En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Gasteizkoak publica el libro "Los Ejércitos Humanitarios y la Violencia Sexista Militar"

Contraportada, índice e introducción

Sección:Intervencionismo humanitario y misiones de paz
Martes 16 de septiembre de 2008 2 comentario(s) 2299 visita(s)

¿Cuál es la verdadera dimensión de la violencia sexual ejercida por los cascos azules y otros ejércitos humanitarios? ¿Es un hecho aislado como a menudo se nos presenta o, por el contrario, está presente en todas las misiones de paz promovidas internacionalmente y protagonizadas por soldados de todas las nacionalidades? ¿Es consciente la ONU de la dimensión del problema? ¿La publicitada política de Tolerancia Cero con la violencia sexual que ejercen las tropas de la Organización, está sirviendo para afrontar el problema, o es poco más que una enorme campaña de marketing que busca lavar la imagen de los ejércitos humanitarios mientras abandona a su suerte a las víctimas de la violencia y abusos sexuales?

El Colectivo Gasteizkoak aborda todas estas cuestiones en la primera parte del libro, realizando para ello un profuso análisis de documentos de la ONU, de informes elaborados por conocidas organizaciones y por noticias publicadas en medios de difusión.

Las conclusiones a que conduce la primera parte sientan las bases de la segunda: ¿es la violencia sexista un comportamiento habitual de cualquier ejército?, ¿se ejerce tanto en tiempos de paz como de guerra, contra las poblaciones, en los propios cuarteles…? Y, de ser así, ¿no será fruto del sexismo presente en la ideología militar —el militarismo— del que se nutren todos los ejércitos, humanitarios o no?

Los ejércitos humanitarios y la violencia sexista militar pretende ofrecer elementos para el análisis y la reflexión a aquellas personas que se interrogan sobre la contradicción existente entre ejércitos y humanitarismo; dar pruebas a quienes dudan de la terrible dimensión de la violencia sexista militar; y herramientas de denuncia para quienes defienden que la única manera de terminar con la violencia sexista militar es abolir los ejércitos.

Los Ejércitos Humanitarios y la Violencia Sexista Militar
Autoría: Colectivo Gasteizkoak
Editorial: Zapateneo, Colección paperezko ZAPladak
Número de páginas: 365
Precio de venta: 10 euros
(pedidos de 5 ó más consultar a Zapateneo)

Forma de realizar pedidos:
zapateneo (arroba) gmail (punto) com
o directamente en Zapateneo (Zapatería 95, Gasteiz)


Índice

Prólogo

Introducción

PRIMERA PARTE: Violación, explotación y abusos sexuales: Una crónica de los “ejércitos humanitarios”

Capítulo I: Las denuncias públicas hacen emerger el problema

- Los primeros datos y denuncias públicas surgen en Camboya
-  Explotación, abusos y violaciones en los Balcanes
-  El Informe Machel
-  La escandalosa situación en Somalia
-  La connivencia gubernamental: el ejemplo italiano
-  Nuevas denuncias en Angola y Balcanes
-  Comienza el siglo XXI: como nada ha cambiado, todo sigue igual
-  El Informe Coomaraswamy
-  El escándalo se intensifica: Eritrea, Etiopía, Kosovo, Liberia, Guinea, Sierra Leona…
-  Las investigaciones de Naciones Unidas

Primera ISLA: La intervención humanitaria: entre la ética global y la gestión imperial del caos

Capítulo II: La realidad de la política de “Tolerancia Cero”
-  Las primeras medidas preventivas de Naciones Unidas
-  La declaración política de Tolerancia Cero: el Boletín SGB/2003/13
-  Pederastia, prostitución, proxenetismo, trata de mujeres. El caso de Kosovo
-  Mercenarios humanitarios. El caso DynCorp
-  El contraste entre cifras oficiales y realidad
-  De nuevo el escándalo en la R.D. del Congo
-  Los apuros de Kofi Annan

Segunda ISLA: ¿Necesidad o nueva forma de legitimación de los ejércitos?

