casco insumissia fusil roto

La Guerra no es un Juego

Campaña

Campaña "La Guerra no es un Juego": dossier, manifiesto y quejas al Defensor del Menor

La Guerra no es un Juego

En esta campaña hemos elaborado un dossier sobre la presencia de las FAS en ferias infatiles

Invitamos a quienes suscriben el manifiesto a notificarlo a la oficina del Defensor de menor, presentando una queja por la presencia de las FAS y cuerpos armados en Juvenalia.

El siguiente manifiesto puede ser firmado por cualquier organización que lo desee, además de por colegios, institutos, asociaciones de padres, de tiempo libre relacionadas con la infancia y colectivos de barrio.

PARA FIRMAR EL MANIFIESTO PUEDEN ESCRIBIR A: laguerranoesunjuego@gmail.com (por favor, incluir nombre, apellidos y dni)

LA GUERRA NO ES UN JUEGO

Reclutar niños y niñas soldado es una práctica habitual en el seno de muchos conflictos en todo el mundo. En algunos, años y años de guerra han agotado a los adultos en edad de combatir: sólo quedan niños. Los niños soldado garantizan la "protección" a muchas familias si los entregan a los ejércitos. Algunas bandas armadas reclutan niños simplemente para que no sean reclutados por el enemigo. Aproximadamente unos 250.000 niños y niñas mueren asesinados en conflictos armados cada año, 400 millones de ellos sufren explotación laboral y dos millones son víctimas de tráfico sexual, según datos del Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia.

Paradójicamente, en muchas de las ferias infantiles que se organizan a lo largo y ancho del estado español (JUVENALIA, JUVELANDIA, EXPOJOVE) ha ido aumentando cuantitativa y cualitativamente la presencia de las Fuerzas Armadas y cuerpos policiales, en espacios destinados a la infancia y la juventud, donde deberían impulsarse en teoría actividades lúdicas de carácter creativo, cooperativo y no violento.

Si nos centramos en JUVENALIA, la feria anual que se organiza en las instalacion es del IFEMA en Madrid, la presencia y el despliegue organizado por las Fuerzas Armadas es impresionante y a todas luces excesivo: prácticas de tirolina, tanques, emulación de la desactivación de minas por parte de niños y sesiones de adiestramiento de perros.

Subirse a un tanque como si un juego se tratara es una manera de manipular a la infancia: ¿por qué los organizadores no explican a los/las niños/as que la guerra no es un juego y que esas armas matan en la vida real? ¿Por qué el Ejército no explica que las misiones humanitarias son en realidad un intervencionismo camuflado para controlar zonas que interesan económicamente a los Estados occidentales ricos? ¿Por qué no se explica que el presupuesto de defensa de ese país para 2007 ascenderá a 8.049.990.000 euros, el aumento más grande en 20 años, mientras se incumple la promesa de aumentar el presupuesto dedicado a investigación científica básica y de separar estos presupuestos de la investigación militar?

Y aunque sea muy doloroso y parezca increíble, no podemos olvidar los excesos de los ejércitos en las intervenciones humanitarias: la cadena inglesa BBC descubrió nuevos alegatos de abuso sexual infantil por parte de las fuerzas de paz de Naciones Unidas. Una investigación puso de manifiesto la existencia de varios casos de prostitución de menores y violaciones por parte de integrantes de las misiones en Haití y Liberia.

Mientras las administraciones dicen en sus leyes y en sus discursos que apuestan por la Educación para la Paz, la convivencia y la no violencia, por otro lado apoyan iniciativas que educan a nuestros niños/as en valores totalmente opuestos y siguen gastando el dinero público en preparar las guerras.

Por todo ello, las organizaciones abajo firmantes exigimos que no se vuelva a dar espacio al Ejército ni a ninguna otra organización armada en JUVENALIA ni en ninguna otra feria infantil o juvenil.

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración