En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Lo que todo el mundo necesita saber sobre Darfur

Entrevista con Alex de Waal, experto en África, publicada en el Nº 2486 de Peace News.

Sección:Intervencionismo humanitario y misiones de paz
Jueves 14 de junio de 2007 0 comentario(s) 2713 visita(s)

Alex de Waal dimitió de Human Rights Watch en 1992 a consecuencia del apoyo de la organización a la intervención norteamericana en Somalia. Es Director del Consejo de Investigación en Ciencias Sociales y co-autor con Julie Flint de A short history of a long war(Una corta historia de una larga guerra) Zed Books, 2006.

Bajo la fuerte presión para lograr una intervención militar en Darfur, Alex de Waal, experto en África, cuenta a Peace News porqué la guerra no funcionará para llevar la tan deseada paz a Darfur. Cuando la paz diplomática suceda nuestros movimientos necesitan saber acerca de esto y apoyar a su nivel.

P.N.: - ¿Cuál es tu conocimiento de la realidad de Darfur?

Alex de Waal: - Estuve mucho tiempo en Darfur como estudiante en 1985. Escribí mi primer libro sobre el hambre en Darfur. Posteriormente casi todos los últimos 22 años trabajando en el Cuerno de África.

P.N.: - ¿Cuáles son los orígenes de la crisis de Darfur?.

Alex de Waal: - Los factores en los que se asienta, están en la marginalización política y económica de Darfur, incluyendo a los árabes y los no árabes. Darfur ha recibido muy, muy poco en cuanto a inversión y servicios y tenía muy pobre representación en el gobierno central. Las disputas locales sobre la tierra y los recursos tienen que ser vistos en este contexto. Si hubiera habido desarrollo, muchos de estos problemas podrían haber sido superados.

La CIA en Chad.

El conflicto armado empezó como un desbordamiento de la guerra en Chad. Durante los 80, hubo una “contra” guerra en Chad en la que la CIA y los franceses apoyaban a varios grupos de Chad que intentaban reducir a Gaddafi. Gaddafi fue derrotado en 1987. Algunas de sus milicias árabes próximas fueron llevadas a Sudán y a Darfur, dónde se juntaron con los grupos árabes locales con los que había disputas preexistentes con sus vecinos no árabes. Esto provocó la primera guerra de Darfur, entre 1987 y 1989. Posteriormente los conflictos surgieron como consecuencia de las continuas incursiones de árabes del Chad y los intentos de los rebeldes del Sur del Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés para empezar una insurrección en Darfur.

Yanyauid.

En el 2003, estos factores se unieron y hubo una mayor insurgencia que el gobierno respondió ampliamente, armando a un gran número de milicias, la más importante la denominada yanyauid que se lanzaron, siguiendo su propio plan de ocupación de tierras, incautación de ganados, etc. y provocando desplazamientos masivos y el horroroso sufrimiento que se nos ha hecho familiar.

P.N.: - Tú has expresado escepticismo acerca de la solución militar rápida para Darfur.

Alex de Waal: - Más que escepticismo, creo que total oposición. La cuestión es ¿cuál sería el impacto de una intervención militar y sería capaz de conseguir su objetivo?. Se necesita un análisis adecuado de la naturaleza del conflicto. Tú no puedes identificar fácilmente uno de los bandos como ejecutor del genocidio y otro como víctima y enviar fuerzas para situarse en el camino de los asesinos o para enfrentarse a ellos y derrotarlos. Es mucho más complicado que esto, con múltiples grupos armados, diferentes planes, grupos solapados, etc. Una de las cosas que ha sucedido en el debate es que ha habido confusión entre tres diferentes tareas que deben emprenderse por separado.

Misiones de mantenimiento de la paz.

Una misión de mantenimiento de paz monitoriza, implementa y, ocasionalmente, refuerza un acuerdo existente entre las partes.

Protección coactiva.

La segunda opción es lo que puede llamarse protección coactiva en la que se envía una fuerza que tendría que asegurar que amplias concentraciones de civiles, en los llamados campos de, refugiados internamente desplazados, son protegidas ante un rebrote real de la violencia.

Intervención militar.

La tercera opción es una intervención militar que se supone para usar la fuerza deliberadamente y por iniciativa propia para detenerlas políticas militares del gobierno sudanés y su apoyo a las milicias, por ejemplo mediante ataques militares con la fuerza aérea sudanesa y el despliegue de tropas de tierra sin el consentimiento del gobierno sudanés. Esto sería un acto de guerra, una invasión. Las consecuencias de esta acción serían incalculables. Primeramente, el gobierno sudanés cerraría todas las operaciones de ayuda humanitarias que han sido una de las cosas realmente positivas que se han hecho. Podría haber una escalada en las hostilidades, porque cuando esté claro que esas tropas van a llegar, el gobierno sudanés, de forma lógica, pondría en marcha acciones preventivas.

