En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Milicias: Blackwater no es la única

Manlio Dinucci

Sección:Instituciones militares
Martes 2 de octubre de 2007 1 comentario(s) 1997 visita(s)

Manlio Dinucci
Il Manifesto

Tomado de Rebelión

Traducido por Karen García y revisado por Antonia M. Merconchini, del Equipo de Traductores de Cubadebate y Rebelión.

Después de la enésima masacre de los mercenarios de Blackwater en Bagdad, el gobierno iraquí acaba de retirarle la licencia a esa empresa y anunció que revisaría el estatus de todas las “compañías de seguridad” extranjeras que operan en el país. Algo bastante difícil: “La empresa Blackwater - según publicara el New York Times el 18 de septiembre - desempeña un papel esencial en las operaciones estadounidenses en Iraq".

Blackwater es la mayor de las empresas “contractuales militares privadas” que operan en Iraq y Afganistán. Fue fundada en 1997 por un ex comandante de los Navy Seals y cuenta con cinco compañías especializadas. Se define a sí misma como "la compañía militar profesional más completa del mundo”, que tiene entre sus clientes, además de las empresas multinacionales, al Pentágono y al Departamento de Estado. Se especializa en la “imposición de la ley, el mantenimiento de la paz y las operaciones de estabilidad”. En la práctica, lo que posee es una licencia para matar. Un documento del comandante estadounidense, hecho público por el New York Times en abril de 2004, autoriza a las compañías militares privadas presentes en Iraq, a hacer uso de la “fuerza letal” para su autodefensa, pero también para “defender la propiedad” y para “detener, arrestar y registrar a civiles”. No se sabe con certeza a qué cantidad asciende el personal de Blackwater en Iraq; quizás a 1.500 hombres, aunque según el New York Times, “es imposible saber el número exacto”.

Según el New York Times, el Pentágono confirmó, sin embargo, que en Iraq operan, conjuntamente con las fuerzas estadounidenses, aproximadamente 126.000 contratistas, una cantidad que se acerca al total de la fuerza militar estadounidense desplegada en ese país (aunque a inicios de julio, Los Angeles Times hablaba de 18.000 contratistas, incluyendo los encargados de las misiones de apoyo y seguridad, o sea, un número superior a los 160.000 militares estadounidenses presentes en Iraq). Esto se enmarca en la “estrategia de outsourcing” (subcontratación) adoptada por la administración Bush para Iraq y Afganistán. Un número creciente de funciones, que asumían anteriormente los militares, se confía ahora a las compañías privadas, incluidos la “garantizar la seguridad” y “los interrogatorios a prisioneros”. Los contratistas no sólo entrenan a las fuerzas armadas locales, sino que participan en las acciones de combate. Muchos de ellos provienen de las fuerzas especiales y de los servicios secretos en busca de ingresos: un comandante privado puede ganar más de 300.000 € cada año. (¿Leyeron bien? 300.000 € cada año, o sea 25.000 € mensuales, 163.989 de nuestros pobres francos de antes del euro, CADA MES, no cada año, cada mes.)

Otra gran compañía militar privada es DynCorp International, la que se define a sí misma como “empresa global multiforme”. Con un personal de decenas de miles de especialistas, opera principalmente en el Oriente Medio, los Balcanes y América Latina, para el Pentágono, la CIA, el FBI y el Departamento de Estado. Se ha especializado igualmente en las tecnologías de la información; y tan bien que el Pentágono, la CIA y el FBI le han confiado la gestión de sus archivos informáticos. Esta empresa alcanzó un gran auge cuando la californiana Computer Sciences Corporation, especializada en las tecnologías de la información y con muy buena posición en el Pentágono, la compró. Así lleva a cabo su misión la empresa DynCorp; una misión que consiste en ayudar "al gobierno estadounidense a instaurar la estabilidad social gracias a un sistema de gobierno democrático”. Una foto emblemática muestra a Karzai (presidente afgano) pronunciando su discurso por el “día de la independencia afgana”, rodeado de elegantes guardaespaldas de DynCorp, armados con grades fusiles ametralladoras. Pero hay otro sector, no muy adornado por la publicidad, en el que DynCorp se destaca: el de las operaciones secretas confiadas por la CIA y por otras agencias federales.

