En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Argentina afirma que trabaja para incorporar propulsión nuclear a buques y submarinos

Lo anunció la ministra de defensa

Sección:Instituciones militares
Miércoles 16 de junio de 2010 0 comentario(s) 2116 visita(s)

04/06/2010 (Infodefensa.com) Buenos Aires - La ministra de Defensa, Nilda Garré, anunció estar trabajando en incorporar propulsión nuclear a barcos de la Armada, incluido submarinos. ´Argentina no puede quedar al margen de esta tecnología´, afirmó. Algunas fuentes afirman que podrían estar preparados para el 2013.

El Gobierno de Buenos Aires dejó claro que el propósito no es «construir armas de destrucción masiva», prohibidas en la región por el Tratado de No Proliferación Nuclear, sino «recuperar las capacidades que el país tuvo en este sector científico, tecnológico e industrial», agregó la ministra de Defensa.

El programa se centra en la construcción de reactores como sistemas de propulsión y estaría basado en el reactor CAREM, desarrollado por los técnicos de INVAP.

Garré explicó que ya se ha formado un grupo de técnicos «nucleado» alrededor del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para el Defensa (CITEDEF) y de personal del Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR) y aunque no dio fecha concretas de cuándo podría estar «muy encaminado» antes de que finalice el mandado(de la actual presidenta, Cristina Kirchner. Otras fuentes afirman que con las actuales restricciones presupuestarios serán necesarios entre 10 y 15 años.

Ante un grupo de periodistas que cubren habitualmente los temas de Defensa, con motivo de celebrarse el próximo lunes el Día del Periodista, Garré mencionó que el CINAR «se están especializando en la producción de top-side de buques y plataformas para la exploración petrolera off- shore.»Esto se realizará porque estamos en condiciones de hacerlo. El astillero Tandanor es un orgullo, ya que además es autosustentable: es del Estado, pero no está subsidiado", afirmó. La ministra de Defensa argentino mencionó como garantía otros proyectos importantes de envergadura como el cohete Gradicom PCX, recientemente lanzado a nivel prueba y la modernización de los TAM (Tanques Argentinos Medianos) -«compleja técnicamente»- que se está encarando en articulación con Fabricaciones Militares.

Submarino nuclear

Tras declaraciones posteriores a la Cadena 3, Garré matizó el asunto del submarino de propulsión atómica y afirmó que era «muy prematuro» hablar de su construcción.

«No anunciamos de ninguna manera la construcción de un submarino nuclear. Vamos a retomar este proceso para la fabricación de motores nucleares y luego se verá qué tipo de buques. Es muy prematuro decir si será para un rompehielos o para un submarino. Lo importante es que nuestros técnicos retomen estas investigaciones interrumpidas» hace tiempo, enfatizó.

La ministra indicó que en el programa figuraban barcos y buques con este tipo de motores y también para un submarino. «Un submarino siempre tiene otro tipo de complejidades, la idea es retomar la responsabilidad de motores de propulsión nuclear», sostuvo, y señaló que el proyecto ya existía en la Marina, pero que se mantuvo en carpeta «por diversas circunstancias».

El almirante Jorge Godoy, jefe de la Armada argentina, explicó que había recibido instrucciones de Garré para reiniciar el proyecto. «La ministra nos dio la orden de retomar los equipos técnicos y analizar en qué navío podría instalarse», dijo, y reconoció que incluso se habló de la posibilidad de dotar de motor nuclear al rompehielos «Almirante Irízar», actualmente en reparación. Al final se desechó esta idea porque retrasaría mucho su entrada en servicio prevista que el año que viene. Por otra parte, señaló que el asunto fue tratado, entre otros temas, por el Consejo de Almirantes que se reunió en Punta Indio esta semana. «La Argentina tuvo una política nuclear y se debe retomar ese camino. Más allá de dónde se instala, el tema es desarrollar esa capacidad de propulsión», sentenció.

Reactor nuclear CAREM

Fuentes del Ministerio de Defensa explicaron que la propulsión nuclear para los buques podría derivarse de una adaptación del Carem (Central Argentina de Elementos Modulares), una central nuclear de baja potencia, de última generación (la ´cuarta´) que está en desarrollo por técnicos del INVAP, la misma empresa que desarrolla radares y componentes de satélites para el Ministerio de Defensa.

Según el diario Clarín, el CAREM es un pequeño reactor de uranio enriquecido que ha sido desarrollarlo en distintas versiones y potencias de entre 27 y 350 megavatios y, sus diseñadores, lo definen como «pequeño, sencillo, seguro y barato».

La ministra de Defensa argentina ya inició contactos por este asunto con la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) y con la Cancillería, así como con Kirchner.

Es que el proyecto deberá estar inmerso en una planificación de largo plazo, el «Plan de Capacidades Militares» que se conocerá en marzo del año que viene y proyectará a las Fuerzas Armadas hasta 2040.

Garré habló también con la Presidenta acerca de llevar la inversión en Defensa del actual 0,9% del PBI (uno de los más bajos de la región) al 1,5% en forma gradual hasta 2020. Hace muchos años que el 80% de los recursos se destinan a pagar salarios y retiros, y queda un magro 20% para gastos operativos y casi nulas inversiones. Se busca que la ecuación sea de 60 y 40. Cuando a los funcionarios se les recuerda que todos los gobiernos expresaron igual intención, aseguran que ahora "por primera vez desde 1983 hay una programación concatenada. A finales de 2009, el vecino Brasil reconoció públicamente que trabajará para incorporar sistemas de propulsión con combustible de uranio enriquecido en submarinos. India también se incorporó al selecto club de países con sumergibles nucleares compuesto por EEUU, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia.

Plan Nuclear de Argentina

En agosto de 2006, el Gobierno argentino aprobó el plan de «Reactivación de la Actividad Nuclear» que, entre otras cosas, fijo el reinicio de la construcción de la Central de Atucha II, la extensión de la vida útil de la Central del Embalse, la puesta en producción de la Planta Industrial de Agua Pesada, el estudio de la factibilidad de la cuarta central nuclear y la reactivación de la planta de enriquecimiento de uranio de Pilcaniyeu, así como la continuación con el desarrollo del reactor CAREM.

También se trabaja en un impulso a la prospección de minas de uranio en el país, la inauguración de un centro médico de diagnóstico por imágenes basado en técnicas nucleares, y un plan de entrega de redioisótopos en forma gratuita a hospitales para pacientes de bajos recursos, entre otros programas.

El ambicioso plan se cuantificó en cerca de 1.100 millones de dólares. A finales del año pasado, el Parlamento argentino aprobó la Ley Nº 26.566 que impulsa la construcción de la cuarta central, la extensión de vida de la central de Embalse y otorga un rol activo a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en la construcción y diseño del reactor CAREM.

La central Atucha II, que estuvo 15 años parada y cuyas obras se reiniciaron en noviembre de 2006, se prevé que esté terminada para 2011 y aportará cerca del 4 por ciento de la matriz energética del país. También se ha decidido ya el emplazamiento de otro reactor CAREM en la provincia de Formosa, cerca de la frontera de Paraguay, con una capacidad de 150 MW.

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.