En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

Cigala News

Sección:Instituciones militares
Martes 17 de agosto de 2010 9 comentario(s) 4727 visita(s)

No se asusten por el palabro fascista, tan utilizado como arma arrojadiza con la que zaherir a aquellas personas y grupos cuyos comportamientos nos resultan reaccionarios. En este caso hablamos de los sistemas políticos del presente y el pasado que han sido definidos y autodefinidos con ese nombre. Recordemos por ejemplo la Italia de Mussolini y la España liderada por Francisco Franco.

Es característica de estos órdenes políticos la fuerte presencia del ejército en las instituciones civiles, pero también –y es a lo que vamos- en diferentes parcelas de la vida cotidiana. En los dos ejemplos citados no era infrecuente ver a oficiales del ejército desempeñando funciones políticas de importancia, y era habitual la presencia de unidades militares en mil y un escenarios de la vida económica, cultural, social etc. Se puede afirmar sin gran temor a equivocarse que no solo se trataba de sociedades militaristas, sino también militarizadas.

Se supone que el supuesto cambio a regímenes denominados “democráticos” con sus “transiciones” y todo eso, entre otras cosas, trae consigo la vuelta de los militarotes a sus despachos y de las unidades del ejército a sus cuarteles. A partir de este momento el ejército –no sin malos rollos- vivirá su vida replegado sobre sí mismo y se dedicará en exclusiva a sus instrucciones, maniobras, desfiles… y, posteriormente, a pegar tiros en guerras que están bien lejos. El hueco que dejan los coroneles y generales en diversas poltronas y el que dejan las unidades militares en diferentes “servicios públicos” pasará a estar ocupado por personal civil en exclusiva.

Y ese es el camino inverso que hoy se recorre con la UME. Imaginen que llega un gobierno que por decreto establece que las brigadas de extinción de incendio y actuación ante catástrofes naturales que existen en las comunidades autónomas y a nivel del gobierno central, los servicios de protección civil, los bomberos… van a ser militarizados. A partir de ahora toda esta gente seguirá haciendo lo que hacía, pero recibirá instrucción militar y estará orgánicamente integrada en el ejército a todos los niveles de jerarquía, disciplina, posibilidad de ser juzgado por deserción en caso de abandono etc. Toda esta gente aprenderá a utilizar las armas, a desfilar etc. etc. Creemos que sería un escándalo intolerable.

Pues bien, es exactamente lo que se está haciendo, si bien con disimulo. En lugar de militarizar al personal civil que existe actualmente, lo que se hace es no invertir más dinero en esos servicios, incluso recortarlos, y trasvasar paulatinamente el presupuesto a la creación de unidades militares que hacen el mismo trabajo. Es una descarada militarización de un ámbito de actuación netamente civil. Incluso es más caro, ya que todo lo militar siempre cuesta más dinero y está menos especializado. Todo ello redondeado con una potente campaña publicitaria que esconde el trasvase de recursos públicos de lo civil a lo militar y pone el acento en el abnegado heroísmo de los militares. De los miembros de brigadas de extinción de incendios civiles apenas se habla en el telediario. Sólo son noticia si alguno muere en acto de servicio (y tampoco es una información a la que se dedique mucho esfuerzo). Por contra, de los operativos de la UME, las televisiones y periódicos hablan sin descanso. El día en que un militar de la UME fallezca en un incendio va a ser el acontecimiento mediático del año.

Al final la percepción de la ciudadanía está eminentemente distorsionada; cree que el estado dedica más esfuerzo a las catástrofes, cuando lo que éste en realidad hace es militarizar los mecanismos de respuesta y hacerles buena propaganda. El ciudadano cree que la actuación de la UME ofrece más garantías por el hecho de ser un cuerpo militar, cuando es lo contrario: son las brigadas civiles las que están realmente formadas y especializadas en esta tarea.

La respuesta a la pregunta del titular es obvia. Sí. La UME por lo que supone de militarizar espacios tradicionalmente civiles, representa una expresión de militarismo de corte fascista. Por si fuera poco, la nueva Ley de la Carrera Militar atribuye a la UME funciones policiales como «autoridad».


Más artículos de fondo sobre la UME

Las unidades de extinción de incendios del Ministerio de Medio Ambiente «mosqueadas» con el protagonismo de la UME

