">
En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

"Spot Bosnia"[I]: Un mando militar español reconoce que se suministraba parte de la ayuda humanitaria a los genocidas

El Misterio de Defensa prostituye la realidad de las misiones internacionales de las FFAA en sus campañas publicitarias

Sección:Intervencionismo humanitario y misiones de paz
Sábado 10 de enero de 2009 1 comentario(s) 4802 visita(s)

Dos testimonios, uno civil y otro militar, nos servirán, en dos entregas, para reflexionar sobre las medias verdades, cuando no abiertas mentiras que, en esta ocasión para apoyar la ampliación del límite de efectivos impuesto por el parlamento español a las FFAA en sus misiones internacionales, utiliza habitualmente el Ministerio de Defensa español en sus "creaciones audio-visuales". Publicamos por tanto hoy, por vez primera en la red, y en formato de audio, un extracto de una entrevista al entonces coronel Francisco J. Zorzo, primer responsable de las tropas españolas en tierras balcánicas, donde reconoce abiertamente, como la cosa más natural del mundo, haber suministrado a los genocidas que cercaban a la población civil en Bosnia, víveres y mercancia del ACNUR a su cargo y bajo su supuesta protección.

Una década y media después, un gobierno socialista español vuelve a demostrar su inigualable habilidad (mucho mas inteligente que la tosca zafiedad del Partido Popular en los mismos menesteres) para "humanizar" en los media el rostro del brazo armado del estado y rentabilizar así políticamente sus andanzas en el exterior. ¿El objetivo? En esta ocasión apoyar la ampliación del límite de efectivos impuesto por el parlamento español en misiones internacionales. Para ello, un vídeo conmovedor reinventa en apenas un minuto la historia de la presencia de las FFAA españolas en Bosnia-Herzegovina y en concreto, en la localidad de Mostar.

En insumissia hemos pensado que, mejor que dar unas pinceladas de nuestra opinión sobre aquella misión, que se tildaría como alejada de la realidad por los de siempre, dar la voz en esta ocasión a dos personas, una civil y la otra militar, que coincideron en la zona por aquella época.

Uno de ellos, Xabier Aguirre Aramburu, que trabaja actualmente como Analista Principal en la Oficina del Procurador de la Corte Penal Internacional de La Haya, publicó en su momento "Yugoslavia y los ejércitos. La legitimidad militar en tiempos de genocidio" (editorial "Los Libros de la Catarata", 1997) fruto de su experiencia "in situ" como integrante de la ONG "SOS Balkanes", donde empezó a colaborar tras negarse a cumplir el servicio militar por entonces obligatorio en el Reino de España. Daremos espacio para ello en una segunda entrega a su análisis, que se condensa especialmente en el capítulo II ("UNPROFOR: la misión militar española y el fiasco de los cascos azules") del libro mencionado reveladores de la actitud de la misión militar española en Mostar, que él observó de cerca, en lo referente a la ineptitud de las fuerzas españolas ante la limpieza étnica (capítulo 2, apartado 2.2).

La segunda voz (literalmente) a la que hacemos un hueco en nuestra página hoy, es la del actual General de división en la reserva, Francisco Javier Zorzo Ferrer, responsable militar de las primeras tropas españolas que llegaron a Bosnia y Herzegovina bajo el mando de la ONU en el año 1992. Es fácil encontrar, con una búsqueda en internet, numerosas referencias bien actualizadas sobre su carrera militar. Lo que resultaba imposible hasta hoy era encontrar en formato digital referencia alguna a la entrevista que le realizó por esos años el periodista Iñaki Gabilondo, al finalizar su mando de la misión como Coronel.

Guerra, mentiras y cintas...de cassette

De esa entrevista extraemos un pasaje que hoy se vuelca por primera vez a la red en formato de audio, gracias a insumissia, tras varios percances con el soporte analógico original a lo largo de 16 años, que nos impiden suministrarla en su integridad, por desgracia. Lo que aún conservamos contiene, no obstante lo más realmente revelador de toda la entrevista:

Entevista Gabilondo-Zorzo

En una ocasión, y en la misma línea que acababa de reconocer Zorzo en la entrevista que traemos hoy aquí, el suplemento "el dominical", que comparten varios periódicos regionales, llegó a reflejar en una infografía sobre la actividad en la zona de guerra que los checks-points de los sitiadores eran atravesados por los convoyes de ACNUR (Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Refugiados) protegidos por UNPROFOR (Fuerza de Protección de las Naciones Unidas) cediendo parte de su carga e incluso combustible. Fueron las dos únicas ocasiones en las que esa espinosa cuestión fue abordada con claridad en medios de comunicación españoles:

Detalle de la infografía realizada por Olivé Estudio para "el Dominical" (9 de enero de 1994)

Detalle de la infografía realizada por Olivé Estudio para "el Dominical" (9 de enero de 1994)

La infografía completa de Bosnia, a baja resolución

La cuestión era realmente delicada y nada baladí, ya que el argumento que se usó hasta el hartazgo antes, durante y después del envío de las tropas españolas a la zona había sido que la ayuda humanitaria no hubiera podido llegar a sus destinos si no era gracias a la "persuasión armada" [1] Probablemente conscientes del error mediático que podían estar cometiendo, la cuestión no volvió a ser mencionada públicamente nunca más.

Artículos relacionados:

"Spot Bosnia" (II): el despliegue militar de UNPROFOR, un gran fraude con motivaciones muy poco humanitarias

«Spot Bosnia» (y III): la aberrante ineptitud de la actuación militar española ante la limpieza étnica en Mostar

La vía abandonada: deserción en la guerra de Bosnia

Las mentiras de la "generosa acogida de España" a la población bosnia

Espejismos yugoslavos


[1Esa necesidad irrenunciable de la "persuasión armada" de la ayuda humanitaria era desmentida en la práctica, sin embargo, por la negativa de ONGs presentes en la zona, por ejemplo la belga "Benefactor" o Cáritas Internacional, que rechazaban la presencia de acompañamiento armado porque dificultaba su trabajo al haber constatado que las convertía a partir de ese momento en objetivo militar. Estas organizaciones ya estaban acostumbradas a tener que esperar negociando la entrada de víveres a las poblaciones sitiadas. Precisamente esa espera, tan poco mediática, reconocía por entonces el periodista Gervasio Sánchez a un redactor de insumissia, era lo que ponía en segundo plano en la prensa el trabajo de las ONGs independientes respecto a los conoyes ACNUR-UNPROFOR, que, por lo que parece a la luz de todo esto, ponían precisamente los menores reparos posibles a la cesión de parte de su carga (hasta un tercio de la misma o combustible) para cruzar los checks-point.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • "Spot Bosnia"[I]: Un mando militar español reconoce que se suministraba parte de la ayuda humanitaria a los genocidas

    13 de enero de 2009, por ganzua

    ¿Se debió ceder ayuda humanitaria a los sitiadores armados para hacer llegar el resto a la población civil? Sin llegar a entrar en esa reflexión moral, que forma parte de otro debate, está claro que para ese viaje no hacían falta esas alforjas castrenses: ahí están los ejemplos de quienes rechazaban acompañamiento militar, aunque se pueda deducir que empleaban un método similar de peaje para hacer llegar la ayuda.

    Por todo ello, es más que evidente un interés no especialmente humanitario en la presencia militar española (y su económicamente muy alto coste operativo) en la zona. De ese interés prostituido surge la necesidad de ocultar durante estos años la forma de actuar del batallón SPABAT allí destacado.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.