En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Según EEUU murieron 30 talibanes en su bombardeo; según la ONU, 90 civiles, entre ellos 60 niños/as, y ningún talibán

España es aliado de EEUU en esa guerra; precisamente patrulla la zona donde se llevó a cabo el horrendo crimen

Sección:Intervencionismo humanitario y misiones de paz
Miércoles 27 de agosto de 2008 1 comentario(s) 1539 visita(s)

Ver en Tortuga:

Un ataque de las tropas occidentales aliadas en Afganistán mata a 19 mujeres, 7 hombres y casi 50 niños menores de quince años

El Alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, Javier Solana, ha calificado de acto “indigno y bárbaro” un ataque de los insurgentes en Afganistán, donde murieron 10 soldados franceses


La ONU confirma que 90 civiles murieron en un bombardeo de EE UU en Afganistán.

La acción militar se produjo el pasado viernes en Herat y en ella perdieron la vida 60 niños.- El mando estadounidense aseguró que habían perdido la vida 30 talibanes.

EFE - Kabul

El pasado viernes Estados Unidos bombardeó el sur de la provincia afgana de Herat. Lo que era una operación contra los talibanes -murieron 30 según EE UU- se convirtió en una matanza de civiles que el Gobierno de Kabul cifró en unas 90 personas. El mando estadounidense en la zona negó la versión afgana, pero hoy la ONU ha confirmado que hay "pruebas evidentes" de que 90 civiles, entre ellos 60 niños, perdieron la vida.

El enviado especial de la ONU en el país centroasiático, Kai Eide, ha explicado que un equipo de la Misión de Asistencia en Afganistán (UNAMA) ha investigado los últimos días el bombardeo, ocurrido en el distrito de Shindand, en la provincia occidental de Herat.

"La destrucción que causó el ataque aéreo era muy evidente. Siete u ocho casas han sido totalmente destruidas y muchas otras han sufrido daños", ha dicho Eide, quien asegura que "los lugareños fueron capaces de confirmar el número de víctimas, incluidos sus nombres, edades y sexo". "Las investigaciones de la UNAMA han encontrado pruebas convincentes, basadas en el testimonio de los testigos, de que 90 civiles murieron, entre ellos 60 niños, 15 mujeres y 15 hombres".
"Éste es un asunto de gran preocupación para la ONU. He dejado varias veces claro que la seguridad y el bienestar de los civiles tiene que ser considerado por encima de todo a la hora de planear y lanzar operaciones militares", ha añadido Eide. El enviado de la ONU en una de las zonas más convulsas del planeta critica estos ataques porque "minan la confianza del pueblo afgano en los esfuerzos por construir un Estado justo, pacífico y respetuoso con la Ley".


"Incidentes trágicos"

Eide ha hecho un llamamiento a las fuerzas internacionales y afganas para "evitar incidentes trágicos" y ha recordado a "todas las partes implicadas en el conflicto" que la protección de los civiles "tiene que ser su máxima preocupación".

Ayer lunes el Gobierno afgano de Hamid Karzai decidió "revisar" la presencia de las tropas internacionales en el país y "regular" su responsabilidad por medio de un acuerdo. De hecho, el Ejecutivo afgano constató en su comunicado que había discutido "repetidamente" el asunto de las bajas civiles con las fuerzas internacionales.

EE UU comanda una coalición en Afganistán que cumple la misión Libertad Duradera y cuenta con unos 15.000 soldados estadounidenses que actúan independientemente de la misión de la OTAN (ISAF), bajo mandato de la ONU.

Diario El País

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • La población afgana ve a Estados Unidos y la OTAN como invasoras

    28 de agosto de 2008, por Cambio - hace 8 horas en google

    Afganos ven a las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN como invasoras

    En Herat, al occidente de Afganistán, y en otros lugares, se presentaron protestas por la operación de la OTAN en Azizabad. En el exterior también. Foto: Efe

    Fue presentada inicialmente como una exitosa operación militar de la OTAN en Afganistán en la que habían sido dados de baja 30 talibanes -entre ellos uno de los jefes o mullahs más buscados del país-, pero con el paso de los días una versión diferente ha hecho carrera. Según el gobierno afgano, en el operativo habrían muerto 70 civiles, en su mayoría mujeres y niños, una situación que ha alterado aún más el clima de tensión de un país que completa siete años de guerra en octubre.

    Los hechos sucedieron el pasado viernes 22 en Azizabad, un pequeño poblado del sur, donde al parecer opera el grueso de la organización Al Qaeda y de sus aliados talibanes, razón por la cual es el foco de la ofensiva de la coalición que lidera Estados Unidos. Pero la forma como ocurrieron no está plenamente establecida. Existen reportes contradictorios y aunque Estados Unidos insistió en la versión original, la fuerte reacción del presidente Hamid Karzai que acusó a Estados Unidos y a la OTAN de actuar en forma bárbara e irresponsable, obligó a Washington a anunciar la apertura de una investigación formal.

