En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

14 cosas que usted debería saber acerca de la “Guerra Buena”

Gabriel Carlyle. Traducción del nº2490 de «Peace News»

Sección:Afganistán
Domingo 14 de octubre de 2007 0 comentario(s) 1873 visita(s)

El 7 de Octubre de 2001, fuerzas de los Estados Unidos y Gran Bretaña invadieron Afganistán, matando a miles de civiles. Sin embargo, después de la derrota de los taliban, el país desapareció de los medios de comunicación y quedó fuera de la agenda de los movimientos antiguerra.

Seis años después, tras múltiples matanzas, Afganistán permanece como la “guerra buena” del sistema, en la que ni siquiera el Independent dice algo para oponerse. Aquí se muestra algo de la realidad detrás del giro.

1. La guerra no era la única opción en el 2001.

Los Estados Unidos y Gran Bretaña eligieron invadir Afganistán, a pesar de las ofertas de los talibán para extraditar a Bin Laden [1] y de las urgentes llamadas de atención de las organizaciones humanitarias, considerando el probable impacto humanitario. Más de dos mil civiles fueron directamente asesinados por las fuerzas de Estados Unidos y Gran Bretaña durante la misma invasión. Las muertes indirectas se estimaron después entre diez y veinte mil, mientras los bombardeos interrumpían los suministros de ayuda vital y forzaban a cientos de miles de personas a huir de sus casas.

2. Después de la invasión de 2001, grupos armados con horrendas actuaciones contra los derechos humanos, fueron “llevados al poder con el apoyo de los Estados Unidos”(Human Rights Watch), y el proceso político fue manipulado por los Estados Unidos para instalar a un líder débil, Hamid Karzai, que dependía del apoyo exterior y del entreguismo a estos señores de la guerra.  [2]

En las elecciones presidenciales de 2004, a los votantes de muchas áreas rurales se les mandó por parte de los señores de la guerra y dirigentes regionales cómo votar; durante el período de la campaña de las elecciones parlamentarias de 2005, Human Rights Watch “documentó insistentes intimidaciones a los votantes y candidatos, en particular a las mujeres”. Más de la mitad de los miembros del parlamento afgano están vinculados a grupos armados o tienen un historial de abusos contra los derechos humanos.

3. Seis años después, la guerra para liberarlas “la violencia contra las mujeres afganas se mantiene endémica, con pocas salidas positivas” (Human Rights Watch, World Report, 2007).

En el 2003, un informe de Amnistía Internacional afirmó que: “En algunas partes de Afganistán, las mujeres han afirmado que la inseguridad y el riesgo de violencia sexual que ellas afrontan, hacen sus vidas peores que durante la era talibán”. En el último año, Malalai Joya, un mujer parlamentaria, fue físicamente atacada en el parlamento y amenazada de muerte por criticar a otros miembros, de conocido pasado y presente de abusos a los derechos humanos.

4. Desde el 2001, se declara que la tortura y el maltrato de los detenidos en Afganistán bajo custodia de los Estados Unidos, ha incluido: privación del sueño, desnudos forzados, posiciones extremas, corrientes eléctricas, inmersión en agua y quemaduras de cigarrillo.

Además, a diferencia de sus contrapartes en Guantánamo, los retenidos en la base aérea de Bagram no tienen acceso a abogados y no tienen derecho a oír las acusaciones contra ellos.

5. Los bombardeos de Estados Unidos y la OTAN han matado a cientos, quizás miles de civiles desde su inicio en el 2006.

De acuerdo con la misión de las Naciones Unidas en Afganistán, más civiles afganos murieron a manos de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN en los primeros seis meses de este año, que los que murieron a manos de los talibán. Según las propias investigaciones de la respetada entidad de pensamiento político internacional Senlis Council [3] estima que tantos como dos o tres mil civiles afganos fueron asesinados en los ataques aéreos de los Estados Unidos y de la OTAN en el sur de Afganistán durante el último año.

6. Fuerzas británicas han participado en cientos de ataques aéreos en los últimos meses, matando a docenas de civiles.

Uno de estos ataques, este Junio, mató a 25 civiles, incluyendo a nueve mujeres y tres niños. El uso de la fuerza aérea y la carnicería humana que causa es básico en la ocupación. Un oficial de la OTAN explicaba, “sin aire, necesitaríamos cientos de miles de soldados”.

7. Las fuerzas británicas han disparado más de dos millones de balas en Afganistán, desde el comienzo del 2006.

Desde Abril, la Royal Anglian sólo reivindica haber matado a 600 talibán.

