En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Reino Unido pretende convertir a todo tipo de funcionarios en soplones de la policía

Minority Report ya está aquí

Sección:Documental
Lunes 21 de mayo de 2007 1 comentario(s) 2004 visita(s)

El historal mental de ciudadanos puede llegar a circular por varias agencias de seguridad, si se aplica el plan

El País

EFE - Londres - 21/05/2007

El ministerio del Interior británico pretende que los funcionarios municipales, los médicos y otros profesionales contribuyan a prevenir delitos e informen a las autoridades de aquellas personas de las que sospechen que podrían llegar a cometerlos.

Un alto funcionario del Gobierno explicó al periódico The Times que, de llevarse a la práctica esos planes, numerosos datos, incluido el historial médico o mental de muchos individuos, circulará entre distintas agencias gubernamentales incluso si no hay pruebas definitivas del riesgo potencial que representan.

El documento que ha visto el periódico establece que "los organismos públicos tendrán acceso a valiosa información sobre personas de las que exista el peligro de que comentan graves actos de violencia o de que inversamente puedan convertirse en víctimas". "Los profesionales alertarán a la policía o a cualquier otra autoridad relevante si tienen buenos motivos" para creer que puede cometerse un acto de ese tipo, señala el documento filtrado.

Agencias de informantes

Pero las exigencias del Gobierno van incluso más allá, según esa fuente, ya que la simple forma de comportarse de un individuo puede dar lugar a una eventual denuncia a la policía. A este respecto se propone crear dos nuevas agencias para evaluar los datos suministrados por los informantes: la primera se encargaría de los delincuentes en potencia y la otra de las potenciales víctimas.

Según Simon King, que encabeza la unidad de crímenes violentos del ministerio del Interior, todavía quedan por resolver algunos puntos como el de qué se entiende por delito violento y qué circunstancias deben darse para lanzar una investigación. Asimismo hace falta elaborar la legislación que obligaría a los funcionarios a alertar a la policía sobre personas que no han cometido aún ningún crimen, pero que tienen un determinado "perfil de riesgo".

Clamor en los grupos de derechos civiles

Los grupos de defensa de los derechos civiles como "Liberty" se preguntan hasta dónde está dispuesto el Gobierno laborista a recortar las libertades en su aspiración a una "sociedad totalmente exenta de riesgos". El plan preocupa también a la oposición conservadora, cuyo portavoz del Interior, David Davis, se pregunta si la policía no tiene ya suficientes "cargas administrativas como para obligarla a examinar documentos basados en simples conjeturas y rumores".

Según fuentes oficiales, existen en este país ya más de 4,2 millones de cámaras de circuito cerrado de televisión, lo que equivale a una por cada catorce personas y el 20% de las cámaras de ese tipo que existen en todo el mundo. Ello significa que un ciudadano británico, sobre todo si vive en Londres, es captado por alguna de esas cámaras varios cientos de veces al día.

Según el llamado "comisario para la información", Richard Thomas, este país camina "sonámbulo" hacia una "sociedad sometida a continua vigilancia" puesto que el afán inquisitivo no se limita al Estado sino que se extiende al mundo empresarial, que no deja de recopilar datos sobre tarjetas de crédito, teléfonos móviles, direcciones de internet y otros.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Reino Unido pretende convertir a todo tipo de funcionarios en soplones de la policía

    23 de mayo de 2007

    En España ya lo son.
    En Cataluña, los médicos de la SS se preocupan mas del idioma que hablas que del juramento hipocrático, por ejemplo.
    La mayoría de los funcionarios son enchufados de los partidos y sindicatos y si no lo fueron se apuntaron para evitarse problemas o para sobrevivir.
    TODOS SON SOPLONES, lo que ocurre es que la mayoría no se considera como tal al prejudgar su causa como la buena.
    Actualmente los partidos son mas una agencia de colocacion que otra cosa y los sindicatos su correa de transmisión y control en muchos casos sin olvidar los mas execrables trabajos sucios: moobing, acoso social y hasta asesinatos asi como suena.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.