casco insumissia fusil roto

El jefe de las fuerzas británicas en el país dice que el único progreso sería que los talibanes aceptaran negociar

Los militares británicos descartan la victoria en Afganistán

Los militares británicos descartan la victoria en Afganistán

AGENCIAS - Londres / Kabul

El jefe de las Fuerzas Armadas británicas en Afganistán, Mark Carleton-Smith, aseguró en una entrevista publicada este domingo por el semanario The Sunday Times, que la guerra contra los talibanes no se puede ganar. "No vamos a ganar esta guerra. Se trata de reducirla a un nivel razonable de insurgencia que no sea una amenaza estratégica y que pueda ser controlada por el Ejército afgano", afirma el general.
El periódico británico realizó esta entrevista para conocer la opinión del militar sobre la posibilidad de que los talibanes estén dispuestos a negociar un alto el fuego con las tropas internacionales. Para Carleton-Smith ése es "precisamente el tipo de progreso" que las fuerzas extranjeras necesitarían para poner punto final a la sangrienta situación que viven en Afganistán. "Y eso no debería incomodar a nadie", agregó.

La reacción de la Casa Blanca fue inmediata. El portavoz Gordon Johndroe indicó que los comentarios del militar británico refuerzan la tesis defendida por su Gobierno de que las tropas estadounidenses, las de la OTAN y las afganas "necesitan trabajar unidas".

"Estoy convencido que lo que quiso decir el jefe militar del Reino Unido es que necesitamos colaborar más estrechamente en el aspecto militar, político y económico", apuntó Johndroe.

Pero Carleton-Smith se refería a otra cosa. El general indicó en la entrevista que a pesar de que sus tropas han debilitado a los talibanes durante 2008, no sería "realista ni creíble" pensar que la Fuerza para la Asistencia a la Seguridad de la OTAN en Afganistán (ISAF) pueda acabar con todas la bandas armadas del país. "Nuestro objetivo final es cambiar la naturaleza del debate actual", indicó el militar británico. "Pasar de un escenario en el que las disputas se resuelven a tiros a otro donde se resuelvan con negociaciones", añadió.

El ministro de Defensa afgano, Abdul Rahim Wardak, expresó su "profundo desacuerdo" con el análisis realizado por Carleton-Smith. En su opinión, "el objetivo de mi Gobierno y de la comunidad internacional es derrotar a los terrorista de forma satisfactoria. Creo que sus palabras son una opinión personal", dijo.

Lo cierto es que la violencia en Afganistán ha llegado a su peor nivel desde 2001 , cuando las fuerzas estadounidenses derrocaron a los talibanes. Datos de este año recopilados por The Sunday Times referentes únicamente a las tropas británicas reflejan que el número de soldados muertos en 2008 es ya de 32 y el de heridos de 170.
Rechazo talibán

Un jefe talibán de alto rango rechazó el viernes la llamada a la reconciliación nacional realizada por el Gobierno afgano a quien tildó de "marioneta" de EEUU. El portavoz insurgente Qari Mohamad Yusuf reiteró que "lucharemos hasta que los 70.000 soldados extranjeros sean expulsados".

El presidente afgano, Hamid Karzai, acaba de solicitar la mediación del rey de Arabia Saudí con los insurgentes y pidió al líder talibán mulá Omar que regrese a su tierra para hacer la paz. Los talibanes ya han rechazado esta iniciativa. "Primero que los invasores se vayan del país", dijo Yusuf.

Diario El País

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración