En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

El Uranio Empobrecido

Sección:Medio Ambiente
 abril de 2003 2 comentario(s) 3733 visita(s)

El uranio empobrecido es un residuo procedente del proceso de enriquecimiento del uranio para ser usado como combustible nuclear o como material fisible para bombas atómicas. Se trata de un material débilmente radioactivo del que EEUU cuenta con unas 500.000 toneladas a las que no sabe muy bien qué final dar. El uranio, al igual que el plutonio, es pirofórico, es decir, arde al contacto con el aire a altas temperaturas y se dispersa en forma de aerosol, pudiendo contaminar el terreno, las aguas o ser respirado o ingerido por las personas y animales. Y es aquí donde radica su peligrosidad. Aunque el riesgo de irradiación externa es bajo, dada la baja radioactividad del uranio, las emisiones radioativas desde dentro del organismo son de extrema gravedad. El uranio se desintegra emitiendo sobre todo radioactividad alfa que es muy dañina cuando se sufre desde dentro del organismo. Por si esto fuera poco, el uranio empobrecido aparece contaminado con otros isótopos radioactivos procedentes del reprocesado de combutible gastado, que son mucho más contaminantes, como el plutonio o el uranio-236.

Las características principales del uranio empobrecido son su elevada densidad (casi el doble que el plomo) y su gran resistencia al calor, que hace que se funda a temperaturas muy altas. Además, dada su condición de residuo, es muy barato. Todos estos hecho unidos han hecho que el uranio empobrecido venga a sustituir al wolframio, un metal de similares densidad y resistencia al calor, pero mucho más caro. El uranio empobrecido se usa como contrapeso en las alas de los aviones, en los rotores de helicópteros, en los blindajes de los carros de combate y en la punta de los proyectiles llamados penetrantes, que se usan para penetrar blindajes.

El ejército de EEUU posee multitud de armamento que usa el uranio empobrecido en la punta de sus proyectiles. Este material los dota de una gran capacidad de penetración y, al ser muy barato, se utiliza con profusión. Estos proyectiles son transportados por aquellos vehículos que se usan en la lucha antitanque o en los ataques a puestos fortificados. Los aviones A-10 y los helicópteros Apache son ejemplos de artefactos que cargan proyectiles con uranio empobrecido. Los misiles Tomahawk van también provistos de unos kilos de uranio empobrecido en su punta.

En la anterior guerra del Golfo se depositaron sobre suelo iraquí entre 300 y 800 toneladas de uranio empobrecido -hay fuentes que cifran en 500 toneladas las arrojadas en 2003-. Los efectos de estos vertidos en la población iraquí se han podido evaluar mediante estudios epidemiológicos y son espeluznantes. En algunas zonas de Iraq, las bombardeadas con mayor dureza, el número de ciertos tipos de cánceres se ha multiplicado por 10; el número de abortos por 2’8 y el número de niños nacidos con malformaciones congénitas por 2. La contaminación del territorio y las aguas por uranio empobrecido se prolongará mucho más allá de la duración de la guerra. El uso masivo de estas municiones hace que las zonas de territorio contaminado sean muy grandes. La descontaminación se hará, pues, muy difícil. Se trata de afecciones que se prolongan mucho más allá de la duración de la guerra y que dejarán una secuela de sufrimientos y de empeoramiento de las condiciones generales de salud del país.

Pero el uranio empobrecido no sólo afectó en la guerra de 1991 a la población iraquí, sino también a los propios agresores. Según el International Action Center de Nueva York, organización presidida por Ramsey Clark, ex-Fiscal General de EEUU, casi 100.000 combatientes estadounidenses fueron afectados por enfermedades causadas por la contaminación por el uso de proyectiles con uranio empobrecido. Estas enfermedades volvieron a aparecer entre los combatientes europeos que paticiparon en la guerra de Kosovo en 1999 y a las que se dio en llamar «Síndrome de los Balcanes».

La contaminación con uranio empobrecido se hace especialmente grave porque los ejércitos que usan este tipo de armas se niegan a reconocerla. De tal forma que el uranio empobrecido se dispersa por el medio sin control y no se hace esfuerzo alguno por descontaminar las zonas bombardeadas o, siquiera, por evitar el acceso de la población o los cooperantes.

Las armas de uranio empobrecido deberían estar prohibidas. Y si no lo están es porque son altamente eficaces para su precio. Una ráfaga de proyectiles de relativamente pequeño calibre es capaz de destruir un carro de combate gracias a su extraordinaria capacidad de penetración. La convención de la ONU 10/10/80 define las armas inhumanas como aquellas que «afectan sin discriminación a las poblaciones civiles y causan daños graves y duraderos al medio ambiente». Ambas características las cumplen perfectamente las armas con uranio empobrecido, luego deberían estar incluidas en dicho catálogo.

Este texto constituye un fragmento del artículo «impactos Ambientales de la Guerra de Iraq», publicado en El Ecologista, nº 36 por Paco Castro.

El Grupo Tortuga no se identifica necesariamente con las opiniones personales de Castro, especialmente con las que hablan de listas de armas prohibidas de la ONU. En nuestra opinión si se hicieran listas de armas prohibidas, habría que prohibirlas absolutamente todas, así como los ejércitos, la propiedad privada de los medios de producción, etc. Incluso la propia ONU -impotente títere de las instituciones de la economía capitalista- debería ser superada.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • > El Uranio Empobrecido

    12 de febrero de 2005, por  edu.xunta.es">Montse

    Si el uranio empobrecido es tan peligroso y tanto aviones como helicópteros lo llevan. ¿Puede considerarse la construcción de una planta de reciclaje de aviones perjudicial para la población de la zona? ¿Qué normas mínimas de seguridad debería cumplir?


  • El Uranio Empobrecido

    16 de noviembre de 2009, por  hotmail.com">jax

    y como se mide la contaminación de este elemento y que cantidad de uranio empobrecido debe de haber para que sea dañino a la salud.


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.