En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

En Lisboa un ejército de payasos veneran el capitalismo y la guerra en conmemoración de los 4 años de la invasión de Iraq

«Iraq revienta de alegría, ahora sólo falta bombardear Irán»

Sección:Desobedece a las guerras
Viernes 20 de abril de 2007 0 comentario(s) 1919 visita(s)

El domingo 1 de Abril, debidamente identificados por sus trajes y pinturas coloridas, cerca de 100 payasos pro-Bush salieron a la calle para defender fanáticamente la invasión de Iraq, el bombardeo inmediato de Irán y Palestina, la continua intervención militar norteamericana un poco por todo el mundo, la lucha infinita contra un terrorismo creciente y en defensa del capitalismo salvaje y el neoliberalismo.

Durante la protesta, que transcurrió por el barrio comercial de Baixa, donde se agrupan las tiendas más exclusivas de Lisboa, los payasos llevaron carteles de apoyo a las multinacionales («Compra Nike: una empresa que da trabajo a los niños pobres»), banderas portuguesas y estadounidenses y logotipos empresariales, y corearon lemas como «quem defende a paz, não sabe o que faz» (quien defiende la paz, no sabe lo que hace), «Iraq revienta de alegría, ahora sólo falta bombardear Irán», «Queremos armas nucleares para volar por los aíres», «Fumar no mata: fumar ayuda a las empresas a obtener beneficios» o «Acaba con la soledad: conecta tu televisor».

Al mismo tiempo fueron venerando a las grandes corporaciones económicas y defendiendo la guerra interminable que las protege y las hace crecer. Bennetton, Banco Espírito Santo, Millenium BCP, McDonalds... En un momento del recorrido los payasos dieron vivas a Bush y Blair y mientras pateaban un globo terráqueo y portaban bombas y misiles de cartón.

Ante la grandiosidad de McDonalds, varios payasos, entusiasmados en su veneración, no se contuvieron y entraron por el establecimiento con gran euforia y alegría, para enseguida arrodillarse y venerar el dios del gran capital. La policía, nerviosa, evitó la escalada de euforia de los payasos, que acabaron por ser obligados a salir fuera.

Esta acción tuvo lugar el día de las mentiras, tratándose de una protesta organizada por la Red G8, un colectivo de personas que, en diferentes zonas del país, se están movilizando de cara a la contra-cumbre del G8, que tendrá lugar en Rostock, Alemania, del 5 al 8 de Junio, y que se opone a la agenda de los líderes de los países más poderosos del mundo. La acción coincidió también con el final de la Asamblea Preparatoria del Foro Social Europeo, que reunió en Lisboa a cerca de 200 personas de varios países.


A partir de informaciones en Diagonal y GAIA

- Red G8 - Portugal

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.