casco insumissia fusil roto

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Este cuerpo es mío, yo decido

Este cuerpo es mío, yo decido

Ayer, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se vivió una jornada de protesta y reivindicación, en el Paseo de Independencia de la ciudad de Zaragoza.

Nosotras las mujeres decidimos;

Saltar de la infancia intelectual, en la que nos entierra el patriarcado; brincando con la insumisión, la insubordinación y los modelos imaginarios, las rutas por descubrir y los caminos hallados, las broncas por dejar el silencio, cantando las cuarenta a ese mundo, que nos abandona al sentimentalismo y a la dependencia sin fondo

Planificar nuestra propia familia poniendo y quitando, al gusto, uno, dos o más órganos; proyectando nuestra capacidad reproductiva día a día; eligiendo abortar hoy, o siempre; prefiriendo parir, no como un objeto de la prisa, sino permitiendo a la naturalidad dar la vida.

Aplicar las matemáticas de la visibilización y la inclusión, de forma oral o escrita, integrando a todas las personas en el mismo género: el de la existencia.

Romper las tallas que no son de nuestros cuerpos, creadas por modistos a sueldo y compradas por quienes no han tenido, ni tendrán, sueños

Regalar la dependencia emocional y económica; el sometimiento, la sumisión, el sacrificio y la complacencia; la filiación a un estilo de pseudo vida, ese que nos vendieron como propio, sin preguntarnos la estrategia ni esperar la respuesta debida.

La manifestación comenzó en Glorieta Sasera entre pancartas, reparto de octavillas, lemas a pulso de pulmón, sonido de gaiteras y batukada.

En el recorrido, se fueron precintando diferentes espacios que representan la militarización de nuestra ciudad; porque las feministas somos antimilitaristas.

Edificio de Capitanía Edificio de Capitanía

Al igual que la invisibilización y desinformación que nos obligan a respirar las empresas de “incomunicación”; la estigmatización de nuestros cuerpos que nos marcan las sociedades de moda incómoda.

Como colofón, hicimos lo propio, con la “rata de dos patas” de color azul y ojos saltones, que se hace llamar Fluvi.

Símbolo del derroche, la especulación y el capitalismo más desaforado que sufre nuestra ciudad de Zaragoza, en manos de un Consistorio irresponsable y descabezado, como su mascota, claro.

El acto terminó con la lectura del manifiesto a las puertas de la Diputación Provincial.


ESTE CUERPO ES MÍO, YO DECIDO

Transformando nuestra palabra en rabia, nuestra rabia en fuerza, nuestra fuerza en lucha.

Hoy 8 de Marzo, no es día ni de flores ni de bombones; es un día que aprovechamos para transformar nuestra rabia en eficacia.

Somos luchadoras del día a día, radicales, desafiantes, bolleras, marginadas, anticapitalistas, feministas, subversivas, desviadas y transgresoras.


Subversivas;
no creemos en la maternidad ni como instinto ni como destino, sino como una opción más. Consideramos el parto y el aborto, decisiones legítimas y nos posicionamos en contra del control de nuestra sexualidad.


Desafiantes;
cuando nos hacemos públicas y visibles; cuando resistimos las agresiones en forma de violencia simbólica, psíquica, física e institucional.


Marginadas
; nos sitúan en la periferia del sistema social. Somos mujeres maltratadas, sin recursos, delincuentes, drogadictas, “discapacitadas”, putas, trabajadoras sexuales, desarraigadas, solas, viejas, las que no existen hasta que son asesinadas, las que trabajan sin salario y las mismas hacia quienes dirigen políticas asistenciales y de inserción, privándolas de derechos y haciéndolas invisibles para su mayor explotación.

Anticapitalistas; nos oponemos a un Aragón controlado: Gritamos No a la ley de ordenanza “Incívica, No a Gran Scala, No a las bases de la OTAN y No a la Expo. Y lo decimos nosotras, las putas.

Feministas; creemos que la revolución de las mujeres ni empezó ni se limita a los movimientos controlados, institucionales, encorsetados en lo políticamente asumible, en los cuales, pretenden encerrarnos. No queremos vuestra “ley de igualdad” sino acabar con la desigualdad destruyendo la jerarquía patriarcal.


Radicales;
no queremos ser mujeres explotadas, precarizadas, militarizadas. No queremos leyes de violencia de género que nos victimicen y nos infantilicen para “protegernos” sin atacar el asunto de raíz. No queremos tolerancia, queremos lo que es nuestro.