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


  • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

    17 de agosto de 2010, por  ono.com">troter

    En fin una buena exposición pero seamos adjetivos: Tachas de fascismo y de militarización la creación de la UME, podría recordarte una lista de países que posen unidades similares,pero te nombrare el mas cercano Francia donde los Bomberos de París son una unidad militar,por supuesto me contestaras que Francia es un país fascista donde los aya lo mismo USA con sus guardacostas y sus Bomberos Paracaidistas que son agentes del Orden. En segundo lugar para criticar algo siempre es conveniente informarse antes sobre lo que se va a criticar: La UME solo son agentes del orden cuando realizan las labores propias de su cometido lea se,desalojo y custodia de lugares abitados por peligro inminente de sus moradores,regulación del trafico si fuera necesario en las zonas acordonada,labores de escolta y protección de sus convoyes y material y por supuesto detención de todo aquel que infrinja las leyes dentro de su zona de actuación, pero no toda la UME tiene esa potestad, solo los que pertenecen a la Policía Militar y solo en el caso de ausencia de otros agentes del orden o en el supuesto de que se declare el nivel tres de catástrofe. te preguntaras que que te estoy contando que que es eso de nivel tres? Bien te explico, las labores de gestión de desastres,esta siempre en manos de las Comunidades Autónomas ( Civiles ) que cuentan con sus presupuestos todos los años ( no en manos del gobierno central que solo aporta el dinero de las competencias transferidas )para gestionar sus sistemas de protección civil,los grados de peligro se enumeran del 0 al 3. Pues bien para que la C.A. solicite la ayuda de la UME al ministerio del interior órgano del que depende dicha unidad ( el mando operativo es del ministerio de defensa ) tiene que decretarse el nivel dos en cuyo caso la UME se moviliza con los medios necesarios par ayudar a dicha comunidad, ( a de tenerse en cuenta que aparte de sus propios medios puede recurrir a requisar momentáneamente los de otras unidades militares si fuese necesario )Bajo mando operativo de los técnicos o personal que ostente la coordinación del siniestro perteneciente a dicha región ( lea se técnicos de protección civil o consejería correspondiente, civiles sino te as dado cuenta ) La UME solo asume el mando cuando los medios de la comunidad autónoma son insuficientes para gestionar la situación y se determina subir al nivel tres, en cuyo caso la UME asume el mando y automáticamente todas las unidades cuerpos y estamentos que intervienen en dicho siniestro quedan bajo su jurisdicción. Con esto espero aportarte un poco de luz sobre el asunto, pues ni se destruyen empleos, pues las brigadas depende en su mayoría de las comunidades y del ministerio de agricultura, ni se merman recursos pues el dinero de la UME proviene del ministerio de defensa y interior ni se Militariza nada( actualmente todavía no sea decretado nunca el nivel tres ni ganas de que se haga ) en cuanto a la preparación bueno todo es discutible, pero aparte de el grado de disciplina aplicable a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, (y en este caso corroborado por un mínimo de dos años de servicio antes de intentar superar las pruebas de acceso)y el curso básico de tres meses,mantienen durante todo el año practicas y simulacros en los diferentes escenarios a los que pueden ser requeridos, así como cursos de especialización con los diferentes medios y unidades ( civiles y militares ) que existen a nivel nacional y internacional especializados en la gestión de desastres ( lea se Cruz Roja ,Protección Civil,Bomberos,los diferentes servicios de Montes, Grupos de espeleologia especializados en rescates,asociaciones y grupos de perros de rescate,cursos de enfermería y primeros auxilios en situaciones de calamidad,cursos para gestión de siniestros químicos ,bacteriológicos o nucleares a nivel nacional y internacional y así podría seguir con una extensa lista, aparte de lo mas importante el factor humano pues no te imaginas el grado de implicación de esta gente en su inmensa mayoría, pues muchos son veteranos de alguna misión Humanitaria ( tan bien puede leerse conflicto velico ) donde han visto el sufrimiento de la población y han decido voluntariamente ( pues son voluntarios )dar un nuevo enfoca a su forma de vida que es servir a su país y sus compatriotas de la mejor manera posible, en este caso ayudandonos cuando la situación lo requiere. Por cierto tos los cursos de preparación son abiertos a cualquier organización que lo solicite, por lo tanto si las diferentes comunidades no preparan a su gente es por que no quieren y por ultimo un dato mas,son militares si pero los únicos que portan armas y hacen practicas con ellas son los Policías Militares por razones obvias, tienen la misma preparación básica obligatoria que el resto de sus compañeros lo cual les capacita en caso de necesidad a realizar cual quier otra función con los mínimos exigibles ( atener en cuenta que para el ingreso aparte de una forma física apropiada por no decir excelente y un expediente militar intachable se tienen en cuenta otos conocimientos ajenos a la vida militar y que puedan ser útiles para su nuevo destino,como carnes de conducir de todo tipo de vehículos y maquinaria pesada,de buceo,conocimientos de escalada,cursos de socorrimos y primeros auxilios pertenecer o haber pertenecido a otras agrupaciones,entidades o unidades militares que desatollen su actividad en el entorno del rescate o la asistencia en situaciones de peligro, como cruz roja ,protección civil,bomberos voluntarios,sanidad militar,unidad de nadadores de rescate y buzos de la armada,tropas de montaña ect ect . Bueno espero que este testamento te aya servido de algo,por lo menos para valorar la labor de unos ciudadanos que han elegido la labor de servir de ayudo al resto cuando la situación lo requiere, un saludo



    • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

      17 de agosto de 2010, por C.N.

      Hola. Gracias por t u comentario. Vamos por partes.

      1.- Efectivamente Francia y especialmente Estados Unidos son países que están recorriendo un camino similar e incluso más acentuado que el español en lo que tiene que ver con militarizar paulatinamente la sociedad. Pero, mal de muchos… ¿no te parece?

      2.- No voy me voy a poner a discutir los detalles técnicos de en qué formas y momentos los agentes de la UME pueden ser “autoridad” y asumir funciones propias de la policía. Queda claro que tal cosa se da y es un simple detalle más para señalar en qué medida esta unidad supone una vuelta a tiempos en los que el ejército era omnipresente en la sociedad.