Repercusiones.

Habría repercusiones a lo largo de todo Sudán, especialmente para el Acuerdo Global de Paz [1]. Es difícil concebir como sería posible mantener este acuerdo o las elecciones previstas para los próximos meses o a comienzos de 2008, en el contexto de una acción militar de los países occidentales contra Sudán. La cuestión está entre un mantenimiento de la paz y una fuerza coercitiva. El interrogante que surge es ¿cómo hacerlo?.

Entendimiento político.

Dada la complejidad de la situación, la primera consideración está no en el nivel de fuerza que es necesario usar, sino en el nivel de inteligencia en el sentido de entendimiento político y análisis de lo que está pasando. Porque no hay lugar para el uso de la fuerza si verdaderamente, no sabes quién está matando a quién. Y la realidad es, si miras la mayoría de los análisis de lo que está pasando en Darfur, no dicen quién está matando a quién.

¿Quién está matando a quién?

Nos dicen que los árabes están matando a los africanos y, realmente, es no es verdad. Las dos fuentes más grandes de fatalidades en los últimos años han sido: 1. Guerras tribales entre dos tribus árabes, ambas armadas por el gobierno, pero siguiendo sus propios planes. Unos cuatrocientos de ellos han resultado muertos. 2. El fracaso de la ofensiva gubernamental en el Norte, en la que las tropas del gobierno fueron barridas con muchos muertos; varios cientos resultaron muertos por los rebeldes de Darfur. El otro incidente importante es la limpieza étnica en el área llamada “el cinturón verde”, muy al Sur de Darfur, que parece haber ocurrido por el gobierno temía que fuera la ruta para una intervención militar. De hecho, sólo hablar de una intervención militar, posiblemente ha contribuido a la violencia en esta área. Docenas de personas han sido asesinadas, no sabemos el número completo.

¿Quiénes son los protagonistas?

Y una muy complicada lista de conflictos alrededor de un lugar llamado Gereida, también al Sur de Darfur, donde hay varios protagonistas, incluidos los yanyauid o el antiguo grupo rebelde del SLA Minni Minawi(El Ejército de Liberación del Darfur sudanés, liderado por Minni Minawi, que firmó en Darfur el acuerdo de paz y ahora es parte del gobierno. Luchan unos contra otros. Aunque la línea entre árabes y no árabes no sigue la línea gobierno/antigobierno, porque ahora ambos forman parte del gobierno. Por eso es todo muy complicado y se necesitaría una percepción local astuta e inteligente de lo que está pasando.

P.N.: - ¿Qué oportunidades ha habido para resolver esto por medios no militares?

Alex de Waal: - La mejor oportunidad fue el Acuerdo de Paz de Darfur.

P.N.: - ¿Usted estuvo en el equipo negociador?.

Alex de Waal: - Estuve en el equipo de mediación y tuve una primera responsabilidad en los aspectos de seguridad de la negociación en los dos últimos meses.

P.N.: - ¿Cómo llegó a estar en el equipo de mediación?.

Alex de Waal: - Durante años me he familiarizado con Darfur y también he trabajado con la Unión Africana en funciones de asesor. Se me pidió estar en el equipo; fui vetado por el gobierno sudanés, pero el jefe de los mediadores Salim Ahmed Salim, me vinculó a su equipo personal donde mi papel no podía ser vetado por el gobierno sudanés.

P.N.: -¿Porqué ha descrito las negociaciones como una oportunidad perdida?

Alex de Waal: - Esta oportunidad se perdió porque se apresuró una conclusión bajo la presión del lobby de los que querían “hacer algo inmediatamente”. Se nos dijo que perder otros dos o tres meses en este proceso de mediación era un lujo que no podía permitirse.

P.N.: - Después de que las negociaciones se cerrarán, ¿respaldó el acuerdo?

Alex de Waal: - Durante el mes adicional que dediqué a negociar con Abdul Wahed(líder rebelde), había tenido la oportunidad de hacer los necesarios cambios sobre el texto que estoy seguro que el gobierno habría aceptado, podríamos haber tenido la firma de Abdul Wahed. Pero en la carrera para concluir, el texto fue considerado como no negociable en lo relativo a concesiones menos que no podían ser recogidas en el acuerdo.

P.N.: - ¿Cuáles eran esas concesiones?

Alex de Waal: - Una era sobre compensaciones. El gobierno puso una más bien miserable cantidad de 30 millones de dólares para el fondo de compensaciones. Pondían poner hasta 100 y posiblemente, lo más posible hasta 300. 100 creo que habría sido aceptable para el SLM, 300 millones también lo hubieran sido. Hubo algunas clarificaciones sobre seguridad que era simplemente materia de explicación de lo estaba en el texto.

