En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Mural en el nuevo cauce del Turia en Valencia contra los abusos de REPSOL en Colombia

Información sobre la campaña

Sección:Colombia
Miércoles 4 de abril de 2007 3 comentario(s) 5847 visita(s)

Miembros de la Coordinación Valenciana de Solidaridad con Colombia (Amnistía Internacional, Cedsala, CEAR, Colectivo Sur Cacarica) han pintado un mural en el nuevo cauce del río Turia (en el margen derecho, a la altura del puente de salida de la calle San Vicente) para protestar por los abusos que comete la multinacional española Repsol en Colombia. Sobre un fondo rojo de la sangre y negro del color del petróleo que rebosa de un barril, los activistas pintaron la leyenda "Colombia se desangra, Repsol se enriquece". La compañía española explota yacimientos en Colombia sin tener en cuenta los derechos de las poblaciones campesinas e indígenas.


COLOMBIA SE DESANGRA, REPSOL SE ENRIQUECE

¿Qué oculta Repsol en Colombia?

A pesar de que Repsol extrae una importante cantidad de petróleo de Colombia, y en su informe de actividades se precia de sus prometedoras áreas de exploración y explotación petrolífera, la multinacional española no tiene oficinas comerciales, ni sede oficial en este país; ni su logotipo ni su nombre aparecen en los pozos, estaciones de bombeo o camiones que transportan el petróleo.

¿Qué lleva a la mayor petrolera de América Latina a trabajar en estas condiciones de clandestinidad en Colombia?

La respuesta hay que buscarla sin duda en el especial vínculo que la actividad petrolífera mantiene en Colombia con la militarización de amplias regiones, el desarrollo del paramilitarismo, los desplazamientos forzosos masivos de la población local, la brutal violencia dirigida contra las organizaciones sociales, los fatales efectos en las comunidades indígenas y los desastres medioambientales. No es de extrañar que la multinacional desee distanciar su imagen corporativa de este cenagal, manteniendo sin embargo intacta su capacidad de sacar máximo beneficio de todo ello.

En ningún otro lugar es este hecho más llamativo que en Arauca, departamento petrolífero por excelencia, en el que se vive una de las situaciones humanitarias más dramáticas de Colombia, por el número de homicidios, masacres, desapariciones, desplazamientos forzosos, allanamientos sin orden judicial, detenciones arbitrarias y otras violaciones a los derechos humanos. Arauca es un departamento de donde se extraen grandes riquezas, mientras que un 70% de su población se encuentra en situación de pobreza. Es en este departamento donde Repsol centra su actividad, participando de una u otra forma en todos los campos petrolíferos de la región. Sin embargo su presencia se mantiene invisible.

Las operaciones de Repsol en Arauca

Repsol opera en Arauca en consorcio con la transnacional estadounidense Oxy en campos como los de Cravo Norte o Rondón, asociada a la empresa estatal Ecopetrol en campos como los de Catleya, y en solitario en Capachos o San Miguel. En todas estas operaciones se beneficia sin escrúpulos de los efectos que el terror paramilitar ha introducido en la sociedad araucana: el desalojo forzoso de población campesina e indígena que residía en la vecindad de los futuros campos o de los oleoductos, o el debilitamiento de las voces críticas a la actuación de las petroleras, entre ellas las de las comunidades indígenas, U’was y Guahibas, que se han declarado repetidas veces contrarias a las operaciones en sus territorios, las de los activistas sindicales que luchan por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores o las de aquellos líderes sociales que abogan por un mayor reparto social de las riquezas generadas por el petróleo.

Aunque, en la mayoría de los casos, la incorporación de Repsol a las operaciones se produjo cuando los niveles de máxima violencia contra la población civil estaban reduciéndose, lo cierto es que nada le ha detenido para asociarse a compañías como la Oxy, que sostienen un historial de apoyo y financiación a las unidades militares más vinculadas a violaciones sistemáticas a los derechos humanos, como la XVIII Brigada del ejército, a la que Repsol también financia a través de convenios de seguridad. Hay que resaltar la grave coincidencia espacial y temporal entre la actividad petrolera de la compañía y el accionar de grupos paramilitares, así en torno al campo de Capachos es donde se están produciendo últimamente las más graves violaciones a los derechos humanos llevadas a cabo por el paramilitarismo.