      3.- Tampoco me parece relevante la cuestión concreta de cómo las diferentes instancias civiles y militares se organizan y combinan para disponer de los servicios de la UME. Aunque haya diversos protocolos que en determinados momentos y circunstancias (solo en algunos) parecen situar el centro de decisión sobre la actividad concreta de la UME en las instituciones civiles correspondientes, las decisiones finales y el control de la unidad siempre están en manos militares.

      4.- Agradezco que aportes una información que desconocía:
      “La UME solo asume el mando cuando los medios de la comunidad autónoma son insuficientes para gestionar la situación y se determina subir al nivel tres, en cuyo caso la UME asume el mando y automáticamente todas las unidades cuerpos y estamentos que intervienen en dicho siniestro quedan bajo su jurisdicción.“
      Es decir que en si en un momento dado “alguien” decide que la situación es “de nivel 3” automáticamente todos los equipos civiles quedan bajo el mando y la autoridad de los militares de la UME. Como si se estuviera en algún tipo de “estado de excepción”. Perdona la comparación, pero esto me recuerda no poco al discurso radiado de Milans del Bosch el 23-F.

      5.- Con respecto a la creación-destrucción de empleo no puedo opinar de forma más contraria a lo que dices. Efectivamente las brigadas civiles dependen de ministerios como Medio Ambiente, Agricultura, Comunidades Autónomas… y la UME del Ministerio de Defensa. Pero no creo que haga falta estudiar estadística para darse cuenta de que el dinero para todos esos sitios sale de la misma caja. Si se le echa más dinero a una cosa, habrá menos para las otras. En este caso el gobierno invierte cada año y presupuesta una cantidad nada pequeña de dinero, en unos servicios crecientes de emergencias militares, y deja de entregar ese dinero a las administraciones civiles encargadas de gestionar los equipos civiles de incendios y emergencias. El resultado es evidente: cada vez hay más personal y medios militares para eso y cada vez hay menos personal y medios civiles. Es una clara destrucción de puestos de trabajo de carácter civil.

      6.- No pongo en duda que a los miembros de la UME se les capacita para hacer lo mejor posible el trabajo que hacen. Pero es evidente que a los miembros de los equipos civiles también. La diferencia es que estos últimos no tienen que perder el más mínimo tiempo de formación, prácticas, adiestramiento etc. en cuestiones de orden militar y pueden dedicar todo ese tiempo a su preparación especializada de cara a la tarea concreta a la que se dedican. Nuevamente las matemáticas no fallan.

      7.- Un argumento que se repite hasta la saciedad en esta cuestión, y tú también caes en ello, es la de la entrega, abnegación, generosidad y heroísmo de los miembros de la UME. Como si los miembros de los equipos civiles no lo fueran como mínimo otro tanto. Hablas de que los miembros de la UME son “voluntarios” y que “han elegido la labor de servir al resto”. Yo cuando escucho el término “voluntario” entiendo que es alguien que hace algo por los demás sin recibir ninguna remuneración. ¿Es ese el caso de los militares de la UME? Pues entonces no juguemos demagógicamente con las palabras. “Han elegido la labor de servir al resto” Pregunto: ¿gratuitamente? ¿Acaso los bomberos, o las enfermeras que hacen guardia en el hospital, o quienes recogen la basura no han elegido también la labor de servir al resto? ¿O es que los militares de la UME sólo por ser militares se consideran de una categoría superior a la de los demás? Date cuenta de que este es un discurso que no se les ocurre por sí solos a los propios integrantes de la UME. Está diseñado por los asesores de marketing del gobierno, y los miembros de la UME a base de tanto oírlo, pues como que son los primeros que se lo llegan a creer.

      Saludos y nuevamente gracias.


      • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

        19 de agosto de 2010, por  laposte.net">GENO

        Gracias por este valioso artículo. Soy francesa y sólo quería subrayar que en efecto los bomberos de París desempeñan una labor cada día menos «social» (además lo proclaman sin tapujos ni pudor : «Nous, on n’est pas là pour faire du social». Eso me contestaron una vez cuando les llamé para socorrer a una persona mayor que se había caído en la calle y no tenía dinero para pagar un taxi). Su labor es cada vez más de tipo represivo o supeditado a la ideología mercantil", lo cual encaja en la política del Elíseo.Incluso corrió el rumor de que iban a pedir una participación financiera en caso de incendio o inundaciones, algo parecido a lo que nos exige la seguridad social, un copago de un euro, dos euros y mucho más para análisis y exámenes de alta tecnología....Ya veremos.



  • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

    21 de agosto de 2010

    Me gustaría aclarar alguna cosa de lo aquí expresado, sin ánimo de ser el dueño de la razón, ni el salvador de la patria. En primer lugar quisiera defender un poco a los bomberos de Paris, no por una contestación a una persona determinada, en un caso muy concreto, vamos a tirar por tierra un historial de trabajo y cercanía hacia la población francesa, que de poder hacerlo escribiría cien mil notas en su defensa.