En Colombia, Bolivia y Perú, participa en operaciones militares oficiales contra el tráfico de drogas. Un campo en el que esa sociedad anónima de la guerra ha adquirido una vasta experiencia, desde que, en los 80, ayudó a Oliver North a abastecer de armas a los contra nicaragüenses por orden de la CIA (y gracias al premio Nóbel de la Paz, Henry Kissinger).

En los 90, e igualmente por orden de la CIA, entrenó y armó el UCK (por sus siglas en albanés, Ejército de Liberación de Kosovo) en Kosovo (pero eso fue antes de que llegara Bernard Kouchner, ¿quizás futuro premio Nóbel de la Paz?). Podemos estar seguros que actualmente la DynCorp, así como la Blackwater y las otras, lleva a cabo operaciones secretas en Iraq y Afganistán.

Fuente

Manlio Dinucci es un periodista italiano que escribe regularmente en el diario comunista Il Manifesto.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Blackwater no es la única, pero es la que más mola.

    3 de octubre de 2007, por Anayé

    Está tan «comprometida» con la «guerra contra el terrorismo» que en su web se puede adquirir merchandising del palo «fredom figthters» y cosas del estilo.

    Hay quien los define como una especie de «guardia pretoriana» ya que estan protegidos por la legislación yanki contra posibles juicios. Ahora se verá, pero en el pasado han aparecido articulos que avisaban como la legislación del gringo preparaba el terreno para las futuras denuncias a las agencias de «soldados de fortuna», como blackwaters. Básicamente la legislación civil se desentiende de procesar a esta gente por ser «personal militar» y los militares por su parte, sacan de su juridiccíón a los mercenarios por no estar integrados en el ejercito regular. Hop! Que los juzgue la tele durante dos o tes días y a correr!

    Ni siquiera comienzo a creer que se les haya retirado la licencia. ¿por dos semanas? ¿Por dos días? ¡Por favor! Blackwaters tiene una base gigantesca en el estado de maine, tiene elicopteros y aviones y la promesa de tener trabajo dentro y fuera de los estados unidos hasta que las ranas críen pelo.

    Sí, dentro y fuera de los estados unidos. Puesto que al parecer blackwaters ya ha «trabajado» -ya saben bang bang- en suelo de gringolandia en las calles inundadas de New Orleans. Fue tras el huracán Ktrina, entraron precediendo a los asesinos de la Guardia Nacional cuando tuvieron que invadir la ciudad para «pacificarla» despues de no tomar mediad para evacuarla eficazmente.

    El tinglado en cuestión está finaciado por Stephen Schwarzman, presidente y accionista mayoritario del Blackstone Group, un «fondo buitre». Stephen Schwarzman, ejecutivo de moda en Wall Street, posee una fortuna estimada por forbes en 2500 millones de dolares y el año pasado se habría levantado apenas unos 200 milloncejos.

    El pasado agosto tuvo lugar una cumbre entre los estados inegrantes del nafta, México, USA y Canadá, en Montbello, Quebec. Allá el presidente no electo de méxico contrató los sevicios de blackwaters en el entrenamiento de policía y militares para la lucha anti-insurgente, que incluía el entrenamiento en uno de los cuatro cuarteles que Blackwaters ya posee en USA o bien en un nuevo campo que se planea construir en la frontera Mexicana. Sí, habeis entendido: el gringo planea conceder una base para la compañía Blackwaters en la frontera méxicana, donde se ensayaría una estrategia vigilancia fronteriza subcontratada, con pavos armados que disparan desde un limbo legal.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.