Capítulo III: A pesar de la claridad del “Informe Zeid”, la impunidad se impone

· El demoledor Informe Zeid
· La terca realidad
· Como Naciones Unidas sigue sin abordar las raíces del problema, Zeid insiste
· Los resortes jurídicos de la impunidad
· La ocultación de datos, otra cara de la impunidad
· La desidia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas
· La Tolerancia Cero, poco más que papel mojado

Tercera ISLA: El espejismo humanitario

Capítulo IV: La explotación y abusos sexuales de los Cascos Azules, un problema aparentemente irresoluble

-  La explotación y el abuso sexual: Cosas de chicos
-  Transcurridos 15 años, nada fundamental ha cambiado
-  Nuevos escándalos en Liberia y Haití
-  El Parlamento Europeo debate sobre la cuestión
-  La Conferencia de Alto Nivel sobre la explotación y los abusos sexuales
-  El nuevo Secretario General, Ban Ki-moon, no entra con buen pie: violaciones en Sudán
-  Aparentar mano dura con cifras que distorsionan gravemente la realidad
-  La increíble realidad que muestra la segunda investigación de la OSSI en Bunia
-  De nuevo Costa de Marfil
-  Medidas desesperadas: haciendo virtud de la hipocresía
-  Haití una vez más

Cuarta ISLA: Los “ejércitos humanitarios”. El caso español

Capítulo V: Naciones Unidas opta por “lavarse las manos”
· Las bases para la nueva estrategia de Naciones Unidas
· El Informe del Comité Especial de Operaciones: el instrumento para lavarse las manos
· Algunas posibles explicaciones a esta decisión de Naciones Unidas
· Primeras consecuencias directas de la nueva estrategia
· Las cifras de 2007: el aval definitivo a la política de lavarse las manos
· La terca realidad explota en las manos de Naciones Unidas: Nuevo informe de Save the Children

Quinta ISLA: La cooperación civil-militar

Capítulo VI: Las víctimas de violencia sexual de los “Cascos Azules” y la doble moral de Naciones Unidas
· Graça Machel y Zeid plantean la cuestión
· La doble moral de Naciones Unidas

Sexta ISLA: ¿Qué es el intervencionismo humanitario? ¿una estrategia al servicio de las grandes potencias?

Capítulo VII: Las cifras oficiales como disfraz de la realidad
-  La cuestión de cómo conseguir la cifra más pequeña
-  Breve aclaración metodológica de nuestros análisis
-  Las primeras cifras oficiales. denuncias recibidas en 2003
-  Las cifras de Naciones Unidas para 2004
-  Cifras 2005: la ceremonia del caos
-  Y para 2006, un mar de contradicciones
-  Las cifras de 2007: la última gran jugada

SEGUNDA PARTE: La violencia sexista militar

Capítulo VIII: Militarismo, violencia y machismo

-  La violencia en los ejércitos
-  Ejército y masculinidad

Capítulo IX: La violencia sexista militar

-  Violencia sexista militar
-  Violencia sexual en los ejércitos
-  Violencia sexual militar en las guerras
-  Patriarcado y violencia sexual militar tras la incorporación de las mujeres a los ejércitos
-  El debate ante los horrores de Abu Ghraib

Capítulo X: La violación como arma de guerra

-  La violación: un arma de guerra muy antigua
-  La actual dimensión de la violación como arma de guerra
-  Origen y objetivos
-  También contra hombres
-  Una muy elaborada estrategia de guerra
-  El acicate de la impunidad

Capítulo XI: Las víctimas de la violencia sexual de las guerras

-  Consecuencias físicas
-  Consecuencias psicológicas
-  Consecuencias sociales y económicas
-  No victimizar a las víctimas y supervivientes

Capítulo XII: Contra la impunidad: Justicia y reparación

Capítulo XIII: Recapitulación y Conclusiones

-  Recapitulación
-  Conclusiones

Anexo: La inmunidad e impunidad en los “ejércitos humanitarios”

Bibliografía utilizada

-  Bibliografía general
-  Documentos de Naciones Unidas


Introducción

Hace ahora cinco años, con la publicación de La abominable cara oculta de los ejércitos humanitarios , pretendíamos aportar al movimiento antimilitarista una herramienta para -sobre la base de la denuncia de hechos concretos- colaborar en la demostración palpable de muchos de los argumentos teóricos con los que desde el antimilitarismo cuestionamos el pretendido militarismo humanitario.