8. A final del 2006, los jefes de los helicópteros británicos en Afganistán pidieron cabezas termobáricas para mejorar la efectividad de sus misiles Hellfire.

Cuando son usadas en espacios cerrados como edificios y cuevas, estas armas crean una presión que desgarra los órganos internos de cualquiera que encuentre dentro. A los soldados británicos también se les ha suministrado un arma explosiva reforzada con esta tecnología termobárica.

9. Las políticas norteamericanas y de la OTAN han causado una crisis humanitaria en el Sur de Afganistán.

El pasado mes de Diciembre, el Senlis Council informó que la hambruna estaba extendida en el Sur de Afganistán, “directamente provocada por la políticas de la comunidad internacional en la región”, en particular “la destrucción de los medios de vida de los pobladores afganos por los intensos bombardeos y... la erradicación de la amapola”.

10. La fumigación de las amapolas de opio de Afganistán es probable que comience el próximo año, una política que “podría causar hambrunas”.

De acuerdo con el Financial Times, el nuevo embajador norteamericano en Kabul, que supervisó el apoyo de los Estados Unidos a los programas de erradicación de la coca en Colombia “está decidido con los europeos que la fumigación comenzará el próximo año”. El impacto humanitario de esta fumigación podría ser horroroso, al destruir el medio de vida de las personas: en Febrero de 2006, el entonces Ministro para el Oriente Medio, Kim Howells, admitió que “la fumigación aérea podría causar hambruna”. En Colombia, los análisis de las muestras de sangre indican que aquellos que viven cerca del límite de las zonas fumigadas sufren daño en los cromosomas y están en mayor riesgo de desarrollar cáncer, mutaciones y malformaciones genéticas.

11. Las esperanzas británicas de negociar una serie de “acuerdos de paz” a lo largo de la provincia de Helmand, en el Sur de Afganistán, acuerdos que habrían permitido la salida a gran escala de las tropas británicas, fueron saboteadas por los Estados Unidos, al comienzo de este año.

En Febrero, un potencial precedente de acuerdo que podría haberse dado en Musa Qala, se vino abajo, bajo la intensa presión de los norteamericanos, de un nuevo gobernador que desautorizó el acuerdo y un ataque aéreo americano que mató al hermano y a 20 seguidores del líder clave de los talibán de la zona.

12. En Mayo, la cámara alta del Parlamento Afgano aprobó una moción demandando el cese el fuego militar, la negociación con los talibán y una fecha para la retirada de las tropas extranjeras.

De acuerdo con el secretario de la cámara alta, Aminuddin Muzafari, reflejaba la creencia de los legisladores de que la negociación sería más efectiva que la lucha.

13. La mayoría de la opinión pública británica quiere que las tropas británicas salgan de Afganistán.

En Marzo, una encuesta decía que un 53% de la población británica quería que las tropas británicas debería ser retiradas de Afganistán “más o menos inmediatamente”. En Agosto, otra encuesta decía que el 65% de la población británica creía que las tropas debería retirarse o inmediatamente(28%) o “en un año o así”(37%).

14. Actualmente hay más tropas británicas en Afganistán que en Irak y el número en Afganistán es probable que crezca todavía más allá.

Según el jefe del mando aéreo Sir Jock Stirrup, “la actual fuerza de casi 7.700 soldados es probable que se amplíe para extender la influencia británica en la provincia de Helmand”(Daily Telegraph, 27 de Julio).

Una versión completa de este artículo está disponible en http://www.voicesuk.org

[1] Ver páginas 37.38 de Milan Rai, War Plan Irak(Verso 2002).

[2] Para un completo informe ver las páginas 117 a 166 de Kolhatkar e Ingalls, Afgaistán sangrante: Washington, Señores de la guerra y la Propaganda del Silencio(Seven Stories Press, 2006). Gran Bretaña invadió Afganistán al final de los años 30 del S. XIX para instalar una monarquía títere. En 1838, incluso fue publicado el Simla Manifesto de Lord Auckland’s para justificar la invasión.

[3] Senlis Council es lo que se llama un think-tank sobre política internacional con oficinas en Kabul, Londres, París, Bruselas, Ottawa y Río. Desarrolla trabajos sobre política exterior, seguridad, desarrollo y políticas contra el narcotráfico. El programa más extenso se desarrolla actualmente en Afganistán sobre desarrollo político global en relación con los esfuerzos para la reconstrucción de Afganistán.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.