En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Escandaloso comportamiento de empleados de la embajada norteamericana en Kabul

A los invasores estadounidenses nuevamente se les va la pinza sexual

Sección:Afganistán
Viernes 4 de septiembre de 2009 0 comentario(s) 1144 visita(s)

Cuba Debate/ inSurGente.- La ONG Proyecto Para la Supervisión del Gobierno ha divulgado imágenes que muestran a un grupo de individuos en estado de embriaguez, muchos de ellos desnudos y en posiciones sexuales explícitas. Las fotos no tendrían mayor importancia sino fuera porque pertenecen a agentes privados encargados de la seguridad de la Embajada de los Estados Unidos en Kabul, Afganistán.

Según reseña el diario español El Mundo, las mismas “son sólo uno de los indicios del comportamiento disparatado de los agentes de seguridad de la empresa privada ArmorGroup, subsidiaria de Wackenhut Services, soldados mercenarios contratados para proteger la seguridad de la embajada en Kabul” y fueron remitidas a Hillary Clinton.

En la denuncia también se hace constar que hubo abuso a empleados afganos y las novatadas constantes dentro de la zona diplomática.

Uno de los casos, reseñado por el diario español, relata que uno de los empleados afganos de la embajada fue acosado por uno de los supervisores de los guardias quien, acompañado por otros cuatro empleados, entró en el comedor en calzoncillos y visiblemente borracho, botella de alcohol en mano. El supervisor le insulto y le dijo, “[los afganos] sólo valen para ser cogidos”. El empleado dijo que “sintió demasiado miedo para poder protestar”. En otro momento, un guardia le orinó encima a un empleado afgano.

“También se relatan las quejas de los propios agentes ante las novatadas que imponen algunos de los supervisores. Un agente denunció que los supervisores “obligan a que orines sobre otros, a comer patatas fritas o tomar chupitos de vodka de entre las nalgas de otros agentes…”

Reclaman que dentro de la embajada existe “un ambiente de miedo y coerción entre los empleados, que son divididos entre aquellos que consienten a las actividades y aquellos que rehúsan participar, y por tanto son ridiculizados, humillados, degradados o incluso despedidos”.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.