    En segundo lugar en cuestiones de presupuesto, que entiendo un poco, los presupuestos de defensa de estos últimos cuatro años, tiempo de vida de la UME, no han hecho otra cosa que disminuir. Por el contrario los presupuestos asignados a comunidades autónomas y regionales o se han mantenido o en algunos casos han subido. Por tanto debes aclarar que defensa ha comprado menos tanques y aviones para invertir en labores que repercuten directamente en la población civil. Y por el contrario las comunidades han decidido invertir en otras cosas, ellos son los responsables de sus presupuestos.

    Por otro lado la UME siempre está bajo mando civil, bien sea un director de extinción, bien sea un delegado del gobierno, y así hasta llegar al nivel tres. El nivel tres todavía no se ha declarado en España en ninguna ocasión y ojala siga así mucho tiempo, porque de declararse, lo que menos va importar es quien mande, sino el tipo de catástrofe que estará sucediendo.

    Creo que nadie es más importante en el tema de ayudar a los demás en una catástrofe, las brigadas forestales, los bomberos, sanitarios de diversos organismos, guardia civil y policia, los voluntarios de protección civil, la UME…, actúan cuando se les requiere y en todos estos grupos hay gente muy buena y gente buena. Con este tipo de artículos solo se incita a una competencia entre quienes solo pretenden hacer bien su trabajo y no quieren ni laureles ni insultos. La UME se creó para reforzar y apoyar los medios civiles cuando son insuficientes y solo actúan cuando lo requiere la DGPCyE del ministerio del interior, o una comunidad autonoma, aunque seguramente les gustaría estar en todas como hacen los demás, y eso solo lo entiende el que se siente útil a la sociedad que sirve.

    Creo que verter viejas y obsoletas consignas antimilitaristas en los tiempos que corren es un poco anacrónico. Los ejércitos de hoy son parte de la sociedad y a ella sirven, ni son represores, ni obedecen otras órdenes que las de los políticos elegidos democráticamente.



    • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

      21 de agosto de 2010, por C.N.

      Hola, por no repetir no entraré en argumentaciones que considero que estaban claramente expuestas en el artículo y la respuesta anterior, y que no han perdido validez argumentativa a pesar de esta respuesta. Me centraré solo en ideas nuevas ofrecidas que dicho comentario anterior pone sobre el tapete.

      1.- Cuestión económico-presupuestaria. A pesar de la reiterada e insistente queja desde fuentes militares de que el ejército anda corto de dotaciones y que se le recortan sus aportaciones económicas, tal cosa anda muy lejos de la verdad. Podría tener cierta razón en este último ejercicio el histórico e infundado lloriqueo del ejército siempre pidiendo más y más. Es verdad que los Presupuestos Generales del Estado para 2010, más algún que otro tijeretazo que se ha implementado a lo largo del ejercicio han hecho disminuir las cifras económicas totales y porcentuales del Ministerio de Defensa en relación a 2009. Pero hay que tener en cuenta varias cosas:
      - Una parte muy significativa del dinero que el estado invierte en las fuerzas armadas no está computado como presupuesto del Ministerio de Defensa, sino que se reparte y camufla en muy diferentes partidas (Ministerio de Industria, Ministerio de Asuntos Exteriores, I+D…). Este año se ha hecho un auténtico ejercicio de prestidigitación para camuflar de esta forma más dinero que en años anteriores.
      - El presupuesto del Ministerio de Defensa nunca es real. Cada año acaba el ejercicio con un sobrecoste de cómo mínimo el 15%. Parece que este año se van a batir todos los records, ya que se están disponiendo para usos militares fortísimas partidas del “fondo de contingencia”.
      - Aún en el caso de que la crisis presupuestaria del gobierno le haya llevado a disminuir las cantidades económicas invertidas en las fuerzas armadas, la disminución en esta materia es sensiblemente menos profunda que en casi cualquier otro capítulo. Las disminuciones de entregas de fondos a autonomías y municipios son muy grandes, y el recorte de gastos sociales de la administración central también es muy elevado. El ejército viene a ser de lo poco que se salva de esta quema.
      - A pesar de la crisis y los recortes, las inversiones no previstas en los PGE en temas militares son continuas. Algunas muy recientes incluso afectan a la propia UME.

      Aunque ud. afirma estar bien informado en la materia, le dejo unos botones de muestra (recientes) a nivel de ejemplo que quizá puedan complementar su conocimiento del tema:

      Defensa, mentiras y actas del Congreso: nos mienten con el presupuesto militar

      ZP aprovecha el fin de año para incrementar el gasto militar extrapresupuestario

      Zapatero dobla el gasto en misiones en el exterior, que en 2010 llegará a 800 millones

      Denuncian que el Ministerio español de Defensa tira de los créditos I+D del Ministerio de Industria tras gastar su propio presupuesto

      El «zapatazo» del Gobierno no toca el gasto militar

      ¿Por qué el gasto militar no se tiene en cuenta a la hora de hacer recortes?