Repsol se beneficia de que el Estado colombiano identifica los intereses de las compañías petroleras con el «interés general de la nación», a sostener por encima de los derechos de las comunidades indígenas, a las que niega el derecho legalmente instituido a la «Consulta Previa». Las comunidades indígenas U’wa y Guahiba ven amenazadas así su propia supervivencia, debido a los desplazamientos a los que han sido sometidas, a la militarización extrema de sus territorios, a los efectos de distorsión socio-cultural que esta actividad introduce en las comunidades y a las consecuencias medioambientales que ponen en peligro los ecosistemas en los que subsisten.

Las operaciones de la Repsol en Arauca tienen una última consecuencia especialmente perniciosa: los desastres medioambientales asociados principalmente a los derrames de crudo y al uso desmedido de recursos naturales limitados, como es el caso del agua usada para la extracción, que termina contaminada y desechada en lagunas y corrientes cercanas a los campos. En algunos casos se acaba destruyendo los ecosistemas locales, como sucedió con la laguna de Lipa, resultado de las operaciones en Cravo Norte.

La actuación global de Repsol.

El caso de las operaciones de Repsol en Colombia, a pesar de su dramatismo, no es un hecho aislado. Repsol desarrolla sus actividades por todo el mundo. Sólo en América Latina y el Caribe, opera en 14 países. La compañía obtuvo en 2005 un beneficio récord de 3.120 millones de euros, un 27% más que el año anterior. En torno al 80% de estos resultados provienen de América Latina.

La experiencia de la actividad de esta petrolera en otros países del continente como Argentina, Ecuador y Bolivia, también está ligada a violaciones de los derechos de los pueblos indígenas, al fomento de la corrupción, así como al deterioro irreversible de los entornos sociales, culturales y ambientales, donde opera.



MÁS INFORMACIÓN

Protesta interrumpe Junta de Accionistas de Repsol YPF
Viernes 16 de junio de 2006

Mientras se desarrollaba la asamblea, organizaciones sociales, ecologistas y movimientos indigenistas de diferentes países realizan una protesta para denunciar los problemas provocados al medio ambiente y comunidades por la actividad de la compañía, principalmente en Latinoamérica.

«Repsol Mata», «Repsol Gas Mortal», «Repsol fuera del planeta», decían las pancartas desplegadas en las puertas del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, donde se celebraba la Junta General de Accionistas de Repsol YPF.

La Junta General de Accionistas de Repsol-YPF empezó con tensiones este año, cuando a los pocos minutos de iniciar la sesión, los cuerpos de seguridad expulsaron a cuatro activistas que lucían camisetas con el lema «RIPSOL MATA» e intentaron desplegar pancartas. Fueron desalojados con violencia mientras los gritos de denuncia resonaron en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid y en la transmisión en directo por internet de la empresa petrolera. El discurso del presidente de Repsol YPF, Antoni Brufau fue interrumpido por minutos por los reclamos «Repsol contamina y financia grupos paramilitares» y «Repsol fuera de Bolivia».


CAMPAÑA ¡Repsol Mata!

En la Argentina:
¡Repsol Mata!

En las 11.000 hectáreas de las comunidades mapuches de Kaxipayiñ y Paynemil,
En los despidos de las refinerías privatizadas y al acto cerradas de la provincia de Salta,
En el humedal y parque nacional de Llancanelo,
¡Repsol Mata!

En Bolivia:
¡Repsol Mata!

En los 5 millones de hectáreas licitadas durante un gobierno corrupto,
En los 17 territorios indígenas que invaden sus máquinas,
En los 7 parques nacionales, refugio universal de la biosfera,
¡Repsol Mata!

En las polvorientas sendas del Chaco guaraní,
En los remansos de los ríos amazónicos donde pescaban los chimanes,
En las canchas de fútbol donde jugaban los niños cocleros convertidos en helipuertos,
¡Repsol Mata!

En Perú:
¡Repsol Mata!

En los paupérrimos barrios de hojalata que rodean la refinería de La Pampilla,
En lo profundo de la Selva Central y del Alto Amazonas donde abre carreteras,
En las 714.386 hectáreas del Bloque 33 en la cuenca del río Ucayali,
¡Repsol Mata!

