En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Policía y activistas: ¿una «carrera armamentística» noviolenta?: reflexiones sobre la acción directa (Andreas Speck)

Peace News 2494

Sección:Noviolencia
Lunes 3 de marzo de 2008 0 comentario(s) 2207 visita(s)

El veterano activista Andreas Speck aporta reflexiones críticas sobre la acción directa noviolenta

Policía y activistas: ¿una «carrera armamentística» noviolenta?

Andreas Speck

«Un grupo de ocho activistas bloqueó esta mañana a las 6:45 la entrada de AWE Aldermaston. Los accesos fueron bloqueados completamente con tubos metálicos. De esta manera se cortó todo el tráfico de las actividades de construcción hacía dentro o hacia fuera del lugar. Esto ha causado un gran atasco y la policía ha tenido que desviar el tráfico.» (Aldermaston cierra, Indymedia-UK, 3 de enero de 2007)

«22 activistas de Trident Ploughshares usando pesados tubos de bloqueo han cerrado hoy durante más de dos horas todos los accesos de la base naval de Faslane en Clyde... Los equipos de corte del Ministerio de Defensa han han tardado dos horas en desalojar a los activistas, mientras el tráfico no pudo en absoluto entrar o salir de la base» (Nota de prensa de Faslane 365, «Bloqueo de dos horas cierra completamente todas las entradas a la base de submarinos de Faslane», 13 de abril de 2007)

Con un estilo casi de «táctica de guerrilla», estas acciones se centran en un pequeño grupo de gente que tiene un gran impacto usando tecnicas cada vez más sofisticadas. El «impacto» o el «éxito» se mide a menudo en términos de cuánto tarda la policía en deshacer el bloqueo.

(Una de las técnicas es el «lock-on», en el que las activistas encadena sus manos mutuamente dentro de un tubo largo de manera que no pueden ser desalojados si no se corta el tubo.)

Siempre es divertido ver a la policía peleándose con los tubos de bloqueo y otras herramientas pero, ¿qué se consigue con eso?

Cómo funciona la noviolencia

Acción directa noviolenta significa tener un impacto directo sobre aquello a lo que nos oponemos, por ejemplo, la construcción de una factoría de armas nucleares.

A diferencia de la desobediencia civil «pura» (la ruptura simbólica de una ley) la acción directa se centra menos en las detenciones y los juicios, y más en el acto disruptivo.

Para mí, incluso en la acción directa, el impacto político más importante viene de su naturaleza simbólica más que de la alteración que provoca.

Según Consent Thoery of Power, de Gene Sharp, una elite puede gobiernar solamente con el consentimiento de la sociedad (Sharp, 1973). El poder del gobernante colapsará si el consentimiento es retirado de manera activa.

Lo de «activo» es vital en este punto. Un gobierno no es amenazado solamente por las quejas, la alienación o el análisis crítico (Martin, 1989).

Esto se aplica, creo, en las democracias liberales occidentales y a los movimientos sociales en dichas democracias, que principalmente buscan alcanzar reformas más que derribar el orden social.

La acción directa noviolenta como estrategia principal trata de encender lo que Felix Kolb llama «el mecanismo de disrupción» para producir el cambio social.

Para poner en marcha este mecanismo se necesita «resistencia masiva suficiente para provocar una crisis política». Además de «cierto grado de conflicto en la elite e inestabilidad electoral son necesarias para la puesta en marcha del mecanismo de disrupción» (Kolb, 2007).

Acción de masas

Un ejemplo reciente es el movimiento antiCastor en Alemania, que movilizó (y moviliza) a miles de personas para bloquear los tranportes Castor de residuos nucleares a una instalción de almacenamiento en Gorleben, en la región de Wendland.

El impacto de estas acciones no puede ser medido en términos de cuánto tiempo tarda la policía en deshacer el bloqueo, sino en la pérdida de legitimidad de los gobiernos locales y estatales.