      España comprará 50 nuevos blindados para las invasiones de Afganistán y Líbano

      Defensa compra nueve todoterrenos para la UME, a casi 26 millones de (las antiguas) pesetas la unidad

      El Ministerio español de Defensa sólo aportó 14 millones de los 716 que costaron las operaciones militares en el exterior en 2009

      El Gobierno aprueba un nuevo gasto del «Fondo de Garantía» de 142 millones de € para financiar tres meses las operaciones militares españolas en el extranjero

      2.-Cuestión de reconocimiento social. Creo que no nos estamos entendiendo. No se trata de denostar el trabajo de los miembros de la UME, ni de decir que carecen de preparación, motivación, esfuerzo etc. La idea es bien clara. Lo que se trata es de denunciar una política implantada desde el gobierno que está militarizando ámbitos laborales y sociales que deberían ser civiles. Lo hagan con más o menos abnegación y entrega, los miembros de la UME no son más que un instrumento utilizado para ese fin.
      Con esta crítica no se trata de sembrar competencia y rivalidad entre los militares de la UME y sus homólogos civiles. Esa rivalidad ya la siembra de sobra el propio gobierno a base de repartir medallas, espacio en la televisión y reconocimientos de la manera más desigual e injusta a unos y a otros. También se siembra la semilla de la rivalidad cuando se dota desigualmente de medios materiales a unos y a otros (por supuesto la UME tiene los mejores medios). Pero nosotros no vamos por ahí. Sencillamente denunciamos una intromisión de lo militar en lo civil que es cien por cien innecesaria. Si realmente se necesita reforzar los servicios públicos de emergencias a nivel del estado no hay porqué crear unidades militarizadas para ello. Basta invertir ese mismo dinero en reforzar los servicios que ya existen o en crear otros nuevos, pero con personal civil. Las razones de porqué consideramos una cosa mejor a la otra ya están expuestas arriba.
      Resulta evidente que la razón para crear la UME no tiene que ver con necesidades sociales (que podrían bien resolverse sin recurrir a lo militar) sino a necesidades del propio ejército de legitimarse ante la opinión pública y no estar solo dedicado a invasiones inconfesables de países pobres.

      3.- Cuestión sobre si el mando de la UME es civil o militar. Copio de su comentario: “Por otro lado la UME siempre está bajo mando civil, bien sea un director de extinción, bien sea un delegado del gobierno…” Sin embargo en la página web del Ministerio de Defensa reza: “La Unidad Militar de Emergencias, que depende orgánicamente del Ministro de Defensa, operativamente del Jefe de Estado Mayor de la Defensa y funcionalmente de los órganos superiores y directivos que su normativa específica determina…”. Y es a donde vamos. Aunque “funcionalmente”, siempre que no se llegue al tantas veces mentado nivel 3, normalmente la UME se coordina bajo el mando regional/autonómico a quien compete articular todos los mecanismos de respuesta para la catástrofe en cuestión que se está tratando de paliar (en esa parte tiene razón), a nivel “orgánico” y “operativo” nunca escapa al control militar. Sería ilógico lo contrario.

      4.- Por último quisiera entrar al trapo de la crítica vertida hacia nuestro pensamiento antimilitarista, que es tachado de viejo, obsoleto y anacrónico. Entiendo que ud. cree que el ejército actual que tenemos por estos lugares del mundo es diferente al que había hace unas décadas. Ud. afirma que el actual ejército es “democrático, así como parte y servidor de la sociedad”. Sin ánimo de poseer ninguna verdad absoluta, al menos permítame discrepar y pensar de otra forma.

      Quizá podría ud. darse una vuelta por alguna aldea afgana bombardeada por la aviación de nuestros ejércitos y explicarles a las viudas, huérfanos y mutilados que lloran a sus muertos, a la gente que lo ha perdido todo, todas esas bondades de la democracia y el servicio de la sociedad que los militares como ud. creen implantar a punta de fusil y a punta de proyectil que explota en mitad de una boda o de un funeral. Podría ud. explicarles todo este hermoso discurso de la democracia, el servicio a la sociedad y la libertad, si quiere, y decirles que la razón de ser de estar presentes en su país manteniendo interminables guerras no tiene nada que ver con estrategias comerciales de alguna multinacional o geoestratégicas de alguna potencia. A ver si le creen allí. A ver si allí coinciden con ud. en pensar que el antimilitarismo es una ideología vieja y obsoleta.

      Sinceramente, a mí lo que me resulta macabramente anacrónico es el militarismo y la guerra. Ojalá la humanidad no tarde demasiado en ir dando pasos para pasar tan violenta página de su historia.

      Por lo demás agradecido por su interesante comentario. Un saludo.


      • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

        23 de agosto de 2010

        Agradezco tu respeto a la hora de replicar mi contestación anterior. En cuanto a presupuestos podríamos hablar y hablar y discutir y seguramente tu tendrás razón en algunas cosas y a mi seguramente me la tendrías que dar en otra parte, lo que te puedo asegurar es que ningún militar protestara ni lloriqueará por eso. A ti te parece un gasto inútil y a mí no, yo respeto tu pensamiento idealista y te doy las gracias por respetar mi pensamiento por desgracia realista, forjado a base de años.

