En un océano de manipulación navegantes antimilitaristas se encuentran en una isla virtual de desobediencia, noviolencia y construcción de la Paz
Secciones
> Campañas
  Objeción Fiscal al Gasto Militar
  Desobedece a las guerras
  Contra la I+D Militar
  Comercio y producción de armas
  Juguete bélico
  Feminismo y antimilitarismo
  Locales
  Varios
  Banca
  Educación para la paz
  La guerra empieza aquí. Parémosla desde aquí
  Recortar lo militar
  Contrarreclutamiento
> Observatorio de conflictos
  Iraq
  Palestina
  Colombia
  EEUU
  Guerra y mujeres
  Infancia y guerra
  Varios
  Afganistán
  Libia
  Costa de Marfil
  Siria
  Mali
  Sáhara Occidental
  Ucrania
  Turquía
> Documental
  Talleres
  Historia del antimilitarismo
  Noviolencia
  Objeción de conciencia
  Recursos gráficos
  Recursos multimedia
  Teoría política
  Represión
  Medio Ambiente
  Mujeres y antimilitarismo
  Anticapitalismo
  Instituciones militares
  Varios
  Intervencionismo humanitario y misiones de paz
> Informativa
  Movimiento 15M
> Cajón de sastre
  Humor
  Creación
  Comentarios gráficos
  Contactos
  Varios
> Solidaridad entre los pueblos

Bicipikete 29S: Desobediencia en bici aragonesa

Si pensabas que no tenías lugar en esta huelga o no lo encontrabas, aquí lo tienes. Cronología y video

Sección:Varios
Viernes 24 de septiembre de 2010 1 comentario(s) 2041 visita(s)

Diagonal Aragón

Un apoyo singular al 29-S saldrá a la calle en Zaragoza y probablemente en Huesca. En ambas ciudades se impulsa la construcción popular del BiciPikete durante la jornada de huelga en sus horas matinales claves. El objetivo de este pikete será el apoyo móvil a la Huelga en sus labores informativas y de agitación para conseguir la paralización total del casco urbano. Sin duda, como expresa el BiciPikete zaragozano, nada mejor que unas pequeñas y honestas bicicletas para contribuir a la lucha por los derechos sociales.

El BiciPikete busca ser un espacio diverso, social, autogestionado y horizontal para la movilización, una herramienta creativa hecha por y para todas las personas que quieran desobedecer juntas a la resignación, a la fatalidad. Para el BiciPikete se trata no sólo de conseguir una acción de apoyo firme, eficaz y coherente, sino de abrir un espacio para quienes piensan que no tienen lugar en esta huelga o no lo encontraban.

Precarios de todos los colores, cooperativistas, estudiantes que se hartan de estudiar sin saber para qué, aburridos del trabajo, paradas que no se paran, obreras domésticas, obreros de la manta, obligadas a darlo casi todo y que apenas reciben nada, quienes tienen menos para que muchas tengamos algo… Todas las personas anónimas, pero con nombres y apellidos, relegadas a la invisibilidad laboral o a la marginación del sindicalismo convencional son llamadas por el BiciPikete a la auto-organización y a recobrar el protagonismo social. Hacer frente a la vulnerabilidad extrema, recuperar la memoria colectiva de la solidaridad y del apoyo mutuo ante el olvido o la impotencia son también algunos de los objetivos de esta herramienta huelguista que promueve en Zaragoza la Coordinadora de Movimientos Sociales.

El primer BiciPikete aragonés

En Zaragoza la idea de utilizar bicicletas en una huelga tiene su precedente. En 2002, durante la huelga general del 20 de junio contra el decreto del gobierno del PP de José Mª Aznar, en plena presidencia europea y mayoría absoluta parlamentaria, el BiciPikete zaragozano salió a la calle promovido por el Foro Zaragoza 2002, contra la reforma de la Ley General de la Seguridad Social y el Estatuto de los Trabajadores que hacía peligrar la protección socioeconómica de las trabajadoras y trabajadores en paro. En aquellos días de efervescencia anticapitalista global, el BiciPikete proclamaba cosas como: ¡si el Trabajo te asquea, si el Estado te exprime, si la globalización capitalista te enferma, si las burocracias sindicales te liquidan, abajo el Trabajo y el decretazo!

El bike bloc de Copenhague

Además el BiciPikete se inspira también de diversas fuentes de la desobediencia civil y de la acción directa noviolenta ciclista. Por ejemplo, del bike bloc de Copenhague que, durante las protestas contra la pasada cumbre del clima entre los días 10 y 16 de diciembre pasado, lanzó una nueva máquina irresistible de resistencia. Formado por cientos de viejas bicicletas y miles de cuerpos de activistas, el proyecto Put the fun between your legs: Operation Bike Bloc surgió de una colaboración entre el Campamento por el Clima y el colectivo de artivistas Laboratorio de Imaginación Insurgente.

