casco insumissia fusil roto
x
casco insumissia fusil roto

Para ponerse en contacto con nosotr@s envíanos un email a noticias @ antimilitaristas.org.

Espacio Alternativo

Sinistra Crítica: Incompatibles con la guerra y el neoliberalismo

Sinistra Crítica: Incompatibles con la guerra y el neoliberalismo

corriente(a)terna

Bajo el lema Incompatibles con la guerra y el neoliberalismo, el pasado domingo 15 de abril se daba cita un millar de personas en la asamblea de Sinistra Critica en Roma para suscribir un “pacto por la oposición social”. Teniendo en mente el No a la guerra, el No a la visita de Bush a Roma, la participación en el Gay Pride y el reforzamiento de las luchas contra la degradación del medio ambiente. Para encarar la reorganización de la izquierda, lejos de un Partido democrático al gusto de Montezemolo, presidente de la patronal italiana, y de un partido de izquierdas al estilo Miterrand, “es la hora de trabajar por una nueva organización política". La asamblea pidió a Turigliatto que retirase las dimisiones como senador.

“Si el futuro de la izquierda pasa por un Partido democrático donde tenga cabida el presidente de la patronal, o por una refundación socialista al estilo Miterrand, nosotros, por el contrario, creemos necesaria una nueva organización política”. Palabras de Salvatore Cannavò y Franco Turigliatto, diputado y senador de Rifondazione Comunista respectivamente, ambos miembros de Sinistra Critica, encargados de abrir y cerrar la asamblea.

Ante un millar de militantes, los dos parlamentarios pusieron el acento en la inoportunidad de la actual reestructuración política, en un gesto hacia la izquierda por tal de dar voz a las demandas de los movimientos.

La asamblea ha sido también la ocasión para proponer a las muchas fuerzas sociales, sindicales y políticas invitadas la idea de un “pacto” del movimiento por unir y coodinar luchas sociales, cuestiones territoriales y las grandes movilizaciones. “Podríamos, por ejemplo, organizar una digna bienvenida a Bush -sugirió Cannavò, refiriéndose a la próxima visita del presidente norteamericano, prevista para principios de junio-, propuesta recogida por numerosas intervenciones. Efectivamente, en la asamblea tomaron parte Giorgio Cremaschi (FIOM), Luca Casarini (Centros sociales), Piero Bernocchi (sindicato COBAS), miembros de los comités No al TGV y No a la base militar en Vicenza, así como estudiantes universitarios, feministas de Facciamo Breccia, el eurodiputado Giuletto Chiesa, sindicalistas de SDL y USI, y el periodista de Il Manifesto Tommaso Di Francesco, entre otros.

Los talleres los abrió Vauro, en nombre de la asociación Emergency, que exigió -bajo una lluvia de aplausos- al gobierno italiano el compromiso para liberar a Rahmatullah Hanefi, anunciando una primera movilización de Emargency para el próximo viernes en Roma. La presencia de Emergency fue especialmente pretendida por los organizadores, expresando así una primera y tangible solidaridad con la asociación que preside Gino Strada. Vauro detalló que es el horror de la guerra, la vocación humanitaria de Emergency y su determinación en salvar vidas humanas, lo que les llevó a mediar por la liberación de Mastrogiacomo y sus colaboradores, expresando su rechazo “sin ambigüedades ni condiciones” a la guerra. “Me identifico plenamente con el título de esta asamblea Incompatibles con la guerra porque es aquello que Gino Estrada y Emergency han representado hasta ahora."

En la parte final de la asamblea, Turigliatto subralló la necesidad de oponerse al gobierno Prodi y a sus políticas de continuidad, basadas en los ataques al mundo del trabajo y en la guerra. “Queremos afirmar que nuestras vidas, las vidas de millones de personas, valen más que los beneficios de las empresas. Por eso somos anticapitalistas.”

En definitiva, la asamblea de Sinistra Critica ha sido la primera iniciativa pública de una corriente-asociación que ha decidido no repetir los procedimientos típicos de la izquierda, promoviendo la escisión de Rifondazione, autoproclamándose como un pequeño partido. “Nuestro proyecto es más ambicioso, queremos reconstruir una izquierda de clase y alternativa, y lo queremos hacer llevando al primer plano la autoorganización de los movimientos y un proceso de reagrupamiento que tendrá necesariamente plazos largos. Queda claro que a partir de ahora, la construcción de la asociación Sinistra Critica es nuestra tarea prioritaria.”

Entre las convocatorias surgidas de la asamblea, la solidaridad con Emergency, el recibimiento a Bush, la participación convencida en el Gay Pride el 9 de junio -contra la inaceptable ingerencia del Vaticano-, así como el reforzamiento de todas las luchas en defensa del medio ambiente y el territorio, desde el Valle de Susa en la manifestación del 19 de mayo a la Campaña convocada por Rifiuti Zero.

En su último punto, la asamblea pidió con firmeza a Franco Turigliatto que retirase sus dimisiones como senador anunciada el 21 de febrero después del voto contrario a la moción D’Alema, gesto que no impidió su expulsión de Rifondazione. “Han sido dimisiones entregadas al partido que las ha rechazado, dijo Gigi Malabarba cerrando la asamblea, y es bueno que sean retiradas para que la contradicción Turigliatto continúe viva dentro del gobierno.”

Alternativa Antimilitarista - Moc
Administración