        El ser humano por mucho que te empeñes nunca aprenderá y siempre habrá alguien dispuesto a emplear la violencia para conseguir sus fines, te pongas como te pongas. Seguramente esas personas afganas que defiendes, sean gente humilde que no se merece lo que le ha pasado, pero también puede ser que haya dado cobertura a talibanes que en nombre de un dios (que barbaridad) a cometido muchos crímenes, tratan a sus propias mujeres como mierda y no respetan ni a sus conciudadanos. Siempre existe una razón, hoy es Ala, mañana el agua potable, pasado un paso hacia el mar. Siento desilusionarte y espero que sigas manteniendo tus ideales mucho tiempo, pero al final te darás cuenta que el ser humano es el virus de este planeta, destruye todo lo que toca. Soy viejo y he sido tan idealista o más que tú, pero tengo derecho a reconocer que el ser humano es incorregible, hasta los que luchan contra la globalización, que deberían pregonar con el ejemplo, al final son más de lo mismo.

        Y ahora vuelvo a dónde íbamos, hablas de rivalidad y materiales “También se siembra la semilla de la rivalidad cuando se dota desigualmente de medios materiales a unos y a otros (por supuesto la UME tiene los mejores medios).” Volvemos a lo mismo, proceden de distintos presupuestos los materiales de unos y de otros, de todas formas, la UME tiene 4 años de vida, estaría cojonudo (perdón por la expresión) que le hubieran comprado las cosas viejas o sin tener en cuenta las nuevas tecnologías.

        Por otro lado y para que vayas entendiendo la esencia del uso de militares en tareas como la UME, solo piensa en cuanto valdría cubrir cuatro mil puestos y piensa que los militares trabajan doce horas seguidas sin protestar, por lo tanto añade dos turnos más, doce mil. Nadie hace reivindicaciones, y siempre están disponibles. Tienen virtudes que a ti te pueden parecer caducas y obsoletas como la disciplina, la lealtad y el sentido del deber. Siempre están entrenando y compiten por ser los mejores en su trabajo, aunque no necesiten que nadie se lo diga. De hecho si alguna vez has leído la canción del soldado de Calderón de la Barca, hay una estrofa que dice: “ Y así de modestia llenos a los más viejos verás, tratando de ser lo más y de parecer lo menos”.

        Creo que en esto de las emergencias hay gente muy, muy buena trabajando desde hace muchos años, que es muy difícil superar y tampoco creo que esa sea la meta de la UME. Creo que sí debe estar ahí, pues si la misión de los ejércitos es defender a España y a los españoles, el enemigo hoy en día no solo son posibles ataques de países con líderes descontrolados, también el clima y la tecnología se puede convertir en enemigos de la población, y para eso están o deben estar.

        Recibe un respetuoso saludo y conserva tus ideales mientras puedas.


        • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

          2 de septiembre de 2010, por C.N.

          Hola, disculpe la tardanza de mi respuesta. He estado unos días sin acceso a Internet. De antemano le doy las gracias por prolongar esta interesante conversación.

          Bueno, creo que ha llegado ud. al meollo del asunto. Ud. y yo discrepamos en una cuestión que es psicológica y antropológica. Incluso existencial. Es una polémica muy añeja la que opone a quienes no tienen fe en el ser humano –esa criatura contaminada por el pecado y condenada al sufrimiento por su culpa y su imperfección- con quienes, conscientes de que el ser humano es imperfecto y limitado, sí creemos en su capacidad de superación y de ir logrando realidades sociales cada vez más armónicas.

          Ud. dice que “el ser humano por mucho que te empeñes nunca aprenderá y siempre habrá alguien dispuesto a emplear la violencia para conseguir sus fines, te pongas como te pongas.”

          Llamo su atención acerca de su propio pensamiento. ¿Con esta manera de ver las cosas es posible algún tipo de progreso social? Ya le contesto que no. Si todas las personas de todas las épocas hubieran compartido su visión pesimista de la humanidad no se hubiera dado progreso moral alguno; seguiríamos viviendo en una sociedad sin Ley, sin Derecho, sin instituciones, en la que cada cual defendería con violencia lo suyo. La pena de muerte y la esclavitud no hubieran sido superadas jamás, no habría declaración de derechos humanos y no existiría ningún tipo de democracia. No digo que estas cosas que hay ahora sean perfectas, pero sí suponen cierto progreso; progreso que se dio porque en tiempos pasados hubo personas y sociedades que no se conformaron con esa visión tenebrosa de la naturaleza humana y aspiraron a mejorar el mundo en el que vivían. Porque por encima de esa tendencia ultraviolenta e incapaz de aprender que ud. atribuye a cada ser humano, hubo millones de personas solidarias y generosas que arriesgaron lo que tenían y en ocasiones perdieron su misma vida tratando de conseguir un bien que no era para ellos sino para todos.

          Le invito a considerar su visión de la naturaleza humana y el alcance de su afirmación. ¿A quien beneficia el “si vis pacem para bellum”? Yo se lo volveré a decir. Beneficia a los poderosos, a los que han acaparado la riqueza, a quienes tienen los medios violentos –sean militares o policías-, beneficia al orden establecido, al status quo, beneficia al inmovilismo. Claro que hay intereses en que la gente piense así, y ese es el discurso en el que se nos educa. Tenga ud. claro que las personas no son violentas por naturaleza: se las educa sistemáticamente para que lo sean. Y se hace porque hay a quien le conviene que ello sea así.

