En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Dos submarinos nucleares chocan en mitad del atlántico

Esa segura tecnología nuclear militar... cuando ni siquiera son capaces de evitar una colisión en mitad de la nada

Sección:Instituciones militares
Martes 17 de febrero de 2009 2 comentario(s) 1895 visita(s)

Londres confirma la colisión entre dos submarinos con 48 cabezas nucleares en medio del Atlántico

EFE | LONDRES

El ministerio británico de Defensa ha confirmado hoy que el submarino nuclear de su flota HMS Vanguard chocó a principios de febrero en medio del océano Atlántico con el submarino nuclear francés Le Triomphant, en un accidente que no causó heridos pero sí importantes daños en ambos buques.

El almirante Jonathan Band informó de un «contacto» entre ambos submarinos y aseguró que ocurrió a poca velocidad, pero no explicó por qué fallaron los sistemas de sonar que portan ambas naves y que debían haber advertido a las tripulaciones del peligro de colisión. «Ambos submarinos están a salvo y no se produjeron heridos», dijo el almirante al leer públicamente un comunicado de las autoridades de Defensa, en el que se confirmó que la nave británica está ya de regreso en su base en el puerto de Faslane, en Escocia.

El HMS Vanguard, que fue botado en 1992, tiene capacidad para 135 tripulantes, pesa 16.000 toneladas, mide 150 metros de eslora y es uno de los cuatro submarinos de la Armada británica propulsados por un reactor atómico que lleva a bordo misiles balísticos Trident. En total, tiene capacidad para llevar 48 cabezas nucleares en un máximo de 16 misiles y en 2007 fue sometido a una profunda renovación para garantizar su servicio hasta el año 2024.

Sin comentarios al principioInicialmente, Defensa declaró que no hace comentarios sobre las operaciones de los submarinos de su flota, aunque aclaró que no se suscitó una situación en la que pusiera en riesgo la seguridad de los submarinos, de la tripulación o de las armas a bordo.

El diario sensacionalista «The Sun», que dio la primera noticia sobre la colisión en su edición de hoy, ofreció las declaraciones de un alto oficial de la Armada no identificado, quien destacó que en un choque de este tipo las consecuencias son «inimaginables». «Es muy poco probable que se hubiera podido producir una explosión nuclear, pero sí existe la posibilidad de una fuga radiactiva. Peor aún, podríamos haber perdido la tripulación y las cabezas nucleares. Hubiera sido un desastre nacional», dijo.

Un portavoz de Defensa dijo a «The Sun» que «la capacidad disuasoria del Reino Unido ha permanecido inalterada en todo momento y que no se ha comprometido la seguridad nuclear». El accidente provocó reacciones inmediatas de los partidos de oposición y de los grupos contrarios a las armas nucleares.

El accidente provocó reacciones inmediatas de los partidos de oposición y de los grupos contrarios a las armas nucleares

El portavoz del Partido Liberal Demócrata para cuestiones de Defensa, Nick Harvey, exigió al Gobierno que abra una investigación de manera inmediata y haga públicos sus resultados. «Ahora que el incidente es del dominio público, los británicos, los franceses y el resto del mundo deben recibir garantías de que esto no puede volver a pasar y de que se están sacando conclusiones de lo que ha ocurrido», dijo Harvey.

«Pesadilla nuclear de primer orden»

Desde el Partido Nacional Escocés (SNP), Angus Robertson manifestó que «el ministerio de Defensa ha de explicar cómo es posible que un submarino que lleva armas de destrucción masiva colisione con otro submarino equipado con un armamento similar en medio del segundo océano más grande del mundo».

La organización Campaña por el Desarme Nuclear describió el incidente «como una pesadilla nuclear de primer orden» y su coordinador en Escocia, John Ainsile, dijo que este incidente «pone de relieve el peligro de tener submarinos nucleares en el mar cuando no existe una amenaza para Gran Bretaña». «(Los misiles) Trident son un peligro para todos nosotros y no hacen nada para mejorar nuestra seguridad. Lo menos que se podría hacer es ordenar el regreso inmediato de los buques a sus bases», declaró.

Su compañera Kate Hudson advirtió de que «la colisión de dos submarinos, ambos con reactores nucleares y armas nucleares a bordo, podría haber emitido grandes cantidades de radiación y haber esparcido numerosas cabezas nucleares por todo el fondo marino».

Diario ABC

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Iñaki Gabilondo: ¿hay armas porque hay guerras o hay guerras porque hay armas?

    18 de febrero de 2009, por Jesús

    La Opinión de Gabilondo: 17 de febrero

    «Ayer supimos que dos submarinos nucleares -uno británico y el otro francés- chocaron a gran profundidad en el océano Atlántico. Llevaba cada uno dieciséis misiles y cuarenta y ocho cabezas nucleares»

    CUATRO - 17/02/2009 - 21:12

    «Antes de desarrollar estas noticias queremos detenernos en un hecho que parece un chiste de Gila, pero que es muy serio. Ayer supimos que dos submarinos nucleares -uno británico y el otro francés- chocaron a gran profundidad en el océano Atlántico. Llevaba cada uno dieciséis misiles y cuarenta y ocho cabezas nucleares. Ocurrió en aguas internacionales a la altura de Finisterre. No pasó nada. No sabemos nada más. Nuestro Ministerio de Defensa no sabe nada más. Nadie le ha informado. Por su parte, los Gobiernos francés y británico guardan asimismo silencio. Lo primero que hemos de decir es que nos cuesta creer en un milagro del azar de ese calibre. Un choque de dos submarinos que, dicen, no compartían misión sino que coincidieron en ese punto. Es una casualidad oceánica. Pero, sea. Lo segundo es el ridículo de la tecnología que se sofistica y sofistica hasta llegar a la suprema inutilidad. Los submarinos han desarrollado el mejor sistema antidetección. De forma que no pueden ser detectados pero parece que tampoco detectar. Han desarrollado el máximo silencio y ni pueden ser oídos ni al parecer pueden oír. Los dos buques, de nombres orgullosos (Triomphant el francés y Vanguard el inglés), llamados a cumplir misiones trascendentes para la humanidad, colisionan de forma humillante, como juguetes carísimos y peligrosos. A falta de información, que nadie ofrece, tenemos derecho a dudar de todo y a temerlo todo. Incluso que pudieron hacernos saltar por los aires. Pero, en todo caso, nos permite preguntarnos una vez más que garantías tenemos los ciudadanos en estas brillantes excursiones militares. De qué enemigos nos protegen tan enormes y costosísimos armamentos. Qué sentido tienen en el mundo de hoy y, ya puestos, si hay armas porque hay guerras o hay guerras porque hay armas. Y avanzando un pasito más, si tan inmensos monstruos de guerra son básicos para la paz o mas bien lo son para la industria pesada, química, electrónica, etc. Es decir, si hemos diseñado unas economías que no pueden permitirse el lujo de la paz.»



    • Iñaki Gabilondo: ¿hay armas porque hay guerras o hay guerras porque hay armas?

      18 de febrero de 2009, por  wanadoo.es">Fco. Cuevas

      Interesante reflexión de Gabilondo: sobre todo la última frase sobre las economias.

      Recordemos que en las bases militares de Rota y Gibraltar entrar a menudo submarinos nucleares. También ahí hay un secretismo total.



Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.