Somos las que decidimos:
Este cuerpo es mío y no se toca, no se viola, no se golpea, no se acalla, no se categoriza, no se grita, no se censura, no se niega, no se encierra, no se controla, no se subordina, no se domestica, no se olvida, no se invisibiliza, no se destruye, no se intimida, no se aliena, no se frena, no se insulta, no se culpabiliza, no se ignora, no se le margina, no se mata.


Este cuerpo es mío
, y decide porque es autónomo; Se rebela, transgrede, actúa, crea, construye, se pronuncia, se enuncia, se agrupa, contesta, habla, se masturba, grita, exige, conoce, cambia, sabe, rechaza, desobedece, se desvía, reclama, ama, odia, cuestiona, es fuerte, público, resiste y lucha, se empodera y dice:

NO AL PATRIARCADO Y AL CAPITALISMO

lasdel8.blogia.com

d-generadas.blogspot.com

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

  • 22 de marzo de 2008 22:57, por maria virginia

    Me parece una página interesante.
    Quiero ahondar mas sobre el tema
    quesiera poder integrar un grupo así
    Sigan adelante y si puden cuéntenme algo más. Gracias

    Ver en línea : este cuerpo es mío

    Responde este comentario

  • 4 de abril de 2008 13:52

    España se ha convertido en una ruta del aborto fuera de la ley. Uno famoso es el Dr. Morín(enfermo de Sida y sin avisarles de nada a sus pacientes), que provocaba abortos de más de 8 meses. Lo que hacía es adelantar el parto, y se descubrió que al menos 3 fetos que hallaron entre la basura común, tenían aire en los pulmones. Se tiene la creencia muy fundada, que nada más provocarle el parto, agarraba a los niñ@s por el cuello para provocarles la axfisia y que la madre no pudieran escuchar el llanto (estremecedor no?. De allí los lanzaba a una trituradora que tenía en la sala de operaciones, y los "desechos" lo tiraba con la máxima impunidad en la basura para que la recogieran por la noche los barrenderos.
    ¿habeís visto un feto alguna vez?
    ¿habeís visto el instinto de supervivencia que todos los humanos tenemos cuando "huyen" del punzon que les intentan clavar en su lecho materno?
    A mí se me revuelve el estómago, no sé a vosotros, y esto os lo está diciendo alguien que está a favor del aborto en algunos supuestos.

    Responde este comentario

    • 7 de mayo de 2008 08:53

      «Se tiene la creencia muy fundada»

      Esta frase lo dice todo de lo consistente de tu información y de tu argumentación.

      Responde este comentario

      • 15 de julio de 2008 20:23, por Maria Cerchiara.

        soy mujer de 66 años y tengo cuatro hijos. Economicamente me autoabastezco y tengo un marido compañero, trabajador y siempre habla muy bien de la mujer. No es machista. Sin embargo considero que es muy dificil ser mujer. Siempre la estan descalificando "los machitos"Pobrecitas las mujeres, las niñas que se encuentran desprotejidas por los sistemas que amparan a los corruptos y a las dirigencias que nunca hacen nada para que los pueblos puedan vivir en armonia. Aborrezco a gobiernos como los EEUU. que solo piensan en acumular bienes, paises, etc. y no tienen el mas minimo interes en un mundo mejor, en que nazca el hombre nuevo. Pongo todas mis energias positivas en ayudar mentalmente a todas las mujeres, niñas, que sufren. y Aliento en pensar que el mundo mejor quizas llegue algun dia. Gracias.

        Responde este comentario

  • 31 de julio de 2008 01:30, por wirrona
  • 20 de agosto de 2008 15:25, por UNO

    No has definido bolleras y desviadas :-)
    jujuju

    Responde este comentario

  • 27 de abril de 2011 23:27, por Manuela Garreffa

    El 8 de marzo se deben recordar las luchas de algunas mujeres por los derechos laborales, no veo porque mezclar tantas cosas.

    El patriarcado existe porque muchas mujeres también lo han apoyado hasta hoy, no vale la pena engañarnos, que la mujer obtenga el reconocimiento de sus derechos de igualdad depende mucho de que cambie sus actitudes, de que deje de ver el enemigo siempre afuera y pueda concentrarse en un cambio interior.

    El aborto es un crimen contra la vida aunque la ley lo permita.

    Este no es un portal que se pueda decir no-violento, entonces.

    Ver en línea : Mujeres libres de engaños

    Responde este comentario

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración