casco insumissia fusil roto

Reclama las bases

La guerra de Afganistán empieza también en España: crónica del  relevo en la base de Rota de los helicópteros Black Hawk de EEUU

La guerra de Afganistán empieza también en España: crónica del relevo en la base de Rota de los helicópteros Black Hawk de EEUU

Que la base de Rota (Cádiz) es una pieza imprescindible en el despliegue militar de EEUU en Oriente medio y Asia central es bien sabido. Su situación estratégicamente privilegiada en la puerta de entrada al Mediterráneo, a medio camino entre EEUU y las guerras del “Eje del Bien”, y sus inmejorables “vistas” al flanco sur de la OTAN, hacen de la base aeronaval de uso conjunto EEUU-España un espacio de altísimo valor militar. No es de extrañar que esta instalación se encuentre en estos años en fase de ampliación y refuerzo de su funciones, y que el gobierno español que retiró las tropas de Iraq no haya tocado ni una coma en estos cuatro años de los acuerdos que mantienen las bases estadounidenses en el solar patrio. La contribución española a la guerra global se redondea con la presencia también en la base de Rota del buque de asalto anfibio Castilla, Cuartel General Marítimo Español de Alta Disponibilidad (HRF-M), adscrito a la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF), y encargado de coordinar a unidades navales y aeronaves de una veintena de países.

Sin embargo, pocas veces tenemos la oportunidad de contemplar en detalle alguna de las operaciones militares que cotidianamente tienen lugar en Rota. No son cosas que salgan todos los días en los periódicos. Pero gracias a lo que podría ser denominado como el “servicio de inteligencia” de la red europea antimilitarista y el principal promotor de ésta, el grupo pacifista belga Vredesactie (acción por la paz), tenemos a la vista la descripción exhaustiva de una operación de despliegue de helicópteros Black Hawk de EEUU hacia Afganistán "en apoyo de la operación Libertad Duradera (Enduring Freedom)" que tuvo lugar en Rota en enero-febrero de 2007. L@s compañer@s de Vredesactie nos han hecho llegar una publicación del ejército estadounidense disponible en la web si se busca adecuadamente. En concreto, se trata del “598th Trans Tribune”, la “Tribuna del 598º de transportes”, o sea elboletín informativo del 598º Grupo de Transporte del ejército de EEUU, con base en el puerto de Rotterdam (Holanda). En esta casi delirante publicación podemos encontrar desde crónica social como la fiesta de San Valentín del 598, o una entrevista informal a uno de los oficiales donde nos revela cuál es su sentido de la vida, hasta consejos para evitar enviar información reservada por correo electrónico.

La portada de este número de febrero de 2007 está dedicada a la operación de carga y descarga en la base de Rota de 37 helicópteros UH-60 Black Hawk y piezas de artillería con destino a la guerra de Afganistán, en diciembre y febrero, llevada a cabo por el Batallón de Transporte 839th, con apoyo del Grupo 598th y la valiosa colaboración del personal civil de la base. La compleja maniobra se planificó en noviembre y comenzó el 28 de diciembre de 2006, con la llegada del carguero militar Cape Washington a la base naval procedente de EEUU. Por la tarde se descargaron las 6 piezas de artillería M992 (Field Artillery Ammunition Support Vehicles - FAASVs) para poder descargar los helicópteros. A lo largo del día siguiente, los 37 UH-60 junto con 120 contenedores fueron descargados y trasladados a la zona de la base aérea, donde fueron reconfigurados para poder ser usados en ataques terrestres. El 30 de diciembre partía de Rota el Cape Washington y a lo largo de enero los helicópteros fueron embarcados en aviones de transporte C-17 Globemaster con destino a la 82th división aerotransportada (Airborne Division) en Afganistán. De esta manera concluía la primera fase de la operación.

Mientras los gigantescos C-17 Globemaster llevaban unos Black Hawk a Afganistán, volvían a Rota con otros, 39 UH-60 de la 10th división de montaña. Estos fueron configurados en la base aérea de Rota para operaciones marítimas. El 12 de febrero llegaba de nuevo el batallón y el grupo de transportes, y el 15 de febrero atracaba el Cape Washington, que era cargado con los 39 Black Hawk y zarpaba al día siguiente de vuelta a EEUU, con lo que se completaba la maniobra. El carguero era rápidamente reemplazado en el puerto de Rota por el buque de transporte civil Resolve, que se encargó de trasladar 24 helicópteros AH-64 Apache.

En este relato aséptico que pone a la vista los engranajes de la intervención militar vemos confirmado de nuevo el argumento central de la red europea antimilitarista: guerras como la de Afganistán comienzan en realidad al lado de casa. Sin la existencia de instalaciones como la de Rota sería absolutamente imposible llevar a cabo despliegues militares en Afganistán, Iraq, Líbano, Haití o Irán. No solamente se trata de EEUU, su tupida red de bases en Europa y su doctrina de la guerra preventiva. Todos los ejércitos han redefinido su estructura de mandos y fuerzas, y despliegue territorial para facilitar la rápida movilización y transporte, para aumentar su capacidad destructiva y actuar conjuntamente con otros ejércitos bajo de paraguas de la OTAN, la UE o la “Coalición de los voluntarios”: es la globalización de la guerra. En el ejército español las unidades como las brigadas paracaidista (Alcalá de Henares), ligera aerotransportada (Figueirido), legionaria (Almería), de cazadores de montaña (Jaca), el grupo de operaciones especiales (Alicante), las bases aéreas de Torrejón, Zaragoza, Morón o Los Llanos, la propia base naval de Rota, junto con los cuarteles de mando dentro de la estructura OTAN (Bétera, Retamares, buque Castilla) dibujan un claro perfil intervencionista.

Otra interesante conclusión de la lectura de la operación del ejército de EEUU es que, gracias a la pormenorizada crónica podemos ver la enorme complejidad de estas actividades que necesitan de la concurrencia y coordinación de actores de naturaleza variada: personal militar, empleados civiles, y empresas locales en diferentes lugares. Lo cual aumenta las posibilidades de intervenir, interferir e interpelar para intentar frenar los engranajes de la maquinaria militar. Pero de todo esto se hablará en detalle dentro de unos días en Bruselas, en la acción de desobediencia civil colectiva NATO Game Over sobre el cuartel general de la OTAN, y en el seminario Globalización militar y resistencia noviolenta en Europa, coorganizado por la IRG y Vredesactie, que servirá para dar un paso más en la constitución de una coordinación estable en grupos antimilitaristas de toda Europa que actúen contra la movilización militar para la guerra.

Más información:

- NATO Game Over

- Base a base: la militarización del territorio español a vista de satélite

- McEjércitos: ¿Qué es la globalización de la guerra?

- McEjércitos: Cinco debates sobre la globalización de la guerra

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración