En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El «Numancia»: 300 años de colaboración con el golpismo, la represión, la guerra química y la limpieza étnica

Un pasado del que presumir

Sección:Instituciones militares
Miércoles 28 de marzo de 2007 0 comentario(s) 1527 visita(s)

¿Tenemos un pasado del que podemos presumir? Heraldo de Aragón publicaba en su edición del día 11 de marzo estas palabras, referidas a su unidad, del coronel jefe del Regimiento de Caballería Acorazada Ligera número 9 «Numancia». Vamos a enumerar, pues, algunas de las honrosas páginas de este regimiento a lo largo de su historia.

En Cuba (1895-1898) participó en el ejército que, al mando del general Weyler, creó campos de concentración causantes de la muerte de unos 300.000 cubanos.

En Marruecos estuvo implicado, a lo largo de los siglos en campañas militares propias de los ejércitos coloniales (1732, 1848, 1924-1925). Durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera el ejército español practicó la política de «tierra arrasada» y bombardeó sistemáticamente los pueblos del Rif con gas mostaza, arma química prohibida por la legislación internacional.

Durante el siglo XIX, al igual que el resto de las fuerzas armadas, intervino sistemáticamente en la vida política española, bien para apoyar al gobierno, bien como instrumento de la oposición, bien para reprimir toda protesta social.

Podemos destacar los 200 fusilamientos en Cartagena y Alicante (1844) tras un intento de sublevación, así como otros 66 ajusticiados en el cuartel de San Gil (Barcelona) para reprimir una sublevación de sargentos. También la posible implicación en los ataques con bombas de principios del siglo XX a la prensa catalana crítica con la milicia.

Colaboró indudablemente con la durísima y arbitraria represión de la denominada Semana Trágica de Barcelona (1909). En ella fueron procesadas 2.000 personas, resultando 175 penas de destierro, 59 cadenas perpetuas y 5 condenas a muerte. Además se clausuraron los sindicatos y se ordenó el cierre de las escuelas laicas. El Regimiento heredero en la II República, denominado Santiago, fue disuelto porque participó en el fallido golpe de estado de julio de 1936 en Barcelona.

Por su parte, el Regimiento de Cazadores número 6, ubicado en Vitoria, se transforma en el Regimiento de Cazadores «Numancia» núm. 6 en 1935. Disgregado en Grupos de Escuadrones participa en la guerra de 1936-1939, del lado franquista. Por diversas acciones de guerra recibieron cuatro condecoraciones colectivas y dos individuales, de las que todavía se enorgullecen. Premios otorgados por un gobierno que hizo de la represión sistemática de cualquier disidencia una de sus herramientas fundamentales.

Formó parte del primer contingente a Bosnia en 1992. Y fue testigo pasivo de la limpieza étnica de Mostar, ciudad en la que se limitaban a observar los bombardeos de las milicias croatas sobre las 50.000 personas residentes en la parte este de la misma. Milicias que recibían puntualmente su munición a través de las rutas teórciamente vigiladas por el batallón español de UNPROFOR. Estos bombardeos provocaron en 1993 de 10 a 15 muertes diarias. Tampoco hicieron nada, ni siquiera un informe de denuncia, ante la construcción de los campos de concentración para bosnios a pocos kilómetros de las bases españolas de Medjugorje y Dracevo. De acuerdo con la información de la comisión de derechos humanos de la ONU 15.000 personas estaban recluidas allí en el verano de 1993.

El primer ministro de Bosnia llegó a afirmar en mayo de 1994 que "hay muchas indicaciones de que los soldados españoles han tomado partido por los extremistas croatas en Mostar."

Sin embargo, uno de sus mandos (el coronel Luis Carvajal) elogió encendidamente en 1995 a dos militares serbios (general Grubac y coronel Milosevic), responsables de crímenes contra la población civil en Herzegovina oriental, a los que calificaron de "contactos absolutamente cordiales y muy serios, los dos son profesionales."

En 2004 Human Rights Watch se hizo eco de las quejas de la minoría serbia ante la pasividad de los soldados de la OTAN tras los ataques de ELK a sus aldeas. Además, Amnistía Internacional denunció en mayo de ese mismo año que las tropas de la OTAN estaban implicadas en la trata de mujeres y niñas para la prostitución.

La actual presencia en Afganistán tiene como excusa la participación en un Equipo de Reconstrucción Provincial (ERP), encargado, junto a otros nueve, de garantizar al Gobierno afgano una presencia lejos de Kabul, acrecentar el control en diversos escenarios y acometer tareas de cariz humanitario. Y nos preguntamos: ¿cómo puede ayudar a la reconstrucción un regimiento dotado de lanzagranadas, lanzamisiles, fusiles automáticos y vehículos destinados al transporte militar?

Por tanto, y ante la «brillante» hoja de servicios desarrollada hasta aquí no tenemos más remedio que concederle, en el 300 aniversario de su fundación, la «medalla al mérito militarista 2 007», con «licencia para enseñar a matar en exhibiciones públicas» como la que está llevando a cabo estos días en la ciudad de Zaragoza.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.