          Dice ud: “Soy viejo y he sido tan idealista o más que tú, pero tengo derecho a reconocer que el ser humano es incorregible, hasta los que luchan contra la globalización, que deberían pregonar con el ejemplo, al final son más de lo mismo.” Sin ánimo de ofender, le recuerdo el refrán que reza “cree el ladrón que todos son de su condición”. Conozco muy de cerca la institución militar y creo que -sin generalizar- es uno de los lugares en los que es más fácil encontrar esas actitudes recalcitrantes que ud. señala. Sin embargo dudo que haya intimado ud. con muchas de las personas que denomina “los que luchan contra la globalización”. Al contrario que los miembros del ejército, que son profesionales y cobran por el trabajo que realizan, las personas que participan en movimientos que tratan de mejorar la sociedad lo hacen de forma altruista, normalmente poniendo de su tiempo, de su dinero y metiéndose en no pocos problemas. Como en todas partes, algún impresentable hay, pero estará ud. de acuerdo conmigo en que de entrada hay una diferencia cualitativa entre pertenecer –previo cobro de un sueldo- a una de las instituciones que apuntalan los poderes que nos gobiernan, y participar gratis y metiéndose en líos, en luchas que tratan de construir un mundo mejor para todos desde la esperanza de que el ser humano es capaz de ello. En mi trayectoria como antimilitarista (tampoco soy muy joven ya) he dado con pocas personas que no merecieran mi total admiración. Debo añadirle por si lo ignora, que el movimiento antimilitarista en España es mayoritariamente de carácter noviolento.

          Dice ud: “Siento desilusionarte y espero que sigas manteniendo tus ideales mucho tiempo, pero al final te darás cuenta que el ser humano es el virus de este planeta, destruye todo lo que toca.” Pudiendo decir muchas cosas al respecto sólo quería recomendarle la lectura de este artículo: La violencia innata del ser humano es un mito (Ashley Montagu)

          Volviendo a la UME, dice ud: “piensa que los militares trabajan doce horas seguidas sin protestar, por lo tanto añade dos turnos más, doce mil. Nadie hace reivindicaciones, y siempre están disponibles.” Note ud. que está haciendo apología de la explotación laboral más despiadada que incluso roza la legalidad si no la vulnera directamente. O sea que, como no podemos obligar a los trabajadores normales a trabajar doce horas en las condiciones que les señalemos y sin que protesten, pues lo que hacemos es sustituirlos por dóciles militares. Sencillamente fascista (y no se lo tome a mal). Por cierto que el papel que toca a los militares es francamente vergonzante: una especie de semiesclavos que han renunciado a sus derechos más elementales a cambio del sueldo.

          Le diré por último que a mí la lealtad y el sentido del deber que ud. invoca no son virtudes que me parezcan nada obsoletas y yo mismo las procuro. Incluso la disciplina si es autodisciplina. Pero debo señalarle que dichas virtudes no son privativas de lo militar sino que son patrimonio común de esa incorregible y destructiva humanidad en la que tan poca fe tiene ud. El hombre no es ni bueno ni malo, no es violento ni pacífico. Es un ser capaz de lo mejor y de lo peor. No está predestinado por ningún Dios para comportarse con violencia. Al contrario, sí creo que es innato en el ser humana una cierta predisposición a la cooperación (como las hormigas o las abejas) e incluso al amor. Hagamos una sociedad que saque lo mejor de cada ser humano (sabiendo que los mundos perfectos no existen) y no lo peor, como sucede ahora. Apostemos y arriesguemos por mejorar, no nos quedemos detenidos a perpetuidad en medio de tanta injusticia y tanta destrucción.

          Un saludo.


          • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

            15 de septiembre de 2010

            Esto de la red de redes debe ser común para todos, perdona por tardar en contestarte, esta conversación se anima y me gusta, pareces buena gente y además piensas distinto que yo, muy interesante.

            Que si, ya lo sé, yo también pertenezco a alguna ONG,s, soy voluntario en algún que otro follón y he luchado (dialécticamente) contra aquellos que nos oprimen y nos reducen a simples números de una estadística, era creyente, que no creído, y admiraba a la magnífica obra del creador. Estoy de acuerdo que hay que luchar contra los que por gobernar solo entienden el prohibir y prohibir, y desprecian la inteligencia de los que les pagamos a fin de mes. Pero (como no iba a haber un pero), es como cuando se te cuelan hormigas en la despensa y abres un paquete de azúcar y quitas una y encuentras tres mas y después diez mas y llega un momento en que te hartas y tiras el paquete entero. Bueno pues permíteme que yo lo tire ya. No pretendo que tú lo tires, pero yo ya no quito mas hormigas, ahora debe haber otro capaz de buscar hormigas por mí, porque yo ahora veo las cosas desde otro punto de vista. Este punto de vista es más conservador, desde aquí parece hasta razonable, pero se, estoy seguro que hay, no otro, sino muchos más puntos de vista. Me tienes que demostrar que el tuyo es el bueno, me tienes que demostrar que es mejor que el del talibán o el del señor Chavez o del señor Netanyahu. Yo también se hacer apología de la felicidad.

