En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Batacazo general de las grandes inmobiliarias en la Bolsa: ¿por fin el pinchazo de la burbuja inmobiliaria?

Ya era hora...

Sección:Informativa
Martes 24 de abril de 2007 2 comentario(s) 1672 visita(s)

Algunos y algunas empiezan a suspirar de alivio, el Gobierno lo niega todo. La realidad es que los carteles de «Se Vende» que decoran las calles siguen en el mismo sitio desde hace meses y noticias como ésta ayudan a aumentar la desconfianza en el mercado especulativo de la vivienda.


Madrid: el desplome de las acciones inmobiliarias en la Bolsa hace temblar al sector de la construcción

clarin.com

Hubo caídas de hasta 20 por ciento en la capitalización de muchas empresas. El desencadenante de las pérdidas fue el marcado retroceso de la inmobiliaria Astroc, que el año pasado fue la estrella del mercado español. El gobierno habla de un «reajuste» en la cotización de las compañías, pero temen que se trate de un final abrupto del «boom» inmobiliario.

Las acciones de las empresas inmobiliarias que cotizan en la bolsa de Madrid se desplomaron hoy, con caídas de hasta el 20 por ciento, en medio del temor generalizado a que concluya en forma abrupta el «boom» inmobiliario que vive España desde hace una década.

Las fuertes caídas registradas en las primeras horas de la jornada bursátil madrileña supusieron que el valor de las inmobiliarias cotizadas cayese en conjunto cerca de 5.000 millones de euros (unos 6.800 millones de dólares), lo que equivale a casi un tercio de su capitalización.

El gobierno español negó rotundamente que la Bolsa española se encuentre en una situación «que pueda ser catalogada de desplome» y afirma que en ningún caso se puede hablar de que se «desinfle ninguna burbuja inmobiliaria», indicó el diario El Mundo, de Madrid.

Entre las empresas inmobiliarias que registraron las mayores caídas estuvieron Cleop, con un 20,04 por ciento, Inbesós (18,42 por ciento), Montebalito (17,48 por ciento), Urbas (17,28 por ciento), Colonial (17,01 por ciento), Inmocaral (16,39 por ciento) y Sacyr Vallehermoso (8,44 por ciento).

El desencadenante de este desplome, que a lo largo de la jornada se fue atenuando, fue el fuerte retroceso de la inmobiliaria Astroc, que el año pasado fue el valor estrella de la bolsa y que a mediados de la pasada semana empezó a bajar bruscamente, acumulando ya una caída cercana al 70 por ciento.

La caída de Astroc se debió a la publicación de algunos detalles sobre sus operaciones que sembraron dudas acerca de su solvencia, algo que la empresa niega.


- ¿Cómo pinchar la burbuja inmobiliaria?

- La burbuja inmobiliaria

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Estallido de la burbuja inmobiliaria: exigimos responsabilidades (V de Vivienda)

    25 de abril de 2007

    Tras el episodio bursátil de esta mañana, que anuncia el posible inicio del estallido de la burbuja inmobiliaria, desde VdeVivienda queremos reiterar, ahora más que nunca, que hay que exigir responsabilidades:

    Tal y como la ciudadanía lleva meses diciendo, la situación de la vivienda en el estado español es insostenible. Distintos actores internacionales y múltiples colectivos ciudadanos llevan más de un año advirtiendo que la sobrevaloración del negocio inmobiliario y el basar la economía del país en la construcción ilimitada iba a llevar a una crisis económica, además de ambiental y de vulneración sistemática del derecho a la vivienda.

    Ahora que llegan los platos rotos, ¿quién los va a pagar?

    No queremos pactos, como el pacto por la vivienda anunciado recientemente en Catalunya, que destinen recursos públicos a salvar una vez más a quienes han causado el problema. El anuncio de construcción masiva de VPO no significa garantizar el derecho a la vivienda, sino dar más fondos públicos a un sector que entra en una crisis anunciada e inevitable, tras haberse enriquecido de forma desorbitada a costa del sufrimiento y el endeudamiento de la población.

    No dejaremos de repetirlo: basta ya de lavarse las manos, quienes se han enriquecido (inmobiliarias, constructoras, entidades financieras) y quienes han consentido e incluso participado del pastel (administraciones públicas) deben afrontar responsabilidades. Exigimos medidas estructurales inmediatas que garanticen el derecho a una vivienda digna y protejan el territorio del urbanicidio.

    VdeVivienda, Asamblea por el derecho a la vivienda de Barcelona

    Tel. de contacto con prensa: 610 920 253

    bcn.vdevivienda.net



  • Batacazo general de las grandes inmobiliarias en la Bolsa: ¿por fin el pinchazo de la burbuja inmobiliaria?

    26 de abril de 2007, por gengis

    ¡coño.... un artículo que está muy bien....pero que muy bien... ¿os habeis equivocado?..


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.