No obstante, al abordar ese trabajo nos percatamos de que entre los numerosos delitos y barbaridades cometidas por los soldados humanitarios había uno especialmente deleznable: la violencia sexista y, en particular la sexual. Y ello era así tanto por el hecho en sí mismo, como por su especial reiteración, las graves consecuencias y secuelas –físicas, psíquicas y socioeconómicas- que padecen las víctimas y supervivientes, como el abandono y falta de justicia y reparación a las que se les aboca, y la victimización que padecen en no pocas ocasiones.

Al mismo tiempo observábamos cómo a cada nuevo caso conocido de violencia sexual perpetrado por los Cascos Azules las máxima autoridades de Naciones Unidas –NNUU- respondían con rotundas declaraciones acerca de su firme decisión de practicar la Tolerancia Cero ante este tipo de delitos. Y, a pesar de ello, la aparición de nuevos y continuos casos ha sido y es la dura realidad que contradice sus palabras. Por todo ello consideramos que era una cuestión pendiente de profundización y sobre la que era necesario volver a incidir.

Para llevar a cabo ese análisis hemos considerado lógico buscar la posible relación entre la violencia sexual de los Cascos Azules y su condición de militares, ya que la violencia sexista militar está presente allá donde existen ejércitos, sean estos de la condición que sean. El hacernos conscientes a través de ese análisis de los orígenes y la dimensión de esa violencia sexista militar, hasta el punto de considerar la violación como una estrategia de guerra -además de para denunciar una terrible y a menudo silenciada realidad- nos va a conducir a unas conclusiones finales sobre lo que consideramos que puede ser el único modo real de acabar con la violencia sexista de los ejércitos humanitarios.

La necesidad de retomar la cuestión del papel de los llamados ejércitos humanitarios viene impulsada igualmente por el hecho de que desde los ámbitos institucionales y militares –tanto locales como internacionales- se ha seguido manteniendo y acrecentando -sin reparar en medios, e incluso utilizando ámbitos como el sistema educativo- una intensa campaña de impulso a la pretendida faceta humanitaria de los ejércitos actuales, acompañada de un hermético cierre de filas de los mass media que hace realmente difícil acercar a la población general cualquier posición o argumento que cuestione la idílica imagen con la que se pretende caracterizar hoy en día a los ejércitos.

Sin embargo, siendo conscientes de que nuestro anterior trabajo estaba dirigido principalmente al movimiento antimilitarista (y que por ello introducía afirmaciones y posicionamientos rotundos que considerábamos innecesario argumentar por ser fruto de debates y análisis abordados desde hacía mucho tiempo por los grupos antimilitaristas) nos ha parecido más oportuno en esta ocasión dirigirnos a otro espectro más amplio y heterogéneo de población: aquellas personas y grupos a quienes aún reconociendo que el propio concepto de ejército humanitario no termina de convencerles plenamente, tampoco consideran completamente obvia la imposibilidad de que los ejércitos –por su propia idiosincrasia- sean incompatibles con el humanitarismo.

Por ello la línea argumental de este libro no podía basarse en nuestras propias afirmaciones y hemos optado por construir su contenido sobre la base de la aportación de elementos de reflexión de otras gentes y nuevos datos que sirvan para que cada cual elabore sus propias conclusiones.

Mención especial merecen los apartados que hemos denominado Islas, que aparecen intercalados entre los diferentes capítulos de la primera parte, y que recogen -a través de extractos de trabajos suyos ya publicados- el punto de vista que sobre la cuestión de los ejércitos humanitarios nos ofrecen personas sobradamente conocidas de los campos de la acción humanitaria, la docencia universitaria, el análisis político o la militancia pacifista. Nos referimos a Karlos Pérez de Armiño, Itziar Ruiz-Giménez Arrieta, Jordi Raich, Alejandro Pozo, Carlos Taibo y Francisco Rey, a quienes desde aquí pedimos excusas si consideran que con nuestra selección de extractos hemos distorsionado sus mensajes originales, aunque evidentemente no haya sido esa nuestra intención.

La razón de incluir estas Islas reside en la indignación y desasosiego que probablemente provoque la dureza de lo narrado en esa primera parte y la conveniencia de intercalar pequeñas Islas que permitan recuperarse vitalmente antes de proseguir con el recorrido histórico propuesto. Esperamos haber acertado.

La primera parte del libro, para evitar centrarnos en nuestras propias opiniones o pareceres, utiliza como fuente principal los documentos oficiales de NNUU -así como de otras instituciones-, acompañados de noticias y artículos de opinión aparecidos en medios de difusión.