En 1998 hubo «conflicto en la elite» e «inestabilidad electoral» en Alemania (el gobierno cristianodemócrata perdió las siguientes elecciones) y la resistencia masiva en Wendland encendió el mecanismo de disrupción.

Los cristianodemócratas usaron la contaminación de los contenedores de los Castor para interrumpir temporalmente todos los trasnportes de residuos.

Pequeñas acciones

Cuando son relativamente débiles, los movimientos sociales pueden usar acciones noviolentas de pequeña escala para llamar la atención sobre temas y ponerlos en la agenda pública y política.

En esta fase, los objetivos principales de una acción directa noviolenta deben tener dos niveles: interpelar a un público amplio sobre el tema que se critica, y fortalecer a los activistas del movimiento social para que lleven a cabo acciones directas.

Sin embargo, la «escena» de la acción directa noviolenta parece a veces más preocupada por usar herramientas cada vez más sofisticadas para aumentar la «efectividad» en sentido de causar la máxima alteración, que en llegar a la opinión pública.

Esta forma de noviolencia lleva a una «carrera armamentística» entre activistas y policía, una competición para ver quién tiene mejores herramientas para bloquear o para desalojar a los activistas.

Ésta no es la lucha por ganarse el corazón y la cabeza de la gente.

Cuando en 1955 Rosa Parks se negó a abandonar su asiento para hacer sitio a un pasajero blanco en un autobús de Montgomery, no necesitó ninguna herramienta, pero encendió la mecha del boicot a los autobuses de Montgomery, el cual desencadenó el movimiento por los derechos civiles en EEUU.

Apoyar la acción de masas

Sin embargo, hasta en los movimientos noviolentos masivos puede haber un papel para las técnicas más sofisticadas de acción directa, que pueden apoyar acciones de masas.

Por ejemplo, la puerta principal del cuartel general de Northwood (usado para dirigir a las fuerzas militares británicas en todo el mundo) fue bloqueado por cerca de 200 activistas en enero de 2003, antes del inicio de la guerra en Iraq. Seis activistas bloquearon también la segunda entrada usando tubos, de manera que la base fue cerrada completamente.

Las herramientas para aumentar la eficacia no deben ser usadas com sustituto de apoyo social, sino como en apoyo de la acción noviolenta masiva.

Si la acción directa sofisticada se centra más en causar disrupción que en crear movimiento, entonces la accióndirecta se convierte en un asunto policial y no contribuye a crear las condiciones para el cambio social.

Puede ser incluso contraproducente cuando aleja el apoyo público del que ya se disponía.


Andreas Speck trabaja en campañas de apoyo a la objeción de conciencia en la Internacional de Resitentes a la Guerra (WRI-IRG). Una versión más extensa de este ensayo puede encontrarse en http://andreasspeck.info/?q=en/node/95

Fuentes:

- Kolb, Felix, 2007: Protest and Opportunities. The Political Outcomes of Social Movements, Campus, Frankfurt/Main.

- Martin, Brian, 1989: «Gene Sharp’s Theory of Power», Journal of Peace Research, vol 26, nº 2, pp213-22, http://tinyurl.com/25svo9

- Moyer, Bill et al, 2001: Doing Democracy. The MAP Model for Organizing Social Movements, New Society Publishers, Gabriela Island.

- Moyer, Bill et al, 2001: Movement Action Plan, Social Movement Empowerment Project, San Francisco.

- Sharp, Gene, 1973: The Politics of Nonviolent Action. Part One: Power and Struggle, Porter Sargent, Boston.

- Stay, Jochen, 2002: presentación en la conferencia «with new energy for peace», 7 deciembre de 2002, Schwäbisch Gmünd, Germany. La versió completa publicada en alemán en gewaltfreie aktion nº 138/139, 1er. y 2o. cuarto 2004. Versión en inglés resumida en The Broken Rifle nº 69, Marzo 2006, (http://wri-irg.org/pubs/br69-en.htm), y en español en Insumissia (www.antimilitaristas.org/article.php3?id_article=2429)


Peace News 2494, Febrero de 2008

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.