Poder compartido.

Una crítica sobre poder compartido era que el movimiento quería puestos a nivel local. Yo confiaba que podrían haberse acordado más puestos en el legislativo local.

P.N: - Debe haber sido increíblemente frustrante haber estado tan cerca y no haberlo alcanzado.

Alex de Waal: - Fue profundamente frustrante. Si hubiéramos tenido un poco más de flexibilidad, no tengo duda que esto podría haber salido adelante.

P.N.: - Si hubiera sido así, ¿muchas vidas desde entonces no se habrían perdido?.

Alex de Waal: - Es verdad. Creo que la crisis no habría sido completamente resuelta, todavía quedaba una dura lucha, pero habríamos estado en un situación completamente diferente.

P.N.: ¿Todavía hay posibilidades de volver a ese punto?.

Alex de Waal: - Por el momento, no creo que haya una perspectiva inmediata. Hemos estado moviéndonos hacia atrás cada mes que pasa, porque las condiciones políticas necesarias para alcanzar una solución negociada han volado. Los rebeldes de Darfur no están unidos, están cada vez menos unidos. El gobierno tiene muchos menos incentivos para llegar a un proceso de negociación. Toda la presión está en llevar tropas de la O.N.U. a Darfur, que en mi opinión es una verdadera distracción. La guerra en Chad tiene de verdad cosas complicadas porque para el presidente del Chad, Idris Deby su prioridad política es que el pueda volver con los rebeldes de Darfur y ganar alguna influencia internacional. Todos los mediadores potenciales están comprometidos. La Unión Africana está comprometida a consecuencia del fracaso del anterior proceso. La O.N.U. está comprometida en el Acuerdo Global de Paz(entre el Norte y el Sur de Sudán), arriba citado y en Darfur quieren revisarlo. Estados Unidos apoya este acuerdo.

Paz para todo Sudán.

El último factor es que no se puede tener un acuerdo de paz viable en Darfur, a no ser que haya un acuerdo de paz viable en el conjunto de Sudán. Si en Darfur se cree que el Acuerdo Global de Paz es un barco hundido, no hay razón para subir a borde de él. Siento que es el obstáculo más serio para un acuerdo de paz en Darfur

P.N.: - ¿Cuál es el problema de la propuesta de tropas de la O.N.U.?.

Alex de Waal: - No podemos movernos hacia el frente de la paz mientras estemos atascados en este tema de las tropas de Naciones Unidas. Las tropas de Naciones Unidas tendrían mejor estabilidad financiera, dirección y control del sistema. Es verdad.

No pasa nada.

Su mandato no sería diferente a la que le habría sido dada a la existente fuerza de la Unión Africana, por otra parte. Después del acuerdo de paz del último año, El Consejo de Paz y Seguridad se reunión para decidir el futuro de la fuerza de mantenimiento de la paz. En otras circunstancias se habría dado a la fuerza de la Unión Africana un mandato más duro. Lo que realmente se hizo fue continuar presionando para que se le diera por encima de las Naciones Unidas, como resultado de esto nada pasó sobre el terreno.

P.N.: - ¿Hay algo esperanzador que puedas señalar?.

Alex de Waal: - El nivel de violencia en Darfur es ahora bajo. En el último año, 4 o 5000 civiles han sido asesinados, que es menos que en Chad y probablemente menos que en el Sur de Sudán. La situación humanitaria es normal. La población en los campos tiene una alimentación y tasas de mortalidad normales. En áreas controladas por los rebeldes en el Norte de Darfur que es la más amplia fuera del alcance de las agencias humanitarias, la vida es ahora algo más normal. No hay crisis inmediatas. Es la buena noticia. No es como si la gente estuviera muriendo en cantidades enormes.

P.N.: - Su posición es que no hay solución militar, sólo hay solución diplomática pero ¿una solución diplomática no está en el horizonte?.

Alex de Waal: - Si. Lo que necesitamos para hacer es reorientar energías sobre ello, abandonar el actual camino que parece una especie de prueba de virilidad política entre Washington y Jartum. Entonces podemos ser capaces de tantear nuestro camino a través de algún tipo de proceso político. Pero el hecho es que no podemos dejar de recordar que debemos continuar en este callejón sin salida del patrioterismo sobre las tropas de la O.N.U. Especialmente en un contexto, para ser franco, en el que el nivel de sufrimiento humano hoy, en Darfur, no está cerca de ser tan malo como fue hace tres o cuatro años. No hay hambrunas en curso, no hay masacres genocidas. Es una sucia guerra y necesita ser detenida. Pero no hay un genocidio en este momento.

[1] Acuerdo firmado entre el partido gubernamental sudanés y el Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés firmado en el 2005.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.