Esta primera parte es un relato cronológico de la violencia sexual –nos hemos limitado a este aspecto de la violencia sexista- cometida por los ejércitos humanitarios, de las medidas –o su ausencia- que se han tomado para tratar de hacerle frente y de los resultados de todo ello.

Así, el capítulo I comienza por abordar cuándo se inician –en los años 60 con la primera misión humanitaria en el Congo-, cómo emergen públicamente los primeros grandes escándalos –Camboya y Balcanes- y cómo ya en los primeros años 90 comienzan a escucharse valientes voces que denuncian públicamente lo que está ocurriendo –Informe Machel-. También observaremos cómo la actitud de NNUU durante estos años es la de prácticamente ignorar el problema, lo que propicia su multiplicación –Somalia, Angola, de nuevo Balcanes, Eritrea, Etiopía, Liberia, Guinea, Sierra Leona…-

No es hasta ya comenzado el actual siglo cuando NNUU decide abordar la cuestión, poniendo en marcha la que denomina política de Tolerancia Cero ante la violencia sexual de sus Cascos Azules. A analizar la realidad de esa Tolerancia Cero es a lo que se dedica el capítulo II del libro.

El capítulo III por su parte se inicia con el análisis sobre la realidad de la cuestión que efectúa otra de las valientes –pocas- voces que denuncian la situación incluso en la propia NNUU. Nos referimos en este caso al conocido como Informe Zeid. Como desgraciadamente las denuncias y recomendaciones del jordano Zeid son o bien directamente ignoradas o bien se estrellan contra los muros de la burocracia diplomática, el capítulo nos demostrará con datos que a pesar de sus esfuerzos la impunidad se sigue imponiendo.

Por eso lo que encontramos en el capítulo IV es un resultado desolador. Guiándonos cronológicamente -siempre de la mano de los documentos de la propia NNUU- vamos a contemplar que 15 años después de que emergieran las primeras denuncias públicas sobre la gravísima dimensión del abuso y la violencia sexual cometidas por los ejércitos humanitarios, a pesar de los detallados informes con que al respecto cuenta la Organización, de su pretendida Tolerancia Cero y, sobre todo, de los miles de víctimas que ya ha provocado, la realidad no ha variado sustancialmente de la que imperaba década y media antes: multiplicación de nuevos casos, connivencia e impunidad.

El análisis de lo que parece la actual política de NNUU ante el problema –lavarse las manos- es lo que aborda el capítulo V. En él se detallan las novedades introducidas tras la elección del nuevo Secretario General Ban Ki-moon y se analiza el nuevo Memorando de entendimiento entre NNUU y los países que aportan contingentes a las operaciones de paz, instrumento que deja en manos de los respectivos gobiernos las actuaciones e investigaciones de los delitos de sus Cascos Azules, aún a sabiendas de que la actitud al respecto hasta ahora mantenida por los gobiernos ha sido la de tratar de exculpar -cuando no encubrir o justificar- las barbaridades de sus muchachos. En este capítulo haciendo una excepción –y así se advierte- hay un apartado en el que sí dejamos plasmados nuestros análisis particulares sobre el porqué de esta nueva política de NNUU.

El capítulo VI se centra en las víctimas y supervivientes de las violaciones, abusos y otras violencias sexuales de los ejércitos humanitarios, analizando con cierto detenimiento cuál ha sido hasta ahora la actitud mostrada por NNUU ante la gravedad de las situaciones que deben abordar las víctimas de los pacificadores.

Finalmente, el extenso capítulo VII va a fijar su mirada en una delicada cuestión. Así, pone al descubierto –utilizando para ello los propios datos de la Organización- la falta de veracidad de las cifras que sobre casos de violencia sexual cometidos por Cascos Azules facilita NNUU. Y los tan burdos como denunciables intentos de maquillaje de esas cifras que pone en práctica. Todo ello para intentar minimizar o aminorar la terrible dimensión de los delitos cometidos por los ejércitos humanitarios.

La segunda parte de este libro, en la dinámica ya comentada de evitar como único argumento nuestras opiniones particulares, está construida principalmente con los análisis de personas, organizaciones y colectivos muy plurales, recogidos en su gran mayoría de trabajos publicados con anterioridad. Sin embargo pensamos que el engarzado de estas opiniones no sólo ofrece una perspectiva plural y enriquecedora sino que permite hacerse una visión de conjunto de las verdaderas dimensiones del problema de la violencia sexista militar. Somos conscientes no obstante, de que la construcción de ese discurso conjunto es únicamente responsabilidad nuestra.

