todavía queda mucho que pactar», dijeron fuentes de Defensa.

Diario El País

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.