En Ecuador:
¡Repsol Mata!

En la evasión de impuestos,
En los desalojos y derrames del nuevo Oleoducto de Crudos Pesados,
En las hepatitis de los huaorani del Bloque 16,
En las cárceles de Quito que retuvo a los activistas durante la construcción del Oleoducto,
En los incendios de Esmeraldas por donde exporta el petróleo,
¡Repsol Mata!

En Colombia:
¡Repsol Mata!

En las privatizaciones del gas de Bogotá y Cali,
En las masacres paramilitares en el departamento de Arauca,
En el Territorio U’wa donde vampiriza la sangre de la tierra,
En las bases militares y los retenes que rodean sus pozos,
¡Repsol Mata!

En Nigeria:
¡Repsol Mata!

En los sobornos de los despachos corruptos,
En las masacres a los ogonis y otras poblaciones del Delta del Níger,
En la horca que estranguló al poeta Ken Saro Wiwa,
¡Repsol Mata!

En Argelia:
¡Repsol Mata!

En la complicidad con el régimen policial,
En los atropellos y muertes de la Cabilia,
En las licitaciones y favoritismos a espaldas del pueblo,
¡Repsol Mata!

Insistimos:
¡Repsol Mata!

Por eso
Exigimos

A LA EMPRESA REPSOL-YPF:

- A abandonar todas las actividades dentro de territorios indígenas y áreas protegidas,
- A retirar inversiones en países donde el régimen no respete los derechos humanos,
- A paralizar la intoxicación diaria de las mentes con publicidad engañosa y tiznada de verde,
- A retornar a los países donde descuartizó sus economías las empresas públicas privatizadas,
- A reconvertir la empresa y los puestos de trabajo en compañías locales descentralizadas y suministradoras de energía limpia (petróleo Nunca Mais!)

Convocamos
A LOS AFECTADOS POR REPSOL-YPF:

- A organizarse y coordinar iniciativas judiciales para castigar a los responsables de la contaminación de sus tierras, la pérdida de cultivos y la desintegración de su cultura,
- A rechazar más sobornos y regalitos que sólo son parches efímeros que comprometen las generaciones futuras

A LOS CONSUMIDORES DE REPSOL-YPF

- A dejar de consumir sus productos y combustibles
- A difundir las denuncias contra esta y otras empresas petroleras
- A trabajar por una autogestión energética limpia
- A no ceder, porque la batalla será larga y continua, durará años quizá, pero algún día viviremos sin petróleo, sin guerras y sin propaganda.

ACCIÓN!

1.Difunde este comunicado por todos los medios y a todas partes

2. Contacta con nosotros: repsolmata mixmail.com

3. Recoge solicitudes de Club Repsol en sus estaciones y envía mensajes a la empresa ( es gratis)

4. Subvierte su publicidad donde pone Repsol, ahora ¡Repsol Mata!

REPSOL MATA, NO SEAS CÓMPLICE


El papel del gobierno español en la actividad de las transnacionales españolas en el extranjero

Martin Mantxo
Miembro de Ecologistak Martxan - Bilbo

El concepto de Empresas Transnacionales (ETN) corresponde a aquellas grandes compañías que tienen bases en muchos países, pero que pertenecen sólo a uno de ellos (también llamadas multinacionales, pero este apelativo engaña ya que da a entender que estas pertenecen a muchos países). La pertenencia de una empresa a un país concreto conlleva el apoyo de su gobierno.

Muchas de estas compañías provienen de antiguas empresas públicas privatizadas que todavía cuentan con la ayuda financiera de sus gobiernos. Y como no, pese a pertenecer a empresas de otros estados, la condescendencia de los gobiernos de los países donde poseen sucursales se mantiene debido a antiguos contratos, miedos o incluso chantajes, aceptados para evitar la marcha de la sucursal a otro país, la pérdida de puestos de trabajo, etc. y por los beneficios (corrupción) que estos mandatarios al servicio del capital extranjero obtienen. Este es el caso de, por ejemplo, la empresa española Endesa que compró la compañia del mismo nombre de Chile. Endesa continuó contando con el apoyo incondicional del gobierno chileno en su proyecto del pantano de Ralco en tierra mapuche.

