casco insumissia fusil roto

Acción de calle denunciando la militarización del conflicto de la pesca de Somalia

Mares esquilmados por armadores militarizados en Bilbao [VIDEO]

Mares esquilmados por armadores militarizados en Bilbao [VIDEO]

“Mares esquilmados por armadores militarizados. Arrantzaliak, nora zoize?” (Pescadores, ¿Dónde vais?)

“Ez hemen, ez Somalian: militarrik, ez!! (Ni aquí, ni en Somalia: Militares no.)”

Ni aquí, ni en Somalia: ¡Militares, no!

Hoy, sábado, 17 de octubre, el Grupo Antimilitarista de Bilbao (K.E.M.-M.O.C.), hemos realizado una acción de calle para denunciar la militarización del conflicto pesquero en Somalia.

Entrevista con el Vampiro: o sea, con el armador...

A las 12 horas de hoy, hemos “embarcado” en la ría de Bilbao 15 arrantzales junto al armador, patrón y otros componentes de las fuerzas vivas de Bermeo, rumbo a Somalia para iniciar una nueva marea de pesca. Junto a los arrantzales, y protegiendo los intereses económicos, también han embarcado las fuerzas militares, con un destacamento de aguerridos soldados. Todo ello, bajo la supervisión de Bermio Irratia y la producción de un making-off, para que tan magno evento conste en los gloriosos anales de la historia marina.

Rumbo a Somalia... ¡Militarización a cambio de pescado!

Con esta acción de calle, el Grupo Antimilitarista de Bilbao (K.E.M.-M.O.C.) queremos denunciar el papel del ejército en la resolución de conflictos. La petición de presencia militar para proteger intereses neocoloniales en África es la búsqueda de parchear el debate del empobrecimiento de los países africanos, y a su vez, militarizar un conflicto con la falsa apariencia de crear soluciones rápidas a problemas propios, sin importar las cuestiones de fondo.

"¡Para eso estamos, para robar más a gusto!"

Más de 800 barcos pesqueros extranjeros operan al mismo tiempo en aguas de Somalia, aprovechándose de la incapacidad del país de vigilar y controlar sus propias aguas y zonas de pesca. Los 800 barcos arrasan anualmente con peces y mariscos en aguas somalíes, obteniendo unos beneficios estimados en 450 millones de dólares. Así roban una fuente inestimable de proteína a una de las naciones más pobres del mundo y arruinan el sustento de vida legítimo de los pescadores.

Juntos, militares, armadores y arrantzales, en alegre biribilketa... ¡A esquilmar, a esquilmar!

Las marinas de guerra aliadas del mundo –con una flota superior a 40 buques de guerra, de ellos 10 asiáticos, árabes y de países africanos, así como de muchas naciones miembros de la OTAN y de la Unión Europea– intensificaron su cacería de pescadores-piratas somalíes, sin importar si realmente practican la piratería o la pesca normal en las aguas somalíes, en las que, para mayor INRI, los países poderosos llevan años vertiendo residuos tóxicos.

Los alrededores de la ría de Bilbao lucían bien lindas con los lemas antimilitaristas.

Si en Iraq era sangre por petróleo, en Somalia es militarización por pescado.

¡Todo por la pesca!

Es un acto de justicia denunciar el uso de la vía militar para robar los recursos naturales de un pueblo. Nuestra reflexión intenta trascender más allá de esta coyuntura y preguntarnos si es posible buscar un sociedad justa y en paz con el uso del ejército.

[Vídeo de la noticia en ETB2, 17-oct-2009, al mediodía]

  • 20 de octubre de 2009 14:18, por DiegoC

    ¡Menos mal que álguien pone algo de raciocinio en este tema!.. y de humor.
    ¡Muchas gracias compañer@s!

Alternativa Antimilitarista - moc
Administración