En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El Pentágono admite que mató a 33 civiles afganos en un bombardeo

Tarde, mal, cuando las evidencias no le dejan decir otra cosa, y dando cifras falsas.

Sección:Afganistán
Viernes 10 de octubre de 2008 0 comentario(s) 1035 visita(s)

El Ejército estadounidense reconocía el fallecimiento de entre cinco y siete civiles el pasado 22 de agosto.- La investigación comenzó a raíz de un vídeo grabado con un teléfono móvil.

AGENCIAS - Whasington

Una investigación militar llevada a cabo por el Pentágono ha revelado que en el ataque militar efectuado por tropas de la coalición estadounidense en suelo afgano el pasado 22 de agosto murieron, en realidad, 33 civiles, cifra que difiere en mucho de la facilitada inicialmente por el Ejército de EE UU-cinco y, posteriormente, siete-. Según ha hecho público hoy el Comando Central estadounidense, en la operación fallecieron, además, 22 insurgentes -y no 30, como se había informado en un principio-.

Días después del ataque, el general David McKiernan, comandante responsable en Afganistán, solicitó que se efectuara una nueva investigación sobre el número de fallecidos. El Pentágono tomó la decisión de revisar la versión oficial después de recibir un vídeo grabado con un teléfono móvil que mostraba los cuerpos sin vida de varias mujeres y niños fallecidos en un ataque al que el gobierno afgano le adjudicó 90 víctimas civiles. El General Michael Callan, que encabezó y puso en marcha la investigación, afirma en sus conclusiones que las fuerzas de la coalición actuaron «en base a información de inteligencia creíble», en defensa propia y en consonancia «con las reglas de la ley de guerra».

Shindand, el epicentro

El pasado 22 de agosto se produjeron en las provincias afganas de Herat y Kapisa sendos combates entre insurgentes y las tropas de la coalición estadounidense. El enfrentamiento más grave tuvo lugar en el conflictivo distrito de Shindand, situado en Herat. El otro se produjo en el distrito de Tagab, en Kapisa, durante una operación de la coalición que comanda EEUU, compuesta fundamentalmente por militares de EE UU, contra la actividad insurgente en la zona.

Las tropas estadounidenses realizaban una redada en el distrito para localizar a un dirigente talibán cuando sufrieron el ataque de un grupo de insurgentes al que respondieron con armas cortas y bombardeos aéreos.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.