La empresa Repsol YPF (una empresa nacional del franquismo, luego privatizada) ha tenido un apoyo clave del gobierno español en su despliegue internacional. Tras la guerra de Iraq y como pago entre otros, del apoyo español a Bush y Blair, Repsol YPF, junto con Cepsa, obtuvo derechos de extracción mucho antes de que la guerra finalizara en Junio del 2003. Repsol y Cepsa fueron dos de las 5 empresas europeas a las que se otorgaron permisos de extracción: 5,5 millones de barriles a empresas europeas y de 4 millones de barriles a empresas estadounidenses. La extracción suponía un total de un millón de barriles de petróleo para Cepsa y otro millón para Repsol [1].

Otro episodio interesante en el que participó el gobierno español de Aznar a favor de Repsol YPF es el relacionado con Guinea Ecuatorial. La excolonia española, situada en el golfo del mismo nombre, es zona de grandes reservas motivo por el que es conocida como ‘la Kuwait de Africa’. En la misma zona se encuentran los grandes yacimientos de Nigeria y Camerún. La compañía española, pese a ser Guinea una antigua colonia de España, se quedó atrás en el reparto de los yacimientos porque en un primer momento aquel petróleo se desestimó por creerlo muy basto.

Ahora la transnacional francesa Total-Fina-Elf y las estadounidenses Exxon Mobil, Chevron- Texaco, Amerada Hess y Marathon Oily son las que poseen los contratos para todo el petróleo guineano. En este contexto petrolero Aznar se reunió con su homólogo guineano Teodoro Obiang en unas 10 ocasiones. Pero el mayor indicador de la participación gubernativa sucedió en el intento de golpe de estado contra Obiang, organizado por el guineano en el exilio Motto y paramilitares sudafricanos, que fue financiado por personajes de altos vuelos como el magnate del petróleo Ely Calil, el antiguo diputado tory Lord Jeffrey Archer y Sir Mark Thatcher, hijo de la antigua presidenta del Reino Unido Margareth Thatcher. La intentona fue un gran fracaso y casi todos sus participantes fueron detenidos en distintos momentos. Días antes un buque español salió de la base de Rota con 500 miembros de las fuerzas especiales. Las noticias del fracaso llegaron a los medios de comunicación y ese día el barco recibió órdenes de permanecer en las Islas Canarias.

La participación del gobierno de Aznar en la operación fue refrendada también por uno de los mercenarios sudafricanos. Antes de la intentona (de octubre del 2001 a noviembre del 2003), Obiang se había reunido con Aznar una media de una de vez al año. Su mayor punto en la agenda fue Repsol YPF.

Después de este episodio las relaciones entre ambos países se enfríaron. En octubre del 2006 volvieron las negociaciones, cuando los ministros del gobierno de Rodríguez Zapatero, Miguel Angel Moratinos y Juan Fernando López Aguilar viajaron a Guinea Ecuatorial acompañados de representantes de las compañías Repsol YPF, Isolux, Unión FENOSA y del banco BBVA. Así el gobierno de Zapatero restableció su relación con Obiang, pagando un alto precio al reconocer a un dictador de su talla, cuando respondían principalmente a un interés económico. En noviembre de este año 2006, Obiang devolvió su visita recibiendo el tratamiento que el protocolo otorga a los jefes de estado, siendo reconocido como tal para Guinea Ecuatorial.

El gobierno de Rodríguez Zapatero también se apresuró para intervenir cuando el presidente boliviano Evo Morales anunció la nacionalización del gas boliviano. Esta medida afectaba entre otras a la compañía española Repsol YPF. Zapatero amenazó con, ni más ni menos, cortar la ayuda (los proyectos de cooperación) al país más pobre de America Latina, un país que España ha saqueado desde que se descubrieron sus minas de Potosí. La razón por la que Evo tomó la decisión de nacionalizar los hidrocarburos fue exactamente esa: que las multinacionales se valen de la posición de Bolivia de endeudamiento y dependencia financiera para succionar cada vez más más y más recursos, explotando a l@s trabajadores y produciendo un gran impacto en el medio ambiente local. Finalmente el gobierno español consiguió que Evo concediera un Nuevo contrato a Repsol YPF y que rebajase sus pretensiones.