El capítulo VIII se centra en las relaciones entre el militarismo, la violencia y el machismo. Parte de analizar las violencias –oficial y paralela- que conviven y se entrecruzan en los cuarteles, para plantearse luego la cuestión de cómo se consigue esa socialización de la violencia en los ejércitos. Finalmente aborda las estrechas relaciones entre ejército y masculinidad.

En el noveno capítulo se analiza el origen de la violencia militar sexista, para centrarse posteriormente en la violencia sexual en general dentro de los ejércitos, aportando datos que nos ayuden a comprobar cómo es una realidad presente en los cuarteles de la generalidad de los ejércitos y cómo ello es posible, en buena parte, por la impunidad y comprensión oficial con que es abordada esta cuestión por mandos militares y políticos. Este capítulo termina centrándose en el machismo y la violencia sexual militar tras la incorporación de mujeres a los ejércitos, deteniéndose especialmente en el debate suscitado en torno a la cuestión tras los horrores de Abu Ghraib.

La utilización de una concreta forma de violencia sexual, la violación, como arma de guerra es la cuestión que aborda el capítulo X. Comienza analizando su realidad histórica en todo tipo de ejércitos para centrarse posteriormente en la dimensión brutal que ha alcanzado en las últimas décadas, ello debido probablemente a que no ha sido hasta recientemente cuando han comenzado a realizarse algunas investigaciones al respecto. Más adelante se profundiza en sus orígenes y en los diversos objetivos con los que es utilizada como estrategia militar, concluyendo con una aportación de datos que demuestran, a nuestro entender, que violencia sexual militar e impunidad se retroalimentan.

El capítulo XI se dedica a las víctimas y supervivientes de la violencia sexual de las guerras, describiendo las principales consecuencias físicas, psicológicas y socio-económicas a las que han de enfrentarse, y que en la mayoría de los casos son totalmente ignoradas o minimizadas. De igual forma, aborda la cuestión de la victimización de las víctimas, indicando que en no pocas ocasiones éste es otro objetivo añadido de la estrategia militar que las ocasiona y que intenta con ello incapacitarlas socialmente.

Esta segunda parte concluye con un capítulo, el XII, dedicado a la denuncia de la impunidad y a la reclamación de la justicia y reparación para las víctimas y supervivientes, por ser cuestiones todas ellas tan básicas como normalmente ignoradas y, sin embargo, elementos centrales de toda iniciativa que pretenda hacer frente a la violencia sexual militar.

Finaliza el libro con un capítulo XIII de Recopilación y conclusiones en el que tras sintetizar lo visto sobre la violencia sexista militar y contrastarlo con lo analizado sobre los ejércitos humanitarios planteamos nuestras conclusiones sobre cuál parece que es la vía directa para acabar con la violencia sexista de los ejércitos humanitarios. Esperamos que tras la lectura del libro sea fácil compartir nuestras conclusiones.

Este trabajo no busca adoctrinar a nadie, ni hacer comulgar con las ruedas del molino del análisis antimilitarista. Por el contrario, no pretende sino aportar una herramienta más para la reflexión y el debate. Análisis y debate que, una vez efectuados, puedan servir para facilitar puntos de encuentro en el trabajo cotidiano de todas aquellas personas y organizaciones dispuestas a movilizarse para acabar con la terrible lacra de la violencia sexista de los ejércitos y, en particular de los ejércitos humanitarios. Hay mucho trabajo por hacer y este libro no es más que una pequeña contribución a ello.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Gasteizkoak publica el libro "Los Ejércitos Humanitarios y la Violencia Sexista Militar"

    17 de septiembre de 2008, por gasteizkoak

    Muy buenas. Gracias por vuestra difusión. Aprovechamos para indicar que en la dirección para solicitar el libro hay un pequeño error (os ha desaparecido una "o":
    la dirección para pedidos es:
    zapateneo@gmail.com
    Un abrazo.



    • Gasteizkoak publica el libro "Los Ejércitos Humanitarios y la Violencia Sexista Militar"

      17 de septiembre de 2008

Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.