    "La gente inocente de este país se está convirtiendo en víctima de operaciones descuidadas de la OTAN y de las fuerzas internacionales -dijo un irritado Karzai tras advertir que pronto tomará medidas para evitar que este tipo de incidentes vuelvan a repetirse-. Les agradecemos la ayuda pero eso no quiere decir que la vida de los afganos no tiene valor. La vida de los afganos no es barata y no debe ser tratada como tal". Una reacción muy fuerte de quien es considerado el más sólido aliado de Washington en este conflicto.

    La ira de Karzai tiene razones. El lunes, en un bombardeo de la OTAN en Paktiks, al este del país, murieron nueve niños. Estados Unidos sostiene que el operativo, también está bajo investigación, fue contra un centro de entrenamiento de Al Qaeda y que los niños, forzados a permanecer dentro de la vivienda, fueron usados como escudos.

    En aumento

    Incidentes de este tipo se vienen repitiendo este año cada vez con más frecuencia. Según Hecho, una asociación de ONG que distribuye ayuda humanitaria, desde enero hasta hoy han muerto casi 300 civiles como consecuencia de operaciones militares en las que se cometió algún error.

    El aumento del número de víctimas civiles es en parte consecuencia del recrudecimiento del conflicto, pues desde mediados del año pasado los talibanes vienen golpeando con fuerza a las tropas de la coalición, que han respondido con más ataques y bombardeos aéreos. Los expertos no descartan la complicidad de Pakistán, el vecino del sur, donde los talibanes y Al Qaeda se refugian sin que el gobierno de ese país haga mucho por impedirlo.

    Según un informe del Pentágono, los talibanes y Al Qaeda se han reagrupado en el sur y en el oriente del país, y la estrategia es atacar todo lo que beneficia a la población. Están recibiendo apoyo de guerrilleros chechenos, turcos, uzbecos y árabes, que son entrenados para hacer emboscadas y atentados suicidas. La semana pasada, por ejemplo, un contingente de más de 100 milicianos atacó a una patrulla francesa, lo que dejó un saldo de 10 soldados muertos.

    Estadísticas recientes indican que este año será el más costoso para la coalición en términos de vidas humanas perdidas. Hasta el momento van 188 soldados muertos y el cálculo es que en diciembre la cifra superará la de 2007, el año más letal desde cuando comenzó la guerra en 2001. Por ejemplo, en junio murieron más estadounidenses en Afganistán que en Irak. En total, las tropas americanas ya contabilizan 508 muertos, aun muy por debajo de los que ha dejado el conflicto en Bagdad -4.000 hasta la fecha- pero que viene creciendo a pasos agigantados.

    Tan grave es la situación, que según un reciente informe de Anthony Cordesman, del Centro para Estudios Estratégicos Internacionales, a juzgar por como están las cosas, "los Estados Unidos están perdiendo la guerra en Afganistán". David McKiernan, general encargado de las tropas estadounidenses en ese país, ha pedido a la Casa Blanca enviar tres brigadas más, mientras Washington ha pedido a la OTAN que aumente el pie de fuerza que hoy llega a 50.000 efectivos.

    Afganos ven a las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN como invasoras

    El problema es que la reacción de Estados Unidos y la OTAN a la nueva ofensiva talibán -que ha dejado decenas de civiles muertos- le está restando apoyo popular a las fuerzas internacionales que son vistas cada vez más como fuerzas de invasión. Sima Samar, presidente de la Comisión para los Derechos Humanos de Afganistán, sostiene que si la OTAN no actúa con más cuidado, arriesga perder la confianza de la gente, lo que hará mucho más difícil la pacificación del país.

    A esto se suma la protesta de varios sectores políticos que ponen contra las cuerdas al presidente Karzai. "Están bombardeando pueblos enteros solo porque sospechan que hay talibanes -sostiene Ahmad Shah Ahmadzai, presidente del Takbeer, uno de los partidos más fuertes-. Matan a 20 por dar de baja a un talibán y luego dicen que lo sienten mucho. Por eso la gente está perdiendo la confianza en el gobierno y en sus aliados internacionales".

    Que la confianza está en baja, no cabe duda. Una encuesta reciente hecha en Kabul indica que más del 60 por ciento de la población quiere que la OTAN salga del país. Una situación muy parecida a lo que sucedió en Irak. Y ya el mundo sabe lo que ocurre cuando los ciudadanos ven en el ocupante al enemigo y no al libertador.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.