En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Insumisión. Una forma de vida: 7ª parte; "La Insumisión como forma legítima de transformación social"

La madre de un insumiso escribe la crónica de lo que fueron aquellos años

Sección:Campañas
Domingo 25 de enero de 2009 2 comentario(s) 2733 visita(s)

Publicamos en diez entregas esta crónica de la Insumisión en el estado español escrita desde la clave de Rosario Domínguez, la madre de un insumiso, a quien damos las gracias por poner por escrito sus vivencias y esta hermosa historia. Insumissia.

Volver al índice


LA INSUMISIÓN COMO FORMA LEGÍTIMA DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL.

Por eso la insumisión, como estrategia política de desobediencia civil y como compromiso de transformación social, no tiene tanto que ver con la “mili” y el debate sobre ejércitos profesionales, como con el compromiso por superar el militarismo en sus manifestaciones, ya sean económicas, políticas, sociales, culturales, etc.

Esta actitud de desobediencia no es otra cosa que la toma de conciencia de algunos ciudadanos ante leyes que, como la del servicio militar obligatorio, consideran lesivas para la humanidad. Por tanto, consideramos que la desobediencia a estas leyes es legítima, no obedece a intereses personales y es una excepción a la pasividad de los ciudadanos frente a los preparativos militares del Estado.

El movimiento de insumisión, por tanto, forma parte de un colectivo alternativo que dice:”si quieres la paz, prepara la paz”, movimiento que pretende una sociedad más justa, más pacífica y más solidaria, preparando esa paz de la forma que más les afecta personalmente, negándose al cumplimiento de un servicio militar obligatorio que no tiene otra finalidad que adiestrarles para la guerra .No es una postura cómoda, pero no cabe duda que es valiente y consecuente con su conciencia y que día a día va ganando adeptos entre los jóvenes y generando idéntica conciencia en la sociedad que está harta de convivir con guerras, postguerras, miseria y barbarie ( Rosa Fernández. Informe en el juicio al insumiso Pedro Caballero Burlano. Zaragoza 13 de octubre de 1993).

Cabe preguntarse, entonces porqué el movimiento de insumisión tiene tanta fuerza en España, sin parangón con otros países. Haciendo un pequeño análisis diremos que desde que apareció el servicio militar obligatorio, surgen prófugos y desertores al mismo, perseguidos y reprimidos por la estructura castrense con penas severas. Hay que constatar que las democracias paliaron esta situación de carácter netamente individual, abriendo sus códigos para introducir la figura del objetor de conciencia, regulando leyes de aplicación a esta casuística, sin traumas en países con tradición democrática, con problemas en otros y con enormes dificultades en naciones como la nuestra, lastradas por un pasado inmediato de corte autoritario y militarista.(Gerardo Landrove Díaz. Objeción de conciencia, insumisión y Derecho Penal. Ed. Tirant lo Blanch, Valencia 1992).

LA INSUMISIÓN UNA ALTERNATIVA DE DEFENSA CIVIL

La estrategia que persigue el Movimiento Antimilitarista de Insumisos, en el proceso de desmilitarización es crear una Cultura- Tejido-Social alternativo en sus aspectos materiales e ideológicos, que haga innecesaria la existencia de una organización permanente de la fuerza física separada de la sociedad. Transformar las estructuras y hábitos de convivencia humana de forma tal que lo “natural”sea la autogestión horizontal de la violencia. Por eso la abolición de los ejércitos será el resultado de esa nueva sociedad así conformada.

Ello no contradice la necesidad de exigir desde hoy la desaparición o reducción al máximo de los ejércitos y sobre esta cuestión queremos aportar dos específicos problemas:

A) Ejército Profesional

La profesionalización del ejército, (Ya es un hecho), acrecentaría las dificultades para una estrategia, antimilitarista de corte globalizador . Y ello no porque la ausencia de reclutas en el ejército le haría perder rasgos democráticos y populares ( desde hace muchos años el ejército ha deja do de ser una institución popular), sino porque se reforzaría su aislamiento, su separación de la sociedad.
Así el Movimiento de Insumisión, muestra su rechazo no solo AL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO SINO A LA MISMA EXISTENCIA DEL EJÉRCITO. Esto pone a la orden del día el debate sobre modelos de defensa –autodefensa alternativos.

B) Defensa Social

El modelo de defensa armada es cuestionado en la actualidad no sólo como consecuencia de la situación propiciada por los cambios en el Este que elimina así la justificación de la pretendida amenaza exterior, sino también porque en los últimos años se ha convertido en el mayor peligro para la paz y la seguridad. La cuestión central no es quien nos defiende si no hay ejército, sino más bien cómo nos defendemos del militarismo que es la mayor amenaza.

Esto nos lleva a la reflexión acerca de qué es lo que hay que defender y cómo. El Estado plantea como incuestionable la unidad y la defensa de la “patria” y de los “intereses nacionales”. Con ello equipara nación con frontera, sociedad con Estado y patria con orden social. Es bastante obvio que para la defensa de este modelo de Estado es necesario una institución como el ejército. Pero para la defensa de las conquistas sociales y la solidaridad se necesita una organización horizontal. Entonces el problema de la defensa se transforma en el problema del cambio social. La cuestión es entonces qué tipo de lucha, organización y medios hay que poner en marcha para que la seguridad no equivalga al mantenimiento del orden social vigente sino a su transformación.

Defensa social supone detener el ejercicio de la violencia en la propia sociedad, organizarla de forma horizontal autogestionada y actuar colectiva y popularmente contra aquellos, que normalmente están dentro del territorio, que intentan imponer la injusticia, la explotación y la desigualdad.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Insumisión. Una forma de vida: 7ª parte; "La Insumisión como forma legítima de transformación social"

    29 de enero de 2009, por Alfonso

    Como no me dejan objetar en conciencia me acabo de hacer insumiso.
    Muy bien verdad, espero que os alegreis y apoyeis
    a que me hago insumiso
    pues a Eduación para la Tirania uy que lapsus a la ciudadania que se imparte en España
    Un saludo
    Un insumiso



    • Insumisión. Una forma de vida: 7ª parte; "La Insumisión como forma legítima de transformación social"

      29 de enero de 2009

      Bueno, en realidad, yo creo que lo que más necesitas es no dejar de ir al "insti" y que te den un repaso en ortografía, para que aprendas a usar signos de puntuación y acentos, que tener algo de cultura (aunque sólo sea un poco) nunca viene mal.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.