            Por otro lado volviendo a lo de la UME. Yo he estado tres días seguidos repartiendo ropa a gente necesitada, en un país que no viene al caso, con una ONG y apenas descansábamos cinco horas al día. En ningún momento me sentí explotado, ni sentí que el jefe de la expedición fuese ningún fascista, es cierto que nadie me pagó por ello, pero yo me sentía mejor cuanto más trabajaba por los demás. Cuando dices “hay una diferencia cualitativa entre pertenecer –previo cobro de un sueldo- a una de las instituciones que apuntalan los poderes que nos gobiernan”. Me estás diciendo, que ninguno de los militares que tanto criticas son conscientes de la labor social que hacen, no tienen conciencia ecológica y ¿solo hacen su trabajo por un sueldo?, creo que te equivocas. Ellos son parte del pueblo y aunque cobran, la mayoría de las veces lo que les impulsa a trabajar y dar el 200%, es su corazón y su espíritu o ¿tú crees, que cuando decides ser militar dejas de ser persona, o te aíslas de la sociedad y dejas de hablar con los vecinos y dejas de sentir lo que los demás sienten?, eso quizás en las cruzadas o en la edad media pudiera ser, ahora te garantizo que no. Solo digo que hay profesiones (y aunque te duela esta una de ellas), en las que además de hacerlas para ganarte el pan y la sal, hay que tener una predisposición, llamémosle vocación o como tú quieras, pero no vale solo con decir voy a ser militar. Puede que hace años fascismo y militar fueran palabras muy parecidas, pero esa afirmación hoy día es casi ofensiva.

            En segundo lugar, alguien debe gobernar ¿o piensas que es mejor que cada uno vaya a su bola?, creo que en primer lugar muchos de los que hoy estamos aquí y por mayoría absoluta votamos que queríamos un gobierno democrático, y es el que tenemos. Los que nos gobiernan son fruto de unas elecciones, puede que nos equivoquemos alguna vez, pero el pueblo soberano sabe como castigar a los inútiles. Tú que propones, cambiar la forma de gobierno y gobernar tú, dame una razón y una mayoría y si convences a los demás puedes hasta ser mi nuevo presidente.

            Un saludo.


            • Unidad Militar de Emergencias (UME): ¿hacia un militarismo de corte fascista?

              16 de septiembre de 2010, por Pablo

              Hola.

              Bueno, un par de cosillas por no prolongar demasiado.

              No digo que los militares, los de la UME o cualquiera de ellos, sean personas despojadas de sentimientos e incapaces de hacer algo por altruismo. Seguro que hay muchos de ellos que tienen buenos sentimientos y están dispuestos a echar a algún cable a quien lo necesite. Pero en eso no creo que sean ni más ni menos que cualquier otra persona de la sociedad. Aquí de lo que hablamos es de su profesión. Uno de los argumentos para hacerle propaganda a la unidad es el “heroísmo y abnegación de los militares de la UME” (heroísmo que otros brigadistas civiles ponen en duda como se puede ver en este enlace). Y mi argumento es que hacen cosas por los demás al igual que los médicos, los bomberos, los maestros, los barrenderos etc., y que independientemente del punto altruista que como cualquier otro ser humano que se precie puede tener alguno de ellos, no dejan de ser trabajadores que trabajan a cambio de dinero. La pregunta es: si estos señores no cobraran un sueldo ¿harían estas mismas tareas en sus ratos libres por altruismo? ¿Cuántos de ellos dedicarían tiempo no remunerado a tareas sociales? Pues eso.

              En segundo lugar debo decirle que al igual que ud. ha dejado de creer en una serie de cosas en las que yo si creo, me sucede lo contrario si me habla del sistema político. Yo no creo que vivamos en una democracia, ni que este orden político que tenemos responda a ningún consenso de la sociedad. En su día unos pocos dirigentes pactaron el paso de una dictadura a un sistema de partidos políticos perfectamente controlado para que todo quede “bien atado”. Ud. debe saber que no hay partido en ningún tipo de cota de poder que no deje de representar los intereses de las grandes empresas y los bancos. Ello ocurre a todos los niveles: local, autonómico, nacional e internacional. También debe saber que aunque teóricamente todos tenemos el derecho a formar partidos políticos y presentarnos a las elecciones es matemáticamente imposible que la gente vote a alguno que no sea los que salen todas las mañanas tardes y noches en periódicos, radios y televisiones. Como ve, la supuesta democracia en que vivimos no es más que una gran mascarada, ya que aquí continúan gobernando los de siempre: es decir, la banca y las grandes empresas, que a su vez son los propietarios de los medios de comunicación que nos lavan el cerebro, y son también quienes financian a los partidos políticos y ponen a sueldo uno por uno a prácticamente todos los políticos dirigentes. Podríamos hablar de qué tipo de sociedad contemplo yo en lugar de ésta. Ya le adelanto que no tiene nada que ver con autoritarismo ni con revoluciones violentas. También le digo que sí creo que sea posible. Pero en cualquier caso es otro tema que se sale de este y prefiero no continuar el hilo por no dispersar.

              Un saludo.







Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.