El contrato de Repsol YPF en Venezuela con Petróleos de Venezuela (PDVSA) también fue precedido de una visita de Rodríguez Zapatero a este país. Como en el caso de Bolivia, pese a las pretensiones de su presidente de controlar los hidrocarburos, el dominio transnacional no cede y éste está precedido de la consiguiente gestión y diplomacia gubernativa.

De la misma forma el presidente argentino Kirchner acudió a Zapatero para que Repsol incrementara su inversión en Argentina tras acusar a la petrolera de extorsionar la economía del país latinoamericano (ahora -Enero 2007- Kichner acaba de firmar un nuevo contrato con Repsol YPF para extraer petroleo mar adentro en el Mar de La Plata). Repsol YPF invertía un cuarto de su presupuesto (con lo que supone de respectivas ganancias) en Argentina. Este caso pone en evidencia la dependencia creada y el favoritismo con el que actúan las transnacionales, obviándose -entre otras- su deuda ecológica. Repsol YPF ha cometido graves daños ecológicos en los lugares de extracción, procesamiento y transporte, como son la región de Neuquén, la zona de Mar de la Plata y la provincia de santa Cruz. Esto se obvia, y en tal situación de crisis económica en el país (debida a su deuda externa y a las consecuentes políticas financieras aplicadas por el BM y el FMI) el gobierno argentino, en lugar de denunciar estos efectos, continúa reclamando todavía más actividad transnacional. Pese a sus demandas, la mayoría de argentin@s ven a Kichner como el representante de la transnacional española. Otro ejemplo más de lo mismo lo tenemos actualmente con la OPA de Gas Natural, en la que el gobierno trata de imponer las condiciones que favorecen a su compañía.

[1] Edición digital de ROJO Y NEGRO, órgano impreso de la Confederación General del Trabajo (CGT) ConsumeHastaMorir. Ecologistas en Acción


INFORME REPSOL-YPF EN AMÉRICA LATINA:

INDICE

- Repsol YPF en América Latina

- El petróleo, motor de la economía colombiana

- La entrada de capital de Repsol

- Megaproyectos y zonas donde opera

- El currículum negro de Repsol en Colombia - 1) Implicación directa e indirecta en la guerra; 2) El etnocidio de la comunidad indígena U’wa; 3) Deduda ecológica

- Guerra y petróleo, una cuestión geopolítica


CAMPAÑA REPSOL MATA

http://repsolmata.info/

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Mural en el nuevo cauce del Turia en Valencia contra los abusos de REPSOL en Colombia

    11 de abril de 2007, por Dario

    Y yo le agrego:

    A México quieren venir a seguir matando, que es lo mejor que saben hacer, para enriquecerse a costa de la sangre de los pueblos.

    ¡No a Repsol!

    Saludos.



    • Mural en el nuevo cauce del Turia en Valencia contra los abusos de REPSOL en Colombia

      14 de abril de 2007, por  telefonica.net">JOSE RAFAEL

      Ahora se ve más clara la razón de que el gobierno de Zapatero no potencie más las energías alternativas, no lo hace por presiones de las multinacionales petroleras. REPSOL es una más, recordemos cuando la BP pretendía hundir sus plataformas petroliferas obsoletas en el mar del Norte.

      Debemos empezar a educarnos para saber vivir con menos petroleo o sin petroleo, pero si los gobiernos mantienen adormecidas las conciencias no podremos hacer nada.

      SALUDOS Y SALUT



  • Mural en el nuevo cauce del Turia en Valencia contra los abusos de REPSOL en Colombia

    6 de febrero de 2012, por  rocketmail.com">ares

    Creo que es un abuso lo que estos chapetones siguen y siguen en nuestra colombia.

    Hace ya mas de 500 años llegaron a costas del caribe y engañaron a nuestros indios inocentes y robaron todas nuestras reservas de oro, plata y piedras preciosas, ahora vuelven y engañas a los politicos ignorantes, miedosos y corruptos.

    No mas paramilitarismo promocionado por el gobierno y las malditas multinacionales asquerozas.

    Viva el nacionalismooooo. por ti colombia hasta la muerte



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.