El bike bloc de Copenhague se movía como un enjambre, aprovechando su energía colectiva e imprevisibilidad para fluir por las calles y crear mejores oportunidades. El enjambre es la forma en la que el bike bloc funciona: ciclistas individuales que se mueven y trabajan juntos una unidad organizada, con el potencial de convertirse en una fuerza imparable. El enjambre se compone por un grupo de unas diez personas que van juntas sobre sus bicis, con la determinación de transformarse en herramientas de resistencia. La clave para el éxito es construir la confianza con la bicicleta para poder llevar a cabo coreografías de movimientos. Hackers de la bicicleta, soldadores, activistas, artistas e ingenieras trabajaron juntos construyendo el bike bloc en la Fábrica de Caramelos, un centro social en el barrio de Norrebro. Se enseñó a soldar y se hicieron talleres cada día aprendiendo a fluir conjuntamente por las calles, a desarrollar estrategias y tomando siempre las decisiones por consenso.

También contaban en Copenhague con el Double Double Trouble, de 2 bicicletas de alto, con sus marcos soldadas entre sí, 2 ruedas y un carro en medio. Estaba destinado al transporte de personas, enseres, etc. La idea del bike bloc era poder crear su propia clase de mitología o al menos intentarlo progresivamente captando, como decían, la imaginación de la gente, tratando de diseñar nuevas formas de desobediencia civil y de diversión crítica, eficaz y hermosa.

Las Critical Mass

Otra referencia indiscutible para el BiciPikete es la Critical Mass. La Masa Crítica es una celebración ciclista que tiene lugar todos los meses en numerosas ciudades del mundo. Su finalidad es reivindicar una mayor presencia de las bicicletas en las ciudades para reducir las molestias que causa el tráfico motorizado: ruido, contaminación, atascos, inseguridad... Además de ciclistas también suelen participar patinadores. La denominación proviene del concepto sociológico homónimo, que hace referencia al número de individuos involucrados en un fenómeno a partir del cual éste adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer por sí mismo.

El término Masa Crítica nace a partir de un fenómeno observado en China: en los cruces sin semáforos, los ciclistas se van acumulando hasta llegar a un número tal que les permite cruzar sin riesgo. El fenómeno fue dado a conocer en el documental Return of the Scorcher (1992) del director y ciclista Ted White. Las primeras celebraciones de la Masa Crítica tuvieron lugar en San Francisco (EEUU) en 1992. En un primer momento acudieron tan sólo 58 personas, pero en menos de un año ya eran unos 500. En origen se llamaron Commute Clot, pero enseguida se cambió el nombre al actual. Posteriormente el movimiento comenzó a extenderse por el resto del país y del mundo. En mayo del 2004 la celebración de Nueva York coincidió con la convención del Partido Republicano, lo que provocó enfrentamientos entre la policía y los participantes, siendo arrestados varios ciclistas.

Este término está relacionado con teorías sociales que dicen que una revolución social es factible cuando se alcanza una cierta cantidad, una masa crítica, de apoyo popular. Se han pronunciado diversas opiniones sobre si se debe solicitar permiso a las autoridades como en el caso de una manifestación, pero en general el consenso es que no es conveniente que se haga, pues el tráfico de bicicletas debe considerarse algo tan normal como el de vehículos a motor. Concepto éste que adopta también ahora el BiciPikete.

La masa crítica se diferencia de muchos otros movimientos sociales en su carácter rizomático, en la ausencia de una estructura jerárquica. La masa crítica se llama a veces una coincidencia organizada. La naturaleza desorganizada del acontecimiento permite que escape en gran parte de la represión por las autoridades que pueden ver los paseos como formas de protesta organizada. Además, el movimiento está libre de los costes estructurales asociados a una organización centralizada. Habitualmente las rutas son decididas por consenso espontáneamente, justo antes de comenzarlas. También el término xerocracy fue acuñado para describir un proceso por el cual la ruta para una masa crítica puede ser decidida por cualquier persona que elabore su propio mapa y lo distribuya al resto de participantes en la masa, así es la democracia a pedales.


JPEG - 15.6 KB

Salida del BiciPikete: Miércoles 29 de septiembre de 2010, a las 7 h. de la mañana (máxima puntualidad) desde la Plza. de Los Sitios de Zaragoza. Se anima a decorar tu bici, vestir chaleco reflectante y llevar almuerzo.

- Listado de actos en Aragón con motivo de la Huelga General

Comenta este artículo   Volver arriba

Nota: los comentarios ofensivos podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación

   

Comentarios


Volver arriba
Volver a la página Principal
Ver comentarios
Spip Sitio desarrollado con SPIP v1.9.2 , un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons, mientras no se indique otra cosa.